BLOGS

LOS APUNTES DE ECONOMÍA PRÁCTICA Y FAMILIAR de Joan F. Domene

Entradas etiquetadas como ‘bbva’

La banca teme al rescate del Gobierno

Si ayer fue día de ‘zombies’ aquí en Santander, hoy nos hemos movido más entre fantasmas, y muy especialmente entre el fantasma del temor de la gran banca española a que la intervencion pública para el rescate de entidades en crisis tenga efectos negativos sobre la competencia.

Como ya hizo ayer el presidente del BBVA, Francisco González, en un curso de la UIMP y la APIE sobre la crisis, esta mañana el presidente del Banco Popular, Angel Ron, ha advertido sobre el papel que el Estado debe jugar ante la “reestructuración por el exceso de capacidad instalada” que vivirá el sector financiero español.

En la misma línea, el vicepresidente del Santander, Matías Rodríguez Inciarte, apuntó que el Estado debería proporcionar fondos públicos únicamente a aquellas entidades que tengan garantizada su viabilidad. Rodríguez Inciarte añadió que quedan a la espera de que el Gobierno ponga letra al fondo de rescate que está preparando, pero que por ahora la música les suena bien.

Uno y otro, como también hizo González, han señalado los efectos perversos de las ayudas de los Gobiernos europeos a las entidades de sus países porque han propiciado una “competencia desleal”. Ahora piden que la intervención del Ejecutivo español no tenga las mismas consecuencias perniciosas en nuestro país.

La crisis financiera produce ‘zombies’

Como en una película de terror, la crisis económica amenaza con generar ‘zombies’ financieros -bancos o cajas en una situación crítica que son sostenidos artificialmente con ayudas públicas- y, según hemos sabido este lunes eso preocupa mucho tanto a la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, como al presidente del BBVA, Francisco González.

Ambos han compartido hoy el acto inaugural de un curso de verano sobre la produndidad de la crisis en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) que se celebra esta semana en Santander y del que espero iros informando desde aquí. (Por cierto, qué bonita ciudad y que preciosidad el Sardinero).

Pero a lo que íbamos. El máximo responsable del segundo banco español ha estado especialmente contundente:

. “Los zombies (entidades inviables mantenidas artificialmente) impiden la consolidación de un sistema bancario fuerte y solvente y drenan recursos que se podrían emplear de forma mucho más eficiente”.

. “Como resultado: se dificulta la recuperación del crédito, se retrasa la recuperación económica, se reduce el potencial de crecimiento de la economía y el bienestar de los ciudadanos”.

. “En España, el sector financiero ha crecido de forma acelerada y la debilidad de ciertas instituciones y la sobrecapacidad del sector son lastres pesados para la recuperación económica y el crecimiento futuro”.

Y ha seguido en el mismo tono cuando ha pedido mano dura de las autoridades que, según él, deben “tomar medidas tan radicales como sea necesario para restablecer la confianza en la asignación de recursos, la competitividada y el crecimiento económico”.

Y tienen que hacerlo rápido porque, sigue, “dilatar la respuesta a los problemas sólo llevará a que se agraven y su resolución sea mucho más costosa y dramática”.

No está mal teniendo en cuenta que tenía sentada a su derecha (?) a la mismísima Elena Salgado, que debió tomar nota de las exigencias del banquero.

Salgado y González, sin embargo, rechazaron de pleno que en España haya -por ahora- ningún ‘zombie’ (se supone que ninguno a parte de CCM), aunque fue la vicepresidenta la que alertó de que el próximo año alguno podría despertar y salir de su tumba.

De ahí las prisas por aprobar el fondo de rescate que permita meterles mano de la forma más adecuada ya sea para resucitarlo o enterrarlo bien enterrado.

Obscenidades bancarias

Con la que está cayendo, los dos principales bancos españoles han anunciado que cerraron 2008 con beneficios multimillonarios. En plena crisis galopante, el Santander ganó más de 8.000 millones de euros; el BBVA, más de 5.000. Lo cierto que sus beneficios bajan respecto al año anterior (faltaría más), pero siguen embolsándose una bonita cantidad de dinero a costa de nuestras comisiones y nuestras hipotecas.

Si los datos ya resultan indignantes para miles de autónomos o de pequeños y medianos empresarios, que en estos días no consiguen ni un pequeño crédito para poder mantener sus negocios, que ese anuncio coincida con la confirmación de que España está, efectivamente, en recesión (dos trimestres de crecimiento negativo) resulta indiscutiblemente obsceno.

En la Moncloa hace días que se temían ese momento porque, por mucho que Zapatero se esfuerce en intentar convencernos de que el Gobierno no “da” dinero a los bancos, sino que les “compra activos” y por tanto no es un “regalo”, sino una inversión.

Son muy conscientes del impacto que esos beneficios de la banca provocan en los ciudadanos, pero especialmente en el tejido empresarial. Porque siguen ganando dinero pese al aumento de reservas que han destinado a prevenir la morosidad creciente o a fiascos atípicos como el caso Madoff.

Los comerciantes, los industriales y los autónomos escuchan mensajes gubernamentales, y de los propios bancos, sobre los supuestos ríos de crédito que fluyen por el sistema financiero español. Aquí una prueba:

Pero llegan a su oficina bancaria y, cuando piden un crédito mínimo para mantener su actividad todo son problemas y condiciones imposibles. Eso cuando no reciben directamente una rotunda negativa por respuesta.

La banca sale de compras

El pez grande se compe al pequeño. Es una de las leyes de la naturaleza, pero también de los negocios. Por eso asistimos a una oleada de fusiones y compras de empresas de distinto pelaje y de diversos sectores. Hay dinero, los beneficios crecen y las compañías aprovechan para engordar todo lo que pueden, hacerse grandes y marcar distancias con la competencia. Y la banca está siendo especialmente activa en ese terreno.

El Santander está luchando, junto con el británico Royal Bank of Scotland (RBS) y el belga Fortis, por hacerse con ABN Amro. Tendrán que superar la oferta del Barclays, también del Reino Unido, que ya ha llegado a un acuerdo con la cúpula del banco holandés. La entidad que preside Emilio Botín y su más directo competidor en España, el BBVA, han iniciado una carrera para aumentar su presencia internacional, con especial interés en los Estados Unidos, donde han adquirido algunos bancos medianos. Donde parece que la cosa resulta más complicada es en Europa. El banco de Francisco González intentó en su día poner un pie en el mercado financiero italiano –primero con Unicrédito, y después con BNL–, pero topó con una fuerte resistencia del empresariado transalpino y del propio Gobierno del país.

Precisamente ha sido Unicrédito el protagonista de la última gran fusión bancaria europea. Tras cerrar este domingo la adquisición de Capitalia, otro banco mediano italiano, ha creado el segundo banco europeo tras el HSBC británico y el primero de la zona euro. Un nuevo gigante de las finanzas. Los expertos vaticinan nuevos movimientos hacia una creciente globalización, con acuerdos de compra o de fusión entre bancos de diferentes países y de diversos tamaños, y ahí es donde Santander y BBVA esperan sacar tajada. Pero mucho ojo, porque hay peces más gordos en el mar financiero mundial y alguno también podría poner el ojo en ellos. De hecho ya se especuló en su día con que el norteamericano Citigrup, el primer banco del mundo, pudiera estar estudiando la compra del BBVA. Por ahora, sólo ha habido rumores, pero visto lo visto cabe esperar algunas sorpresas. Nuestros bancos harán bien de seguir pescando «pezqueñines» para evitar ser deglutidos por el gran tiburón.

BBVA, de la Champions a la NBA

El banco que preside Francisco González acaba de cerrar la mayor compra de su historia. El viernes pasado anunció que compra el Compass Bancshares estadounidense por 9.600 millones de dólares (7.400 millones de euros) para convertirlo en el buque insignia de su despliegue en Estados Unidos, donde ya controlaba tres pequeños bancos regionales en Texas y California. El Compass le proporciona cientos de oficinas en el sur y en el oeste del país. González fue muy gráfico al valorar su adquisición: «Pasamos de jugar la Champions League a jugar en la NBA». Tal vez sea esa la razón de que en 2006 tuviera un sueldo ‘galáctico’ de casi 10 millones de euros (sí, más de 1.600 millones de pesetas). Tras el fracaso de su intento por controlar la BNL italiana, por la oposición frontal de las autoridades del país, el BBVA parece resuelto a disputar al Santander la supremacía bancaria española, pero jugando fuera de casa. El banco de Emilio Botín compró el año pasado el 25% del Sovereign Bank, con sede en Filadelfia y unas 800 oficinas en nueve estados.