BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Polanco: “hombre poderoso” y/o “baluarte de la libertad”

Bajo un sol de fuego, dimos ayer sepultura al mayor magnate de la comunicación de la historia de España y a quien, también para mi, fue un viejo amigo.

Una tumba modesta, dificil de distinguir entre miles, acogió el cadáver de este hombre que, en vida, fue tan poderoso. En el silencio que imponen los sepulcros, retumbó el golpe suave del ataud de Jesús de Polanco, el dueño de un imperio convertido, desde ayer, en alimento de cipreses. Inevitablemente, recordé a don Antonio Machado:

“Un golpe de ataud en tierra es algo tremendamente serio”.

Al despedir el duelo, un prolongado y cerrado aplauso nos estremeció a los presentes que participamos espontáneamente en ese úlitmo homenaje.

A ningún lector o amigo de El País habrá extrañado ver hoy la noticia que manda en su portada. El entierro en el cementerio de La Almudena de Madrid de quien fue el principal accionista e impulsor de este diario es noticia de primera. Para sus lectores, no cabe duda de que el acontecimiento tiene interés. Por eso, le dedican la foto y el gran titular a cuatro columnas:

Adiós al editor que fue baluarte de la libertad

El diario competidor, El Mundo, no da ni una línea en su portada y dedica al sepelio de Polanco una página interior con una columna de texto y cuatro de fotos. Pero la diferencia de espacio tipográfico y fotográfico que el entierro ocupa en ambos diarios (siete páginas frente a una) no es tan significativo como los matices de los titulares de ambas publicaciones.

El País habla, en portada, de “baluarte de la libertad” (que comparto) y sus seis páginas interiores van precedidas por este gran titular a cinco columnas:

El adiós de todos

El Mundo, en cambio, titula con este cintillo:

Muerte de un hombre poderoso/El último adiós

(que también comparto)

Y este titular, a una columna:

El mundo político, periodístico e intelectual, en el entierro de Polanco

Adiós, Jesús. Celebro haber podido asistir al entierro, con tantos amigos, para darte el aplauso público que te debía.

Me fui de allí, recordando, otra vez, a don Antonio:

“…Lleva quien deja

y vive el que ha vivido”

7 comentarios

  1. Dice ser Fran

    En esta época virtual y propagandística qué hueco nos queda todo esto. Por ejemplo menciones a lo humilde de su tumba …A los que fuímos lectores empedernidos de este periódico (antes llamado El País) desde su primer número (siempre recuerdo una foto de Areilza) el fango en que se ha metido en estos últimos años le ha ensuciado todo su pasado.Este periódico responsable en buena parte de eso aqueroso para cualquier socialista que se entiende como zapaterismo. Que tiene poco que ver con la izquierda y mucho o todo con el poder por el poder.Menos llantinas

    23 Julio 2007 | 23:10

  2. Dice ser pepe

    Desdeño las romanzas de los tenores huecosy el coro de los grillos que cantan a la luna.A distinguir me paro las voces de los ecos,y escucho solamente, entre las voces, una.Converso con el hombre que siempre va conmigo– quien habla solo espera hablar a Dios un día –mi soliloquio es plática con este buen amigoque me enseñó el secreto de la filantropía.Y al cabo, nada os debo; me debéis cuanto escriboa mi trabajo acudo, con mi dinero pagoel traje que me cubre y la mansión que habito,el pan que me alimenta y el lecho donde yago.Y cuando llegue el día del último viaje,y está al partir la nave que nunca ha de tornarme encontraréis a bordo ligero de equipaje,casi desnudo, como los hijos de la mar.

    23 Julio 2007 | 23:13

  3. Dice ser García

    Muy bien, Martínez Soler, ahí estamos, partir un piñón con los poderosos: ¿¿Que sois de izq…qué?

    24 Julio 2007 | 22:09

  4. Dice ser Bromas aparte

    Polanco y libertad mezclan igual que el agua y el aceite.

    24 Julio 2007 | 22:11

  5. Dice ser Alejandro De Fez

    Polanco, un gran oportunista y trepador que se hizo con los resortes de la influencia del poder mediático. un mediocre y vulgar individuo capita-listo que generó un imperio de medias-mentiras y dominación de la prostituida clase política de la “transacción” democrática del 77.El defensor mediático por el poder y el capitalismo global. Se oponía frontalmente a cualquier intento autogestionario en la empresa durante la negociación de la transición y la elaboración de la carta magna del 78 (representando al típico empresariado mandón), e insistía, imponía en cualquier propuesta o debate, que la propiedad privada (como la entiende el clásico capitalismo neo-liberal) era sagrada e intocableSe vestía de presunta izquierda gracias a dar toda la cancha al PSOE, el gran traidor institucional de las politicas de izquierda en todos estos años, y gérmen de corrupción generalizada tras 1982, y antes en Andalucía. Lapidar a Franco para que estos trepa-liberales se hicieran con el poder y las sillas del mangoneo desde entonces; incluyo a la derecha, que también elogió a este individuo en su sepelio aderezado por un jesuita y sin crucifijo en su ataud.

    27 Julio 2007 | 19:18

  6. Dice ser EDUARDO

    !!!QUE GRAN ADMIRACIÓN SENTIRE TODA MI VIDA POR DON JESUS!!!!

    23 Enero 2008 | 16:11

  7. Dice ser alalaal

    holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    22 Diciembre 2008 | 02:11

Los comentarios están cerrados.