Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘aznar’

“¡No estuvimos en Irak!”

Foto de las Azores

Aznar junto a Tony Blair y George Bush en la foto de las Azores. (ARCHIVO)

Por Agustín Arroyo Carro

Ésta era la frase que enfatizaba, de forma categórica, Esperanza Aguirre ante diversos medios de comunicación cuando Blair pidió perdón por participar en la invasión y guerra de Irak. La famosa foto de las Azores con Bush, Blair, Aznar, y Joao Barroso como anfitrión no se nos borra de la memoria. Blair ha tardado 12 largos años en pedir perdón a los británicos. Y ahora muchísimos españoles se preguntan, con toda la legitimidad, ante aquel deplorable engaño de la “existencia de armas de destrucción masiva” de Aznar.

¿Cuándo pedirá disculpas este señor? Yo creo que nunca, conociendo su berroqueña soberbia y engreimiento patético. España no sólo mandó unos 2.000 soldados, sino que puso a disposición de sus aliados las bases militares españolas como apoyo logístico.

Si no estuvimos en Irak, ¿por qué atentaron las células de Al Qaeda contra los trenes de Madrid que segaron 191 vidas y cientos de heridos? La presencia de Aznar en aquella fecha histórica fue de bochornosa comparsa; un tonto útil, un personaje autopropulsado para salir en una foto como las de Potsdam o Yalta.

Las consecuencias de aquella intervención, basada en la más flagrante mentira, ha desestabilizado mucho más la zona, dando pábulo al ISIS y al yihadismo. Aquella pose fotográfica de Aznar nos costó mucha sangre, dolor y resentimiento. Pero que nadie se engañe, ¡no estuvimos en Irak!

El polémico máster en liderazgo de Aznar

Por Francisco Javier España Moscoso

Estoy seguro de que habrá quien lo haga y lo pague, nada menos que 18.000 euros más los gastos de estancia y manutención, para recibir una lección magistral de caudillaje, perdón, liderazgo, al más puro estilo Aznar. Como ya pasara con Nueva Rumasa, hay quien personaliza los milagros económicos y, claro, luego vienen los desengaños.

Aznar presenta el Instituto Atlántico de Gobierno (ATLAS)

Aznar presenta el Instituto Atlántico de Gobierno (ATLAS)

Mi pregunta es: ¿Cuántas familias de bien se empeñarán hasta las cejas para pagarle a su hijo o hija el susodicho máster en la creencia de que en el futuro se puedan desenvolver como el yerno del mismísimo Aznar?

La frustración vendrá cuando al acabar el curso se den cuenta que en lo único que se han convertido es en unos “nicolasillos” a la espera de que caiga algún incauto. Eso sí, para mitigar aquello de “sarna con gusto no pica”, los alumnos recibirán un welcome pack con una dedicatoria firmada por el expresidente, un almanaque de 2015 con las mejores fotos del “Trío de las Azores” y un bigotillo postizo pensado para recrear ante el espejo los mejores gestos del José María Aznar, “mire usted”.

Aznar, el vengativo

Por Agustín Arroyo

El expresidente del gobierno José María Aznar. (Javier Etxezarreta/EFE)

El expresidente del gobierno José María Aznar. (Javier Etxezarreta/EFE)

Realmente tomó nota. Aznar anuncia que no asistirá al próximo Congreso del PP en Valladolid. Será la primera vez que el Presidente de honor de la formación conservadora no haga acto de presencia en este tipo de actos. El desplante tan clamoroso que sufrió por parte de todos los miembros del actual Ejecutivo que no acudieron a la presentación de su 2º libro de memorias, lo soportó con el ceño fruncido y un cierto rictus de amargura.

Aznar se cree imprescindible en el partido y además está convencido de que toda la plana mayor de sus conmilitones le debe cumplida y obligada pleitesía sine die. Pasa por alto que su papel como expresidente del Gobierno cada vez es más molesto por las veladas alusiones a su desencanto con la deriva de Rajoy. Es palpable y notorio que hay poca química entre ellos, más bien resquemor y tiranteces. La excusa de su viaje a Filipinas no empaña ni oculta el progresivo distanciamiento entre ambos. Aznar estaría encantado, al menos en su hipertrofiado ego interno, si una parte significativa del partido le pidiese su vuelta ante el descalabro electoral que auguran varios medios y ciertas encuestas.

Su henchida soberbia le permite desde FAES seguir manejando hilos y resortes axiales en la estructura orgánica del Partido Popular. Las voces disidentes entre algunos de los barones en varios temas no dejan de anunciar una tormenta interna que se saldará con excluídos, desencantados, damnificados, amén de proscritos y renegados huidos a otras formaciones nuevas o ya existentes. Alguien habla de una posible repetición del final de UCD tras su segundo mandato en 1979 hasta 1982. Creo que es exagerado e irreal. No obstante la situación, sin Aznar o con él, no deja de ser muy delicada para un partido que no consigue remontar las peligrosas cifras de desempleo que sufre España y la juventud española. La propia deriva más lejana al centrismo del PP, le coloca en una situación de mesianismo ridículo y esencialista que cada vez convence a menos gente y esto, por supuesto, le pasará una fuerte factura electoral.

Aznar y ‘El honor de los Prizzi’

Por Francisco Javier España Moscoso

El caso es que deberíamos echarnos a temblar cada vez que José María Aznar anuncia acciones legales, y si no que se lo pregunten a María Teresa Campos, que ya es 60.000 euros más pobre desde que el Supremo confirmó una sentencia anterior por intromisión al honor del ínclito ex presidente. Perdón…, ¿honor?, ¿qué honor?

El expresidente del Gobierno, José Mª Aznar (Juan Carlos Hidalgo / EFE)

El expresidente del Gobierno, José Mª Aznar (Juan Carlos Hidalgo / EFE)

Sr. Aznar, los correos de Miguel Blesa dejan una evidencia clara: que usted no duda ni un instante a la hora de cobrarse favores pretéritos, sobre todo cuando el que paga es un caja de ahorros y además en quiebra; y de ahí que tenga dudas sobre la honra que reivindica, a no ser que se refiera a ese rancio honor que exhalan las familias mafiosas de New York, ambientado de forma magistral por John Huston en la película El honor de los Prizzi. Pero en contraste con la sutileza de sus correos, los de su hijo, también retratado en este affaire, rezuman más bien una actitud sectaria e intimidante, algo más propio de las películas de Martin Scorsese o de Quentin Tarantino; y es que lo suyo, sr. Aznar, más tarde o más temprano será llevado al cine.

Fidalgo apoya a Aznar

Por Martín Sagrera

Se ha destacado –es verdad que no había mucho donde escoger– el apoyo de Fidalgo a Aznar en la presentación de sus memorias. Ya, tras presidir CCOO,  el “sindicalista” –no se ha señalado sino en ese empleo-no tuvo empacho en incorporarse de inmediato –no hay plazos legales- a la FAES. Todo el mundo puede cambiar de opinión.

Fidalgo, Piqué y Aznar

Fidalgo, Piqué y Aznar

Lo grave, gravísimo, es que tras ese cambio -tan visible muchos años antes, cuando apoyó a Aznar, rompiendo incluso el acuerdo sindical con UGT sobre la guerra de Irak, rechazada por el 93% de la ciudadanía-,  siguiera, traidor hasta la médula, manipulando CCOO, incluso cuando unos obreros muy vendidos por él a la patronal le apalearon un Primero de Mayo.

El daño continúa. Recordemos que cuando perdió el mando fue sólo por un estrecho  margen de votos, lo que prueba cuantos cómplices y pesebreros tenía en la misma cúpula del sindicato, y muchos siguen en él. Yo soy autónomo, pero como miembro de una asociación antitabáquica soy testigo de cómo nos despreció públicamente cuando, en una manifestación, le pedimos que no fumara ante las cámaras, mostrando así su desprecio ante los ciudadanos, la salud pública y su profesión de médico. Dime con quién andas, y te diré quién eres.

Aznar, o el colmo del narcisismo

Por Francisco Javier España Moscoso

Espejito, espejito …¿quién es el expresidente más apuesto de este país? Y este es el resumen de la presentación del libro de memorias del ínclito Aznar. Ahora bien, no es menos bochornosa la acumulación de pelotas alrededor de la que podríamos calificar como la mayor expresión de vanidad política jamás interpretada. Y es que a la “cla” no faltó casi nadie; un famoso y babeante periodista radiofónico como maestro de ceremonias; una expresidenta de comunidad autónoma que nunca dejó de ser marquesa, repartiendo sonrisas; otro “ex” que la ha sido de casi todo, sobre todo en materias económicas y que se ha dejado ver henchido de orgullo a pesar del pufo dejado en su último empleo; varios ministros y exministros metidos a palmeros y un presidente de Gobierno con cara de circunstancias, que pintaba lo mismo ahí, que en las Cumbres Europeas de Presidentes; y cómo no, en el capítulo de despropósitos verbales pudimos ver a un incontenible Aznar que como el Cid Campeador, seguía matando moros después de muerto. Lo dicho un ejercicio de narcisismo aliñado por vergonzosas adhesiones inquebrantables de los que siempre han sido, son y serán los dueños del chiringuito. Nota a destacar, a la salida del acto Aznar no salió bajo palio; ¡uff!…, menos mal.