Madre Reciente Madre Reciente

La maternidad es tan cambiante que siempre eres una recién llegada a ella

Querer ser padres, tener la edad para ello, y no poder permitírselo

bebé

(GTRES)

España ha registrado un total de 391.930 nacimientos, el número más bajo desde el año 1999. Este descenso supone una bajada del 4,5 % respecto al año anterior, y es que durante 2017 ha habido 18.653 nacimientos menos. Asimismo, la tasa de natalidad se sitúa en 8,4 nacimientos por cada mil habitantes, la más reducida de toda la serie histórica.

Leía la información sobre la crisis demográfica en la que estamos inmersos, una crisis silente cuyo efecto no se hace notar de manera inmediata pero que no por eso deja de ser preocupante, y mirando a mi alrededor todo casaba.

Los del baby boom, de los que yo soy cola al haber nacido en el 76, ya estamos viejos para procrear. Pasamos todos los cuarenta, muchos incluso los cincuenta. Tenemos niños, sí. No muchos, menos de dos por cabeza. Y es poco probable que tengamos muchos más. Estudiamos más que nuestros padres, viajamos más que ellos, las mujeres nos incorporamos en mayor medida al mundo laboral, parimos menos.

Los que vienen detrás, aquellos nacidos en los ochenta y en los noventa (alguien nacido en 1990 tiene ahora 28 años, con 29 yo estaba embarazada de mi primer hijo), lo han tenido aún más difícil para encontrar una estabilidad laboral que permita crear una familia. Jóvenes capaces y preparados a la edad a la que yo ya vivía independiente andan en becas y precariedades.

La tendencia se mantiene a futuro. No es algo que de la impresión de mejorar en absoluto.

No digo que en mi generación lo tuviéramos fácil, pero sí que creo que no fue tan complicado como ahora. El plan Bolonia que dificultan compatibilizar estudios universitarios y trabajos, la reforma laboral, la escasa apuesta por impulsar sectores estratégicos… incluso el hecho de que ellos tienen en menor medida abuelos (y sobre todo abuelas) disponibles para echar una mano en la crianza de los niños.

Conozco demasiadas mujeres en torno a los treinta años que se lamentan por no poder ser madres, aún deseándolo. Querer ser padres, tener la edad para ello, y no poder permitírselo es un menú duro de digerir y demasiado habitual. Sobre todo aguantando a aquellos que les acusan (en la práctica totalidad de los casos injustamente) de ser unos cómodos, de anteponer el querer vivir bien y con lujos a tener niños.

Se vislumbra en el horizonte un futuro boyante para las clínicas de fertilidad.

Es imprescindible adoptar medidas que incentiven la natalidad, que lo hagan de verdad. Es necesario igualar más que mejorar los permisos de paternidad para que la corresponsabilidad de verdad se afiance; pero sobre todo creo preciso que esos jóvenes tengan trabajos que inviten a formar una familia, que puedan acceder a viviendas de alquiler o compradas en las que puedan plantearse tener hijos.

Sin trabajos decentes, no ya buenos, sin una mínima seguridad, es imposible animarse a buscar uno o varios embarazos.

24 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser LaCestitadelBebe

    Buenas,

    esto es un problemon que lo vamos a pagar caro, a ver si conseguimos encontrar una solución, pero esto pinta mal…

    Besos!

    Anabel

    21 junio 2018 | 08:09

  2. Dice ser Marta

    GRACIAS POR DAR LUZ A NUESTRA REALIDAD. 31 AÑOS CURRANDO DESDE LOS 18 Y SIN UN EURO AHORRADO. ESA ES LA PURA VERDAD. DE PEQUEÑA SOÑABA CON TENER A MI EDAD AL MENOS 3 PEQUES. AHORA… SI TENGO UNO ALGUN DIA, GRACIAS

    21 junio 2018 | 09:19

  3. Dice ser Caliope

    No voy a decir que sea mentira lo que comenta el artículo, pero no nos dejemos llevar por eso… conozco muchísima gente de entre 30-35 años que no tiene hijos porque vive muy bien y no les apetece aún, argumentando además (yo flipo) que es que “aún somos demasiado jóvenes, tiempo tendremos”… cuando yo tuve a mi primer niño con 32 años casi me tachaban de loca e inconsciente… al final lo que pasa es que el tiempo no perdona, y con los años a muchos les dará pereza tener críos, otros se quedarán en uno porque a ver quién se anima a repetir con lo que cansa y casi ya tocando los 40 (que las energías, la paciencia, las ganas… no son las mismas). Los 30 son los nuevos 20 para mucha gente que se agarra a ello porque de otro modo pierden la libertad de vivir por y para uno mismo. Tener niños es maravilloso y muy duro, no conozco a casi nadie que quiera sacrificarse de ese modo.
    Por otro lado con dos niños a mis espaldas puedo decir que pueden ser tan caros como uno quiera, sobre todo si nos dejamos llevar por todas esas cosas tan “fundamentales” que nos meten a todas horas por los ojos (y a mi me da la risa). Con un poco de sentido común, un niño sale al mes por bastante menos de lo que la mayoría de la gente se gasta en cañas o cenas… salvo que claro, no queramos renunciar tampoco a ellas, que eso también puede ser…

    21 junio 2018 | 09:19

  4. Dice ser Dafne

    Este es un gran problema del que poco se habla en los medios, pero que en realidad es muy importante.
    Tampoco ayudan las personas mayores, es gran núcleo de votantes que se encuentran en el periodo final de su vida, la cual seguramente haya sido una vida plena, sin tanto esfuerzo académico, con trabajo estable desde jóvenes, con un acceso relativamente fácil a la vivienda y con uno o varios hijos, sólo se preocupan por una subida mínima de sus pensiones y demás asuntos personales, pero no se preocupan por el futuro de sus hijos y nietos. Piensan que esta situación precaria de los jóvenes es algo temporal, que los jóvenes gastan mucho en ropa, moviles y viajes y que quitando estos “lujos” podrían formar una familia.
    Viven en otro mundo anterior, y no son verdaderamente conscientes de la realidad del mercado laboral y económico actual, en cual el turismo y la ropa (lo que ellos llaman lujos) es relativamente barato, pero la vivienda que antes se pagaba en una media de 5 a 10 años, ahora cuesta pagarla toda tu vida y eso si eres de los pocos afortunados que tiene un trabajo realmente estable, que son pocos.
    Tampoco ayudan los medios y la sociedad, donde se menosprecia la maternidad y paternidad, y se prima el consumo individual y personal como si todos fuéramos siempre jóvenes, dejando de un lado la familia que es el nucleo central de la sociedad.
    La realidad es que, aunque sea duro decirlo, economicamente Las familias jóvenes no viven tan bien como sus padres. Me atrevería incluso a decir que ni siquiera como sus abuelos. En general el perfil la familia joven actual es el de una pareja sin hijos que vivirán como jovenes eternos, o con uno o dos hijos e hipoteca que sólo le permitirán llegar a duras penas a fin de mes. Eso es lo que hay, y el que no quiera verlo, que deje de cobrar la pensión o rentas e intente encontrar trabajo y pagar una vivienda hoy en día. Se sorprenderá, pero no gratamente.

    21 junio 2018 | 09:35

  5. Dice ser Torsen

    En los últimos años los medios se han dedicado a encubrir el empobrecimiento general de las familias, no solo a causa de la crisis, sino también con la cocina contable para ofuscar las cifras de inflación (comparen lo que costaba ya no una casa, sino la compra del mes ahora, hace 15 años y antes del euro, y comparenlo con el salario medio, no hay color).

    Les han metido a la gente la idea de que la gente joven “puede y no quiere”, a pesar de que que necesitan de más años de estudio y especialización, para poder acceder a puestos pagados con salarios miserables y sin estabilidad, aspectos encubiertos por tantos “gurus” que hablan de competitividad, flexibilidad, minijobs y cambio como si fueran sinónimos de progreso, en un mercado que aspira a necesitar cada vez menos gente, mientras se implantan medidas para integrar cada vez más gente en el mundo laboral (cosa que socialmente es estupenda y deseable, pero por la oferta-demanda, deriva en una devaluación del trabajador).

    ¿Tener hijos es caro? Bueno, es cierto que nos intentan meter consumos innecesarios, pero hay otros que son más o menos irrenunciables: dudo que la leche en polvo, los pañales o la ropa sean lujos o exquisiteces, aunque algunos de estos productos esten gravados como artículos de lujo, y no. No son baratos.

    Hay otra posibilidad todavía más oscura y conspiranoica, que habla de una “invasión demográfica”, porque cuando hablamos de crisis de natalidad, nos referimos sobre todo, a la población occidental, y aunque los medios también tengan prohibido hablar de esto, los colectivos inmigrantes, y sobre todo los que -no- se integran ni tienen pensado hacerlo, reciben ayudas, prebendas y facilidades para poder ser los colectivos motores de la natalidad, por lo que están tomando, con el beneplácito político, la demografía española.

    Y ya por último, siempre nos queda el cuñadismo imperante de los Boomers que hablan de picos y palas, dando lecciones de sacrificio, esfuerzo y trabajo, cuando han vivido la época de mayor bonanza económica que se recuerda en la democracia, donde trabajar era una consecuencia natural del crecimiento. Discurso que por supuesto, se hace eco en todas partes, porque está prohibido decir realmente cuál es el panorama y las posibilidades de las generaciones jóvenes y futuras.

    21 junio 2018 | 10:10

  6. Dice ser Caliope

    “¿Tener hijos es caro? Bueno, es cierto que nos intentan meter consumos innecesarios, pero hay otros que son más o menos irrenunciables: dudo que la leche en polvo, los pañales o la ropa sean lujos o exquisiteces, aunque algunos de estos productos esten gravados como artículos de lujo, y no. No son baratos.”

    – leche en polvo: la hay mucho más cara, pero desde 8-9 euros el bote la tienes. Por muy tragaldabas que sea el bebé no te gastas más de 30 euros al mes (teniendo en cuenta que no des nada de pecho). Esa leche más barata, sorpresa! no es peor (ver información nutricional, yo lo hice). Y apenas la necesitas 6 meses… un año en el caso peor, pues luego el niño puede tomar leche entera (leche entera normal, de cualquier marca blanca, sin que sea “crecimiento”, “mi primera leche” ni nada de eso… dicho por los pediatras)

    -Pañales: Los dodot cuestan 5 veces más, pero si compras los del día, a unos 7 cts el pañal, 5 pañales al día son poco más de 10 euros… 10 pañales al día para los padres que lo cambian cuando apenas hay dos gotas de pis son 20 euros… ah, y yo también probé los dodot, no solo no hacen nada diferente sino que (casualidad, seguramente) mi experiencia con ellos fue malísima.

    -Ropa: conozco mucha gente que dice que “la ropa de bebé es carísima”… pero si entras en primark, en alcampo, en Carrefour… creo que todos sabemos que la encuentras suficientemente mona y de calidad estándar normal para vestir al bebé sobradamente… aunque nos mole más las mini zapatillas “nike” o los vestiditos de “dulces” que obviamente más lindos no pueden ser…

    Y así con todo… Tener bebés obviamente es un gasto, pero no lleva a nadie a la ruina. Y repito que hay casos en que aplique lo que se dice en el artículo, pero en otros muchos son excusas… y sí, nuestros padres a pesar de todo creo que vivieron una mejor época, sobre todo en lo referente al principal gasto a enfrentarse en la vida de adulto que es la vivienda, que no es poco, pero tampoco nos olvidemos de que ellos no salían a cenar fuera o al cine cada dos por tres, veraneaban en el pueblo y no tenían móviles (que al año/dos años mucha gente cambia), ordenadores o un coche para cada uno… no estaban apuntados al gimnasio o a otras mil cosas… etc. su vida era mucho más simple (en la mayoría de los casos). Y quitarnos muchos de esos gastos tontos del día a día que acabo de mencionar no nos van a sacar de pobres, pero si con el gimnasio pagamos la leche y con las cañas los pañales… acaban saliendo las cuentas.

    21 junio 2018 | 11:36

  7. Dice ser ATenta

    1- Sí, el panorama económico está ma.
    2- Ahora tenemos más lujos que los que tuvieron nuestros padres en toda su vida
    Ambos razonamiento son ciertos, pero, si los que tenéis hijos se os llena la boca diciendo lo duro que es ¿para qué íbamos a querer tener?
    Vosotros mismos os delatáis.
    Yo quiero vivir mejor que mis padres, que para eso ellos se sacrificaron dándome estudios.
    Tengo 38 años y ahora estoy embarazada y tengo clarísimo que sólo voy a tener este. ¿Para qué más? ¿Para sufrir y pasar calamidades con la crianza y luego dando estudios?
    “Egoísta! Egoísta!”
    ¿Egoísta? ¿por? ¿por querer hacer precisamente lo que a todo el mundo le gustaría? vivir bien.
    Lo último, el problema para tener o no hijos es la nula conciliación. Con más o con menos dinero saldríamos adelante. Pero trabajando todo el día, ¿quién lo cuida?
    Gracias

    21 junio 2018 | 11:47

  8. Dice ser Linu

    Para aquellas parejas que no cuentan ni con “chica” ni con abuelos, la única solución es compartir entre ambos la cotización a la seguridad social y el cuidado de los hijos.
    Una familia, una única cotización a la SS, una única jubilación, una viudedad que no implique la pérdida de dicha jubilación y una ayuda o descuentos por cada hijo que se tenga.
    Que esa cotización la pueda pagar uno u otro según sea quién esté trabajando en ese momento, o los dos si lo hacen a media jornada.
    O eso, o la clase media-baja española desaparece del mapa con todo lo que ello implica.
    Lo que no puede ser es que alguien deje de trabajar para cuidar a los niños primero y a los ancianos después y luego tengan una viudedad de miseria.
    Las mujeres tontas pasaron a la historia.

    21 junio 2018 | 11:50

  9. Dice ser NoEsTanCaro

    – leche en polvo: la hay mucho más cara, pero desde 8-9 euros el bote la tienes. Por muy tragaldabas que sea el bebé no te gastas más de 30 euros al mes (teniendo en cuenta que no des nada de pecho). Esa leche más barata, sorpresa! no es peor (ver información nutricional, yo lo hice). Y a partir del año el niño puede tomar leche entera (normal, de cualquier marca blanca, sin que sea “crecimiento”, “mi primera leche” ni nada de eso… dicho por los pediatras)

    -Pañales: algunas marcas cuestan 5 veces más, pero la marca blanca que compro yo sale a unos 7 cts el pañal, 5 pañales al día son poco más de 10 euros… 10 pañales al día para los padres que lo cambian cuando apenas hay dos gotas de pis son 20 euros… ah, y yo también probé los carísimos, no solo no hacen nada diferente sino que (casualidad, seguramente) mi experiencia con ellos fue malísima.

    -Ropa: “la ropa de bebé es carísima”… pero si entras en primark, en alcampo, en Carrefour… la encuentras suficientemente mona y de calidad estándar normal para vestir al bebé sobradamente…

    Y así con todo… Tener bebés obviamente es un gasto, pero no lleva a nadie a la ruina. Y repito que hay casos en que aplica lo que se dice en el artículo, pero en otros muchos son excusas… y sí, nuestros padres a pesar de todo creo que vivieron una mejor época, sobre todo en lo referente al principal gasto a enfrentarse en la vida de adulto que es la vivienda, que no es poco, pero tampoco nos olvidemos de que ellos no salían a cenar fuera o al cine cada dos por tres, veraneaban en el pueblo y no tenían móviles (que al año/dos años mucha gente cambia), ordenadores o un coche para cada uno… no estaban apuntados al gimnasio o a otras mil cosas… etc. su vida era mucho más simple. Y quitarnos muchos de esos gastos tontos del día a día que acabo de mencionar no nos van a sacar de pobres, pero si con el gimnasio pagamos la leche y con las cañas los pañales… salen mejor las cuentas.

    21 junio 2018 | 11:51

  10. Dice ser Roberto

    Tengo 32 años y una opción tras seis años de pareja y cuatro de convivencia. O pagamos la hipoteca (que tenemos porque no nos podíamos permitir un alquiler en una vivienda decente, un esperpento de situación) o tenemos el hijo que hace tiempo que deseamos y que la precariedad laboral continua que sufre mi novia no ha permitido.

    O una cosa o la otra. Es así de sencillo.

    Estabilidad laboral para mi novia o una vida sin hijos, ya que la hipoteca va probablemente más allá de la edad en la que podríamos tenerlos. También existe la posibilidad de alguna desgracia familiar que nos haga heredar. No tenemos más opciones.

    21 junio 2018 | 12:34

  11. Dice ser embarazo

    Es una pena porque no es lo mismo ser madre a los 25 que a los 35. Por mucho que se diga y se puedan tener hijos a partir de cierta edad no es lo mismo.

    Sí, puede tenerlos, pero el cuerpo ya no es el mismo. Cuesta más tenerlos, criarlos, jugar con ellos.

    Es un problema de dimensiones enormes y del cual los políticos no ponen remedio

    21 junio 2018 | 12:38

  12. Dice ser sillans

    No se de que clase de salario estamos hablando pero que comprar ropa, pañales, leche no te lleva a la ruina está claro.
    Pero guarderías a 350€ 400 y 500€ ya se llevan la mitad del sueldo de uno de los dos de la pareja.
    Parejas que en mi caso, no vamos al cine, ni a cenar ni de terracitas ni de nada, xq no llegamos a final de mes.
    Y es imposible acceder a una guardería pública xq no entras en los parametros establecidos, xq claro tienes trabajo con un sueldo de mierda pero tienes, como si no tuvieras que pagar el alquiler , las facturas, la comida.
    Y deja de trabajar para ahorrar en guardería, xq de ese modo la ropa, pañales leche etc.. si que sería muy dificil de comprar. Hablamos de un alquiler de 720€ de un piso de 45m, en zona obrera sin lujos ,sin urbanizaciones privadas y nuestro coche tiene 18años. No se como viviran los demás pero en mi caso no es para tirar cohetes, aún así estamos buscando tener un hijo y cuando lo dices encima te llaman irresponsable.
    Si no te arriesgas es que eres comodo, pero si lo haces eres irresponsable.
    Y como lo hacemos?

    21 junio 2018 | 13:06

  13. Dice ser Roberto

    Sabes que quieres ó no, tener hijos, cuando eres realista y entiendes lo que es la ciencia de la economía.El por que traer una vida a este mundo y darle el verdadero sentido como lo que es, un proyecto con muchos objetivos.

    21 junio 2018 | 13:24

  14. Dice ser Alicia

    Mejor, somos demasiados enel mundo, la tierra no necesita más seres humanos.

    21 junio 2018 | 13:28

  15. Dice ser blackspirit

    Y si los tienes, como yo, te conviertes en una paria laboral.
    Ya que anteponemos las citas medicas de nuestro hijos al puesto de trabajo.
    O como dice el jefe de mi marido: “Para esas cosas están las mujeres”.
    Si tienes hijos malo, ya que los antepones a todo, y si no los tienes eres una egoísta.
    En todos los caso nosotras somos las que salimos perdiendo.

    21 junio 2018 | 13:46

  16. Dice ser Susi

    Pues 32 años me parece una edad perfecta para tener hijos. Eres relativamente joven, pero no ya una jovenzuela. Has podido salir, entrar ahorrar algo…. No se obsesión tienen con 1 andemls preñadas antes de los 30, salvo Q quieras 5 hijos. Y luego está lo amable Q es la empresa CD tienes hijos qo te ponen en la calle o te putean para Q te vayas. Una compañera mía de tra ajo Q tiene 55 años dice Q ni de coña se volvería a quedar embarazada a los 24 como hizo con su primera hija. Q a los 31 como hizo con la tercera es la mejor edad.

    21 junio 2018 | 13:47

  17. Dice ser Para Calíope

    Alucino con tus comentarios. Dices que flipas porque hay gente que con treinta y pocos años que dice que son jóvenes para tener hijos… ¿flipas por qué? Yo tuve a mi hija con 35 por el mismo motivo, ¿Qué hay de malo en eso?
    Luego insinúas que para que nos salgan las cuentas con los niños hay que quitarse del gimnasio y de salir de cañas… Claro, es mejor no tener vida en general para que nos salgan las cuentas, seguro que eso nos hace mejores padres y mucho más felices.
    A ver si nos dejamos de juzgar y dejamos en paz a la gente que haga lo que considere oportuno.

    21 junio 2018 | 15:35

  18. Dice ser F.Ángel

    Conozco a varias parejas que no han tenido hijos.

    – Una vive “demasiado bien”. Se han acostumbrado a ciertos “lujos”, y el tema hijos creo que, en realidad, tampoco les llamaba mucho. Sobre todo a ella.

    – Otra que conozco es que no pueden. Podrían adoptar y no se si lo han intentado; pero lo cierto es que no es nada fácil. Absolutamente nada fácil.

    – Otra pareja estuvo esperando el “momento perfecto” y este no de dió, turnos variables, horas interminables, salarios de pena… Al final, bordeando la cuarentena, dijeron que no, que aquel presunto hijo pasaría más tiempo con sus abuelos, vecinos, maestros que con sus propios padres y que para eso no… (Discutible; pero fue su decisión)

    Y etc.

    Como padre que soy, se que el traer hijos a este mundo es complicado, que la vida te cambia radicalmente (Insisto: Radicalmente), y que, económicamente, también requiere esfuerzos y sacrificios. O uno renuncia a trabajar a jornada completa, o totalmente, o tienes que “tirar” de familia y/o vecinos/amigos y tal, o bien contratas a alguien, si te lo puedes permitir…
    Las plazas públicas de las guarderías son muy difíciles de conseguir y las que no están subvencionadas, muchas veces no merece la pena.
    Aunque siempre hemos procurado comprar leches de “calidad”, la verdad es que con los pañales no nos hemos complicado la vida tanto.
    Y el colegio, los deberes, las vacaciones y todo lo demás supone un reto diario…
    En fin, que en el fondo no creo que sea “sorprendente” que las parejas actuales se lo piensen antes de tener un hijo o incluso renuncien.
    Pero que no sea sorprendente no quiere decir que no sea preocupante. En el mundo sobrarán humanos a nivel global; pero si las generaciones “autóctonas” no se renuevan, pues nuestra cultura estará abocada a su desaparición…
    Que esto sea bueno o malo, pues dependerá del punto de vista de cada uno…

    PD: En cuanto a tener los hijos más joven o más mayor, pues cada opción tiene sus ventajas y sus inconvenientes… Yo he conocido a mis abuelos y a algún bisabuelo. Pero yo, tal vez, no conozca a mis nietos…

    21 junio 2018 | 15:58

  19. Dice ser Filosofo

    Ya lo lamentarán muchos y muchas en el futuro, cuando sean unos jubilados amargados y solitarios por haber antepuesto sus caprichos y egoísmo a formar una familia, que además es la mayor honra que podemos hacer a nuestros padres y antepasados, y que sin niños nada tendría sentido para perpetuarnos como sociedad.

    21 junio 2018 | 16:10

  20. Dice ser Veronica

    Yo, con 40 años recién cumplidos, lloro porque por diversas circunstancias económicas no he podido tener hijos aún.
    Y no ha sido por no renunciar a vicios o similares, ha sido porque cuando por edad y trabajo estable me lo podía permitir la crisis se llevo ese trabajo estable por delante y acabe teniendo que usar los comedores sociales y dependiendo de Cáritas para tener un techo.
    ¿Qué aún puedo tener hijos? es posible, no he entrado en la menopausia, pero mis posibilidades disminuyen día a día.
    Y ya no solo hablo de un embarazo natural, incluso la adopción es difícil cuando llegas a cierta edad, yo por ejemplo ahora mismo no podría adoptar un bebe.

    21 junio 2018 | 17:01

  21. Dice ser nanex

    “Se vislumbra en el horizonte un futuro boyante para las clínicas de fertilidad.”

    no tienen para un niño de forma normal y van a pagar 7000-12000 euros q sale un tratamiento (FIV O OVODONACION) con medicamentos y todo??? que ñoño escribo este blog de 4ta?

    21 junio 2018 | 18:28

  22. Dice ser lolailo

    Todo excusas, si se quiere se puede. Nosotros los tuvimos en un momento muy delicado económicamente pero muy bueno a nivel de edad y salud y al final se consigue salir adelante. No me creo a nadie que me diga que no puede por motivos económicos.

    22 junio 2018 | 00:40

  23. Dice ser Dafne

    Los viejos dicen que los jóvenes no quieren trabajar o que no quieren tener hijos porque gastan mucho en sus lujos como la ropa, coches y viajes.
    Lo primero, eso que ellos llaman “lujos” lo era si lo era en su época, en la que unos zapatos costaban unos 100€ al cambio actual, el turismo era carísimo no como ahora que puedes hacer viajes lowcost a multitud de sitios, y los coches… todavía recuerdo la época en la que era habitual que cada miembro de la familia tuviera un coche. Eso ha cambiado y prueba de ello es el auge de las plataformas de servicios de compatir coches.
    También hay que tener en cuenta lo que cundía un salario en los 80 y 90 y lo que cunde ahora siendo prácticamente similares.
    Que no quieran limpiar su conciencia diciendo que la culpa es de los própios jóvenes. Los mayores han vivido mejor y eso no hay quien lo discuta. Ya si nos remotamos a la época de la postguerra y dictadura es otra cosa.
    Pero en época de democracia las generaciones anteriores han vivido mucho mejor. Con sueldo similares a los actuales accedian a una vivienda por precios medios de 15000€ en los años 80, y de 30000€ en los 90. Ahora el precio medio es de 150000€. Accedian a trabajos estables para toda su vida de una edad media de 18 años. Y eso de que no salían a comer fuera, al cine o de vacaciones, será en la época de franco, porque muchos hemos ido de vacaciones con nuestros niños a apartamentos en la playa o montaña alquilados, y a llevarlos a comer a restaurantes y a cines. No quieran negarles también su infancia.

    Los mayores han vivido mejor que los jóvenes, y lo seguirán haciendo hasta la muerte.
    O si no veréis que jubilación espera a los jóvenes dentro de 30 años. Ellos no podrán jubilarse a los 60 como muchos, o prejubilarse a los 50 como otros tantos. Ellos hasta los 67 cómo mínimo y con una pensión mísera si es que nos queda algo.

    No limpien su conciencia. En su mano está arreglar este problema. No miren a otro lado.

    22 junio 2018 | 08:41

  24. Dice ser Caliope

    En respuesta al comentario #17… yo no critico que la gente viva estupendamente o tenga hijos a los 35 o a los 40 si quiere… o que no los tenga, todas las opciones me parecen estupendas! lo que digo es que no es muy consecuente hacer eso y luego andar lloriqueando porque querrían haber tenido niños antes y no pueden tener hijos por culpa del sistema. No todos, que hay quien tenga situaciones más complicadas, pero en muchos casos somos nosotros quienes decidimos las prioridades… luego por tanto hay que apechugar con ellas, sin más.

    22 junio 2018 | 09:02

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.