Fuentesycharcos

“Mark Twain tendría hoy un blog, pero jamás habría escrito gratis”. Robert Hirst, estudioso de Mark Twain

Entradas etiquetadas como ‘Soraya Sáez de Santamaría’

Fernando González Urbaneja: “Los periodistas han dejado de ser los intermediarios exclusivos de la información”

Fernando González UrbanejaNo resulta fácil resumir una biografía tan extensa como la de Fernando González Urbaneja (Burgos, 1950). Ha trabajado en el diario Madrid, agencia Logos, El País, semanario Doblón, Cambio 16, Antena 3 TV, Antena 3 Radio, Cinco Días (del que fue director), Diario 16 y Onda Cero, entre otros medios. Presidió la Asociación de la Prensa de Madrid y la FAPE y ha impartido clases de periodismo en la universidad. Ha sido columnista en ABC y 20Minutos, colabora en Republica.com desde 2010, participa en tertulias de radio y televisión, dirige la revista Consejeros y TheCorner.eu, que se publica en inglés, y forma parte de la comisión de deontología de la FAPE.

González Urbaneja, acaba de terminar un análisis de alrededor de 80 páginas sobre “Los medios frente a la crisis”, que publicará en diciembre la Fundación Encuentro en su informe anual.

¿Cómo ha cambiado Internet el ejercicio del periodismo?

Con Internet, los periodistas han dejado de ser los intermediarios exclusivos de la información. La opinión se forma ahora de muchas maneras, por ejemplo, a través de las redes sociales. Sucede lo mismo que cuando acaban los monopolios de otras profesiones, se abren nuevas oportunidades. El valor del periodista está en su propio trabajo, no en disfrutar de un estanco (“Siempre que hay un monopolio, se piensa en un estanco”, bromea). Si lo que pasa en la ciudad no es relevante hasta que aparece en el periódico local, eso es disponer de un estanco de información. Pero si las noticias de la ciudad llegan a la gente por varios cauces, el periódico tiene que ser el mejor para que a la gente le interese.

¿Las “marcas”, que antes se conocían como cabeceras, han dejado de ser influyentes?

Las marcas están deterioradas porque se han despistado de su función y se dedican a otros negocios. Los medios se han sustentado en grandes periodistas y ahora lo hacen en gestores, que no conocen la naturaleza de la profesión, del negocio. Con el agravante de que, como les fascinan las noticias, los titulares, acaban visitando a la vicepresidenta de turno para que les haga favores. Y ese tráfico de favores luego se notan en los contenidos.

En el informe dices que “las sedes de los partidos se han convertido en lugar de trabajo de los periodistas que acuden cada mañana para ver qué hay. Y en esas sedes los estrategas de la propaganda preparan el material, filtraciones…”. ¿Hay más personas dedicadas a influir que periodistas que se dedican a cubrir las informaciones?

Sí, y también hay gente que se aprovecha de la información, que utilizan el “me han dicho que vas a publicar”, porque se enteran de que va a salir un tema. Quien sabe lo que van a publicar los medios tiene una palanca de poder, y trata de comerciar diciendo que lo que iba a salir era algo terrible y lo que luego ha salido publicado es mejor gracias a su intervención. No suele ser cierto, o no del todo, pero hay gente cobra por ese tráfico insidioso y a veces inventado o manipulado.

Por otra parte, estamos en el fuego cruzado entre unos y otros. En el PP hay fuego cruzado entre la señora Cospedal y la señora Santamaría, que preparan la sucesión de Rajoy. Cada cual tiene sus procedimientos de filtración, como el PSOE tiene los suyos. Y cada uno periodistas favoritos, porque suelen ser periodistas más que medios, los que intervienen y los que nunca cuentan el origen de la información.

¿Por qué resulta tan difícil explicar lo relevante?

Explicar a la gente lo que ocurre es cada día más difícil porque las cosas son complejas y requieren periodistas preparados para hacerlo. Por ejemplo, en el análisis de la crisis el periodismo debería haber sido más crítico, menos procíclico. La cercanía a los políticos facilita la captura del informador. Y además se cofunde la realidad y la actualidad. Cuando crees que lo actual es lo real, puedes perder enfoque. A mí me interesa mucho más la realidad, pero la actualidad tiene atractivo.

Da la impresión de que cada vez la realidad entra menos en las redacciones.

Los periodistas que deciden las portadas tienden a estar encerrados en las redacciones o en comidas con gente del circuito, lejos del ciudadano. Incluso creen que estos no se enteran de las noticias hasta que ellos no las cuentan. El problema es que pisan poca calle, poca realidad.

El Gobierno reparte ministros por los periódicos

Captura de pantalla de la Galería de fotos en la web de La Razón Digital.

Captura de pantalla de la galería de fotos en la web de La Razón Digital.

¡Tú a La Razón y yo a El Mundo!

El Gobierno y el PP reparten ministros y altos cargos por los actos de algunos periódicos. El lunes pasado, según lo previsto, a la fiesta de la entrega de los premios de El Mundo en el hotel Palace asistieron la vicepresidenta Soraya Saéz de Santamaría, Luis de Guindos, ministro de Economía, y José Ignacio Wert, ministro de Cultura.

El martes, La Razón organizó una conferencia de Carlos Lesmes, presidente del Consejo General del Poder Judicial. En la primera fila estaban sentados el ministro del ramo, Rafael Catalá, titular de Justicia, y Jorge Fernández Díaz, ministro de Interior. Junto a ellos, María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP y presidenta de Castilla La Mancha.

En el primer párrafo de la crónica de la conferencia de La Razón alardean de la lista de invitados:

«…se celebró en la sede del diario LA RAZÓN, al que acudieron las principales autoridades del mundo judicial, entre ellos, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, el vicepresidente del Tribunal Supremo, Ángel Juanes, así como vocales del CGPJ, el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, y los presidentes de los tribunales superiores de Justicia de Castilla La Mancha, La Rioja y Madrid, Vicente Rouco, Ignacio Espinosa y Javier María Casas, respectivamente, y el nuevo presidente de la Sala Penal del Supremo, Manuel Marchena. Entre otras autoridades, estuvo presente el ministro del Interior, Jorge Fernández, la presidenta de Castilla La Mancha, María Dolores de Cospedal, el director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, así como el consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, y el ex ministro de Trabajo en el Gobierno de Aznar Eduardo Zaplana».

Ante semejantes despliegues, en ABC estarán esperando un acto para no ser menos que sus colegas. Estaremos atentos porque en el reparto de “cariños populares” solo queda por saber si Rajoy se decidirá a asistir a un evento de uno de los tres medios, aunque sea en su conocida versión de plasma.

¿Por qué El País lanza una edición digital en catalán?

Cabecera de ElPais.catCon la que está cayendo, El País ha puesto en marcha una edición digital en catalán. Mariano Rajoy la saludaba en un artículo que firmaba ayer (Día de la Hispanidad) en El País:

“A nadie le puede extrañar, en efecto, un hecho perfectamente lógico: que un medio con vocación nacional tenga una edición en una lengua hablada por millones de españoles y valorada y querida como propia por todos los demás”.

El artículo firmado por Rajoy estaba en sintonía con la explicación que daba el periódico la víspera del lanzamiento de ElPais.cat. Decían en el diario global:

“El principio que anima este paso es el mismo que justificaba el nacimiento de la edición de Cataluña. Una apuesta industrial y periodística que supuso el compromiso de EL PAÍS con Cataluña y su capital, Barcelona. Como se decía en el editorial publicado entonces, se daba aquel importante paso “con el humilde empeño de ampliar en torno nuestro la opinión que nos apoya y hacer más plural y rico el panorama de la prensa y los medios de comunicación catalanes”.

La semana pasada marqué unos cuantos números de teléfono para preguntar si había alguna razón menos grandilocuente que la que daba El País. “Sigue la pista del dinero”, me dijeron desde Barcelona, empleando el consejo de Garganta Profunda a Bob Woodward en el escándalo Watergate. Lee el resto de la entrada »