BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

En defensa de la palabra

Por Enrique Chicote

Gallardón, Sáenz de Santamaría y Rajoy, en el Congreso. (EP)

Gallardón, Sáenz de Santamaría y Rajoy, en el Congreso de los Diputados. (EP)

En España, tan grave está siendo el deterioro de las condiciones sociales como la devaluación de la palabra y su uso torticero. Nuestros políticos han hecho diabluras para que esto sea así. ¿Cuántas veces les hemos oído decir “digo” donde dijeron “Diego” solo unas horas antes y quedarse tan tranquilos? Una de sus prácticas habituales es negar la evidencia cuando el asunto les es desfavorable y amplificarla hasta hacerla irreconocible cuando les reporta algún beneficio. A menudo se premian unos a otros con palmadas en la espalda después de llenar el discurso del día de palabrería vana.

No les importa ampliar, cada vez más, el trecho que va del dicho al hecho, porque piensan que todo se lo perdonaremos si consiguen meternos más euros en el bolsillo. Lo peligroso es que el mal está calando en el cuerpo social y el embuste goza de mayor indulgencia. ¡Qué lejos quedan aquellos tiempos en los que la palabra merecía respeto!

1 comentario

  1. Dice ser javier

    Si se desprecia el uso de tu propia lengua, también poco valor se le dará a la palabra dada.
    Tres veces en una semana oigo a dos ministros decir:
    “Estoy seguro que….”
    Y otras cosas.

    02 febrero 2014 | 20:01

Los comentarios están cerrados.