BLOGS

LOS APUNTES DE ECONOMÍA PRÁCTICA Y FAMILIAR de Joan F. Domene

Entradas etiquetadas como ‘paro’

La crisis va por barrios

Los datos económicos negativos se acumulan mientras los sectores más críticos exigen al Gobierno que acepte ya de una vez que estamos en crisis, que se deje de expresiones eufemísticas (“desaceleración transitoria”) y coja el toro por los cuernos y adopte las medidas que reclama una situación de este calibre.

El crecimiento económico ha sido el último de los indicadores en encender una nueva luz de alarma: el PIB aumentó un mínimo 0,3% en el primer trimestre del año y ha llevado la tasa interanual del 3,5% del último trimestre de 2007 hasta el 2,7%. Un severo batacazo, vaya.

Antes de conocer este dato, supimos que el paro está en niveles históricos, que la construcción sigue en caída libre, que cada día se hacen menos hipotecas, que ha caído la confianza de los consumidores y que además el IPC se ha frenado más por el bajón del consumo que por cualquier otra circunstancia.

Fuente: Expansión, 15-05-08

Pero, con la que está cayendo, nos llegan noticias como que las principales empresas cotizadas en la bolsa española, las que integran el Ibex-35, han ganado 14.214 millones de euros en los tres primeros meses de 2008. O sea, en el mismo periodo en que la economía ha reducido su crecimiento en un 0,8% (del 3,5% al 2,7%), las grandes compañías españolas han incrementado sus beneficios un 17,4%.

Y ese es el crecimiento medio de las 35. Porque analizadas una por una tenemos a Telefónica, Repsol, el Santander, Iberdrola y otras con incrementos de beneficios muy superiores a esa media del 17,4%. Por lo tanto, parece claro que por mucha crisis que haya no ha acabado de afectar a algunos peces gordos.

¿El paro baja nota?

Decía Zapatero en una entrevista concedida a 20 minutos que nuestra economía era de sobresaliente, de 9, hace año y medio y que ahora está entre el bien alto y el notable bajo, entre el 6,5 y el 7. Eso era, claro, antes de conocer que el paro creció en enero como no lo había hecho en el último cuarto de siglo en el mismo mes. Los datos aportados por el Ministerio de Trabajo son contundentes:

* El número de desempleados registrados en las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo, al finalizar el mes de enero, se ha incrementado en 132.378 personas en relación con el mes anterior.

* En valores relativos, el aumento del paro es de un 6,22%. De esta forma el paro registrado se ha situado en 2.261.925.

* Desde enero de 2007, el paro se ha incrementado en 179.417 personas (8,62%).

* El número de contratos registrados durante el mes de enero ha sido de 1.581.360. Supone un descenso de 71.790 (-4,34%) sobre el mismo mes del año 2007.

* Por sectores económicos, el paro registrado presenta las siguientes variaciones respecto a diciembre: En Agricultura se incrementa en 6.549 (9,52%); en Industria sube en 9.714 (3,47%); en Construcción aumenta en 8.930 (3,15%); en Servicios se incrementa en 98.104 (7,64%).

¿Y ahora qué nota le ponemos a nuestra situación económica? ¿Lo dejamos en un ‘sufi pelao’? Quizá lo más responsable por parte de todos sería dejar de esconder la cabeza bajo el ala, unos, y de utilizar la situación económica como arma arrojadiza, otros; y empezar ya de una vez a hincar los codos en serio, a repasar los apuntes y a estudiar a fondo la materia. No vaya a ser que en el examen final nos vaya a caer un ‘cate’ y acabemos yendo a la repesca los de siempre.

El euro fuerte nos hace débiles

Los afortunados que durante estos días hayan disfrutado de unas vacaciones navideñas en Nueva York o cualquier otra ciudad de los Estados Unidos habrán comprobado, sin duda, las ventajas que supone la fortaleza del euro frente al dólar. Con el cambio actual, el viaje sale más barato y las compras allí son mucho más asequibles.

Esa es una de las pocas ventajas que tenemos nosotros y la resta de países de la eurozona con una divisa tan fuerte. Otro aspecto favorable es que, como la factura del petróleo se paga en dólares (y cada vez nos dan más por cada euro), notamos algo menos los efectos negativos de la escalada imparable del precio del crudo, que está alcanzando niveles estratosféricos. Y poco más. El resto, todo son desventajas.

Que se lo pregunten a los 450 empleados de Nissan que se irán al paro porque la empresa ha decidido llevarse a Tailandia la fabricación de uno de los modelos que se producían en Barcelona. ¿Los motivos? Entre otros, la fortaleza del euro. Ciertamente, con el dólar tan “barato” los fabricantes norteamericanos tienen una posición más favorable que los europeos a la hora de colocar sus coches en el mercado internacional.

La única alternativa para poder competir con ellos que se les ocurre a Nissan y a otras muchas compañías de nuestro continente es reducir los costes de fabricación. ¿Cómo? Trasladando la producción a países, generalmente menos desarrollados, con salarios más bajos, jornadas más largas, menores exigencias laborales y legislaciones medioambientales menos estrictas.

No es nada nuevo. Antes otras empresas han seguido ese camino conocido como “deslocalización”. Y otras lo seguirán haciendo. Seat ya ha anunciado que piensa producir más en América Latina y mantener su apuesta por la Europa del Este. Los empleados de su factoría en Martorell (Barcelona) se han echado a temblar, recordando los recortes de plantilla en un pasado no muy lejano.

Si la construcción flojea y la industria se va, ¿hasta dónde va a llegar el desempleo en nuestro país? Pero el aumento del paro no es la única consecuencia de este fenómeno que algunos consideran “inevitable” en un mundo tan globalizado como el actual.

Con un euro tan “fuerte”, las empresas de la automoción -que en España representan el 80% de las exportaciones- y el resto de industrias europeas tienen cada vez más dificultades para exportar sus productos. La consecuencia es que se agrava el ya preocupante déficit exterior (la diferencia entre lo que vendemos fuera y lo que importamos) y se reduce en algunos puntos el crecimiento económico general del país.

Luces y sombras de la EPA

El paro cayó en el tercer trimestre de 2006 en 72.000 personas. Lo dice la Encuesta de Población Activa (EPA) que se ha dado a conocer hoy. Otros datos destacados son que en España hay hoy el mismo número de parados que hace un año: 1.765.000 desempleados que representan una tasa del 8,15%. Por otra parte, hay 19.895.600 personas ocupadas, de las cuales 202.500 han encontrado trabajo el trimestre pasado. En el último año se han creado 704.600 empleos en España.

Esos son los datos más conocidos de una encuesta trimestral que tiene otros menos conocidos, pero quizá más inquietantes. Como el que dice que casi cuatro millones de hogares de los cerca de 16 que hay en España -una cuarta parte- no vive ningún “activo”.

Activos: personas de 16 o más años que suministran mano de obra para la producción de bienes y servicios o están disponibles y en condiciones de incorporarse a dicha producción. Se subdividen en ocupados y parados.

Además, hay 393.300 en los que todos sus miembros están parados, una cifra que se va reduciendo progresivamente pero aún preocupante.