Los gatos caseros no duran en la calle (ADOPTADO)

Me escriba Laura, una amiga embarcada en un proyecto de Terapia Felina del que ya os hablé hace tiempo, para pedirma ayuda.

Hay un gato de once años en la calle en pleno pueblo (Villalba, Madrid). Es tan bueno y sociable que es carne de cañón para maltratadores. Se va con cualquiera, necesita salir de la calle cuanto antes en adopción o acogida temporal.

Contacto: laura@terapiafelina.com 652 92 78 30

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser maria

    pobrecillo que injusticia, es un gato que esta acostumbrado a la gente y por eso no escapa, y cualquier desgraciado lo puede coger y maltratarlo, hay mucho animal suelto y no me refiero a los gatos ni a los perros.

    13 septiembre 2011 | 10:36

  2. Dice ser Morticya

    Seguro que no tiene chip. Y me temo que lo habran echado a la calle… No se como la gente puede hacer eso, hay que tener muy poco corazon. Yo estoy echando de comer a unas gatitas negras mayores, y resulta que una de ellas fue echada sin compasion porque se estaba orinando en el sofá de la “señora”. Manda h…

    Como trates a los animales, dice mucho de ti como persona.

    Un dato: Aqui en Fuerteventura, los unicos dos centros que hay de proteccion y albergue de gatos y perros, son llevados por extranjeros.

    Suerte con el gatito y ojalá encuentre un hogar como Dios manda.

    13 septiembre 2011 | 11:44

  3. Dice ser MARA

    Yo cuando veo un gato casero por la calle, es que no me espero, lo cojo porque como no me lo lleve no dura ni horas en la calle. Una me la quede, mi gatita Kimera… a los demás les conseguí familias, la de mi hermana entre otras.

    Desde mi nombre puedes ir a mi blog de perritos en adopción.

    13 septiembre 2011 | 15:20

  4. Dice ser Rafaela

    ¡Qué lástima! Hay personas que en algún momento tendrían que ser tratados igual para que se arrepintieran.

    14 septiembre 2011 | 12:24

  5. Dice ser de piel

    Pobriños!!

    14 septiembre 2011 | 12:47

  6. Hola, hay muchas persona inconscientes que no saben lo que hacen en realidad, muchos de estos gatos domésticos, lo que buscan es a las personas, y terminan muertos en la orilla de una autovía.

    15 septiembre 2011 | 9:48

  7. Dice ser Alei

    Hace apróx. 8 años que recogí a mi gata. Fué en un pueblo de valencia, al que ibamos al chalet de un amigo a pasar un par de semanas de relax. Ahí estaba, en el porche, la gata tumbada y esquelética. La empezamos a alimentar y enseguida lo agradeció, tanto en cuerpo como en espiritu. Paso de estar tirada a correr y subirse de golpe a un arbol. Defendia la parcela, bufando a cualquier otro gato que se acercara y siempre nos buscaba para regalarnos un ronroneo.

    Pasaron las 2 semanas, y hubo que decidir qué hacer con ella. Una tenía un American Stanford, que dudo que admitiera a la gata de buen grado en su casa. Otros unos perritos de las praderas, que tampoco creimos compatible con ella. Yo un hamster. :D.

    Por aquel entonces estaba soltero, y viviá en un piso abuardillado, con acceso al tejado, decidimos que entre las opciones la mía era la mejor. Así que la anestesiamos para el viaje, de Tabernes (VLC) a Gipuzkoa. Cuando llegué a casa, abrí el transportín pasado ya el efecto de la pastilla, y la gata comenzó a explorar con toda tranquilidad lo que iba a ser su nuevo hogar, al que se adaptó rapidamente.

    Ahora nos hemos trasladado a una cosa en un entorno rural, por lo que ya no se encuentra tan limitada en cuanto a espacio.

    Es de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Nunca he sido admirador de los gatos, pero he de reconocer que Txina se encargó de demostrarme, que un gato puede tan buena, o incluso (en mi opinión) mejor compañía que cualquier otro animal doméstico con mejor “fama”…pero eso es otra discusión.

    No me extenderé más, tan solo expresar el deseo de que este gato, encuentre pronto un nuevo hogar, como lo hizo Txina una vez.

    15 septiembre 2011 | 16:31

  8. Dice ser Helena

    También animo a adoptar animales abandonados. Hace 14 años recogí a mi primer gato callejero. Y de él me quedó un buenísimo recuerdo, su pareja Mora, que aún vive, con 16 años y uno de sus hijos, que ya nació en casa y sigue acompañándonos con casi 15 años. También ayudo y doy de comer a un par de pobres abandonados por sus dueños y entre varios amigos intentamos hacerle más cómoda la vida, aunque no podamos hacer algo más que comida, cariño y cuidados veterinarios. Saludos amigos de los animales.

    16 septiembre 2011 | 10:57

  9. Dice ser Angelina

    ¿ Habeis mirado si tiene chip? ¿Sabeis si lleva mucho tiempo? hay un anuncio de un gato machor rubio perdido en villalba en 2010 que se parece mucho, pero llevaba chip: http://animalessinhogar.naturalforum.net/t53643-power-gatito-perdido-en-villalba-madrid

    19 septiembre 2011 | 17:15

  10. Dice ser mercé

    Es verdad, se parece mucho al gatito del cartel de perdido, por favor, contrastenlo, yo creo que un gato de esta edad no aparece así de la noche a la mañana en la calle….a lo mejor alguien lo ha perdido.
    Yo tengo tres adoptados y son lo mejor que me ha pasado, si se me escapasen por un error, tendría un disgusto tremendo, y es verdad, los gatos no pueden vivir en la calle, necesitan un hogar que ls cuide , son animales domésticos…¿Por qué hay gente que piensa que pueden vivir en la calle sin problemas???Pasan frío, o lluvia, pasando hambre y sed….¿es eso vida para ellos? Por no decir si van a parar bajo las ruedas de un coche…
    Ojalá este gatito vuelva a su casa o alguien de buen corazón lo adopte.

    20 septiembre 2011 | 23:11

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.