Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘ejercito’

Esclavización medieval en pleno siglo XXI

Por Chierel Durán Balleras

Escena de un documental sobre terrorismo (Lower Saxony/EFE).

Escena de un documental sobre terrorismo (Lower Saxony/EFE).

Siria e Irak ya están controlados. Oriente próximo y Europa aterrorizados. Estamos frente al ejército terrorista del Daesh, que en tan poco tiempo han podido hacerse con la luz de miles de niños, hombres y mujeres. Todas las minorías religiosas son sometidas bajo la esclavización impuesta por los milicianos de este ejército.

Convertirse o morir, son las dos únicas opciones con las que miles de personas optan hoy en día. Sin embargo parece que estos terribles hechos que se repiten a diario deben de ser noticia cada día en los medios de comunicación para llevarnos, por unos segundos, frente a esta triste realidad.

¿A qué tenemos miedo? ¿Al terrorismo, o bien a todo lo que hay detrás de él? Podríamos estar horas citando cada una de las historias de estas personas víctimas de ser compradas, violadas, maltratadas, intercambiadas… Pero no es un momento para empatizar, ni mucho menos para dejar que la gente siga muriendo en vano, y no tan lejos de nosotros.

Un general infrecuente

Por Agustín Arroyo Carro

b5b6b052c8c1568e8702c9cabbd4dd8f

El general José Julio Rodríguez, compareciendo ante los medios (EFE).

El general José Julio Rodríguez, exjefe de la JEMAD, ha sido fichado por Podemos para encabezar como número 2 las listas al Congreso por Zaragoza. Este hecho ha levantado ronchones en la coriácea piel electoral de toda la derecha española; no se lo esperaban, claro.

Parece que los jefes y oficiales del Ejército no pueden tener pensamientos e ideología de izquierda. La vieja y herrumbrosa derecha relaciona a los altos mandos del Ejército todavía con el extinto Ejército franquista. Los jefes y oficiales del Ejército español tienen ideas políticas, aunque no las puedan manifestar en su profesión.

Ahora le llueven las críticas y reproches del bando que identifica a todo el Ejército con su propia ideología conservadora. Posiblemente les hubiera gustado mucho más que se hubiese sumado a sus filas como baza electoral. No ha sido así.

En el siglo XIX y XX hubo importantes militares progresistas de izquierda, y muchos de ellos dieron su vida y fueron ejecutados vilmente por apoyar y ser leales al gobierno legítimo de la II República. La necesidad de profundos cambios en España también crepita en las mentes y cerebros de nuestros militares, y algunos piensan, legítimamente, que se debe hacer desde una izquierda joven, fresca, preparada, impoluta y con ganas de acabar con la corrupción y las viejas prácticas partitocráticas llenas de lastres y muchas telarañas casi fósiles. No pasa nada.

Tras el accidente del helicóptero español: ¿Qué pasa en el Ejército?

Por Alberto Becerra Montero
Helicóptero Súper Puma del SAR, similar al siniestrado.

Helicóptero Súper Puma del SAR, similar al siniestrado. (EFE)

La muerte de tres militares por accidente en un helicóptero nos obliga a preguntarnos qué pasa en el Ejército, donde esas muertes se repiten.  Baste recordar que uno de los muertos había sobrevivido ya a dos accidentes. “Los militares vuelan con chatarras”, denuncia el padre de un militar muerto. Los aparatos son reparados con piezas usadas y les falta elementos esenciales de seguridad.

¿Qué menos que defender a los encargados de defendernos? ¿Cómo es posible que ocurra eso cuando el presupuesto militar, ya elevado, es aprobado sin problemas en el Congreso… y después se dispara, año tras año, de unos 7.000 a 28.000, cuatro veces más?
El ministro Morenés, intermediario en el negocio de las armas, debería encontrar modos de mejorar la calidad del armamento y bajar los costes, pero las cifras de muertos y euros muestran todo lo contrario.

“¡No estuvimos en Irak!”

Foto de las Azores

Aznar junto a Tony Blair y George Bush en la foto de las Azores. (ARCHIVO)

Por Agustín Arroyo Carro

Ésta era la frase que enfatizaba, de forma categórica, Esperanza Aguirre ante diversos medios de comunicación cuando Blair pidió perdón por participar en la invasión y guerra de Irak. La famosa foto de las Azores con Bush, Blair, Aznar, y Joao Barroso como anfitrión no se nos borra de la memoria. Blair ha tardado 12 largos años en pedir perdón a los británicos. Y ahora muchísimos españoles se preguntan, con toda la legitimidad, ante aquel deplorable engaño de la “existencia de armas de destrucción masiva” de Aznar.

¿Cuándo pedirá disculpas este señor? Yo creo que nunca, conociendo su berroqueña soberbia y engreimiento patético. España no sólo mandó unos 2.000 soldados, sino que puso a disposición de sus aliados las bases militares españolas como apoyo logístico.

Si no estuvimos en Irak, ¿por qué atentaron las células de Al Qaeda contra los trenes de Madrid que segaron 191 vidas y cientos de heridos? La presencia de Aznar en aquella fecha histórica fue de bochornosa comparsa; un tonto útil, un personaje autopropulsado para salir en una foto como las de Potsdam o Yalta.

Las consecuencias de aquella intervención, basada en la más flagrante mentira, ha desestabilizado mucho más la zona, dando pábulo al ISIS y al yihadismo. Aquella pose fotográfica de Aznar nos costó mucha sangre, dolor y resentimiento. Pero que nadie se engañe, ¡no estuvimos en Irak!

Problemas en el Ejército español

Por Juan Gómez Vadillo

Se acaba de descubrir un alijo de 127 kilos de cocaína en el buque escuela de la Armada y ya hay varios detenidos. Hace pocos días ha tenido que renunciar al Ejército la única mujer capitán, tras ganar un juicio por acoso sexual, pero víctima después del vacío de demasiados “compañeros” machistas.

Militares del Ejército español. (ARCHIVO)

Militares del Ejército español. (ARCHIVO)

Escándalos menos conocidos, por un miedo antipatriótico de quienes debieran darlos a conocer son, por ejemplo, los de un submarino que se hunde… para siempre, por su excesivo peso; o unos tanques cuyo peso impide sean aerotransportados, y tan lentos que apenas llegarían a Andorra.

¿Y qué decir de un agujero de 26.000 millones de euros, una vez y media superior al de Bankia, que tan funestas consecuencias tuvo para nuestra crisis económica?

Se ha creado así, como afirma un conocido periodista, una auténtica amenaza para la economía e incluso para la seguridad nacional, que debiera inquietar a todos los patriotas de verdad.

Un teniente ha escrito un libro sobre la corrupción militar… y el único que ha entrado en la cárcel ha sido ese mismo denunciante, estos días en huelga de hambre. ¿Quién defenderá a España de tantos defensores suyos, es decir, de sí mismos y de su mal hacer?

Israel-Palestina: Límites al derecho a defenderse

Por Óscar Martín García

Defenderse de una agresión, ejerciendo el derecho a la legítima defensa, es una acción natural y lógica para garantizar tu integridad física. Pero como cualquier derecho, no puede ejercerse de manera absoluta. La legitimidad del derecho a defenderse se asienta en la proporcionalidad de la respuesta, imaginen lo demencial que sería reconocer legítima defensa si en respuesta a una bofetada le descerrajamos dos tiros en la cara al agresor. El gobierno israelí, alega su legítimo derecho a defenderse de los ataques de Hamás para ejecutar su “Operación Margen Protector”, una intervención militar que ha provocado y continúa provocando la muerte de decenas de niños y de personas culpables únicamente de ser palestinos y malvivir en Gaza y que convierte en objetivos militares a hospitales, ambulancias o centros de Naciones Unidas es, al menos es lo que nos dice la razón, una respuesta desproporcionada y por tanto debería reputarse como ilegítima.

Una mujer palestina huye del barrio de Al Shejaeiya, en el este de Gaza. (EFE)

Una mujer palestina huye del barrio de Al Shejaeiya, en el este de Gaza. (EFE)

La Comunidad Internacional debe presionar al Gobierno de Israel para que ordene el cese inmediato de los ataques sobre Gaza y obligar a Hamás a detener el lanzamiento de proyectiles sobre territorio israelí y no deteniéndose ahí, debe impulsar nuevas rondas de negociaciones multilaterales que permitan iniciar el camino hacia la paz definitiva para que dejen de morir inocentes en Israel y en Palestina. Los honestos y castigados pueblos judío y palestino se merecen vivir en su tierra libres y sin miedo. Ayudémosles.

Discriminado por los tatuajes

Por Juan Antonio Puertas Berenguer

Me gustaría hablarles sobre un tema que, en un principio puede parecer una tontería, y es, sin embargo otro tipo de discriminación más.

En este país en el que se ha puesto de moda lo que es políticamente correcto, y se defiende a capa y espada la igualdad y la tolerancia la gente como yo, con tatuajes, nos encontramos trabas continuas a la hora de buscar trabajo, os cuento mi historia:

Soy un chico de 21 años y que por temas económicos en mi familia con 16 años tuve que dejar de estudiar y empezar a trabajar, y en ese tiempo, vi oportuno hacerme un tatuaje en el antebrazo, desde entonces hasta el día de hoy ha llovido mucho, y no me malinterpretéis, no me arrepiento de mis tatuajes (porque tengo mas de uno).tatuaje

Pues bien mi problema viene cuando, desde hace casi 6 meses que no encuentro trabajo, y decidí prepararme la prueba de acceso para el ejercito, miré en la web de las fuerzas armadas españolas, rellené todos los campos y me dieron cita para hacer la prueba, cuando vi que me aceptaron incluso me hizo ilusión.
Una semana después, al ir a hacer la prueba, justo en la puerta, me encontré con un soldado, de la legión para ser mas exactos, y al verme me digo que no podría hacer la prueba por mis tatuajes. Ahí fue donde me enteré, resulta que desde hace año y medio no esta permitido que se vean los tatuajes con cualquiera de los uniformes. Yo lo único que leí acerca de los tatuajes en el ejercito es que no debía se ofensivos para ninguna creencia ni tampoco racistas.

Y, si, mucha gente me dirá, ¿por qué te los hiciste? Pues sinceramente, creo que cada uno es libre de expresarse como quiera siempre y cuando no dañe a nadie, y que yo sepa mis tatuajes no hacen daño a ninguna criatura del mundo.

Si, en pleno siglo XXI aun hay discriminación por ser diferente, y no solo en las calles, sino también en las instituciones públicas. Repito, en un país en el que se predica con la tolerancia y el respeto mutuo aun no entiendo como existen normas así, porque… a pesar de lo que parezca, mucha gente con tatuajes no somos yonkis, criminales, o ex convictos, somos gente normal que lo único que queremos es buscar un trabajo y vivir.

La Guerra Caliente

Por Francisco Pineda Zamorano

Pensar que la Guerra Fría terminó con la caída del muro de Berlín es, simplemente, de bienintencionados. Es cierto que desapareció el bloque socialista soviético y con ello quedaron abiertas todas las opciones para el desarrollo del otro bloque, el capitalista, eufemísticamente llamado occidental. Pero en pocos años pudimos comprobar que la guerra fría iba tornándose en guerra caliente con un gran número de conflictos armados que han mantenido y mantienen nuestro planeta en guerra permanente.

En estos momentos, Ucrania se convierte en epicentro de la lucha de poder de los bloques. Todo parece apuntar a un desenlace de guerra civil a las puertas de Europa permaneciendo la Unión Europea agazapada por sus necesidades del gas ruso. Pero los conflictos no han cesado en otras partes del mundo: Afganistán, Irak, Líbano, Palestina, Siria, República Centroafricana, Sudán del Sur, Congo, Colombia, Corea, Egipto y otros de baja intensidad que afectan fundamentalmente al continente africano.

Si la consigna en la Guerra Fría era dotarse de mayores arsenales para persuadir al enemigo y ambos bloques se pertrecharon de material atómico suficiente para hacer desaparecer la Tierra cien veces, en la Guerra Caliente actual lo que prima son los intereses económicos por encima de todos los demás, con unos beneficios extraordinarios para las empresas armamentísticas que hacen su agosto particular.

Dos manifestantes prorrusos vigilan un punto de control cerca de Krasnyi Liman, Donetsk, Ucrania. (Evgeniy Maloletka / EFE)

Dos manifestantes prorrusos vigilan un punto de control cerca de Krasnyi Liman, Donetsk, Ucrania. (Evgeniy Maloletka / EFE)

Lo que ha cambiado en el tablero son los actores. Hoy intervienen muchos más que entonces: China, que está comprando tierras en medio mundo, sobre todo América Latina y África; Rusia, que aprovecha su poderío en recursos naturales para poner en jaque; países emergentes como Brasil, India, Sudáfrica e Indonesia que juegan sus cartas cada vez más potentes. En medio, como siempre, los países empobrecidos que sufren en su territorio y con su gente los intereses de unos y otros por hacerse con sus riquezas, poniendo en peligro permanente la estabilidad política, social y económica, abortando las opciones de desarrollo real y la aplicación de estrategias basadas en las políticas públicas.

Es cierto que el final de la Guerra Fría ha alejado (momentáneamente) el peligro de un conflicto nuclear, pero no lo es menos que los arsenales siguen intactos, renovados y listos para ser utilizados en cualquier momento. Mientras tanto, continuarán jugando a las guerras de sus intereses particulares, considerando a la mayoría silenciosa mundial como simples peones a utilizar en un diseño malvado de ignominia y desesperación.

Los organismos internacionales, especialmente Naciones Unidas, ya no son garantía de nada. Hemos visto cómo pasan de puntillas sobre conflictos muy graves y sólo han cumplido bien con su misión de asistencia humanitaria a desplazados y víctimas de los conflictos. Es decir, la plasmación de su misión sería la correspondiente a una gran ONG mundial, más que a un estamento vigilante del cumplimiento de los derechos humanos, la paz y el desarrollo mundial.

¿Qué espera el FMI para ayudar a Egipto?

Por Patxi Aznar

Disturbios en EgiptoEl golpe militar dado en Egipto ha dejado muy claro que además de la ruina económica del país, Egipto tiene un gravísimo problema con su Ejército, pues piensa que está por encima del pueblo, aunque haya mucha gente que está indignada.

Desde que los Hermanos Musulmanes hace ahora un año entraron en el Gobierno, desde el exterior, no se les ha ayudado, ya que no se les han concedido los préstamos solicitados para relanzar la economía del país. El ahogo exterior por la falta de ayudas ha empobrecido si cabe todavía más la depauperada economía que encontraron los Hermanos Musulmanes. Esto ha sido, según mi entender, el principal detonante del descontento social. Entonces la pregunta es: ¿Qué espera pues el Fondo Monetario Internacional (FMI) para ayudar a una joven democracia?

Egipto, comparado con otros países con ambiente prebélico tiene una cosa a su favor: por el lugar donde se encuentra, frontera con Israel, no interesa que sea un país convulso. De todas formas, si alguna mente iluminada en Occidente pensó que sacando al Ejército a la calle, estaba todo controlado, nada más lejos de la realidad.

El golpe de Estado de un ejército, cuyos verdaderos intereses son por lo menos confusos, no creo que pueda dominar una posible rebelión, pues entre otras cosas el pueblo egipcio ya sabe bastante de lucha, pero sobre todo, una parte importante de él, tiene claro que es soberano, y que no va a permitir que ningún ejército se interponga en sus decisiones.

Triste es que en Occidente se llenen la boca alabando la democracia y cuando no es del gusto no se le ayuda. Por ello, tengo claro que si se quiere evitar una guerra, el Ejército debería pedir perdón y el legítimo presidente debería seguir en el poder, además se les debería de facilitar a los egipcios la ayuda pedida.

Los nazis y el PP

Por José Antonio Pozo Maqueda

María de los Llanos de LunaMientras la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se dedica a insultar a los que practican escraches, tildándolos de nazis, una compañera de su partido, la delegada del Gobierno en Cataluña, María de los Llanos de Luna, se dedica a entregar un diploma a la División Azul, una unidad, que como todos sabemos, luchó en el frente ruso junto a los nazis en la II Guerra Mundial. Para más inri, el miembro de la Hermandad de Combatientes de la División Azul al que le entregaron el diploma por asistir al homenaje de la Guardia Civil, acudió –ni corto ni perezoso- embutido en una camisa azul –falangista- y tocado de boina roja, distintivo de carlistas, requetés y tradicionalistas. Huelgan comentarios.