LOS APUNTES DE ECONOMÍA PRÁCTICA Y FAMILIAR de Joan F. Domene

Entradas etiquetadas como ‘solbes’

Cayó la primera, pero…¿será la última?

El aval de 9.000 millones de euros que acaba de aprobar el Gobierno, reunido en sesión extraordinaria dominical, para garantizar la liquidez de Caja Castilla-La Mancha (CCM) siembra la duda sobre la tan repetida solvencia y rigor de nuestro sistema financiero.

El hecho, no por previsto menos sorprendente, llega tras las reiteradas advertencias del propio gobernador del Banco de España y de los máximos representantes de los bancos y las cajas españolas sobre la difícil situación de algunas entidades.

Caja Castilla-La Mancha (CCM) ha intentado sin éxito superar sus problemas de liquidez con una fusión con Unicaja y no ha quedado otra alternativa que la intervención pública. ¿Se repetirá la historia cada vez que fracase una operación de este tipo?

Por mucho que el vicepresidente económico Pedro Solbes se empeñe en tranquilizar al personal, al fin y al cabo es lo que se espera que haga, no ha podido garantizar que a medio o a largo plazo -si la gravedad de la crisis persiste- no volvamos a hablar de otra intervención del Banco de España.

Si se dedican 9.000 millones de los 100.000 que el Gobierno ha reservado para garantizar la liquidez bancaria a una entidad que representa menos del 1% del sistema financiero español, aunque nos digan que sólo se gastarán 3.000, ¿qué pasará cuando tengamos que rescatar alguna otra más potente?

Y por último, ¿pagarán los responsables de este desaguisado por el mal que han causado?¿O se irán de rositas y con una indecente indemnización por despido como sus colegas de AIG?

La economía crecerá un 2,4… o menos

El Gobierno rebajará hoy sus previsiones de crecimiento económico para 2008 y 2009. Solbes ha admitido finalmente en voz baja lo que hace meses le decían a gritos desde todos los rincones del espectro económico: sus pronósticos de un aumento del PIB del 3,1% para este año y del 3% para 2009 eran demasiado pesimistas con la que estaba cayendo.

Parece que el superministro económico de Zapatero no consideró oportuno utilizar las mismas dosis de realismo que aplica ahora durante la campaña electoral y su debate con Pizarro (por cierto, ¿dónde se ha metido el antiSolbes del PP?). Eso sí, una vez ganadas las elecciones y constituido el Ejecutivo, ya podemos ponernos serios, admitir lo obvio y empezar a trabajar.

El Banco de España, nada sospechoso de ser antigubernamental, ya ha dicho que creceremos un 2,4% en 2008 y un 2,1% en 2009. Lo mismo que apuntaron el Santander y la agencia de inversiones Intermoney. A Solbes le ha parecido una cifra razonable. Veremos cuánto se acercan los expertos de su ministerio tras esos complejos cálculos que han estado haciendo estos días. O si, por el contrario, rebajan aún más la expectativas para acercarse a los pronósticos pesimistas para 2008 del FMI (1,8%), BBVA (1,9%) o la fundación de las cajas de ahorro (2,0%).

Alguien se puede preguntar que a qué viene tanto interés por estos datos. En el plano “científico”, un crecimiento de la economía española por debajo del 3% ha supuesto históricamente un aumento del paro y de los desequilibrios económicos. En el político, es un arma arrojadiza que a buen seguro la oposición utilizará contra el Gobierno recordando aquello de “ya lo decíamos nosotros”.

La solución, hacia las 13.30. Permanezcan atentos a sus pantallas.

Solbes se impone a golpe de gráfico

La prueba más evidente de que la economía es uno de los temas estrellas de esta campaña electoral es que Pedro Solbes y Manuel Pizarro, los hombres fuertes del PSOE y el PP en esa área, se han convertido en teloneros de los debates entre sus jefes respectivos.

Este jueves se han visto las caras en Antena 3, antes de que lo hagan Zapatero y Rajoy con una desaceleración -que no recesión (por ahora)- echándonos el aliento en el cogote. Era el momento de comprobar si la experiencia reposada de Solbes podía superar el fulgurante magnetismo que muchos atribuyen a Pizarro.

El resultado ha sido que en el toma y daca de datos, gráficos y estadísticas, el vicepresidente económico ha estado más convincente que su oponente, que ha llegado a recurrir a la ilegalilzación de ANV al ser interrogado por Solbes sobre cómo pensaba pagar los 30.000 millones que puede costar la reforma fiscal del PP.

Además ha puesto en un aprieto al ex presidente de Endesa al recordarle los ataques de sus compañeros de partido a la solvencia de la banca española o cuando le ha recordado que cierto día defendió algo parecido a la privatización de las pensiones.

Solbes ha tenido que hacer frente a una retaila de reproches por la sucesión de malos datos económicos que se ha encontrado sobre la mesa el Gobierno (paro, inflación, afiliación a la seguridad social, confianza de los consumidores, endeudamiento familiar…). Pero ha apabullado a Pizarro, más nervioso que su contrincante, con datos que demuestran que nuestra economía está mejor ahora que cuando los populares dejaron el Gobierno.

Aunque el dato del crecimiento del PIB en 2007 conocido este miércoles podía haber sido un alivio, la revisión a la baja de la previsión para 2008 que hoy ha anunciado la Comisión Europea no le ha hecho ningún favor. Lo cierto es que ese 2,7% está en la línea de otros pronósticos más realistas que los del siempre optimista Solbes y Pizarro ha tirado de hemeroteca para recordarle otras predicciones parecidas.

Datos en campaña

Para compensar, horas antes del debate, se había dado el gusto de presentar su tercer superávit consecutivo en las cuentas públicas, que fue de 23.368 millones de euros (2,23% del PIB). No era un dato nuevo, puesto que ya lo anunció la vicepresidenta del Gobierno hace unas semanas, pero sin duda convenia recordarlo antes de enfrentarse a Pizarro.

Pero otros datos irán apareciendo a lo largo de la campaña electoral, que acabamos de estrenar. Sin ir más lejos, el próximo viernes, dia 29, el IPC adelantado de febrero. Y el 4 de marzo, al día siguiente del segundo debate ZP-Rajoy, la cifra de afiliados a la Seguridad Social de febrero.

Habrá que ver durante esta campaña electoral cuáles son esos resultados y qué habilidad tienen Pizarro y Solbes para convencer al electorado de que pueden gestionar la actual marejadilla económica mejor que su oponente. O que incluso están preparados para hacer frente a un temporal como el que algunos agoreros se empeñan en anunciarnos.

La banca gana y el resto pierde

Hay expectación por saber qué nos explicará mañana el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, durante su comparecencia en el Congreso para hablar de la situación económica. Después de escuchar anoche a Zapatero en la Cadena Ser, uno se imagina por dónde van a ir los tiros.

El presidente del Gobierno ha admitido que “es verdad que ha habido algunas incertidumbres económicas”, pero ha trazado un balance positivo de la legislatura en materia económica: “Hemos crecido, hemos ahorrado y hemos repartido”.

O sea, que previsiblemente nos dirá que la economía crece (aunque sea de forma poco sana), se crea empleo (no importa su con un alto nivel de precariedad y con salarios bajísimos) y las cuentas públicas están en superávit (pese a que otras cuentas, las de las familias, sean claramente deficitarias).

Estaba pensando en ello justo cuando ha caído en mis manos la portada de Expansión y he visto estas dos noticias justo una al lado de otra.

Y yo, inocente de mí, me pregunto: Si el ahorro está cayendo y estamos más endeudados que nunca, ¿de dónde sacan bancos y cajas de ahorro tanto beneficio? Analizando las cifras uno se da cuenta de que la mitad de esos 30.000 millones van a parar a los bolsillos del Santander (8.414) y el BBVA (6.119). Esta semana se abre la temporada de presentación de resultados bancarios con Banesto y empezaremos a conocer más detalles.

Pese a todo, 2008 no pinta muy bien para las entidades financieras, que han perdido parte de su valor en Bolsa por las incertidumbres ante el futuro: Ahora bien, los que lo tenemos crudo seguro somos el resto de ciudadanos que, según cálculos de Expansión a partir de los datos del INE, pagaremos 1.000 euros más al año por el imparable aumento de los precios. Eso, sin incluir la hipoteca, que es otro dolor de cabeza para muchos.

Supersolbes al rescate

José Luis Rodríguez Zapatero ya tiene a su fichaje estrella para las elecciones de 2008: Pedro Solbes. Contra todo pronóstico, el actual vicepresidente económico ha aceptado ser el número 2 del PSOE por Madrid y continuar en su puesto en el caso de que los socialistas obtengar una mayoría que les permita gobernar.

Una jugada maestra que va a limitar considerablemente el margen de maniobra del PP, que había convertido ya a la economía en su estandarte electoral, quizá suponiendo que la más que previsible ausencia de Solbes de las listas generaba una sombra de incertidumbre de la que podía sacar algún un rédito electoral.

La escenificación del sorprendente compromiso de Solbes no podía estar más calculada: Zapatero le invita a seguir en su mítin dominical -“Pedro Solbes nació para esto y es claro que todos queremos que siga en esto”- y al día siguiente él acepta muy gustosamente. Tema zanjado. Si el superministro económico ha puesto o no condiciones para seguir puede ser motivo de debate. Pero parecería increíble que no lo hubiera hecho.

Por lo pronto sabemos que quiere que se reduzca el papel de la Oficina Económica del Gobierno, que asesora directamente a Zapatero, para evitar las sorpresas desagradables que se llevó en el pasado cuando Miguel Sebastián estaba al frente.

Quién no recuerda las incómodas explicaciones que Solbes tuvo que dar en el Congreso por la supuesta operación lanzada por la mencionada oficina para desalojar a Fernando González de la presidencia del BBVA. O las sonadas discrepancias con más de un ministro sobre cómo financiar algunas de las iniciativas gubernamentales.

Si Solbes ha acabado aceptando el reto de ZP, alguna garantía tendrá de que todo eso no se va a volver a repetir.

Nubes en el horizonte económico

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, ha moderado su optimismo sobre las perspectivas de crecimiento para 2008. Hasta ahora había venido manteniendo su previsión de un incremento del PIB español del 3,3% para el próximo año. Especialmente cada vez que alguien ha rebajado esas cifras oficiales por la crisis financiera mundial desatada por las hipotecas basura en los Estados Unidos.

Pero hoy, como ya hizo en el Senado el pasado 28 de septiembre, ha vuelto a admitir que nuestra economía podría crecer por debajo del 3% el año que viene como consecuencia de las nubes que aparecen en el horizonte económico. Habrá que ver si son fruto de una inestabilidad pasajera y sólo dejan pequeños aguaceros o si, por contra, se transforman en negros nubarrones que acaban descargando crudas tormentas con rayos y truenos incluidos.

En cualquier caso, se trata de un nuevo toque de realismo del responsable económico del Gobierno, en la línea de las predicciones avanzadas por organismos internacionales como el FMI, que prevé un aumento del PIB del 2,7% para 2008, o de expertos analistas como los de Standard & Poors, que incluso lo rebajan al 2,5%.

Solbes se queda solo

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, sigue clamando en el desierto contra las propuestas sociales que lanzan el mismo ejecutivo y otras administraciones gobernadas por los socialistas.

En pocos días ha sido desautorizado por la ministra de Vivienda, Carmen Chacón, por criticar los planes de la Junta andaluza para facilitar el acceso a una vivienda a las personas con pocos recursos económicos. Luego censuró la propuesta del alcalde de Sevilla, también del PSOE, de castigar a los propietarios de pisos vacíos con un recargo en el IBI.

Y ahora llega el enfrentamiento abierto con la mismísima vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro de Sanidad, Bernat Soria, por su proyecto de dentista gratuito para todos los niños de 7 a 15 años.

Estos y otros episodios han demostrado, una vez más, que el responsable de las finanzas del país va por libre, que no está cómodo en este Gobierno y que, si tenía alguna duda, tiene más que decidido que no irá en las próximas listas del PSOE a las elecciones generales.

Solbes, alabado por el PP y el poder económico del país por su rigor al frente del ministerio y criticado por su propio partido y los que le prestan apoyo para poder gobernar, ha llegado a un callejón sin salida.

Veremos como resuelve el sudoku del presupuesto del Estado para 2008 en las actuales circunstancias, con los catalanes y andaluces reclamando más inversiones para compensar el olvido de años interiores y sus propios compañeros de gabinete proponiendo medidas sociales, con el consiguiente gasto derivado, para presentarse con la mejor de las caras a las próximas elecciones generales.

Si te ahoga la hipoteca, cena en casa

La imparable subida de los tipos de interés, que complica cada vez más el pago de la hipoteca, tiene fácil solución para el vicepresidente económico del Gobierno. Pedro Solbes opina que no hay motivos para la preocupación pese al elevado nivel de endeudamiento de las familias españolas. ¿Que no le llega para pagar el crédito? Pues compre menos coches y lavadoras, use menos los bares y salga menos a cenar a restaurantes. Y problema resuelto. De poner freno a la especulación y a los excesos que nos han llevado a esta difícil situación nada de nada. ¿Y que me dicen del estreno parlamentario del nuevo gobernador del Banco de España?. Miguel Angel Fernández Ordóñez afirma que no hay que dramatizar por las deudas de los hogares españoles porque los que realmente lo pasarán son “una minoría (?) del 40%”. En todo caso, son una “amplia” minoría y además integrada mayoritariamente por jóvenes que firmaron su hipoteca a tipos bajos y con los precios de los pisos en niveles estratosféricos.