BLOGS

LOS APUNTES DE ECONOMÍA PRÁCTICA Y FAMILIAR de Joan F. Domene

Entradas etiquetadas como ‘euribor’

La Bolsa cae, pero el euribor también

Efectivamente, la Bolsa exagera y amplifica el efecto tanto de las buenas como de las malas noticias. Hoy un nuevo ejemplo: el anuncio del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, de que no tocará los tipos de interés ha vuelto a hundir las bolsas europeas. Igual que ayer subieron por la decisión de la Reserva Federal estadounidense de bajarlos, la perspectiva de que el BCE no seguirá los mismos pasos ha devuelto el pesimismo a los mercados bursátiles.

Pero mucho ojo. Aunque la atención de las informaciones económicas sigue fijada en el sube y baja bursátil, están pasando otras cosas que pueden ser muy favorables para la economía en general y para nuestros bolsillos en particular. Y la Bolsa cae, pero también esta bajando el euribor, el índice al que están referenciadas la mayoría de hipotecas.

Como se suele decir, no hay mal que por bien no venga. Y por mucho que Trichet y los suyos se emperren en mantener el precio del dinero en la eurozona en el 4% (en los EE UU se colocó ayer en el 3,5%), los mercados acabarán dictando su ley y el BCE deberá replantearse esa resistencia a tomar una decisión que, sin duda, aliviaría la situación financiera de muchas familias.

La Bolsa exagera

Si algo está claro después de estos dos días de altibajos bursátiles es que la Bolsa tiende a exagerarlo todo. Ni el lunes se hundía la economía, a pesar de que los índices de todo el mundo se pegaron unos soberanos batacazos; ni este martes se han aclarado las dudas sobre el futuro de la economía a pesar de que la mayoría -incluido nuestro Ibex 35- han cerrado con signo positivo.

Los expertos culpan del crac del lunes más al miedo a lo que puede pasar en Estados Unidos, que parece a las puertas de una recesión, que a razones estrictamente objetivas como el criticado plan de exenciones fiscales de Bush para reactivar su economía. De la misma forma, podemos atribuir a la esperanza -tras el fenomenal recorte de tipos de interés estadounidenses de 0,75 puntos– los buenos resultados de hoy. ¿Y mañana? Veremos.

Por lo pronto, los inversores de Wall Street parecían menos optimistas que sus colegas europeos y el índice de la Bolsa de Nueva York empezó la sesión cayendo de forma notable, aunque a media sesión empezó a enderezar el rumbo y parecía que, por una vez, la sangre no iba a llegar al río.

Y puestos a buscar el lado positivo de las cosas, no podemos perder de vista que tras el tremebundo traspiés bursátil del lunes hoy se han producido un par de noticias muy favorables como el descenso del euribor, que marcó hoy su nivel más bajo desde abril de 2006, o la caída del precio del barril de petróleo.

¿El batacazo hipotecario frenará el euribor?

Retomamos el curso económico tras las vacaciones con una sensación agridulce. Por un lado, el batacazo hipotecario en Estados Unidos amenaza la estabilidad de la economía mundial, aunque parece ser que la sangre no llegará al río. Del otro, ese mismo drama que ha dejado a cientos de familias sin casa en aquel país y ha obligado a intervenir al mismísimo Bush, puede acabar siendo decisivo para que el euribor deje de subir. Y con él, las preocupaciones de las muy endeudadas familias españolas.

Lo dicen los políticos responsables del área económica, más por deseo que por convencimiento, pero los expertos también se manifiestan cada vez más en esa línea. El mercado hipotecario europeo se guardará mucho de seguir los pasos del norteamericano y esas subidas imparables del euribor parece que tocan a su fín. Al mismo tiempo, las anunciadas subidas de los tipos oficiales del Banco Central Europeo quedarán previsiblemente para mejor ocasión.

Pero mucho ojo, porque no olvidemos que tras el boom inmobliario de los últimos años que ha derivado en un elevado endeudamiento de las familias, España es uno de los países más vulnerables a cualquier movimiento que se produzca en el mercado hipotecario mundial o eurpeo.

Enganchados a la hipoteca variable

Seguimos prefiriendo hipotecarnos con interés variable. Los últimos datos del INE constatan que el 97% de las hipotecas en nuestro país tienen este tipo de interés. Lo sorprendente es que la cifra sigue creciendo: en agosto aumentaron un 7% más porque la mayoría cambiaron de fijo a variable. El objetivo no es otro que reducir la cuota mensual del préstamo: la del nuevo crédito variable es más baja que la anterior a tipo fijo. Pero eso es ahora, ¿qué puede pasar en los próximos meses?

Se trataría de una decisión lógica si, como en el pasado, viviéramos en un entorno de tipos interés bajos y muy estables a lo largo del tiempo. Pero supone poco menos que una temeridad si tenemos en cuenta que el euríbor, el índice de referencia más usado en los préstamos hipotecarios, acumula trece meses consecutivos de subidas y está en el 3,799%. Y ya casi roza el “suicidio financiero” si tenemos presente que las cosas van a seguir así los próximos meses y que, más pronto que tarde, llegará al 4%. El Banco Central Europeo ya ha avisado: los tipos de interés oficiales subirán en diciembre hasta el 3,50%-3,75%, a pesar de que ayer decidió mantenerlos en el 3,25% actual.