BLOGS
Fuentesycharcos

“Mark Twain tendría hoy un blog, pero jamás habría escrito gratis”. Robert Hirst, estudioso de Mark Twain

Termina una interesante experiencia

nyt Seattle

Desde octubre del año pasado, con una periodicidad casi de un día sí y otro no, he publicado en FuentesyCharcos notas, entrevistas, comentarios y a veces solo tuits de cosas que les han ocurrido a periodistas y a los medios de comunicación en estos diez meses. Con mucha morriña, me veo obligado a dejar el blog para dedicarme a otros menesteres profesionales.

Nadie me dijo sobre qué podía publicar o de qué o de quién no podía escribir en el momento en que me confiaron el blog ni tampoco posteriormente. Quiero agradecer a Arsenio Escolar, Virginia P. Alonso (ahora en El Mundo) y a Melisa Tuya su confianza, la ayuda que he recibido en todo momento y la libertad que he tenido para escribir sobre lo que me ha dado la gana.

Mi gratitud para los compañeros y, sin embargo, amigos, que me han llamado para contarme noticias y algún chisme que luego he reproducido en Fuentesycharcos.

También me siento en deuda con los lectores de 20Minutos que, con sus comentarios en el blog y en Twitter, han mejorado mi trabajo.

Ha sido una experiencia muy interesante y agradable. Gracias a todos. Nos seguiremos viendo en Internet.

Las cinco reglas de Botsford para los editores de textos

Gardner Botsford

Hace unos días, el periodista Daniel Burgui recordó en Twitter un texto que publiqué en mi (abandonado) blog personal hace un año. Se trata de un extracto de Life of Privilege, Mostly, un libro donde Gardner Botsford expone unas reglas para editar texto.

Gardner Botsford fue editor de la revista The New Yorker durante casi cuarenta años. “Cogía algo que habías escrito y lo mejoraba, y resultaba muy difícil averiguar cómo lo había hecho“, explica el escritor Robert Angell. En sus memorias, “Una vida de privilegio, en general“, Botsford resume el trabajo del editor en cinco reglas que son muy útiles para los editores de textos y, por supuesto, para que quienes escriben no olviden que “cuanto menos competente sea el escritor, mayores serán sus protestas por la edición”.

La traducción es de Daniel Gascón.

UNA VIDA DE PRIVILEGIO, EN GENERAL

Gardner Botsford

A principios de 1948, la entrega de «Carta desde París» y «Carta desde Londres» se trasladó desde el domingo a un día más civilizado de la semana, y a mí me trasladaron con ella. Otra persona pasó a encargarse de las noches de domingo y empecé a dedicar la mayor parte del tiempo a editar largas piezas factuales: «Perfiles», «Reportajes» y textos de ese tipo. Seguí editando a Flanner y Mollie Panter-Downes –de hecho, a partir de entonces edité todo lo que cualquiera de los dos escribiese para la revista–, y también me asignaron a varios escritores de primera clase del New Yorker, con muchos de los cuales formé alianzas permanentes. Eso implicaba menos tiempo con los escritores de menor calidad con los que había empezado, los Helen Mears y Joseph Wechsberg. Helen Mears era una escritora olvidable; a Joseph Wechsberg lo recordaré siempre. Era un incordio, un Mal Ejemplo y un rito de paso para cada editor junior. Para empezar, era checo y en realidad nunca aprendió inglés. (Aquí hay una observación biológica de Wechsberg que he conservado intacta a lo largo de los años: «Sin los largos hocicos de los abejorros, los pensamientos y el trébol rojo no pueden ser fructificados».) Además, había empezado como escritor de ficción (ahora es más conocido, si es que se le conoce por algo, por algunos relatos que publicó en la revista antes de la guerra) y, cada vez que los datos que necesitaba resultaban elusivos, se los inventaba. Como su escritura estaba desvinculada de la gramática, el vocabulario y la cordura (ver arriba), podía escribir muy deprisa, y no había nadie más prolífico que él. Sandy Vanderbilt siempre decía que había editado más a Wechsberg que yo, y que había editado más a Wechsberg de lo que el propio Wechsberg había escrito, por culpa de una pesadilla recurrente en la que trabajaba en un manuscrito implacable e interminable de Wechsberg que seguía supurando por mucho que Sandy trabajara, pero cuando fuimos a la morgue y sacamos el archivo de Wechsberg, ninguno de los dos podía recordar quién había editado qué, o, para ser más precisos, quién había escrito qué. Lo que nos molestaba era que Wechsberg era inmensamente popular entre los lectores, lo que quería decir que nosotros éramos inmensa, aunque anónimamente, populares entre los lectores. Cuando llegaron algunos editores que eran todavía másjuniors que yo –Bill Knapp, Bill Fain, Bob Gerdy y un par de figuras más transitorias–, les asignaron a Wechsberg y yo quedé libre al fin. No totalmente libre, por supuesto.

Como la revista publicaba cincuenta y dos números al año, la mayoría de los cuales contenía (entonces) al menos dos piezas factuales, era demasiado esperar que los escritores de primera línea pudieran satisfacer esa demanda. Eso abrió la puerta a escritores de segunda fila y yo (como Sandy, Shawn y todos los demás) tenía que echar una mano. Era el tipo de trabajo que me llevó a una serie de conclusiones sobre la edición.

Regla general n.º 1: Para ser bueno, un texto requiere la inversión de una cantidad determinada de tiempo, por parte del escritor o del editor. Wechsberg era rápido; por eso, sus editores tenían que estar despiertos toda la noche. A Joseph Mitchell le costaba muchísimo tiempo escribir un texto, pero, cuando entregaba, se podía editar en el tiempo que cuesta tomar un café.

Regla general n.º 2: Cuanto menos competente sea el escritor, mayores serán sus protestas por la edición. La mejor edición, le parece, es la falta de edición. No se detiene a pensar que ese programa también le gustaría al editor, ya que le permitiría tener una vida más rica y plena y ver más a sus hijos. Pero no duraría mucho tiempo en nómina, y tampoco el escritor. Los buenos escritores se apoyan en los editores; no se les ocurriría publicar algo que nadie ha leído. Los malos escritores hablan del inviolable ritmo de su prosa.

Regla general n.º 3: Puedes identificar a un mal escritor antes de haber visto una palabra que haya escrito si utiliza la expresión «nosotros, los escritores».       

Regla general n.º 4: Al editar, la primera lectura de un manuscrito es la más importante. En la segunda lectura, los pasajes pantanosos que viste en la primera parecerán más firmes y menos tediosos, y en la cuarta o quinta lectura te parecerán perfectos. Eso es porque ahora estás en armonía con el escritor, no con el lector. Pero el lector, que solo leerá el texto una vez, lo juzgará tan pantanoso y aburrido como tú en la primera lectura. En resumen, si te parece que algo está mal en la primera lectura, está mal, y lo que se necesita es un cambio, no una segunda lectura.

Regla general n.º 5: Uno nunca debe olvidar que editar y escribir son artes, o artesanías, totalmente diferentes. La buena edición ha salvado la mala escritura con más frecuencia de lo que la mala edición ha dañado la buena escritura. Eso se debe a que un mal editor no conservará su trabajo mucho tiempo, mientras que un mal escritor puede continuar para siempre, y lo hará. La buena escritura existe al margen de la ayuda de cualquier editor. Por eso un buen editor es un mecánico, o un artesano, mientras que un buen escritor es un artista.

La reportera Dorrit Harazim gana el reconocimiento a la excelencia del Premio García Márquez de Periodismo

Dorrit Harazim. Foto: Luiz Arthur Leitao Vieira  / FNPI

Dorrit Harazim. Foto: Luiz Arthur Leitao Vieira / FNPI

Dorrit Harazim, reportera y editora brasileña con 50 años de carrera profesional, ha ganado el reconocimiento a la excelencia del premio Gabriel García Márquez de Periodismo, que concede la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), de Cartagena de Indias.

En su dilatada carrera profesional, Harazim ha informado sobre las guerras de Vietnam y Camboya, el golpe contra el gobierno de Salvador Allende en Chile, los atentados contra las Torres Gemelas en Nueva York, la primera Guerra del Petróleo en Emiratos Árabes, cuatro elecciones presidenciales en Estados Unidos y ocho olimpiadas. Estos son solo algunos de los hechos históricos de los que la periodista brasileña Dorrit Harazim ha sido testigo y relatora en sus 50 años de carrera y por los que este año recibirá el Reconocimiento a la Excelencia del Premio Gabriel García Márquez.

Dorrit Harazim explica en un vídeo que ha grabado tras el premio que con 72 años ha vuelto a ejercer de reportera. “Es un privilegio, sin tener que ser la jefa de nadie, sin tener que contratar ni despedir a nadie, he vuelto a la raíz del oficio“.

En el comunicado de la FNPI dicen que «la manera con la que Harazim narró estos hechos y su capacidad para “encontrar ángulos y aspectos que otros periodistas dejan pasar y para transportar al lector hacia minuciosos e interesantes detalles”, son los aspectos que destacan el Consejo Rector del Premio GGM, integrado por Germán Rey, Mónica González, Jean-François Fogel, Jon Lee Anderson, Héctor Feliciano, Rosental Alves, Martín Caparrós, Sergio Ramírez, María Teresa Ronderos, Héctor Abad Faciolince y Joaquín Estefanía, quienes han otorgado este galardón de manera unánime».

Carol Pires ha trazado un interesante perfil de la reportera brasileña que reproduce la FNPI en español y portugués. Tras su larga trayectoria profesional, Dorrit Harazim reconoce que “tengo la alegría de decir que, después que me metí en esto, he sido siempre feliz“.

Wilbert Torre: “El despido de Carmen Aristegui se produjo por una pervertida relación entre la prensa mexicana y el Estado”

202124_portada_el-despido_wilbert-torre_201505211901El día 15 de marzo de 2015, MVS Radio despidió a Carmen Aristegui, la periodista más influyente de México. Tres meses después, el periodista Wilbert Torre (Ciudad de México, 1968), que vivía hasta hace año y medio en Nueva York, publicó El despido, un libro donde describe la situación del periodismo en su país a la vez que cuenta los pormenores del conflicto entre la periodista y MVS. Tras el despido de Aristegui hasta se produjeron manifestaciones populares para que fuera readmitida.

El libro, que no se vende en las librerías españolas, se puede comprar en formato electrónico.

Se puede decir que El despido  es un instant book. ¿Qué te llevó a escribirlo?

Cuando despidieron a Aristegui, medio país denunció un golpe del régimen, lo cual, a menos que obtuviera las grabaciones de las llamadas, si es que las hubo, resultaba muy complicado probar, en un tiempo tan breve. Lo que sí podía averiguar era cuál era la situación en la que se encontraban las empresas de Los Vargas, dueños de MVS, y me encontré con que solo dos meses antes de la salida de la periodista, habían recibido entre otras multas, una por casi 4 millones de dólares en castigo a una alianza secreta con Carlos Slim, el empresario más opositor al gobierno. Así que me puse el desafío de investigar cómo era la relación entre la prensa mexicana y la administración peñista, como una manera de trascender el caso de la conductora (Aristegui) y saber si en el resto de los medios se presentaban presiones y situaciones de censura. Se trataba de uno de esos temas que si no tomas como vienen, pasan sin ser atendidos por una sociedad que todos los días se sorprende con alguna nueva tragedia o circunstancias de corrupción y negligencia gubernamental. Las elecciones estaban en puerta y escribirlo en 37 días significaba presentar una especie de declaración política sobre una de las principales promesas incumplidas del gobierno de Peña.

Lee el resto de la entrada »

Los últimos en enterarse de la venta del Financial Times

La información de la venta del Financial Times en la portada de la edición digital del periódico económico.

La información de la venta del Financial Times en la portada de la edición digital del periódico económico.

Ayer por la tarde se conoció la venta del Financial Times al grupo de medios japonés Nikkei. La operación que no incluye ni el edificio de la sede londinense del periódico ni el 50% de The Economist, se cerró por alrededor de 1.200 millones de euros, que percibirá el grupo editorial Pearson. El influyente periódico económico fundado hace 127 años logra el 70% de su circulación en Internet.

Financial Times fue pionero en emplear el papel (¿rosa?) sepia que en la actualidad emplea gran parte de la prensa económica. En Quartz explicaban que el económico se estrenó impreso en sepia el día 2 de enero de 1893 para “distinguir al Financial Times de otras revistas”.

Se conocía que Pearson estaba en negociaciones para la venta del periódico, pero en la tarde de ayer se produjo una confusión sobre la operación que, posiblemente, precipitó que se diera a conocer la noticia de quién era el comprador. Según han publicado distintos medios, primero, Reuters informó de que la compra se podía cerrar de forma inminente. Después, el mismo FT dio pistas de que el comprador era el grupo alemán Axel Springer. Finalmente, un comunicado puso orden en la información y se conoció que el prestigioso periódico económico pasaba a manos del grupo japonés.

Por lo general, los medios de comunicación no suelen informar de los temas empresariales que les afectan con el rigor y la transparencia que deberían. Amparados en la obligada discreción de una importante operación económica, los periodistas de los medios, como ha sucedido en el FT, son los últimos en enterarse, cosa que puede sonar más grave tratándose de uno de los medios de referencia en temas económicos de todo el planeta.

Al parecer, las cosas de la economía son así. Martin Wolf, el influyente periodista, y jefe de Economía del Financial Times, reconoce en la introducción de un libro que acaba de publicarse en España (La gran crisis: cambios y consecuencias. Editorial Deusto) que después de tantos años analizando la economía mundial y tras haber conocido muchas crisis financieras, “no preví una crisis de semejante magnitud”, refiriéndose a la que comenzó en 2007.

Cerrada la operación, lo que ahora interesa es si se producirá alguna deriva en FT con el cambio de propietarios. Y, si se produce, alguien debería contar las claves.

Laura Pintos nueva directora de ABC.es

Laura Pintos. Foto: Twitter

Laura Pintos. Foto: Twitter

A partir de este mes, la periodista Laura Pintos (@credula) dirigirá la edición digital de ABC.

Después de trabajar en Lainformacion.com, Pintos formó parte del equipo inicial del blog 233grados.com. En diciembre de 2011, Vocento la fichó para dirigir Mujerhoy.com, un portal que deja para ponerse al frente de la edición digital de ABC.

ABC.es con todos sus sites lograba en el mes de mayo 11,3 millones de usuarios únicos y ocupaba la cuarta posición en la lista de los más visitados, tras El País, El Mundo y 20Minutos.

Aumenta en Estados Unidos el número de personas que reciben las noticias por redes sociales

Captura de pantalla 2015-07-20 a las 10.04.22Mientras algunos periodistas y políticos se enzarzan en debates rancios sobre si un ayuntamiento puede poner en marcha un blog para hablar de las noticias que publican los medios de comunicación y les afectan, un nuevo estudio de Pew Research Center en asociación con el John S. y la Knight Foundation, pone de manifiesto que en Estados Unidos el 63% de los usuarios de Twitter y Facebook dicen que reciben las noticias a través de las redes.

Desde 2013, el número de receptores de noticias por redes sociales ha aumentado un 11% en el caso de Twitter y un 16% en Facebook.

Un dato de gran interés que muestra el estudio es que mientras el porcentaje de usuarios que reciben noticias de Facebook y Twitter se ha incrementado, el porcentaje total de los estadounidenses que usan las redes sociales se ha mantenido. El ocho por ciento de los adultos estadounidenses usan Facebook y Twitter para encontrar noticias.

Twitter para las últimas noticias

El 59% de los usuarios de Twitter siguen las noticias de última hora a través de la red de los 140 caracteres, mientras que en Facebook la cifra de quienes siguen las noticias de última hora desciende a un 31%.

En mayo, Facebook anunció que The New York Times, The Guardian, NBC News, National Geographic y los europeos BBC News, Spiegel y Bild publicarán sus contenidos en Facebook, participando en Instant Articles, la nueva iniciativa periodística de la red social.

Jon Lee Anderson: “No sé si estamos en el final o en el principio de la edad del hielo del periodismo”

Jon Lee Anderson, reportero de The New Yorker, está considerado por muchos como el sucesor de Kapuscinsky. Durante los últimos treinta años ha seguido la actualidad internacional en primera línea, cubriendo conflictos de tanta trascendencia como Afganistán e Irak. Biógrafo del Che Guevara, imparte talleres para jóvenes periodistas en la Fundación García Márquez,  que tiene su sede en Cartagena de Indias.

“No sé si estamos en el final o en el principio de la edad del hielo del periodismo”, aseguró en una reciente visita a España, invitado por la Fundación porCausa. En la entrevista, que se puede ver en su totalidad en el siguiente vídeo, muestra su inquietud por el futuro del periodismo, que considera “la esencia de la democracia“, y habla de la influencia de García Márquez en el boom de la crónica en Iberoamérica y sobre Fidel Castro, el Che, Obama, Chavez y Bin Laden, entre otros.

porCausa I Entrevista a Jon Lee Anderson from porCausa on Vimeo.

José María Patiño: “La falta de profundidad hace que la información se quede en la espuma”

José María Patiño.

José María Patiño.

José María Patiño (Madrid, 1960) fue durante 14 años corresponsal en París de la Cadena SER. Después de reincorporarse a la redacción de Madrid, ahora se encarga de la Revista de prensa en el programa Hoy por hoy. Algunas de sus experiencias profesionales y personales en París han quedado reflejadas en Crónicas de Paname (Libros.com). “Es un libro periodístico con elementos más personales. Quería cerrar una etapa de 14 años, viviendo y trabajando en París, y combinarla con la labor periodística. Me apetecía hacer una cosa amena, no demasiado transcendente, que la gente pueda leer a gusto”, explica Patiño.

Dice Monserrat Domínguez en el prólogo del libro que el corresponsal se ha convertido en una rara avis. Casi es más una especie en extinción, ¿no?

Tal y como se concebía a inicio, el corresponsal tiene justificación porque siempre se necesita que alguien verifique sobre el terreno la información. Lo que se está perdiendo es el corresponsal/senior/embajador que da profundidad a las informaciones y representa al medio en otro país. Esos sí que somos dinosaurios y cada vez van a quedar menos.

Lo que puede aportar el corresponsal es el contexto que hace que las informaciones sean diferentes de las que todo el mundo hace.

¿Cómo una sola persona puede cubrir un país entero?

Hay informaciones que no puedes cubrir por las distancias. El corresponsal tiene que leer mucho. Leer periódicos, revistas, libros… para poder interpretar cualquier hecho informativo o noticioso aunque no estés físicamente presente. Lo interesante sería viajar a los sitios, pero las limitaciones económicas del periodismo impiden a veces los desplazamientos.

Con Internet, ahora en las redacciones pueden conocer las noticias antes que el corresponsal.

Antes imperaba el criterio del corresponsal en la redacción. A veces, en los medios todo el mundo tiene opinión de lo que tú estás haciendo. Eso dificulta que puedas ofrecer un enfoque diferente. Por otro lado, la tecnología facilita el trabajo. En Bruselas, llevaba el aparato de radio al cine para escuchar el informativo por si pasaba algo salir corriendo para contarlo. El teléfono móvil facilita las cosas. Por un lado te ayudan en el trabajo y por otro quitan personalidad a los temas. Puedes hacer múltiples informaciones mientras que antes te podías concentrar en la noticia que se quería hacer, en la noticia del día. Eso va en detrimento del trabajo periodístico.

¿Se ha perdido la poesía?

Lo que se ha perdido es la profundidad. Cuando me preguntan por la diferencia que hay entre los medios españoles y los franceses, siempre respondo que ellos tienen mucha más profundidad todavía. Aquí dominan las previsiones informativas (la agenda) y hace que la información se quede en la espuma. Eso no es bueno ni para el sistema democrático. Toda la información política consiste en declaraciones: uno ha dicho esto y otro ha dicho lo otro.

La segunda parte del libro es una guía para conocer París.

Cada uno tenemos una visión de París. El libro es mi viaje personal por París. Quería compartir con los lectores mi París. También una guía de la profesión. Hasta los que viven en París pueden descubrir algunas cosas.

¿Cómo ha sido la experiencia del crowfounding?

Yo pensaba que me metería más presión trabajar para una editorial convencional por plazos y cosas así. Me ha gustado trabajar con Libros.com, una editorial de gente joven con quien he conectado muy bien. Creía que no iba a tener presión, pero cuando se concretó la ayuda de los mecenas, vi que tenía un compromiso y que había que escribir el libro. Tardé un mes más porque me bloqueé por la presión de escribir.

La mitad de la audiencia de noticias vía Smartphone de Reino Unido utiliza la app de la BBC

Captura de pantalla 2015-06-19 a las 13.35.11

El informe Digital News  2015 del Instituto Reuters ofrece algunos datos muy interesantes. Uno de ellos es que más de la mitad de la audiencia de noticias en los teléfonos móviles de Reino Unido utiliza la app de la BBC para leer las noticias. Es decir, no visitan la página o directamente la noticia sino que se informan a través de una aplicación.

Según los datos del informe, nada menos que un 51% de los encuestados dicen que utilizan la aplicación de la BBC.

Como explican en themediabriefing.com, hay algunas razones que pueden explicar por qué se produce esta importante utilización de aplicaciones para leer noticias desde el móvil. La primera es la lealtad a la marca que, sumada a la limitación de memoria de los teléfonos y a algo “tan mundano” como la molestia de recibir notificaciones constantes, que resultan útiles, pero en muchos casos acaban molestando al usuario.