En un colegio de educación especial público madrileño a un niño con autismo: “¿Te echamos agua por encima?” “Me da miedo. ¡No me pises!”

Hoy iba a escribir de otro tema, de uno completamente distinto que tendrá que esperar. Cuando acudía en coche a la redacción escuché una noticia en la Cadena Ser que me revolvió por dentro: tres trabajadoras de un colegio de educación público de Getafe, la tutora del niño, una profesora de apoyo y una auxiliar de enfermería, han sido imputadas por malos tratos a un niño con autismo.

Un niño cuyo comportamiento cambió tanto que sus padres decidieron mandarle al colegio con un dispositivo de grabación oculto. Se trata del Colegio Santiago Ramón y Cajal. Y el audio que me revolvió por dentro fue el siguiente:

“¿Te bloqueo?” “Suéltame. Voy a estar fenomenal”. “¿Vamos al médico? Y te van a pinchar en el culo?” “¿Te echamos agua por encima?”. “Me da miedo. ¡No me pises!”. “¡Qué le aguante tu tía a éste!” “¿Le vas a contar a mamá también que no trabajas?”.

No puedes amenazar a un niño con ir al médico. Se escucha claramente en la grabación, y meter miedo con algo así es absolutamente anti pedagógico. Lo que hay que hacer es lo contrario en todo caso, normalizar el hecho de ir, practicar exploraciones ficticias, acostumbrarles a las batas blancas para facilitar las visitas a centros de salud y hospitales.

No te puedes reír de un niño que lo está pasando mal. Con o sin discapacidad, me da igual. Un niño sufriendo no es motivo de risas y bromas en ningún caso.

No puedes aprovecharte del hecho de que el niño tenga problemas de comunicación, de que no se exprese con facilidad, para que no trasciendan prácticas que tienes que saber que no son las adecuadas, porque eres un profesional formado.

Todo el mundo está sujeto a perder la paciencia, a derrapar en alguna ocasión, a errar y darse cuenta de que has metido la pata. A los padres también nos pasa. Los padres también sabemos que hay ratios exageradas, pocos recursos, muchas exigencias… Pero no se puede ser cruel. No puedes desarrollar un corazón de piedra cuando tu trabajo consiste en cuidar y enseñar a niños. Con o sin discapacidad, neurotípicos o no.

Si a mí me retorció por dentro escuchar esa grabación, no quiero ni imaginar el dolor de los adultos que aman a ese niño con autismo cuando se encontraron con ella. Espero sinceramente que la administración educativa y las autoridades implicadas a partir de este momento investiguen a conciencia y depuren responsabilidades.

Cuando enviamos a nuestros hijos al colegio, confiamos en que los profesionales con los que se encuentren actúen con bondad, con empatía. Estamos dejando en sus manos lo que más queremos. En el caso de los niños más pequeños, de los niños con algún trastorno, enfermedad, discapacidad… cuya indefensión y necesidades son mayores, contar con maestros sensibles y preparados es vital.

(GTRES)

Quiero terminar con un texto de hace algunos años en el que reivindicaba la labor de los buenos profesionales que trabajan en Educación Especial. Son muchos, se enfrentan a demasiados retos, no reciben apenas reconocimiento y sí con frecuencia las zancadillas de algunos padres que orientamos equivocadamente nuestras expectativas, problemáticas o necesidades. Las familias, unidas a la falta de recursos, estamos quemando a buenos profesionales cuando es al Administración a la que deberíamos dirigir nuestras quejas.

A esos buenos profesionales hay que mimarlos. A aquellos que no tienen la sensibilidad necesaria para trabajar con niños, hay que apartarlos de los centros educativos.

En las manos de los docentes dejamos lo que mas amamos, necesitamos profesionales capaces, sensibles, flexibles, que no se acomoden y entiendan la importancia de su labor. Y ellos necesitan consideración, respeto y medios para hacer su trabajo.

No, no todos son buenos profesionales. Los hay maravillosos y execrables, como en cualquier oficio. Y también hay una gran mayoría que procura hacer bien su trabajo, que pone interés y ganas, que no brillo, y que pueden equivocarse como cualquiera.

La mayoría, cuando oye hablar de algo como el día de los docentes, piensa en esos maestros de infantil o primaria, abriendo el mundo a niños pequeños; en los profesores de secundaria que procuran transmitir conocimientos y, sobre todo, el interés por adquirirlos; tal vez también en los profesores universitarios.

No son en los que primero pienso yo. Los docentes que tengo en mente son Ana, Ruth, Fran, María, Merche… y sus alumnos son niños como mi hijo, como Jaime. Niños con autismo, con parálisis cerebral, con síndrome de Down, con X-frágil… a los que hay que ayudar a ser lo mas autónomos y felices posible en un mundo aun poco adaptado a la diversidad. Docentes que con frecuencia por poco dinero y con mucho trabajo tienen que ser aún más flexibles, capaces y sensibles para adaptarse a alumnos que son únicos, con retos y necesidades diferentes.

Niños a los que enseñar a asearse, a regular su conducta, a comunicarse por los medios que sea, a alcanzar todo el potencial que encierran para encararse a esa sociedad a la que tanto le cuesta aceptar la diferencia.

Maestros que no se puede permitir los escrúpulos, la rigidez o que les fallen las fuerzas (tanto las físicas como las internas), que desarrollan su labor en colegios especiales, específicos, ordinarios, en centros de atención temprana, incluso acudiendo a las casas de sus alumnos. Maestros que, igual que muchos padres, se enfrentan al “no sé cómo lo haces” cuando cuentan a qué se dedican, a días complicados, a problemas inesperados.

En el curso 2011/2012 había 33.447 niños escolarizados en España en educación especial, en 479 colegios. Son muchos mas en realidad, ya que ahí no se cuentan los que acuden con apoyos a centros ordinarios.

Niños en los que nadie piensa cuando se habla en los medios de comunicación de la vuelta al cole, nos inundan de publicidad para conseguir nuevo material escolar o nos mandan los catálogos de juguetes para la Navidad. Niños de los que pocos se acuerdan atendidos por maestros que pocos recuerdan.

16 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Raul

    mierd* de personas que trabajan en sitios asi que no saben cuidar a los mas pequeños.

    Soy el padre de la criatura, y me tomo la justicia por mi mano.

    18 abril 2018 | 09:12

  2. Dice ser Ruben

    Vuelvo a insistir. Los maestros en Finlandia están hasta diez años formándose para desempeñar su trabajo. Se les realizan pruebas muy exigentes y experiencia mínima, así como test psicológicos. Allí no ponen de profesor a cualquier inútil. Aquí en España, en cada sitio piden unos requistos diferentes. Hay lugares donde con un 6 en selectividad, tienes más que suficientes, en otros un 7…
    Sacado de: http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20130321/abci-formacin-profesores-espanoles-201303201451.html
    Si no tienes buenos profesores desde pequeño, tu futuro está jodido.
    Yo no tuve la suerte de tener buenos profesores. Por eso me gustaría que mis hijos si los tuvieran.

    18 abril 2018 | 09:41

  3. Dice ser Otro

    Ruben –

    La empatia no es una cuestion de nivel academico. El sadismo, el cinismo y el desprecio a los demas tampoco te lo enseña la ignorancia.

    Lo siento por el niño.

    18 abril 2018 | 09:59

  4. Dice ser Miguel Ángel Martín

    Talvez sea la hora de revisar nuestro sistema educativo que incumple la conversación de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad.
    No a los sistemas educativos paralelos donde se segrega a las personas por sus características personales y se las llega a convertir en PERSONAS INVISIBLES.
    Ojalá las cámaras y micrófonos ocultos hicieran la función de los ojos y oídos de estas personas para que el resto de la sociedad conozcamos su vida diaria en segregación.
    Por el cierre de aulas y centros de educación especial, por el fin de la segregación.

    18 abril 2018 | 10:05

  5. Dice ser Aerith

    Mi chico tiene discapacidad física (notoria) y está estudiando un FP. Ayer tuvo que aguantar que LA PROFESORA dijera en medio de la clase (teniendo en cuenta además que el 95% de sus compañeros son adolescentes, con lo que eso conlleva) que no entendía por qué los discapacitados tenían ayudas para comprar un automóvil y ella no. Tócate los pies, Maribel. Ese nivel tenemos.
    Si eso es con adultos (que sabes pueden contestarte sin problemas), qué no harán con los niños… Tremendo lo del artículo.
    Un saludo.

    18 abril 2018 | 10:56

  6. Dice ser Nuria Sarroche Romagosa

    Sin duda alguna, espero que se toma cartas en el asunto. No se debe permitir el abuso de ningún tipo y menos cuando se trata de niños. Confío plenamente en que la mayoría de los profesionales que trabajan en el sector de la educación y más aún en educación especial, son personas que aman su trabajo y que hacen éste perfectamente bien.
    Soy madre, y me escandaliza pensar que aún hoy existen situaciones tan horribles.
    Cuando dejo a mis hijos en el colegio, confío en que no sólo están en buenas manos, sino que en este están bien atendidos y disfrutan de su aprendizaje.
    Un abrazo a la familia.

    18 abril 2018 | 11:39

  7. Dice ser Bego

    Acabo de oír el audio y no puedo sino sentir rabia y dolor, mucho dolor, pensando en ese pobre niño y en sus padres. Esos “profesionales” se merecen un buen castigo.

    18 abril 2018 | 12:18

  8. Dice ser blackspirit

    Deberían utilizar los mismo requisitos para contratas profesores que en Finlandia.
    Nota media de sobresaliente para acceder a Magisterio.
    Y para contratar y mantenerse en el puesto tienen que pasar una evaluación psicológica semestral.

    18 abril 2018 | 13:46

  9. Dice ser fer

    Inhabilitación vitalicia patra esas mierdas de personas.

    Para cultivar patatas igual valen, para algo con personas, ni de limpieza.

    MenuDas desgraciadas.

    18 abril 2018 | 14:07

  10. Dice ser Vache

    Me parece vergonzoso el trato a ese niño, más estando en un colegio de educación especial, se supone que en esos sitios tiene que haber profesionales cualificados para trabajar con esos niños, sino tienen la sensibilidad y no quieren trabajar con niños con discapacidad que dejen la plaza para otras personas que seguro.
    Debería haber más control y escuchar a esos niños o a sus padres.
    Los niños son maravillosos tengan o no tengan autismo y si las personas no tienen paciencia para trabajar con los niños que se dediquen a otra cosa.

    18 abril 2018 | 14:34

  11. Dice ser Diamante

    No pueden hablar de presuntos malos tratos, estan grabados, deben cerrar el centro, inhabilitar a los 3 monstruos, ni presuntos ni investigación ni cuentos chinos, que poca sensibilidad, que poca sangre, que actúen ya!!! Vergonzoso el sistema, y encima aparece una impresentable del AMPA diciendo que calma, que todo está bien, estúpida, debe ser otro monstruo. Que horror ,

    18 abril 2018 | 15:28

  12. Dice ser Fran

    Rubén: Hablas de los profesores en Finlandia que deben prepararse 10 años, pero me extrañaría muy mucho que cobren los patéticos sueldos que se cobran en España. Hace apenas unos días leíamos en este diario la historia de los concursantes que llevan 12 meses en Boom! de Antena 3, de los cuales uno es doctor en Bellas Artes y da clases como profesor asociado en Altea, en una universidad dependiente de Elche. Ciudad pequeña, universidad pequeña y sueldos pequeños, pues cobraba 250€ mensuales y por los cálculos le salía a 15€ la hora.

    18 abril 2018 | 17:58

  13. Dice ser DD

    El problema de fondo es que no se contratan a profesionales de este sector, debe de haber pocos supongo, ni profesionales en los demás campos. Cuando mi hija iba a comedor, la comida no estaba bien cocinada, gritaban a los niños que no se la comían, y tras conocer a éstas pájaras me di cuenta que ni siquiera eran amables, todo lo contrario. Al final les grité que por sonreír un poco no se iban a intoxicar, pero los niños, sí, me quedé mas a gusto…..

    18 abril 2018 | 18:53

  14. Dice ser Madre

    A mi hijo con 3 años le están haciendo algo similar y lo que veo es q hay un corporativismo q nadie hace nada. Yo tengo reclamaciones en todas partes, y me
    veo recurriendo a la prensa al menos para que se sepa. Es una vergüenza q esto ocurra y no pase nada!!!

    18 abril 2018 | 21:42

  15. Dice ser María

    Mientras este el sistema de oposiciones en el que solo se valora la memoria del docente para transcribir un tema y puntos obtenidos a base de pagar un dineral en máster, seguirán habiendo docentes sin vocación.
    Para trabajos de docencia sea cual sea el nivel y la especialidad, se ha de pasar algún test de personalidad, entrevistas, ya sean en grupo o individuales, etc. Se ha de valorar la persona por encima de todo.
    Cómo evitar enchufamos en esas valoraciones?? Mover a los examinadores. Si yo me presento en CLM y hay examinadores de otras comunidades mezclados (repito para el tema personal, no académico porque en cada comunidad hay una legislación), es más difícil que haya algún tipo de preferencia.
    Por otra parte, también habría que hacer algo con las personas que ya son funcionarios de carrera y están asentados en un puesto tranquilos porque no les va a pasar nada hagan A, B o C.

    20 abril 2018 | 20:04

  16. Dice ser Gerardo López

    Soy padre de un niño autista. El problema es mayor del q en ese audio se escucha.Ver a nuestros hijos tristes sin querer ir a ciertos centros y no saber porque. Para mi seria muy fácil darles su mismo merecido y así m apetecería,pero solo se merecen una justicia dura y JUSTA. No como la q ellos han aplicado a nuestros chicos en inferioridad de defensa…actuemos papas..actuemos y protejamos a nuestros hijos de estas alimañas que deberían ayudarnos y no causar más daño…protejamos a nuestros hijos incluso de quien los deberían protejer junto a nosotros..q caiga todo el peso d la ley sobre ellos.

    21 abril 2018 | 14:43

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.