BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Maneras distintas para la política y para la vida

Anoche seguí el recuento desde el sofá de mi casa, con mi portátil conectado a 20minutos.es (con incursiones a elmundo.es y a elpais.com para comprobar que casi siempre íbamos por delante de ellos). Al mismo tiempo, miraba el televisor y hacía zapping por las distintas cadenas, aunque sin sonido.

Una imagen me sorprendió y me perturbó (y eso que hace años que me echaron de TVE).

Las cámaras de la calle Ferraz enfocaban a Zapatero y a su corte con un plano general obtenido casi al nivel del asfalto.

La tarina-pasarela, de apenas un metro de altura, permitía a Zapatero estrechar las manos de sus fervorosos seguidores.

Las banderas y los brazos alzados impedían a las cámaras darnos una imagen buena y limpia del líder socialista. Las fotos de la prensa de hoy también muestran esas imágenes del líder a la altura de la calle.

Cuando las cadenas conectaban con las cámaras de la calle Génova nos mostraban una plano general contrapicado (de abajo arriba) del líder del PP, obtenido desde la calle hacia las alturas de un balcón impresionante que estaba a varios pisos del suelo. Una gigantesta pancarta azul del PP y muchos metros de altura separaban a Rajoy de sus fervorosos seguidores. Era imposible el contacto físico del líder con sus militantes.

¿Dónde he visto yo esa estética mitinera antes que en la calle Génova?

Me recordó de pronto los discursos de Franco en el balcón del Palacio de Oriente o en la tribuna enorme del desfile de la Victoria. Era la estética fascistoide de los años 30.

Flaco favor le hicieron anoche al pobre Rajoy con esa estética aznarista de la calle Génova.

El vencedor Zapatero estaba cercano y próximo a los suyos, tocándoles con la mano.

El perdedor Rajoy estaba lejano y alto, muy alejado de los suyos.

No sólo físicamente.

Una pena.

El refugio de Dios

FÉLIX OVEJERO LUCAS en El País

10/03/2008

Se ha repetido estos días. Con pequeñas variaciones, se dio también hace unos meses, a propósito de “la manifestación de los obispos” o cuando el Papa, en su encíclica Spe salvi, la emprendió contra la democracia por sus vecindades con el nihilismo. La misma reacción: discutir a los que trafican con las almas el derecho a terciar en los asuntos del mundo. La religión sería algo privado, cosa de cada cual, como la digestión. Mejor, como “ser del Barça”.

Si los clérigos hablan de asuntos mundanos, deben aceptar que otros puedan criticarles

Si juegan, han de aceptar el reglamento, incluidas las burlas. No valen los vetos

Una comparación con problemas. Salvo para iluminados, como el actual presidente del club, “ser del Barça” no requiere participar de una concepción del mundo. Por el contrario, una religión, mal que bien, supone un sistema conceptual con el que abordar el mundo y situar al ser humano en él. Entre otras cosas, conlleva un conjunto de ideas acerca de cómo una vida debe ser vivida. Con esas herramientas, sus practicantes transitan por sus días y, para que su tránsito sea más fluido, aspiran a modelar el mundo, esto es, la vida de todos. No sólo eso. Por lo general, las religiones tienen pretensiones de validez y universalidad. No hay que dramatizar demasiado: al cabo, conozco a muy pocas personas que sostengan que sus propias creencias son incorrectas, que no tienen razones para defender lo que defienden.

Ahora bien, las religiones también aspiran a la infalibilidad. Y esa es ya otra liga. Sobre todo si cuaja en cosas como “el texto de las Sagradas Escrituras es inalterable, su traducción oficial en otra forma de lenguaje, sin el consentimiento previo de la Iglesia autocéfala de Constantinopla, está prohibida”, según reza en la Constitución griega y me entero leyendo un reciente libro de Francisco Laporta.

En realidad, los que lamentan que los obispos se metan en asuntos mundanos, lo que lamentan es que se metan con ellos. Sucede algo parecido con los actores y futbolistas. Cuando opinan igual que nosotros, estamos encantados de su “compromiso”. Cuando no, les recordamos lo de “zapatero a tus zapatos”. Y eso no procede. Si se está dispuesto a alabar al Papa cuando critica la guerra del Golfo, no es de ley remitirlo al departamento de intimidades cuando arremete contra la democracia.

Quien defiende la teología de la liberación por su “compromiso”, tiene que apechugar con las proclamas conservadoras del Vaticano, no menos comprometidas. La acostumbrada trampa de vincular compromiso con tesis progresistas confunde el contenido de las ideas con la disposición a defenderlas. En el mejor de los casos, una confusión conceptual. Otras veces, otra cosa, menos digna. El silencio de los actores “comprometidos” en el festival de San Sebastián sobre lo que pasa en San Sebastián, por ejemplo, es otra cosa.

Pero hay otros dos modos de reexpedir la religión a la intimidad que incluso cuentan con la aquiescencia de religiosos más o menos apocados. Uno consiste en reducir la religión a la sensibilidad moral. Una idea poco clara que, cuando se desbroza, nos deja en las puertas de unas cuantas intuiciones compartidas acerca de lo que está bien y lo queno. Algo la mar de interesante, pero que no cae bajo el negociado de las religiones. Si acaso, bajo el de la biología, según muestran investigaciones que parecen confirmar que los humanos compartimos un conjunto de opiniones morales. Las disposiciones morales, aunque menos divertidas, serían como las sexuales, simple instinto.

Por cierto que, para desconsuelo de filósofos y racionalistas en general, parece que el acuerdo en las prácticas morales no se extiende a los procedimientos que utilizamos para fundamentarlas. Estamos de acuerdo en lo que está bien, pero no en su porqué. En todo caso, no está de más añadir que la religión no parece favorecer el músculo moral. La proporción de criminales con convicciones religiosas se corresponde con la que se da en el conjunto de la población.

El otro modo de remitir la religión a la intimidad apuesta por sustituir la claridad doctrinal de la religión por una vaga “experiencia religiosa” común a todas las religiones. En realidad, los contornos se difuminan tanto, que habría que incluir en el lote desde las ansiedades hipocondríacas de algún personaje de Woody Allen hasta cualquier experiencia psicotrópica medianamente decente. Un mal negocio para quienes gestionan las religiones, sin duda. Pero también un mal negocio intelectual. Siempre es posible, limando aquí y allá, encontrar semejanzas entre las religiones. Prácticamente todas comparten algunas tesis, aunque sólo sean negativas; por ejemplo, que la bondad de una vida no consiste en acumular dinero. Y, por supuesto, siempre cabe atribuirles parejas funciones, empezando por la de dotar de sentido a la vida. Pero eso constituye una magra cosecha, al alcance incluso de los boy scouts.

Las religiones serán insensatas, pero son precisas. Cada una de ellas se perfila según particulares ideas acerca del origen del mal y sobre las terapéuticas para encararlo. Las diferencias no son menudencias. Los cristianos lidian con el pecado, el perdón divino y la reparación; los hinduistas, con la ignorancia y el conocimiento del Brahman; los jainitas, con la dependencia y su liberación; los budistas, con las esencias que perduran y el reconocimiento de la transitoriedad de los estados. Hay que pasar muchas veces la batidora de conceptos si se quiere sostener que todo eso es lo mismo.

Así que nada de circunscribir a quienes mercadean con el más allá a la gestión de la intimidad. Pueden decir lo que quieran. Ahora bien, con todas las consecuencias. Lo que no cabe es que, después de recomendarnos cómo tenemos que vivir, de opinar sobre esto y aquello, cuando se les replica, echen mano del “¡casa!” de los juegos infantiles para sentirse agredidos y reclamar “respeto a sus creencias”.

Si juegan, y, por lo que acabo de decir, no pueden dejar de jugar, han de aceptar el reglamento, incluidas las burlas de buen o mal gusto, como todos, sin que importe que sus practicantes sean uno o un millón. No valen los vetos.

Por supuesto, lo primero es impedir las malas maneras, las coacciones de quienes exigen a los otros que compartan la fe propia para conceder su respeto. No es lo común por aquí, en donde a lo más que se llega es al “soborno del cielo”, del que Borges dijo liberarse, pero conviene avisar. Pero, sobre todo, hay que recordarles que, aunque ellos cimenten sus puntos de vista sobre “valores religiosos”, las únicas razones que pueden hacer circular con los demás han de ser seculares, atendibles por todos. Y en serio, esto es, que si no las encuentran, han de revisar sus juicios, al menos en la arena política, y no invocar un salvoconducto especial para rehuir las demandas de la razón pública. Entonces, sí, a la intimidad, para siempre. Y a no abrir boca.

Félix Ovejero Lucas es profesor de Ética y Economía de la Universidad de Barcelona.

19 comentarios

  1. Dice ser El Tomate Press

    UY! cuanto tiempo sin que JAMS hablara de Franco, casi 4 comentarios.!!Por cierto, en la foto de Zapatero, este se encuentra “levitando”, literalmente, de la alegria.FELICIDADES JAMS !!!!!

    10 Marzo 2008 | 21:25

  2. Dice ser cilindro

    Y yo que creo que al PSOE le da envidia el pedazo de balcón que tienen los populares en Génova, es más, que si pudieran hacer reformas en el edificio harían un balconcito similar. Pero también está la situación del edificio, aunque Ferraz no es una calle muy estrecha, nada que ver con la superesquina, plaza del PP. En definitiva, que un edificio está pensado como para el triunfo, y el otro es como más discreto, segundón. Yo propongo que dadas las cifras de años de gobierno de uno y otro partido desde que se instauró la democracia, “permuten” sus edificios. Así veríamos a ZP de abajo-arriba, como un auténtico lider de masas, “Ave César”…

    10 Marzo 2008 | 22:23

  3. Dice ser guau

    La estética PP siempre ha heredado la caspa entre el casino provinciano y el imperio de oficiales de un cuartel.La del PSOE es mas post-transition.

    10 Marzo 2008 | 22:34

  4. Dice ser Alberto

    Pues yo prefiero a Zapatero verlo cerca del suelo, no que se nos suba a un trono a muchos metros de altura como le gustaba Aznar, que en su ultima legislatura era como ver a Lucifer, que se creía tanto o mejor que Dios y le quería quitar su poder.

    10 Marzo 2008 | 22:41

  5. Dice ser Paco

    También hay distintas maneras para el periodismo y para la vida.Hala, ahora a celebrar las elecciones y a pastar en el pesebre.

    10 Marzo 2008 | 22:43

  6. Dice ser Javier Llinares

    Pues te doy un detalle más sobre las cadenas de TV que hasta ahora no había visto. EN TVE mantenían un contador en la parte derecha de la pantalla con una barra que indicaba el porcentaje que se llevaba escrutado y el total (bipartidista). Este detalle provocó, al menos en mi, que viese más TVE que el resto, simplemente porque el recuento lo llevaban al segundo.

    10 Marzo 2008 | 23:09

  7. Dice ser javi2

    Estoy con el comentario de Javi, decir :”Me recordó de pronto los discursos de Franco en el balcón del Palacio de Oriente o en la tribuna enorme del desfile de la Victoria. Era la estética fascistoide de los años 30.”Sr. Soler si ZP no sale al balcón es porque no lo tiene así de simple, está usted muy mal y un poco caduco no le parece que tendrá que ver las curras con las merinas.

    11 Marzo 2008 | 01:01

  8. Dice ser Liberal

    Tienes mucha razón.Se te ve el plumero sociolisto

    11 Marzo 2008 | 03:44

  9. Dice ser Esteban Rosador

    El PP no tiene balcón. Es una estructura exterior que montan para la ocasión. ¡Tienen que salir por una ventana! Eso Franco no lo habría consentido nunca. Pero Rajoy ya es otra cosa, aunque es descendiente político directo de tercera generación del dictadorcillo asesino, los tiempos han cambiado y tan ridícula postura no le afecta.Debe ser por el amor (político) que le profesa a Esperanza Aguirre por lo que no la dejó que saliera al “balcón” evitándole así hacer el ridículo públicamente a la señora marquesa. Creo que es la manchita blanca que se ve a la derecha en la foto que nos ofrece JAMS.¡Salud y República!

    11 Marzo 2008 | 08:46

  10. Dice ser El Tomate Press

    http://www.20minutos.es/noticia/359157/0/zapatero/ley/electoral/“Zapatero prefiere a CiU y PNV como sociosy no descarta cambiar la ley electoral”Parece que Zapatero se va a quitar de la chepa a sus antiguos y defenestrados socios de gobierno, y prefiere pactar con la derecha.Vamos, que ahora que ya no le hacen falta, se va a dejar de discursos demagogicos y vacios a gusto de los radicales de izquierda y se dirige directamente a gobernar con la derecha democristriana.Es una consecuencia directa del aumento del bipartidismo, a diferencia de la legislatura anterior, el PSOE es mas fuerte y se puede permitir el lujo de elegir con quien gobierna……¿A quien elegirá? ¿Ha acabado la etapa de Rojo de ZP, como le ocurre a de muchos estudiantes cuando acaban la Universidad y se enfrentan a la vida real?

    11 Marzo 2008 | 10:02

  11. Dice ser Farilio

    Vamos a ver, gentecilla, si os enterais: los primeros que estamos deseando que en España haya DERECHA (así,con mayúsculas) somos la gente de izquierdas.A lo mejor lo que tiene CIU es que es un partido de derechas, sí, pero algo así como “homologable” con la derecha europea, civilizada, democrática, y tal.

    11 Marzo 2008 | 10:57

  12. Dice ser Javi

    Pero como se puede ser tan simple?no me extraña que te echaran.En fin, lo siento por ti, me das lastima.

    11 Marzo 2008 | 12:02

  13. Dice ser César Calderón

    Yo estuve alli!

    11 Marzo 2008 | 12:04

  14. Dice ser y la bronca volverá

    Maneras muy distintas:No tardaremos en volver a las andadas de la anterior legislatura cuando ZP vaya desvelando lo que está dispuesto a darles a CIU y PNV, osea, al nacionalismo separatista, para tener estabilidad de gobierno estos cuatro años. Como es lógico, el PP con Rajoy o sin él, y Rosa Díez (UPyD), no estarán de acuerdo y se les acusará de nuevo fascistas y crispadores.

    11 Marzo 2008 | 16:41

  15. Dice ser Esteban Rosador

    Cuando Aznar ganó por mayoría simple en 1996, sus jóvenes cachorros empezaron gritando “Pujol, enano, habla castellano” en la calle Génova para celebrar la victoria. Pero al día siguiente descubrimos sorprendidos que Aznar hablaba catalán en la intimidad y que les daba el oro y el moro a los catalanes y vascos (¡Qué bien se llevaba entonces con Arzallus!). Entonces los dirigentes del PP aplaudían y consideraban que era por el bien de España. Una actitud que desapareció instantáneamente en el año 2000 al ganar or mayoría absoluta. Entonces la derecha reaccionaria que gobierna el PP mostró su verdadero rostro.Naturalmente cuando el PSOE pacta con la derecha nacionalista (y no digamos si comete el horrendo pecado de pactar con la izquierda nacionalista, compendio de todos los pecados políticos posibles para la derecha del PP), entonces es natural que los partidos de derecha nacionalista española (PP y UPD) se sientan ofendidos y monten bronca. Y es que se nota que la derecha española se lleva bien con la jerarquía católica. Saben llevar perfectamente a la práctica eso de “haz lo que yo te digo ero no lo que yo hago”.¡Salud y República!

    11 Marzo 2008 | 17:57

  16. Dice ser El Tomate Press

    No se que pensará la “gentecilla”, aunque por poco paso del metro setenta y a los 18 adquirí la condición de ciudadano que no estoy dispuesto a perder por las buenas.Pero creo que el hecho de que ZP, el día despues de ganar las elecciones, anuncie su preferencia de gobernar con la derecha a gobernar con sus antiguos socios es significativa.La campaña electoral del PSOE se ha basado en lo magnífico que ha sido este periodo de gobierno, en coalición con Gaspar y Josep Lluis. Que le haya faltado tiempo para dejarlos atras y desear negociar con quien, por ejemplo, no les apoyo en leyes como el matrimonio homosexual, parece un claro giro a la derecha, giro que además no es forzado, pues puede elegir.En fin, me parece fantastico que los que han votado a Zapatero esten encantados con este cambio. De hecho no entiendo el cabreo que demuestran (gentecilla, cachorros de Aznar, las ineludibles citas de JAMS sobre Franco)…..COÑO !!!! Disfrutar un poco de la victoria y olvidaros de la oposición por un momento !!!!!

    11 Marzo 2008 | 20:13

  17. Dice ser El Tomate Press

    Por si no ha quedado claro:EL PP VA A SEGUIR ESTANDO EN LA OPOSICION 4 AÑOS MAS !!!!Así que a ver si nos fijamos un poquito más en lo que hace el gobierno,El psoe ES EL GOBIERNO cuatro años mas !!!!!!Así que, si como JAMS quereis seguir examinando con lupa a los que no gobiernan para que los que SI gobiernan puedan hacer lo que quiera, allá vosotros con vuestra conciencia, yo seguiré fijandome en el GOBIERNO.

    11 Marzo 2008 | 20:16

  18. Dice ser El Tomate Press

    “partidos de derecha nacionalista española (PP y UPD)”- UPyD está a favor de la ley de matrimonio homosexual- CiU está en contra de dicha ley.¿La ley homosexual es de extrema derecha y de partidos vinculos a la iglesia católica??????

    11 Marzo 2008 | 20:20

  19. Dice ser Esteban Rosador

    La derecha política no está necesariamente unida al pensamiento cristiano. Esta creencia proviene de la preeminencia en España de partidos políticos provenientes del nacionalcatolicismo franquista (PP) y de la democracia cristiana (PNV y CiU). En un partido político de la derecha europea se puede conjugar perfectamente el nacionalismo y el laicismo, como hace UPD. De hecho lo único que realmente se conoce del programa de UPD es que son nacionalistas españoles y que están en contra de la negociación con ETA, opciones ambas compartidas con el PP y generosamente pregonadas en los medios de comunicación vendidos a la derecha como COPE y El Mundo. No creo que lo del matrimonio homosexual les haya quitado ni dado ni un solo voto.

    11 Marzo 2008 | 20:39

Los comentarios están cerrados.