Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘nutrición’

Demasiada carne

Por M. S. Capdevila

Son muchos los alimentos que, en distinto grado y según su dosis y modo de preparación, producen cáncer. El reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud no ha hecho sino concretar más algunos aspectos suyos en lo relativo a la carne, rompiendo –y eso es muy importante- el muro de intereses que intentaban disimularlo.

245863-620-465La industria cárnica ha cuadriplicado su producción en cincuenta años, a costa de “cultivar” una carne con productos muy perjudiciales para la salud, tanto respecto al cáncer como a otras enfermedades. Ha propagado la idea insana de que hay que comer carne en cantidades antes impensables.

Esto produce una erosión acelerada de los suelos, obliga a labrar otros nuevos y desgasta nuestra única Tierra. Un mismo terreno produce de diez a veinte veces más proteínas vegetales que animales.  La cría de ganado consume la mitad de los cereales y agua del mundo. Una dieta a base de carne cuesta el triple. También agrava la desnutrición de una gran parte de la humanidad.

De ahí que por mi salud, por mi economía, por mi planeta y por solidaridad con los demás y también con los animales  -criados en forma bárbara para el matadero- procuro, desde que fui tomando conciencia de estos hechos, consumir menos carne que la que mi ambiente me habían inducido a comer y que de tantas maneras nos perjudica, directa o indirectamente, a todos.

El Open de Tenis de Madrid menosprecia a los celíacos

Por Amaya Granado

El sábado pasado estuve con mi hijo celíaco en el Open de Tenis de Madrid. Cuando adquirí las entradas, claramente especifican que no se puede meter ningún tipo de comida y/o bebida, por lo que yo no me llevé nada para el niño. Tampoco permiten salir fuera del recinto para ir a comer y luego volver.

Una niña comiendo alimentos aptos para celiacos (ARCHIVO)

Una niña comiendo alimentos aptos para celíacos. (ARCHIVO)

Cuando llegué eché un ojo por los puestos de comida y son eran hamburguesas, bocatas, etc…  Fui al punto de información a preguntar. Estaba el responsable y él me dijo que no me preocupara que los stands estaban preparados y que abajo en el restaurante SetBall, también.

Llegó la hora de comer y como era lógico, los stands me dijeron que “no”. Fuimos al restaurante y otro “no”. Y subí de nuevo a información: el responsable seguía insistiendo en el restaurante SetBall y tuvo que bajar él personalmente para cerciorarse.

Al cabo de un rato vino y dijo que me sacaba un menú del restaurante de empleados ¿para mi hijo? Esa no era la solución. No creo que mi niño haya sido el único celíaco en pasar por allí.

También me dijo el encargado que si yo hubiera enviado un email a la organización, me hubieran autorizado a llevar mi comida. Y me pregunto: ¿esto tengo que adivinarlo? Porque bien claro dejan en la web y en las entradas que no se puede acceder con ningún tipo de alimento. Si hay algún tipo de excepción para entrar alimentos, debería quedar igualmente bien reflejado, ¿no?

Si prohíben la entrada de alimentos, deben asegurarse de tener dieta apta para este tipo de alergias/intolerancias. La dieta sin gluten no es un capricho, es una enfermedad y la organización de este evento ha demostrado un absoluto menosprecio para estos colectivos.

Me gustaría me indicarais si de algún modo puedo poner una reclamación o algo directamente a la Comunidad de Madrid para que realmente hagan algo con esto.

Al final, uno de los stands, Raza Nostra, nos sirvió la carne de hamburguesa sin pan y las patatas fritas también. Me dijeron que la freidora era sólo para patatas. Incluso a la hora de hacer el menú de Ismael, mi hijo, la chica que iba a manipular se cambió los guantes.

El hambre retrocede, el mundo avanza

Por Olivier Longué, Director General de Acción contra el Hambre

Uno de cada ocho habitantes sufren inseguridad alimentaria. (ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE)

Uno de cada ocho habitantes sufren inseguridad alimentaria. (ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE)

Este martes nos hemos despertado con la mejor de las noticias posibles: 124 millones de hambrientos menos que hace una década. 63 países han logrado cumplir el primer objetivo del milenio.

Es un logro de todos: de los investigadores que han dado pasos de gigante en los avances para curar la desnutrición, de quienes trabajamos día a día sobre el terreno para que estos avances lleguen a los niños, mujeres y hombres que los necesitan, de los ciudadanos que no han recortado en solidaridad en tiempos difíciles y de los gobiernos que han apostado, en regiones como América Latina, por invertir en nutrición como una vía directa al desarrollo.

No obstante, 805 millones de personas siguen viviendo con hambre y esto es inaceptable en un mundo que produce suficientes alimentos para todos. Ahora que sabemos que es posible, ahora que estamos en la buena dirección, es hora de acelerar el paso.

Ha llegado el momento. Somos la generación que puede acabar con el hambre.