BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

¿Es maravilloso tener perro?

¿Es maravilloso tener perro? Os confieso que me preocupa que la proliferación de vídeos entrañables, imágenes monas y noticias positivas transmitan esa impresión general, porque no es cierto.

Entendedme, tener perro puede ser maravilloso para determinadas personas entre las que me encuentro. Para mí vivir responsabilizándome de un perro es algo muy positivo en muchos sentidos, me costaría considerar hogar a mi casa si no hubiera animales dentro y estoy dispuesta a asumir los retos que suponga en dedicación, tiempo, cambio de planes o dinero.

Pero eso soy yo y unos cuantos más. Para una mayoría tener perro no es maravilloso, o lo es solo puntualmente, cuando la novedad aún entusiasma, los ratitos en los que le encaja. El resto del tiempo hay indiferencia o incluso les resulta un incordio. Y hay otros tantos para los que tener un perro puede ser directamente una pesadilla.

Hay gente que no me conoce bien y cree que les voy a convencer para tener perro o gato si me sacan el tema. Nada más lejos de la realidad. Jamás querré convencer a alguien, porque un perro debe ser una decisión meditada a la que llega convencido uno mismo para evitar fracasos que nos hagan sufrir a nosotros y, sobre todo, al animal.

Incluso para los que disfrutamos de la vida en compañía de los perros, para los que nos compensa, tener uno puede suponer todo lo siguiente:

  • Volver a casa muy tarde y hecho polvo, tal vez sin sentir los pies por culpa de los tacones, y tener que bajarle a pasear y hacer sus cosas por las calles desiertas.
  • Interrumpir sobremesas agradables e interminables o noches divertidas para regresar a cumplir con nuestras obligaciones (a veces también son una magnífica excusa si esas veladas nos pesan por el motivo que sea, también hay que reconocerlo).
  • Madrugar más de lo que nos tocaría de no tener perro.
  • Asumir el valor relativo de los objetos cuando el cachorro haya roído todas las patas días sillas o el adulto juguetón haya sometido a una intensa cacería a los cojines del sofá o los peluches de los niños.
  • Asumir también la responsabilidad diaria de alimentarle a su hora, tener siempre agua fresca a su disposición, jugar con él, educarle y atenderle en lo que necesite.
  • Dejar de mirar ese alquiler de vacaciones que nos parecía perfecto salvo por el hecho dar no admitía perros para buscar otro o encontrar un buen (y probablemente caro) cuidador esa semana que nos vamos y no podemos llevarle.
  • Apañarnos, aunque nos acaben de operar de la rodilla, para recoger sus deposiciones y tener un comportamiento cívico hacia los demás en todos los sentidos.
  • Manejar problemas de incompatibilidades familiares o de amistades por alergias, miedos o poca afinidad con los animales.
  • Hacer acopio de fuerzas y salir con él a la calle aunque nos duela la barriga, la cabeza o el corazón.
  • Hacer acopio de ahorros y pagar ese tratamiento veterinario o etológico que ha resultado necesitar.

Podría seguir.

¿Es maravilloso tener perro? Para mí sí pese a todo,  pero todos aquellos que lean todo lo anterior  y no estén dispuestos a encararlo con buen ánimo, mejor que se abstengan de averiguarlo. Si obraran así el problema de abandono animal existente en nuestro país sería notablemente más manejable.

No, no va en mí intentar convencer a nadie para que tenga un perro. Tener perro, por suerte, no es algo obligatorio.

Y ya hablaremos de tener gato otro día.

Si se está dispuesto a adoptar con corazón y con cabeza, hay perros como Harry buscando su segunda oportunidad desde la protectora sevillana El buen amigo.

Harry es un perrito que se ha criado callejero en la calle, algunos vecinos lo alimentaban y él, como era lo único que había conocido, pues era feliz así, pero ha sido atropellado por segunda vez así que ha acabado en el refugio.

Harry no quiere estar allí encerrado y no para de llorar. No es un perro bonito ni atractivo para la gente, por lo que lo tiene muy complicado pero no perdemos la esperanza de encontrar un familia que mire más alla de su apariencia.

Es un perro joven (tres año se) muy cariñoso, que acepta a otros perros y adora la compañía humana.

Contacto: protectoraelbuenamigo@gmail.com

20 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser tu prima

    No, es un asco y una moda que denota el déficit que la humanidad sufre en sus relaciones básicas y emocionales.

    25 abril 2017 | 13:03

  2. Dice ser Solomillo

    #2
    «Dice ser tu prima», estábamos hablando de perros, no de tu vida personal… te puedo recomendar un buen psicólogo para reflorecer tus relaciones humanas y personales, que pareces estar hecha mierda.
    Por cierto, se pueden tener amigos, pareja, familia, relaciones sociales y un perro a la vez. En tu caso te lo desaconsejo totalmente: se necesita un mínimo de equilibrio mental para encarar responsabilidades, aunque sean autoimpuestas. Por lo demás, no es obligatorio tener mascotas, ni amigos, ni ADSL a 300 megas en casa… no te frustres tanto.

    25 abril 2017 | 13:46

  3. Dice ser Eva

    A mi personalmente me estresan mucho los animales.Probé siendo casa de acogida,con nueve perros distintos y dos gatos(sucesivamente,a medida que se iban colocando me traían otro),y los tres años que ha durado esa fase no he tenido un día de relax,mi vida estaba totalmente supeditada a las necesidades del animal.Yo no se lo recomendaría a nadie, es vivir para procurarles distracción a los animales,recoger excrementos,salir sin ganas a veces con fiebre y todo, en resumen,llenar la vida de obligaciones con unos seres totalmente dependientes,y eso sumado a las responsabilidades laborales y familiares,pues te puedes estresar completamente,además es un gasto considerable.Los animales merecen vivir lo más libres posible en entornos naturales controlados sin tanta dependencia del ser humano,por respeto a ellos sobre todo,y para no llegar a ser sus sirvientes,como llegó a ser mi sensación teniéndolos.

    25 abril 2017 | 14:41

  4. Dice ser jvr

    Tu vida cambia. Ahora has de estar mas pendiente pero daria mi vida por mi perrete.

    25 abril 2017 | 14:52

  5. Dice ser Ignotis parentibus

    ZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz… Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaachis.

    25 abril 2017 | 14:56

  6. Dice ser Ana

    -Quitarte tú de algo que quieres o incluso, que necesitas, para darle de comer, o medicinas, o una operación que necesita…
    -Quedarte con remordimiento de conciencia por irte un fin de semana, aunque tengas dinero para dejarle en una residencia, y no disfrutar del finde…
    -No tener dinero ni siquiera para esa residencia, cuando tus amigos te invitan a su casa y no te vas a gastar nada, pero tener que decirles “lo siento, no puedo, gracias”
    -Tener que estar pendiente de que no meta el morro en bolsas de compra ajenas, o de que moleste a gente a quienes no les gustan los animales -y están en su derecho- y de que no se acerque a niños muy pequeños o ancianos, o que vaya corriendo y tire a alguien al suelo
    -Tener que estar pendiente cuando vas por la calle de si el otro perro es macho o hembra, esperar a que uno de los dos se quiera acercar al otro, que el dueño del otro sea majo, y que el perro también lo sea y no se metan los dos en una pelea, con gente pasando por la calle que le pille por medio…
    -Rezar para que a su “medico” no le pase nada, y que tampoco te pase una factura muy alta por la última de estómago que tuvo tu peludo amigo
    -Pelearte con tu cuñado porque dice que el perro ha roto algo que tu sabes que ya estaba roto
    -Que un familiar te deje el perro un fin de semana y que cuando se lo quieres devolver te diga que ya no lo quiere, que te lo quedes tú (verídico)
    -Que no te salga un perro agresivo o que se le vaya la pinza y que termine mordiendo a otros perros u otras personas
    Podría seguir ad infinitum, pero con siete perros que he tenido (ahora ya no, por todos esos motivos y por los enumerados en el blog) creo que lo que he puesto ya justifica lo dicho en el mismo, con el que coincido plénamente

    25 abril 2017 | 15:21

  7. Dice ser Angel

    Hace un par de horas que acabo de aplicarle la eutanasia a mi querida Tula una labrador que fue mi amiga y compañera durante 13. años no se pueden imaginar el dolor que siento pero tendré otro perro sin duda alguna su compañía es desinteresada……bueno menor por la comida 😏

    25 abril 2017 | 15:27

  8. Dice ser Lucas

    Se puede tener perro y gato, pero de ahí a que estos se conviertan en el centro de tu vida va un trecho largo.El que convierte a los perros y gatos en un icono o un Dios al que adorar solo es un simple sectario que supe sus carencias relacionales con los de su especie por un chucho.Hoy en día se puede apreciar como para algunas personas los perros son más importantes que su abuela(por poner un ejmplo), para mi esos son simplemente enfermos.

    25 abril 2017 | 15:29

  9. Dice ser Gonzalo

    Voy por mi segundo perro y la verdad es que no lo cambiaba…de acuerdo q te ata y que hay que sacrificar muchas cosas pero a mi me compensa más sun compañia y el cariño que me da…la gente que no ha tenido no lo entiende pero bueno, lo respeto.

    Lo que si que me gustaría es que la gente se concienciase que los animales no son un juguete y que es una reponsabilidad…

    25 abril 2017 | 16:15

  10. Dice ser Almax

    Es maravilloso tener perro? Pues mira no lo sé pq no me he decidido nunca a tenerle, pero me pasa los mismo con los hijos, prefiero no pasar por la experiencia no vaya a ser q me arrepienta.
    Lo mismo cuando tenga 80años y este más sola que carracuca adopto7, para que el día que me quede tiesa me devoren.
    Hoy tengo día gore.

    25 abril 2017 | 17:24

  11. Dice ser perrito

    Son una maraviilla para los que tenemos que aguantarlos. Calles enmierdadas y putrefactas las esquinas de meados. Ladridos a cualquier hora y constantes en cualquier sitio. Los perros de cualquier aldea de la selva están más educados. Y los amos peor, orgullosos de su capricho y antojo. Los convierten en el centro de atención de su casa.

    25 abril 2017 | 17:32

  12. Dice ser Hermenegildo Tilín

    En primer lugar el perro (y todos los animales domésticos) no es una moda actual. Su domesticación se remonta al paleolítico. Y esto incluye a los de compañía, caza, guarda y defensa etc… precisamente adaptados y creados por el hombre para cumplir esas funciones.

    Porque en segundo lugar un perro no puede sobrevivir en un “entorno natural”. Quienes habláis así denota que vivís en ciudades y no tenéis ni idea de animales y plantas ni de naturaleza. Ningún animal doméstico puede sobrevivir en entornos naturales ya que, por propia definición, es una especie artificial, creada por y para el hombre, adaptada a entornos humanos y solo a entornos humanos. Fuera de los cuales no tiene casi ninguna posibilidad. Todo gracias a una ingeniería genética practicada durante milenios que se llama selección artificial. Ninguna planta de cultivo agrícola ni ornamental es natural tampoco, ni el ganado, ni los animales de corral etc… Por ejemplo las naranjas silvestres son pequeñas y amargas, porque si no las plagas y depredadores las harían trizas. El hecho de que existan las naranjas dulces es un patrimonio humano fruto de un esfuerzo, selección, cuidados y paciencia de milenios.

    En tercer lugar, lo que pasa hoy en día es que nos la cogemos con papel de fumar. Casi da miedo tener hijos por si los traumatizamos. Ahora tampoco vamos a tener perros y gatos porque resulta que los vamos a traumatizar también. Ahora resulta que tener un perrillo en casa es poco menos que un drama épico en 6 actos. Cualquier día es el tema de una ópera. Tampoco sabemos conducir, ni siquiera sabemos hacer una paella o un té bien. Ni comer sabemos. No sé como ha sobrevivido la humanidad hasta ahora con tantos errores y traumas. Mejor será que nos encerremos a llorar en el WC y no salgamos de allí nunca ni hagamos nada para no fastidiarla ni hacer daño a nadie. Así llevaremos a la humanidad a su máxima perfección. Yo creo que mejor nos suicidamos porque la vida es demasiado traumatizante para todos, incluído para los pobres perrillos.

    25 abril 2017 | 17:47

  13. Dice ser Mayor

    Quien tiene un perro es mejor persona. Sociabiliza y responsabiliza. Abren corazones y afloran nuestros sentimientos. Un día de bajón, de esos que nada ni nadie puede hacerte cambiar el chip para estar bien, de los que no quieres hacer nada ni hablar con nadie,vino mi perro a mi cama, saltó sobre mi espalda y empezó a golpearme con sus patas. Esa sensacion que me invadió me hizo cambiar el chip en 5 segundos. Nadie mas lo ha vuelto a conseguir.

    25 abril 2017 | 19:58

  14. Dice ser guau

    El mayor enemigo del perro es el animalista y el animalismo, si los animalistas hubiesen existido hace miles de años el perro se habría extinguido, miles de años de evolución avalan al perro al lado del hombre, sin animalistas por medio. Ahora que el animalismo es una especie de religión a la que se abrazan personas naufragas emocionalmente hablando, peligra el perro, los animalistas intentan erigirse en una suerte de defensores del perro para suplir carencias que aún no las ha definido, ni identificado la psiquiatría y la psicología.
    El perro necesita a su lado seres humanos sanos y saludables, seres que aprecien al perro por lo que es y ha sido: el mejor amigo del hombre, el hombre siempre ha apreciado al perro como una contribución positiva y activa. El animalismo relega al perro, e intenta convertirlo en una especie de peluche castrado, el animalismo busca en esencia que el perro no siga siendo el fiel compañero del ser humano acompañandolo en mil y una tareas, busca y persigue convertir al perro en un mero objeto adaptado a una percepción distorsionada de lo que ha sido desde hace miles de años la convivencia de perros y seres humanos.
    Añadamos a eso que la profesión de animalista existe, hay gente que vive de “defender” animales, y de manipular la realidad, la realidad es que en España, hay millones de perros sanos, bien atendidos, en manos de personas respetuosas que valoran a su perro, y no son animalistas, esa es la mayoría. Claro que hay personas que maltratan a los perros, entre esas personas incluyo a los animalistas, mayor maltrato para un perro que la doctrina animalista está por llegar.

    Así que nos nos cuentes, Melisa, no hace falta, antes de saber hablar ya tenía perro, y mi hijo también tenía perro antes de saber hablar, seguimos teniendo perro y no necesitamos ni tu doctrina, ni tu dogma, no la necesitamos, ni nosotros, ni nuestros perros.

    Simplemente destacar que la profesión de animalista me parece tan respètable como la de político, el colmo es el partido animalista, ahí se han juntado el hambre con las ganas de comer, nunca vi tantos enemigos del perro juntos.

    Y cuando quieras háblanos de tener gatos o caimanes, que seguiré pensando lo mismo: Los mayores enemigos de los animales son los animalistas, que pretenden dividir el mundo en animalistas y no animalistas, calificando a los no animalistas como enemigos de los animales, lo cual es una falacia interesada y ridícula.

    25 abril 2017 | 20:13

  15. Dice ser Granadina

    Gracias por este artículo. Tengo perro y pienso que pese a los cuidados que conllevan vale la pena cuando los amas y sientes que tu casa no sería la misma si no estuviera ese animalito que te enseña tantas cosas, entre otras que nunca querría irse de tu lado. Adopta porque él te dará a ti mas que tu a él.

    25 abril 2017 | 23:40

  16. Dice ser Snake

    @guau, creo que no has entendido nada. Este texto es un animo a tener perro como tu dices tenerlos de siempre. Pero trata de hacer ver a todos aquellos que deciden de la noche a la mañana tener su primer perro que no son macetas, y tienen muchas exigencias.
    Yo siempre le digo a quienes me preguntan que tener perro es una decision identica en lo que implica a tener un bebe (uno que nunca pasara de los 3 años)
    Igual que un bebe, requiere atencion permanente, requiere cuidados, gastos…
    Igual que un bebe (manteniendo distancias, no se me malinterprete) ofrece amor incondicional, compañia perfecta, comprension, abre tu mundo a un monton de personas que de otro modo no conocerias (y que solo por tener en común el amor por los perros resultan ser casi siempre muy amigables)
    Sirven comop excusa para obtener muchas cosas positivas.
    Como ejemplo, mi trabajo es sedentario, antes de tener mi actual peluda tenia el colesterol en el limite de lo razonable, al año siguiente de adoptarla, bajó a 120. Si, jode llegar y tener que meterte un paseo de una hora para que pueda correr y soltar su adrenalina, pero tambien te ayuda a hacerlo tu.
    Pero que nunca se olvide nadie, los problemas con familia y amigos y viajes estaran ahi (sobre todo si es de mas de 15kg), el gasto economico es grande (si lo cuidas minimamente decente), el tiempo dedicado es mucho, muchisimo, sobre todo si estas en piso y mas si el peludo es grande.
    Si la gente supiera donde se mete, evitariamos tener protectoras colapsadas, calles llenas….

    26 abril 2017 | 6:40

  17. Dice ser desmiticador

    Harto estoy de tener que soportar a perros ladrando todo el puto dia porque sus dueños no los sacan, perros desquiciados y que desquician a todos los demas con sus incesantes ladridos, y hablo de 9 perros….9, repartidos en 5 terrrazas, es desesperante, de noche y de dia.

    26 abril 2017 | 8:35

  18. Dice ser guau

    @ Snake
    Tú si que no has entendido nada, ni lo entenderás.

    27 abril 2017 | 0:12

  19. Dice ser RAN

    Estoy de acuerdo con tu disertacion, pero me fastidia mucho cuando ese discurso cambia en determinadas circunstancias. Cuando se muere el dueño de un perro y su famila no quiere quedarselo, entonces no hay decision meditada, responsable… entonces el familiar tiene que quedarselo por cojones, quiera o no, le gusten los animales o no, porque sino es un h..de p…, que no queria a su familiar, que no honra su memoria…. Ahi el discurso animalista empieza a doblarse. En que quedamos?

    27 abril 2017 | 12:58

  20. Dice ser Arcangel

    Tengo perro(de mi pareja) y es lo más coñazo que me he echado a la cara, en mi casa siempre tuvimos perros, pero, las responsabilidades no caían directamente sobre nosotros. Nunca he tenido más responsabilidad que la de cuidar de mi misma. Tenemos gatos también sin embargo su cuidado se me hace gratificante. No pretenden estar las 24 horas pegados a tí, si te piden de tu comida con un no o un tortazo en el culo es suficiente. Si te vas unos días y les dejas comida no hay problema. No quiero ni que entre a casa el perro. El año pasado lo tenía por casa y había pelos en todas partes y la casa no la podía tener limpia. Sacarlo otro coñazo. Cuando no este no quiero más. Tenemos un hijo mi pareja y yo y la única manera de que la casa este limpia es estando el perro fuera. He llegado a encontrarme pelos hasta en la comida de mi hijo del perro sin entrar apenas, si estuviese dentro ni os cuento. Con todo eso por cojones quiere entrar, de hecho cuando me descuido se mete. Y lo que es la parte de la casa es muy pequeña y mi hijo gatea en una zona de paso porque no tengo otro lugar para que gatee. El jardín que es donde esta el perro es más grande que la casa. Y es una raza grande por lo que estorba en todos lados dentro de casa a parte de que intenta tenerte de portero entrando dentro de casa y saliendo. Así que en el jardín le guste o no.

    20 agosto 2017 | 21:06

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.