10 curiosidades que no sabías sobre ‘Tiburón’

¿Recordáis cuando de críos vimos Tiburón y medio planeta le pilló miedo al agua? La primera, ¿eh? No esas porquerías que se hicieron después, que ni Fast & Furious ha dado tanto por saco.

Cuarenta y seis años después de su estreno, Tiburón sigue siendo considerada la mejor película jamás hecha sobre tiburones. Según la crítica, posee “una narración convincente, bien elaborada, y un sentido del terror juicioso”. Según mi primo, “yo no me vuelvo a bañar nunca más”. Cada uno saca sus conclusiones de esta película, basada en la novela de Peter Benchley, que llevó un tiburón a la costa de Amity en 1975.

tiburón1

Hoy os traigo 10 curiosidades que -probablemente- no sabíais sobre Tiburón.

1. Los productores querían entrenar a un tiburón real.

Tal vez porque era la década de los ’70 y había quien pensaba que todo podía hacerse en nombre del arte, originalmente los productores pretendían entrenar a un gran tiburón blanco real. No tardaron en darse cuenta de aquello era una imposibilidad biológica, y entonces Spielberg decidió construir sus tres tiburones robóticos gigantes, a 250,000$ por pez.

2. El primer director no fue Steven Spielberg

Spielberg llegó como segunda opción; el director original fue Dick Richards. Pero lo despidieron después de su primera reunión con los ejecutivos porque estaba todo el rato refiriéndose a “la ballena” en lugar de “al tiburón”. Los ejecutivos le dijeron que “no estaban haciendo Moby Dick” y lo largaron.

 

3. A Spielberg no le gustaron los tiburones

Después de gastarse 750,000 dólares en tres descomunales tiburones robóticos, cuando por fin llegaron al set a Spielberg no le pareció que fueran lo suficientemente reales, por lo que hizo cambios importantes y los eliminó por completo de los primeros 81 minutos de película. En principio parecía que sería un desastre (¿cómo iban a crear miedo sobre el tiburón si no se veía el tiburón?) pero, al final, esto contribuyó de manera accidental y colateral a crear el clima de suspense que tanto caracteriza a la cinta.

4. La famosa “frase improvisada”

Creo que tiene mucho de leyenda, porque, “casualmente”, las frases más famosas de las películas siempre resultan ser fruto de la improvisación. En el caso de Tiburón esta es la frase que Martin le dice a Quint: «Vas a necesitar un barco más grande». Cuentan que Scheider solía improvisar bastantes líneas, y que esta fue una de ellas.

5. A George Lucas casi se lo come un tiburón

Bueno, a ver, entiéndase que hubo un pequeño “accidente” con uno de los robots. Cuando estaban en fase de construcción, Spielberg fue a ver cómo avanzaba el trabajo y llevó consigo a su gran amigo George Lucas y a los también directores Martin Scorsese y John Milius. Cuando estaban en el taller Lucas quiso hacer la “gracia” de meter la cabeza en la boca del tiburón, y Spielberg y Milius accionaron los controles para que el escualo cerrara la boca con Lucas dentro, con la mala suerte de que el robot se rompió y Lucas quedó atrapado dentro. Cuando por fin consiguieron sacarlo, cuentan que en lugar de comprobar los desperfectos que habían causado echaron a correr, huyendo del taller.

 

6. Un secreto a voces: la gente empezó a tener miedo al mar.

En 1975, después del estreno, tuvieron un problema real e importante de histeria colectiva en torno a los tiburones. Aquel verano se registraron cientos de incidentes relacionados con “tiburones” en toda la costa (las dos costas) de EEUU. Entrecomillo tiburones porque habitualmente eran otros animales, normalmente delfines. Ocurrió incluso una dramática tragedia, cuando un cachalote pigmeo se quedó varado en una playa y la gente, convencida de que era un tiburón, lo golpeó hasta matarlo.

7. Dos personajes se reencontraron años después

Esto no es tal cual sobre la película, pero tiene mucha gracia y por eso lo incluyo: una de las escenas más dramáticas de la película es cuando Alex Kintner (un niño) es devorado por el tiburón mientras está nadando en su tabla. Su madre ficticia, interpretada por Lee Fierro, estaba estrenándose en su carrera como actriz de cine (que no fue meteórica, después).

Muchos años después de la película, Fierro fue a comer a una marisquería en Martha’s Vineyard y le llamó la atención un plato de la carta que se llamaba “Bocadillo Alex Kintner”. Ella le comentó al personal que ella había interpretado a la madre de Alex en tiburón, y entonces el personal fue a buscar al dueño del restaurante, que era Jeffrey Voorhees: el que había interpretado a Alex.

madre-e-hijo-tiburon

 

8. La película casi se destruye en un accidente.

Durante la filmación de una de las escenas en que la Orca (el barco) era lanzado por los aires, hubo un accidente y el barco resultó seriamente dañado de verdad; todo se llenó de agua y el barco empezó a hundirse. En medio del caos por salvar actores y equipos hasta que llegaran los botes de seguridad, la película estuvo completamente sumergida en agua de mar. Todos creyeron que se habría destruido, pero al final pudo enviarse en avión a un laboratorio de Nueva York donde pudieron restaurarla. No se perdió ni una toma.

 

9. La mejor actriz de la cinta fue Susan Backlinie: la que muere al principio.

Al principio de la película aparece Chrissie Watkins, una mujer joven bañándose desnuda y a la que vemos siendo arrastrada bajo el agua hasta su muerte.


El equipo quería mucho realismo para esta escena (que tardó tres días en filmarse), y se hizo en dos partes que fueron muy problemáticas para Backlinie:

Para conseguir dar la impresión auténtica de que la mujer estaba siendo arrastrada al fondo, le colgaron dos pesas de 130 kilos de la cintura. Al filmar, dos equipos desde la orilla tiraban las pesas a izquierda y derecha de Susan. Siempre se ha dicho que la expresión de dolor de la actriz era real por el daño que las pesas le hacían en las costillas.

Por si eso no fuera suficiente, el sonido se grabó aparte y se superpuso después a la imagen. Para que la actriz sonara realmente como si se estuviera ahogando, la colocaron en el estudio sentada, con la cabeza echada hacia atrás y la boca abierta y le vertieron agua desde arriba.

 

10. La escena eliminada

La clasificación por edades jugó en contra de la filmación original de Spielberg, que decidió retirar una escena que consideró demasiado violenta (¿más?) y que podría perjudicarles en esa clasificación. Se trata del hombre que es atacado al salvar la vida del hijo de Brody. En la proyección final, solo se muestra la toma en la que se ve el torso siendo arrastrado. En la escena original se veía la secuencia completa, que solo puede verse en el Making of Jaws.

 

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser pilpil

    Dicen que somos inapetentes, para los tiburones.
    No somos de su gusto.
    Somos bichos asquerosos, para su paladar.

    20 abril 2021 | 3:30 pm

  2. Dice ser Angel

    Para mi ….el mayor placer andar descalzo siempre en mi casa …sin calcetines en todo el año …invierno, verano, otoño primavera. A todos nos encanta estar así descalzos…en mi casa.

    20 abril 2021 | 4:01 pm

  3. Dice ser Ivi

    Yo le cogí un miedo tremendo, no quería meterme más de las rodillas. en USA hubo gente que no iba ni a la playa

    20 abril 2021 | 5:54 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.