BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

La tele y yo

Aunque a lo mejor soy solo yo. Pero tengo la sensación de que poco a poco, la televisión que vemos en el televisor se va convirtiendo en un reducto más y más cerrado del mundo, en una porción más y más pequeña de una realidad que no se parece en nada a la que puede interesarme.

Excluyo, por supuesto, las buenas teleseries. Hablo del resto.

Hablo acerca de todo lo demás. De todo lo demás que ya no está. De la imposibilidad de encontrarme en la tele con miradas que puedan parecerme interesantes, que tengan que ver con materias que aprovecharan las posibilidades del medio para hacerlo apasionante. De cómo lo televisivo se ha transformado en un adjetivo despectivo, y todo lo que se televisa se enmierda. O casi todo.

Excluyo, por supuesto, algunos productos que me parecen dignos, como Buenafuente, SLQH, Estas no son las noticias o El intermedio.

Y pienso en esto después de haber visto el estreno de un programa para el que la productora quiso tenerme como colaborador. Aunque la cosa no pasó de un par de llamadas telefónicas, unos cuantos corre-e-os y ni siquiera una prueba de cámara. Aún así, pensé mucho en la posibilidad de pasarme a la televisión. Pensé en el dinero. Y pensé en mí; en la manera en que el discurso veloz, efectista y simple de la televisión podría proyectarme, convertirme en mi faceta más facilona y menos presentable. En qué sería peor: fracasar o tener éxito. Lo más probable es que hubiera fracasado, y eso me hubiese paralizado para muchas otras cosas; con la moral por los suelos y la autoestima maltrecha cuesta sentarse a escribir; una actividad para la que siempre me exijo creer que tengo algo que decir de una manera diferente. Me hubiera costado mucho hacerlo desde la derrota moral.

Aunque, seguramente, el éxito hubiese sido muchísimo peor. El éxito en televisión, a las órdenes de otros y en programa como el que refiero, habría supuesto renunciar a mirar las cosas desde afuera, aferrarme a la oportunidad y dejarme absorber por ese reducto más y más cerrado del mundo del que abomino.

Los de la productora nunca me volvieron a llamar, pero yo ya había decidido que, si ellos no me rechazaban, les iba a decir que no. Por suerte no tuve que pasar por eso. Así puedo fantasear en estas líneas sobre mi propia integridad, que no tiene nada que ver con los principios, ni la honestidad, ni la moral: tiene que ver con eso, con la integridad. Emocional. La única que me salva.

(Perdón por el tostón, pero tenía que soltarlo para poder seguir escribiendo aquí).

9 comentarios

  1. Dice ser gomez

    Casi siempre estoy de acuerdo con Bob y por eso soy un@ fiel seguidor@ de su blog pero tengo algo que decir con respecto a este post. Trabajo en televisión y también considero que lo que “hacemos” es mierda. Pero yo sé hacer las cosas bien y puedo sentirme tan brillante y talentos@ como cualquiera en su profesión. POr favor, hablad del ente en si o de los gestores de la tele, no de los profesionales que, seguramente, somos unos muy talentosos profesionales.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Lolamenta

    Las teles son hojas parroquiales con luz y color que cantaba Marisol

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  3. Dice ser Hoteles Madrid

    pero no sólo eso..sino que la tv cada vez está más politizada y nos enseña la realidad que ‘los otros’ quieren que veamos..y no me refiero precisamente a los de ‘perdidos’..

    14 Octubre 2008 | 13:52

  4. Dice ser Pepeillo

    “Los de la productora nunca me volvieron a llamar, pero yo ya había decidido que, si ellos no me rechazaban, les iba a decir que no.” Hombre, la verdad es que siempre me quedaré con la duda de saber qué de cierto hay en esa frase… Esto es como cuando uno sospecha que le va a dejar la novia y antes de que ella de el paso, lo doy yo para quedar mejor.En la vida siempre hay que aspirar a más, y cuando se tiene más hay que aspirar a mucho más. Así es como los ricos y poderosos han llegado muy alto; si hay que pisar cabezas por el camino, se pisan y en paz. Pero siempre hay que aprovechar las oportunidades de ascender.

    14 Octubre 2008 | 16:47

  5. PAsate por tele Cucaracha!!!… te ponemos una mascara y a disfrutar!!!!y ya mas en serio con un gran esfuerzo… cuanto mas lejos te pongas de la tele…incluso para verla… mejor sera tu vida y la de los que te rodean!!!!No es cuestion de principios… es cuestion de sentido comun y buenos alimentos!!!saludosssssssssY A PARLAAAAAAAAAAAAA!!

    14 Octubre 2008 | 18:11

  6. Dice ser xavier

    Si no estás en la tele es porque eres realmente brillante, bueno…la mediocridad no va contigo. Pero igual un dia la cosa cambia, ese día te contrataré paar un programa, algo relevante, una sola llamada, y no aceptaré un no por respuesta.Saludos, “Machine”…

    14 Octubre 2008 | 18:59

  7. Dice ser Julio

    Aquí alguien que también ha sentido ese tira y afloja entre la fantasía del “nunca me venderé” y la fantasía del “joder, es que sería pasta y fama”, y que también, por fortuna, no tuvo que llegar a decidir. Me he sentido muy identificado. Gracias por tu blog.

    15 Octubre 2008 | 6:32

  8. Dice ser Margarita

    Mira que te había imaginado veces sentado en un sofá junto a este que salía en Channel nº 4, el único que aguantaba, joder, no me sale… bueno, el que dijo “mira que van a tener problemas ahora en la Zarzuela, cuando alguien diga en voz alta, hay que limpiarle la baba a Sofía, y otro pregunte, a cuál?” Habríais formado una gran pareja, pero bueno, estás mejor aquí, entre nosotros, que te lo perdonamos todo 😉 Un abrazo. Y borra este post antes de recibir otra oferta 😛

    19 Octubre 2008 | 14:46

  9. Dice ser serenak

    Pues claro que no te hicieron una prueba de cámara,tuvieron suficiente con oirte por teléfono para darse cuenta que sin un ordenador delante no vales para nada…!!! Ay qué risa me da comprobar como después de creer que sabes tanto de televisión como para poder criticar a troche y moche, y sin ningún conocimiento de nada, se te ha hecho el culo coca-cola en cuanto has recibido una llamada…!!!! Qué mala es la envidia,qué abundante la osadía y qué malo creerse por encima del bien y del mal…!!! Habla de otra cosa monada que de tele tú no tienes ni idea !!

    21 Octubre 2008 | 15:31

Los comentarios están cerrados.