BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

¿Quieres adoptar un perro? Pues no centres en su aspecto físico

chataEs frecuente que amigos, conocidos y compañeros me pregunten cuando desean adoptar un perro o un gato. Y es frecuente también que me hablen en primer lugar de razas, colores, tipos y tamaños: “A mi hija le gustaría un bóxer” “mi mujer quiere un perro parecido al bichón maltés” “me gustan los perros grandes de pelo largo” “uno de pelo corto y pequeñito”…

Lo que rara vez sucede pese a que sería lo recomendable es que me vengan diciendo: “es para unas personas mayores, buscan uno que no requiera fuerza para manejarlo, casi nunca estará solo” o “quiero un perro para salir a correr, que se lleve divinamente con niños y otros perros” o “viajo mucho en avión y quiero llevarlo conmigo, debería ser un perro pequeño como para volar en cabina, tranquilo y compatible con gatos “.

Cuando a esos amigos y conocidos que vienen a mí les recomiendo alguna protectora, siempre les aconsejo que cuando vayan a adoptar pidan a los voluntarios que les atiendan más un carácter que un aspecto físico determinado. Y luego ya que, si es posible, apunten que sea mediano, o grande, o pequeño, o con pelo largo, o corto, o blanco, o cruce de nórdico o mastín o podenco… Haciendo eso y fiándose de los voluntarios de la protectora es muy difícil no lograr un compañero peludo perfecto.

Estamos sumando un miembro mas a nuestra familia, que convivirá con nosotros muchos años. No estamos comprando un accesorio de moda. Es un ser vivo con su carácter, preferencias y peculiaridades, no es objeto de consumo; un abrigo o un bolso que de igual que sea rojo, verde o negro.

Por eso mismo suelo recomendar adoptar un animal adulto y no un cachorro siempre que sea posible. Con un cachorro te la juegas, con un adulto ya sabes lo que hay y en las buenas protectoras conocen bien a sus animales. De hecho, solo los realmente experimentados educando animales deberían tener un cachorro.

Yo siempre suelo plantear dos cosas para hacer recapacitar y que se opte por esta aproximación basada en el carácter más que en la apariencia:

–          Primera: el perro más guapo del mundo, si no encaja contigo, acabará pareciéndote feo. Y viceversa. Exactamente igual que nos sucede con la gente.

–          Segunda: si tienes una hija o un hijo… ¿lo primero que pedirías de su pareja es que fuera rubia o pelirroja, de ojos verdes o marrones o alta o baja?

Os dejo algunos viejos posts míos relacionados:

La perra de la primera imagen se llama Chata, apareció vagando bajo la lluvia. Tiene unos 10 meses y cruce de Chow Chow. Pesa 18 kilos y cuentan que es muy cariñosa y obediente y se lleva bien con otros perros y con gatos. Esta en Sevilla pero se manda a cualquier parte.

Contacto: indefensospelu2@gmail.com

Los cachorritos que véis en adopción aparecieron abandonados, literalmente encharcados en agua y tiritando de frío. Son cuatro, machos y hembras, creen que cruce de labrador o sharpei.

Información y adopciones: AiBa.adopciones@gmail.com 671 35 88 65

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser gloria bernardoi

    me gustaria saber en que ciudad y pais estan saludogs

    27 marzo 2013 | 8:52

  2. Dice ser gloria bernardi (@gloriabernardi)

    estan en madrid españa?

    27 marzo 2013 | 9:04

  3. Melisa

    Sí, están en España.

    27 marzo 2013 | 9:11

  4. Dice ser Rulo

    He leído varios entradas tuyas, y la verdad… siempre con este asunto generas polémica.

    Veo lógico que cuando vaya alguien a consultarte por un perro, lo primero que te diga son los rasgos físicos del perro que está buscando, eres tu como profesional, o en su caso la de la gente de la protectora, la que deberá además de aconsejar según su carácter.

    Yo hace 3 meses que he adoptado un perro, porque me apetecía que fuera adoptado, creo que es lo que debía hacer. Pero veo igual de justo felicitar a los que se deciden por compran uno. Parece que deben ser peores personas por el hecho de comprarlos.

    Añado un tercer planteamiento a tu exposición
    Tercera: si tienes una hija o un hijo… lo que quieres es que sea guapo, listo, alto, rubio de ojos azules y sano… pues si… pero si me sale feo y tonto, le querré de la misma manera.

    27 marzo 2013 | 10:41

  5. Dice ser Noelisa

    ¿Lo quieres comparar con tener un hijo? Pues imagina que vas a un centro de adopción internacional pidiendo características físicas en el niño…

    27 marzo 2013 | 10:50

  6. Dice ser Miguel

    Pues sinceramente, esta es una opinión como cualquier otra, y hay mucha gente que discrepa. Cuando uno escoge pareja, generalmente busca algo de atracción física, y el que no lo hace generalmente, o no tiene un buen físico para ofrecer, o ha tenido un flechazo por esa persona, por la razón que sea, lo cual también te puede pasar con un perro.

    Yo, sintiendolo mucho, con la cantidad de perros que hay abandonados, ¿Para que me voy a poner a adoptar uno feo, pudiendo elegir uno bonito y que a mi me guste? ¿No les parece? Si le voy a cuidar toda su vida, le voy a dar cariño, y voy a estar ahí para él toda la vida, y él para mi….¿Por qué puñetas me tengo que coger el más feo?

    Otra cosa, eso de que cuando son pequeños es una lotería y que cuando son mayores ya sabes a que atenerte, pues no es cierto. Cuando son cachorros aún no están educados, y cuando son adultos, bien educados o no, ya vienen con vicios que a uno no tienen porque gustarle, o peor aún, con conductas muy problemáticas por las cuales sus dueños les abandonaron injustamente.

    Yo, mi primer perro, un boxer, lo cogí de cahchorro, lo he educado yo, con mi criterio y en base a la documentación que he leído, y la criatura acata cualquier orden tan solo con el nº de chasquidos que haga con los dedos….está adiestradísimo, lo cogí de chachorro, y es mi perrita boxer blanca preciosa, y no un chucho feo que cogí por ser un buen “samaritano”.

    En fin, que está tu opinión junto con la mía y muchas otras.

    Un Saludo.
    Miguel.

    27 marzo 2013 | 10:56

  7. Dice ser Rulo

    Me ciño a completar la comparación que ha hecho la autora… es INDISCUTIBLE, que no se puede comparar a un ser humano con un animal por mucho que los queramos.

    No seamos demagogos, pero si insistes en tu comparación, lo mismo pasará si le pides rasgos de carácter;

    > no… es que quiero adoptar un niño, pero que sea bueno y se porte bien ehhh que no requiera fuerza para manejarlo, casi nunca estará solo… quiero un niño para salir a correr, que se lleve divinamente con otros niños y perros

    27 marzo 2013 | 10:59

  8. Dice ser newshub.es

    no es verdad el aspecto es muy importante

    27 marzo 2013 | 18:02

  9. Dice ser virginia

    Pues estoy totalmente de acuerdo con lo que se dice en el blog. Ahora tengo 4 perros, pero habían sido 6. Todos adoptados o recogidos, menos uno, que fue un regalo de un tía mía. Sin duda, cuando he ido a adoptar, inevitablemente, hay perros que te entran por la vista y otros no. Pero al final, es el carácter lo que hace que me lleve a un perro a casa o no. Antes de decidirme por los que adopté, vi otros perros preciosos, pero también vi el carácter que tenían y comprobé que no encajaban con los perros que ya tenía en casa. Por lo que respecta al tema de la edad, sí es verdad que a un cachorro se le puede enseñar y no tiene malos hábitos, pero también es cierto que hay que saber hacerlo. La mayoría de personas no enseñan a sus perros y si además el cachorro te sale dominante y chulito, aparecen los problemas para la familia y el perro. Si los adoptas adultos, ya tienen el carácter desarrollado y no suelen aparecer muchos problemas ni sorpresas. Desde mi punto de vista, comprar un perro o hacerlo criar es un acto de irresponsabilidad y de insensibilidad, teniendo en cuenta la saturación de las perreras y protectoras de nuestro país. Y para terminar, INDISCUTIBLEMENTE, se pueden comparar seres humanos con el resto de animales, ¿a caso no es el ser humano un animal? Y una cosa más, soy de la opinión de que antes de ser padre, se debería tener perro para que nos enseñe los valores de la responsabilidad, paciencia, empatía y amor incondicional, entre otras muchas más. Al menos, esto es lo que me han enseñado mis perros antes de tener a mi hija.

    27 marzo 2013 | 23:02

  10. Dice ser Miguel

    Exactamente Rulo, tu lo has dicho, con un humano haría lo mismo, pero con otros criterios menos estéticos. Es que mira que sois. No sois los únicos que tenéis las cosas claras en el mundo ¿sabes?

    29 marzo 2013 | 12:26

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.