Fuentesycharcos

“Mark Twain tendría hoy un blog, pero jamás habría escrito gratis”. Robert Hirst, estudioso de Mark Twain

Entradas etiquetadas como ‘Casimiro García-Abadillo’

‘El Mundo’, mejor sin Sostres (y se ahorran una pasta)

Sostres, ayer en El Mundo.

Sostres, ayer en El Mundo.

David Jiménez, el nuevo director del diario El Mundo, no renovará el contrato de Salvador Sostres. Con esta decisión, Jiménez se ha ganado el respeto y el interés de muchos lectores, entre los que me encuentro.

Algunos columnistas salen caros. Sostres cobra (todavía escribía ayer como se puede ver en la imagen), más de 6.000 euros al mes por escribir sus cosas. Fuera del ecosistema de los medios tradicionales que tan bien les pagan y tanto dinero pierden, muchos columnistas no conseguirían ganar ni siquiera la mitad haciendo destajos en los nuevos medios. Tres por el precio de uno. Ya se sabe: más por menos.

Desconozco si Sostres tiene planes profesionales para el futuro. Ayer por la noche, un amigo, con buen criterio, me decía que comienza a haber overbooking en el sector más facha de los que escriben en periódicos en España. Cuando hay exceso de producto en el mercado, los precios bajan. Y se reducen más todavía cuando ni siquiera hay tertulias televisivas donde se cobre.

Pero hablemos de lo interesante. Jiménez ha abierto una puerta en El Mundo y por ella debe salir la tristeza y entrar la esperanza en un medio que se ha apalancado en los últimos meses. El buenismo de Casimiro García-Abadillo ha pausado el pulso de la redacción.

Los ejecutivos de la casa se mantienen cautelosos ante un nuevo director que se ha saltado el escalafón. Mientras tanto, Jiménez ha elegido “Notas desde Aquilea” como título de su columna dominical, inspirado, seguramente, en el nombre de un sitio asediado del que solo se puede defender con coraje. Con esa premisa, escribía el domingo pasado una primera declaración de intenciones. Tituló el artículo “Periodismo, nada más” y , entre otras cosas, con una expresión que recuerda a la mili, aprovechaba para recordar el  papel que han desempeñado o, mejor, que no han  desempeñado la mayoría de los medios de comunicación en España en los últimos años:

“Era cuestión de tiempo que nos durmiéramos en la garita de ese sistema que habíamos prometido vigilar y que lo hiciéramos en el peor de los momentos, en vísperas de la mayor crisis económica de la Democracia. ¿Cuánto dinero habrían ahorrado los contribuyentes si hubiéramos investigado a las cajas de ahorro y sometido a sus directivos a las preguntas pertinentes, antes de que fuera demasiado tarde?”

El director terminaba su primera nota desde Aquilea haciendo suya una frase de uno de los periodistas más citados.

Kapuscinski tenía razón cuando decía que nuestra labor no consiste en pisar las cucarachas -no somos jueces ni policías-, sino “en prender la luz para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse”.

Despedir a Sostres es un buen inicio para eliminar toxinas del diario. Si Jiménez quita algo de caspa de las columnas y, como anuncia con la cita de Kapuscinski, opta porque El Mundo haga periodismo y no se dedique a pisar cucarachas, habrá que volver a ir al kiosco a comprarlo y visitarlo en Internet todos los días.

Cesado el director de El Mundo, Casimiro García-Abadillo

casimiro

Casimiro García-Abadillo

Unidad Editorial ha comunicado esta tarde por correo electrónico a los redactores de El Mundo que  Casimiro García-Abadillo ha sido cesado como director del diario que fundó Pedro J. Ramírez. García-Abadillo ha dirigido durante 15 meses el periódico que fundó Pedro J Ramírez.

Aunque desde Unidad Editorial se justifica la decisión como una nueva apuesta por lo digital, lo cierto es que El Mundo se aleja del camino de la rentabilidad y ha perdido en las últimas semanas a valiosos periodistas que han fichado por El Español.

Por la redacción corre el rumor de que el cese de García-Abadillo puede ser una de las condiciones que Antonio Fernández-Galiano ha impuesto para continuar como presidente de Unidad Editorial.

David Jiménez, nuevo director

En el correo electrónico de Fernández Galiano no se habla explícitamente de un cese que se da a conocer en la tarde de la víspera de un puente.

El comunicado comienza comunicando la decisión del consejo de administración de UNEDISA de nombrar nuevo director de El Mundoa David Jiménez. “El impulso de David supone un impulso al proceso de transformación digital de El Mundo que venimos desarrollando entre todos desde hace dos años”.

David Jiménez, según explica el presidente ejecutivo de UNEDISA, lleva más de 29 20 años vinculado a El Mundo —entró como becario en 1994— donde comenzó como reportero de las secciones de Madrid y Sociedad. Ha sido corresponsal en Asia y Oriente Próximo desde 1998. “Su experiencia y trayectoria profesional”, la “formación internacional y el amplio conocimiento del entorno digital“, son los factores que, según se indica en la nota, “han convencido al Consejo de que es la persona idónea para dirigir el periódico en estos momentos de grandes cambios y retos”.

Por otra parte, después de un párrafo de alabanzas al trabajo del ya exdirector del periódico, en el correo electrónico se dice que “El Consejo expresa el deseo de buscar la fórmula que permita que Casimiro García-Abadillo mantenga su vinculación con el grupo”, una afirmación que indica que no está claro que el periodista, que se incorporó a El Mundo en 1989, continúe en el grupo.

En la actualidad, David Jiménez es uno de los 24 periodistas que está estudiando en Harvard con una de las prestigiosas becas de la Nieman Foundation para el curso 2014/2015.

El Mundo pierde a Baeta a la vez que su web deja de ser líder mundial en español

Captura de pantalla 2015-02-04 a la(s) 21.45.36

Fernando Baeta, director hasta ayer de ElMundo.es, pasará a formar parte de la plantilla de El Español, según anunció Ecotev.es después de que el periodista zaragozano comunicara su renuncia.

La semana pasada el director de El Mundo se reunió con la redacción, tras un gabinete de crisis, para explicarles la gravedad de la situación: El Mundo cerró 2014 perdiendo el liderazgo de la web en español, mientras que El País le sustituía en el primer puesto. Pero lo más grave para el diario que dirige Casimiro García-Abadillo es que ABC se acerca peligrosamente a El Mundo.

En las intervenciones que se produjeron en la reunión, Fernando Baeta (Zaragoza, 1954), responsable de la web de El Mundo desde 2006, solicitó la colaboración de los redactores para que realizaran propuestas innovadoras y les animó a generar tráfico para el periódico desde sus cuentas personales en las redes sociales. El veterano Baeta, que fue nombrado vicedirector de El Mundo cuando Casimiro García-Abadillo llegó a la dirección, no mantiene un perfil en una red tan periodística como Twitter, al menos de una forma pública.

Pocos días después, Baeta entró en el despacho de Antonio Fernández-Galiano, presidente de Unedisa y salió camino de El Español, el nuevo diario que está poniendo en marcha Pedro J Ramírez, tras perder el liderazgo en la internet en español, que el periódico consiguió en la época en que fue dirigido por Gumersindo Lafuente y que ha mantenido con algunos altibajos a lo largo de los últimos diez años.

El temporal que viene azotando al diario que fundó Pedro J no amaina. El pasado domingo, Manuel Jabois, uno de los columnistas estrella, que se instaló en Madrid a raíz de su fichaje por El Mundo, firmó por primera vez en El País. Y su nombre apareció nada menos que en la primera página.

Yahoo y Google promueven en Madrid debates sobre periodismo

Con lo mal que está la cosa, ¿qué tiene el periodismo para que empresas tecnológicas con facturaciones millonarias inviten a debatir a probos periodistas sobre el futuro de los medios y de su profesión?

En menos de una semana, Yahoo y Google han convocado en Madrid dos jornadas de charlas sobre periodismo. En la de Yahoo, la participación de Pedro J Ramírez despertó mucho interés. Google traerá como figura estelar a Jeff Jarvis, periodista, columnista de The Guardian y profesor de la New York Graduate School of Journalism. En una semana que se esperaba tranquila, al departamento de comunicación de Google en España le tocará lidiar con las declaraciones de Julian Assange a Javier del Pino en la SER, donde acusó a Google de permitir leer a la NSA y al FBI los correos electrónicos de sus usuarios.

La jornada de periodismo de Yahoo fue el viernes pasado. En una pequeña sala, y retransmitida por Internet, se desarrolló un interesante programa de la Yahoo Academy donde participaba Pedro J Ramírez, quien se estrenaba en Facebook ese mismo día. Antes de ir a la charla, el ex director de El Mundo publicó en su muro un comentario donde anunciaba su presencia en la academia de Yahoo a la vez que habría varios melones “informativos” sobre su futuro. Decía Pedro J:

«Buenos días. No entiendo aún las reglas de este muro pero espero que me ayude a derribar algunos otros. En cierto modo hoy es el primer día del resto de mi vida. Puesto que me borraron de la foto del XXV Aniversario, asumo que yo nunca fundé nada. De hecho la mítica bola verde que durante un cuarto de siglo sirvió de reclamo en el quiosco ya no existe. Mejor así. Con su pan se lo coman. Por eso acabo de cambiar mi perfil en Twitter. Donde ponía Fundador, 25 años director y columnista de EL MUNDO, ya sólo pone Periodista. Eso es lo único que soy y sólo miraré adelante, ligero de emociones. Hoy empezaré por asistir a la #YahooAcademy más como alumno que como profesor. Tengo prisa por aprender de los periodistas jóvenes».

tuit Pedro JEn comentarios en Twitter y en el debate de Yahoo se especuló sobre el posible anuncio de Pedro J del lanzamiento de un nuevo medio digital. Por otra parte, en algún tuit, Pedro J daba a entender que la carta dominical no saldría publicada ayer en El Mundo. La carta se publicó y Pedro J no reveló sus planes para montar un periódico digital.

Mientras tanto, Casimiro García-Abadillo, sin despeinarse, recomendaba a su antiguo jefe en una entrevista en El Mundo que creara cuanto antes un medio:

«Él (Pedro J) es como un pez al que sacas de la pecera y lo pones en la mesa. Se muere. Ya no tiene el agua para vivir. Él estaría más feliz teniendo un medio propio y dirigiéndolo y no en esta posición tan incómoda que le hace decir cosas que no me gustan.

Pedro J, que reconoció que “todavía no sabe qué es un periódico digital”, está avanzando en “tierra incógnita” y considera que hay que “madurar todo esto”. Así que una lectura sencilla de los comentarios del periodista hace pensar que está trabajando para poner en marcha un nuevo digital, pero las circunstancias no son las mismas que le permitieron lanzar El Mundo hace 25 años. La clave, más que en el dinero, puede estar en que no conoce el ecosistema donde se mueven los medios digitales, un examen que los directores de papel no suelen aprobar con facilidad.

GOOGLE QUIERE CONSTRUIR EL FUTURO DEL PERIODISMO MIENTRAS ASSANGE ACUSA A LA COMPAÑÍA DE PERMITIR A LA NSA Y AL FBI LEER LOS CORREOS ELECTRÓNICOS

 WhenGoogleMetWikileaksLa jornada que organizará Google, que curiosamente no se retransmitirá por streaming y a la que solo se puede acceder por invitación, el miércoles a partir de las 9,30, “Construyendo juntos el futuro del periodismo y los medios digitales”, tiene como objetivo abordar cómo los medios de comunicación están afrontando el desafío de la revolución tecnológica“. El programa, de lujo, incluye, como se ha dicho, a Jeff Jarvis, Frederic Filloux —con quien Pedro J estuvo recientemente en París, según explicó en su intervención en la Yahoo Academy—, Robert Shrimsley de FT.com, Ignacio Escolar, director de ElDiario.es, Nacho Cardero, director de ElConfidencial.com y Montserrat Domínguez, directora del Huffington Post español, entre otros participantes.

El pasado sábado, Javier del Pino entrevistó en “A vivir que son dos días”, el programa de las mañanas de los fines de semana de la Cadena SER, a Julian Assange, quien acusó a Google de facilitar la lectura de los correos electrónicos de sus usuarios a la NSA y al FBI:

 «Google ha puesto en marcha un sistema llamado Prisma que permite a la NSA a leer los correos cuando están en Google, y también al FBI. Incluso en una aburrida comisaría local de policía o un juzgado puede tener acceso a esos emails sin orden judicial».

La acusación es grave. Muy grave. Tanto que, de ser cierta, habría que pensar que Google se pasa por el arco del triunfo nada menos que uno de los derechos básicos de las personas, como es la inviolabilidad del correo y de las comunicaciones personales. Les recomiendo que lean o escuchen la entrevista completa de la Cadena SER. Teniendo en cuenta que Assange está promocionando su libro Cuando Google encontró a Wikileaks, se podía esperar una entrevista donde el entrevistador y el entrevistado no se salieran del carril, pero Javier del Pino realizó un excelente trabajo. Al resultado me remito.

Marisa Toro, la directora de comunicación en España, respondió con rapidez en el mismo programa que “”Google nunca ha colaborado con las agencias de seguridad estadounidenses, las acusaciones no son ciertas y esto es todo lo que se tiene que decir”, repitiendo la respuesta oficial del presidente ejecutivo de Google.

No podré asistir el miércoles a la sesión de periodismo de Google en Madrid, pero estoy seguro de que alguno de los ilustres periodistas invitados preguntará a los ejecutivos de Google por las acusaciones de Assange. Si la respuesta es la misma que la que ofreció la directora de comunicación y no añaden más información, nos tendremos que preocupar y cambiar de herramienta para gestionar el correo.

Eduardo Suárez, ganador del premio de periodismo García Márquez: «Me parece extraño que no me haya felicitado el director del periódico»

Eduardo Suárez en la entrega de los premios de periodismo García Márquez. Medellín, octubre, 2014.

Eduardo Suárez en la entrega de los premios de periodismo García Márquez. Medellín, octubre, 2014. Foto: Jorge Porras.

Eduardo Suárez (León, 1979) recibió en Medellín, Colombia, el premio García Márquez de Periodismo el mismo día que el diario El Mundo publicó su último artículo. Después de 14 años, el periodista se acogió a un plan de salidas voluntarias del periódico. Conversamos en Madrid poco después de que llegara de Medellín con un teclado –como el de los Mac de sobremesa, pero más pesado porque está realizado en bronce– que acredita el premio y 15.000 dólares.

Suárez obtuvo el galardón que concede la FNPI en la categoría de texto por un reportaje que realizó en Alaska 25 años después de la catástrofe ecológica del Exxon Valdez. María Ramírez (hija de Pedro J.), su esposa y compañera de trabajo, asiste a la conversación e interviene solo para matizar algún dato. Ambos han dejado El Mundo y están pensando en cómo trasladar sus libros desde Bruselas (el último destino como corresponsales) a Madrid.

En la conversación, evita utilizar el nombre de Casimiro García-Abadillo, director de El Mundo, a quien se refiere como “el actual director del periódico”.

Se te ve feliz con el premio.

Sí, mucho. Ha sido muy especial y más por las circunstancias. Es un estímulo en un momento en el que me voy del periódico, después de unos meses difíciles y con una relación bastante mala con el director actual de El Mundo. También es un reconocimiento a la gente que sigue en el periódico, donde hay muy buenos reporteros como Alberto Rojas, Gonzalo Suárez y mucha otra gente, que hacen buenas historias y que deberían tener más espacio y más tiempo para trabajar en ellas.

¿Cuánto tiempo dedicaste al reportaje?

En el terreno, cinco días. Estuve de lunes a viernes en Alaska y después pasé escribiendo otra semana en Nueva York. El proceso fue más largo porque antes hablé con mucha gente y me informé. Pero, para reportear y escribir, unas dos semanas.

¿El texto era muy largo para publicarlo en un periódico de papel?

La versión para el papel tenía 15.000 caracteres, que es larga para un periódico. Pero, en realidad, escribí 50.000, que es la versión completa que presenté para el premio y que publiqué en formato ebook en Amazon. La paradoja es que nadie me pidió que escribiera el artículo que ha ganado el premio García Márquez. Lo escribí porque entendía que había mimbres para redactar una historia larga. Es algo que antes no había hecho. Para el papel, hice un resumen. Pero el papel pronto solo se encontrará en alguna hemeroteca y en casa de mi padre, que lo tiene guardado. Pensé que la versión digital completa y el ebook era para siempre.

Premiados García Márquez

Eduardo Suárez con otros premiados y, a la izquierda, Jaime Abello, director general de la FNPI. Foto: Jorge Porras

Has sido el primer español que ha ganado el premio de la FNPI.

Era el único finalista español de todas las categorías y con el único tema que no tenía que ver con América Latina. Tenía muchas dudas porque los otros dos trabajos finalistas eran muy buenos. Me gustó que destacaran que el reportaje es un texto muy periodístico y no tan literario como otros. Para mí es un elogio porque creo que en España nos sobra poesía y nos falta periodismo y reporteo.

¿El festival de Medellín sirve como antídoto para el desánimo que cunde entre los periodistas españoles?

Claro, llegas a un sitio donde la economía está creciendo y el periodismo tiene cómo financiarse. Además, hablas con gente con mucho talento y conoces los detalles de proyectos como Radio Ambulante, donde están haciendo cosas muy interesantes con poco dinero y bastante éxito. O La Silla Vacía, que está compitiendo con medios grandes en Colombia. Con respecto a los cronistas, he visto a mucha gente con talento literario que son buenos reporteros a la vez. En España, los grandes periódicos pondrían a esos reporteros a hacer una columna y contar sus opiniones. Allí, por el contrario, hacen reportajes.

¿Hay un exceso de columnistas?

En España, la columna es un género sobrevalorado. Ojalá sucediera lo mismo que en América Latina, donde gente como, por ejemplo, Manuel Jabois se dedicara más al reportaje y menos a la columna. Es casi un cáncer que hace que un periodista que tenga cierto talento termine de columnista. Como le sucede a Enric González, un gran reportero, pero últimamente solo leemos columnas suyas. Deberíamos valorar más las buenas historias. Y para eso necesitamos a grandes profesionales para contarlas. En el panorama mediático español se trabaja en la historia que mañana van a dar todos los demás y se apuesta poco por historias propias. Las historias si son buenas, son eternas y se pueden leer mucho tiempo después. Si dedicas recursos y un espacio de 3.000 caracteres a una rueda de prensa de Rajoy, pasados dos días es una información obsoleta que no interesa a nadie.

Tiempos revueltos: desde el mes de junio, os han suspendido de sueldo durante 20 días, cambiasteis de la corresponsalía de Nueva York a Bruselas y pocos días después os acogisteis a un plan de bajas incentivadas.

No entendimos que el nuevo director dijera que nos fuéramos de Nueva York. Nos pareció una decisión incomprensible. Todo el ‘feedback’ que tenemos tanto de personas de fuera como de dentro del periódico es que estábamos haciendo un buen trabajo. La persona a quien sustituimos había estado diecisiete años y nosotros llevábamos solo dos años y medio. No lo entendimos. Escuchas muchas tonterías. Nosotros no estábamos en Nueva York de vacaciones, porque hay muchos rascacielos o porque nos encanta ir al teatro, ni nada por el estilo, sino porque es el país más maravilloso del mundo para ser reportero. La gente te abre su puerta, su corazón, te cuentan un montón de historias. La política americana es apasionante. Es el país donde lo están descubriendo todo en ciencia y tecnología, donde saben cómo va a ser el mundo dentro de 20 años. Es un regalo para un reportero estar ahí. Nos dimos cuenta desde el minuto uno de que el cambio de corresponsalía era una decisión extra periodística que no tenía nada que ver con nuestro trabajo. Eso comenzó en febrero. Lo de junio: vimos que Ana Romero, una compañera que era corresponsal en la Casa Real, firmaba todos sus trabajos y en un día tan importante como el de la abdicación del Rey su crónica salía sin firmar. Hablamos con ella y nos confirmó que quiso publicar una historia en el periódico y no pudo. Nos preocupó mucho porque somos periodistas y creemos que tenemos que defender la libertad de expresión y la capacidad de poder informar. Pensamos que no íbamos a ser los únicos que defendiéramos a Ana, pero después de apoyarla en Twitter, miramos hacia atrás y vimos que no había nadie más. A raíz de eso, el periódico nos sancionó. Nadie nos llamó antes. El director tomó la decisión, inédita en la prensa española y creo que en la mundial, de sancionar a un periodista por dar una opinión en público. Sufrimos muchísimo. Lo del sueldo es lo de menos. Ninguno de los dos somos ricos, pero no nos íbamos a morir de hambre. Vimos reacciones que no nos gustaron, no solo del director del periódico. Durante el verano lo estuvimos meditando. Surgieron las bajas incentivadas. Nos costó tomar la decisión porque era nuestro periódico. María estuvo 15 años y yo, 14. Empecé en el diario cuando aún no había terminado la carrera. Primero en Opinión, editando obituarios y cartas al director. Después, escribiendo editoriales. Luego de corresponsal en Londres y, más tarde, en Nueva York. El Mundo es mi periódico a pesar de que esté al frente quien está ahora.

Y en El Mundo se publicó el trabajo de Alaska que ha ganado el premio.

Sí, por cierto, me parece llamativo y extraño que no me haya felicitado el director del periódico que publicó el artículo que ha ganado el premio García Márquez. Porque, al final, es el periódico quien ha hecho posible que se consiguiera porque dijeron que sí al reportaje, pagaron el viaje, que no era barato, y publicaron la historia. Me siento agradecido al periódico y al actual director, porque fue quien dio la aprobación. Pero no entiendo el silencio ni la ocultación del premio en las páginas del periódico. Es una reacción un poco infantil, además de perder una oportunidad porque también es un premio para el periódico, para Agustín Pery, que es el subdirector que me envió allí y para toda la gente de especiales que me ayudaron a plasmarlo con sus vídeos, sus fotos…

¿Qué echas de menos en el periodismo español?

Me gustaría que hubiera más sitios donde poder leer más historias como la del premio. En mi opinión, los dos grandes periódicos están en un mal momento. Ninguno de los dos directores de grandes medios están apostando mucho por internet. Eso genera un hueco para un gran proyecto digital en español que publique historias bien contadas y que haga buena información del día a día. Hace falta explicar más. Una de las lecciones clave del periodismo anglosajón es explicar todo, explicarlo bien y no dar nada por supuesto. En los medios españoles se dan muchas cosas por supuestas. Y la gente se pierde con la información. Hay que recordar que la principal tarea del día de la gente no es leer el periódico.

Después de desmontar el piso de Bruselas, ¿qué tenéis pensado hacer?

De momento estamos en el corto plazo: firmar papeles, finiquito… Tenemos alguna oferta… Estamos escribiendo con María un libro sobre Marco Rubio para la editorial Debate. Rubio es un senador republicano, muy hábil e interesante que llegó de la nada. Fue el primero de su familia que llegó a la universidad. El libro saldrá en 2015.

Las bodas de plata de El Mundo sin Pedro J.

El Rey Juan Carlos I entregó en 2009 el premio al periodista Ahmed Rashid

El rey Juan Carlos I entregó en 2009 el premio de El Mundo al periodista Ahmed Rashid.

El próximo lunes, 20 de octubre, El Mundo celebrará su 25 cumpleaños y la entrega de los XIII Premios Internacionales de Periodismo con una cena en el Hotel Palace. Por primera vez, Pedro J Ramírez no ejercerá de anfitrión. Solo le han faltado ocho meses y 21 días para alcanzar las bodas de plata como director del diario.

El Mundo festeja su cumpleaños con una cena donde los hombres llevarán traje oscuro y las mujeres vestido corto. En España, ya se sabe, no es habitual lo de pagar por asistir a un evento. No hay costumbre, vamos. Por eso los eventos organizados por medios están dirigidos a un público de corbatas que frecuenta los salones de los hoteles madrileños. En la mayoría de los casos, se trata de almuerzos y conferencias de políticos y dirigentes empresariales o sindicales que acuden a un hotel y sueltan una charlilla mañanera entre el tintineo de los zumos de naranja y los cafés con leche. En Estados Unidos, por el contrario, los eventos se han convertido en una importante fuente de ingresos para los medios de comunicación. The New Yorker organiza un  muy rentable festival anual. En Quartz, uno de los nuevos medios norteamericanos que despierta más interés, creen que “los eventos son una buena fuente de ingresos, también de los asistentes y no sólo de patrocinadores”. Además de conseguir el dinero de los patrocinadores, se trata de que los asistentes también contribuyan a financiar el acto al que asisten.

Pero volvamos a la celebración de El Mundo. ¿Cambiará la fiesta y la entrega de los premios con Casimiro García-Abadillo? De momento, llama la atención el numeroso grupo de empresas patrocinadoras, un exponente de que el Gobierno y los dirigentes del PP volverán a asistir a la fiesta de El Mundo junto con lo más granado de las clases política y empresarial.

Patrocinadores

Con lo justito que se anda de patrocinios a la hora de financiar eventos en España, tomen aliento antes de leer la lista de las empresas que colaboran en la cena del XXV aniversario de El Mundo: La Caixa, Correos, Iberdrola, Repsol, Santander, Telefónica, Altadis, Ferrovial, IBM, KPMG y Mar de Frades, una bodega de albariño de las Rías Baixas. Sí, once patrocinadores, a los que hay que añadir tres colaboradores, para sufragar una cena en el Palace. Por cierto, si la memoria no me falla, tres de los patrocinadores (Telefónica, Caixa y Santander) son accionistas de Prisa.

Asistentes

Esperanza Aguirre y Agatha Ruiz de la Prada durante la entrega de los Premios Internacionales de Periodismo en 2009.

Si ahora es Google el que no me falla, que hasta ahí podíamos llegar, el año pasado la representación de la dirección del PP en el premio se limitó a tres mujeres: Esperanza Aguirre, Ana Botella y Luisa Fernanda Rudí. Seguramente con motivo, Pedro J se quejaba del vacío institucional. Para este año, además de los Reyes, está previsto que asista más de un ministro. Si también acude Rajoy, no hace falta ser muy perspicaz para advertir que se trataría de un espaldarazo al nuevo director de El Mundo, Casimiro García-Abadillo.

Premiados

Pocas veces se concede un premio más merecido: “Premio Reporteros del Mundo a Javier Espinosa, corresponsal de El Mundo; Marc Marginedas, corresponsal de El Periódico, y Ricardo García Vilanova, fotógrafo independiente”.

Más sorpresa causó la concesión de un premio a Rosa Montero, columnista de El País. En El Mundo explicaban así los motivos: «El jurado ha destacado el hecho de que es una de las columnistas contemporáneas que mejor ha sabido conjugar periodismo y literatura. “Este galardón reconoce su trayectoria, en la que siempre ha sabido ser muy coherente y elegante“, ha reflexionado García-Abadillo. “Sus columnas no son un ejercicio retórico, sino que habla de casos concretos, de pequeñas injusticias”, ha añadido Fernando Savater».

Jurado

 «El jurado de la edición de 2013 estaba encabezado por los directores de cuatro de los periódicos más influyentes de Europa: Pedro J. Ramírez, director de EL MUNDO, Ferruccio De Bortoli, director del Corriere della Sera –representado por su corresponsal en España Andrea Nicastro–, Alan Rusbridger, director de The Guardian –representado por su corresponsal Paul Hamilos y Fabrice Rousselot, director de Libération –representado por su corresponsal François Musseau–. Completan el jurado cuatro miembros independientes: Carmen Posadas, César Antonio Molina, Fernando Savater y Raúl Rivero, además de Aurelio Fernández, secretario general de la redacción de EL MUNDO, y Víctor de la Serna»

«El jurado de edición de 2014 ha estado compuesto por los responsables de cuatro de los periódicos más influyentes de Europa: Casimiro García-Abadillo, director de EL MUNDO; Ferruccio De Bortoli, director del Corriere della Sera –representado en el acto por Andrea Nicastro-; Alan Rusbdriger, director de The Guardian, representado por la corresponsal Ashifa Kassam-, y Laurent Joffrin, director de Libération, representado por François Musseau. Completaban el panel cuatro miembros independientes: Fernando Savater, Carmen Posadas, César Antonio de Molina y Raúl Rivero, además de Aurelio Fernández, director de Coordinación Editorial y Comunicación de Unidad Editorial, y el periodista Víctor de la Serna».

Se tarda poco tiempo en encontrar las diferencias entre el jurado de 2013 y el de 2014. Solo hay dos: la corresponsal de The Guardian y Casimiro García-Abadillo, que sustituye a Pedro J. Ramírez como director de uno de “los periódicos más influyentes de Europa”.