Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de julio, 2019

Plegaria Precaria

Hasta las plegarias son precarias

Como todo

El cambio climático nos llega a los tobillos el agua deshelada no sirve para hacer cubitos

Plegaria por el PIB

Que baja poco a poco a toda leche

Haya o no haya gob

Plegaria por el gobierno nonato

Plegaria por el fin de mes

Plegaria porque se suavice o se arregle la guerra comercial China/USA

Y ese Brexit

Plegaria por el 5G

Plegaria por la plegaria (auto)

Plegaria por las personas desamparadas y desnutridas

Plegaria por el Déficit y la Deuda

Y por el artículo 135 de la intocable Constitución retocado en 2012

Por la CNMC, que quiere ¡bajar el precio del gas y la luz!

Por los conductores de ambulancia y los sanitarios que nos salvan las vidas

Por Usted que lee estas monsergas que se alargan más de Veinte Segundos

Que tenga un buenísimo verano/milenio (la inmortalidad está al caer)

Gracias

 

____

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los nueve mil puntos

Culpan al nuevo premier de Reino Unido, han caído las bolsas. La española (cuando besa) ha perdido los nueve mil puntos. Ay.

Culpan a Boris Johnson, autor de la conocida frase “Que se jodan los negocios”. Un clon de Trump, un troll, un tronlirón.

Con sus cualidades, naturalmente. Como poeta.

Ha sido llegar y decir que el Brexit se hará a lo loco, y caer las bolsas. Antes ha bajado la libra.

El Financial Times estaba desprevenido editorializando sobre la situación española, amonestando a Albert Rivera.

Casado ha opacado a Rivera, ambos reorganizan sus huestes en ceremonia simétrica. Casado, al laminar los residuos tóxicos del rajoyato, ha dado unas estampas muy veraniegas con un bigdata: todos se ríen. Y además, está Cayetana, que tiene un gran porvenir.

Casado aun sentía la sombra de Bárcenas pululando por los desvanes de Génova, ese arrastrar de cadenas, discos duros rotos  y fajos de billetes y sobres. Ha hecho limpieza. Y se ríen.

El CIS todavía existe. Es un arma fundamental más, todo vale en el fakeado diario a que nos someten la autoridad y la oposición en funciones.

El caso es que dentro del éxito indudable del verano en la plétora del sanchismo que ya goza de mayoría absolutista ha caído la bolsa.

–Hemos perdido los nueve mil puntos.

El presidente ha convocado enseguida a sus expertos en Juego de Trinos para evaluar los análisis.

No podemos culpar a Iglesias.

Volverán las oscuras golondrinas pero los nueve mil puntos, ay, ésos, ésos no volverán.

 

_______

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El ‘Financial Times’ presiona a Rivera para que rescate a Sánchez

El Financial Times le sugiere/ordena a Rivera que apoye a Sánchez. Eso son palabras mayores. Una cosa es que intervenga Macron, que solo es el presidente de Francia, y otra que presione el Financial Times, portavoz del capitalismo global.

El Financial teme que España se despeñe, se desEspañe, con Podemos. O que repita elecciones y salga lo mismo.

La presión sobre Rivera debe de ser inmensa. Hasta dentro del agua se nota.

La presión que se ve o se publica es enorme. La invisible, la que contará el Wikileaks o el Snowden cuando se produzca la próxima filtración, debe de ser insoportable. (O cuando aflore el villarejo de esta época, si es que está operativo).

Presión mundial.

Por eso Rivera se blinda y se conjura con sus fieles, todos encerrados y con los móviles apagados.

La presión global sobre Rivera y sus acólitos está forjando una fábrica de plutonio. Las presiones del Ibex son una broma al lado del Financial.

Pero ya se puede envainar el editorial. No tiene nada que hacer.

PP y Ciudadanos, prietas las filas y purgados los díscolos, pugnan en sana competición por ver quién abomina más de Sánchez. que ha conseguido la unanimidad absoluta en su contra. La mayoría absoluta al revés.

Y él se los pone fácil pactando o sometiéndose a Bildu y Geroa-PNV en Navarra. Eso, a nivel local (de España y sus naciones) es intratable. Ahí Sánchez se ha caído de la moto.

Claro que al Financial el dolor de los asesinados de provincias le da igual, él lo que quiere es que haya más reformas laborales, más despido fácil (la sentencia contra Deliveroo es un mazazo, el Supremo tiene una MegaPatata Caliente GLOBAL con ese asunto: al Supremo también le va a escribir una nota el Financial un día de estos.)

El Financial le exige a Rivera que sea de los suyos: a cambio le pondrán una suite fija en Davos. Algo hay que dar siempre a cambio: el adalid del capitalismo es el que mejor sabe que semejante sacrificio (abstenerse o apoyar a Sánchez) requiere una contraprestación equivalente… cuando toque, y con intereses (aunque la FED va a bajar el dinero).

De hecho, Casado es el más dolido, casi celoso, por el editorialazo a Rivera. ¿Y yo qué?

Si Rivera no cede la presión mundial rebotará de nuevo sobre Casado. Y eso es lo que garantiza un agosto con las calderas a tope. El PSOE se rompió un poco la vez anterior para abstenerse ante Rajoy. Ahora les toca a esta pareja de jóvenes leones Casado/Rivera sobrellevar el peso del capitalismo mundial.

Todo esto da una idea de la importancia de España (y sus naciones) para marcar tendencia. España es influencer total.

Rivera ni siquiera ha respondido. Ha hablado un tercero de C’s. Ha hecho bien, a ver si se van a pensar que aquí nos impresiona el Financial. Es raro que no haya contestado Vox (estarán en la playa).

Otro efecto colateral del editorial del verano es que Iglesias está más cerca de ceder ante sus propios presionadores, ¡anticapitalistas!, o viceversa.

El Financial nos salva el verano.

 

__________

Y lo de Calviño, para evidenciar la presión.

 

 

 

 

Estampidas de verano

Vendavales y aireras

Invisibilidad de los bares traspasados, gente perdida en domingos de verano

Negocios desaparecidos que nadie recuerda qué vendían

Qué había aquí

Quién eres

Gente inmóvil que no puede ir a ninguna parte

O no querría si pudiera

Vendavales tibios

Gente que te encuentras en la farmacia que nunca cierra y que te dice

¡Nos vamos a Rumanía!

Alguien que te besa por la calle y no sabes quién es

Los muertos que nos pitan en los pasos de cebra

Desparecen en silenciosos coches eléctricos

Sin tiempo para saludarlos

 

____

 

 

 

 

 

La vida sigue

El país funciona por el vaso de agua que suben los ujieres a los oradores del Congreso.

Antes de derribar al gobierno –o de impedir que haya gobierno– los próceres reciben el vaso de agua como si fuera el sagrado elixir que les va a aclarar las ideas… se pegan un sorbo y proceden a dinamitar la patria o a impedirla.

¿Qué les echan en ese vaso de agua?

Es la gran pregunta que se hacen los observadores a remojo.

De momento hoy se ha reanudado la vida institucional, el protocolo… la vida sigue.

El Rey ha recibido a la Presidenta del Congreso (toca madera) y ambos han posado para que suba la bolsa.

Una vez disipada (de momento) la amenaza que supone Iglesias para el mercado de los pisos, el país sigue a lo suyo, que es el verano.

El incólume Sánchez amenaza con nuevas intentonas, nuevos contactos, nuevos emoticonos…

La vida sigue… mientras haya un ujier que traiga el vaso de agua, hay esperanza.

 

 

____

 

 

Velocidad de las leyendas

Relato ya queda antiguo. Como todo lo que excede los dos o tres días. Podemos retomar “leyenda”, que ya estaba olvidado. Ahora solo falta renombrar “marcos”, que ya cansa.

Enric Juliana sugiere que ante la complejidad de la política que estresa a la ciudadanía puede surgir un Salvini, que Abascal no da la talla, y que Albert Rivera podría estar ensayando esa vía populista. Guillem Martínez despieza/deconstruye a Sánchez y su estrategia de triturar a Iglesias.

Iglesias ponía mala cara, muy dolorido, hinchado, venido abajo. El mejor, Rufián, si hubiera sido más breve. Dosifica muy bien los silencios.

Lo del Salvini podría ser. Por desgracia. Ahora empieza el verano. Pasar el verano.

Sánchez es puro fingimiento, un artista del escenario. Quizá ni él mismo sabe qué finge. En esta epopeya del fingimiento y la destrucción premeditada del “socio” se ha instalado la idea de que el gurú de Sánchez tiene un plan. Lo contrario sería desidia, dejadez, frivolidad. Es mejor que tengan un plan. Estamos en la posmodernidad ya invisible que lo impregna y lo invalida todo, cuántica, donde todo vale siempre menos el rigor. Cambiar de marco sin bajarse de la moto. Autoseducción.

La cara de Iglesias demuestra que él ha sido la primera víctima de este juego de espejismos acelerados. Cuando quieres descifrar A ya están emitiendo C. El contenido es lo de menos, se improvisa y caduca.

El plan se va rehaciendo cada día. De momento, seguir emitiendo leyendas. Hasta setiembre, octubre, noviembre… Salvini.

 

____

Negociando los flecos al filo del abismo

Echenique quiere que la Vuelta Ciclista pase por su pueblo. Calvo se niega. Ábalos cedería en eso, pero… Montero exige trato de arzobispa de Toledo. Es demasiado, exclama la vice, ya con las cejas tiesas. Iglesias pide línea directa permanente y encriptada con Sánchez. Seré como la voz de tu conciencia, le dice, si la tuvieras. ¡Ni hablar!, proclama la facción gubernativa en funciones. El de IU pide que su equipo favorito gane la Liga, y mil puestos de libre designación para familiares, aparte de un surtido de trajes. El PSOE, lo más que ofrece son migajas, según UP. Entonces lanzan su as en la manga: Una remesa actualizada de tarjetas black. Eso molaría, dicen los aspirantes. Ojo, matiza el gob: pero tendrían un tope. ¿Cuánto? El mismo que el de la Tarjeta del Hormiguero. Y en este punto se rompe la negociación.

Continuará

 

Hay que reconocer que Sánchez tiene un plan: lo desvelamos

Esto tiene que ser un plan. Imaginemos al núcleo duro de Sánchez, o sea, Redondo, Ábalos, etc., tras ganar las dobles elecciones de abril-mayo. Haciendo cuentas. Imaginemos la mayor audacia: se lo juegan todo en una aventura arriesgada que les proporciona tiempo y emociones muy fuertes.

Marear la perdiz, marear a todos los grupos de todos los colores… y esperar al pleno definitivo. Sin haber ofrecido nada, sin haber negociado, solo pidiendo. Pedir sin ofrecer. Con la excepción aparente de Podemos, al que no pueden esquivar frontalmente, pero lo marean hasta lo indecible. llegan al extremo alucinógeno de vetar al líder, ad hominem absurdo que, sin embargo, cuela. Iglesias sospecha del interminable ardid, sabe que se la juega con expertos en Juego de Tronos y otras series educativas que marcan la antiépoca del fake perpetuo. Todo es fake, la posmodernidad, ya derrotada y desacreditada, ha triunfado a lo grande: en los puros hechos, en USA, en Brexit, en más de media Europa.

Iglesias lo intuye, pero la trama que han urdido estos genios infantiloides (estilo La naranja mecánica o Alguien voló sobre el nido del cuco, en modelos muy anteriores y ya desbordados) es tan desquiciante que no acaba de creerlo. Además, si lo creyera, si creyera lo que van viendo sus ojos, se sabría derrotado. Así que cede una vez más y se inmola para salvar los pocos muebles de Ikea: salvar el tipo. Si coloca a la mujer todo queda en casa.

Entonces, ya con el plenario encima, se da cuenta de que, en efecto, todo es una trampa. Una trampa tan loca que nadie la va a ver, a pesar de que está ocurriendo en directo, en tiempo (i)rreal, delante de todo el país. El candidato no ha hablado con nadie, los portavoces, desorientados, le recriminan esta desidia, soberbia… ¿qué es, qué nombre darle a esta extraña actitud? El santo columnismo se exprime los axones, el país alucina (aunque sigue a sus cosas, o sea, a sobrevivir y disfrutar, pero ha caído mucho el consumo de electricidad en la industria, demasiado) y nadie entiende nada. Eso es lo mejor.

La consigna es: que nadie entienda nada. Todos perplejísimos. Los superpoderes, ya fuera de control, lo han intentado todo, no saben qué ficha mover, que tuercas repretar. El sanedrín mínimo no suelta prenda. Los conjurados de Sánchez han tenido siempre un plan. El segundo círculo del partido ya no está en la pomada, ya no sabe ni de lejos qué está pasando. El núcleo es impenetrable.

Todo esto son elucubraciones delirantes (método Dalí, paranoia crítica, Buñuel, Valle-Inclán, etc.), la única forma de acertar, de ir afinando en la locura de los marcos y los fakes que parecen improvisados. Pero sin duda hay un plan. Si no, Sánchez algo habría hablado con alguien.

La solución A es que ante la impasibilidad del candidato inane, que finge buscar apoyos sin trabajarlos, acabarán por darle los votos. Porque a nadie le interesen otras elecciones, porque sospechen que es la única salida, por lo que sea…

La solución B es ir a elecciones. Si se asume desde hace meses, todo este interregno ha sido un juego, puro disfrute: simetría y que pase el verano (un post anterior, también sin interés, que ahora no me voy a levantar a enlazarlo).

La apuesta, arriesgada y audaz, es que acaben por investirle sin haber dado nada a cambio, por desesperación, por calor, por no dejar los recién estrenados escaños, el iPad, etc., por el riesgo enorme de bajar sin remedio.

En este modelado 3D cabe el riesgo de que las tres bandas del Bote de Colón hagan piña: pues mejor, exclama Iván. Además, Rivera está fuera de sí, no ha entendido que él no es el presidente del gobierno (esto les pasa a todos: casi nadie admite que no es presidente del gobierno, ¡con lo fácil que le ha sido serlo a Sánchez!).

La solución B es ir a elecciones: cabe la posibilidad de que el CIS opere un fakeado y le propicie la absoluta. Incluso al revés, que el CIS le de una debacle cocinada, y eso precipite el revolcón. Todo es posible. Esta gente ha llegado a la Moncloa por pura chamba, y confían en seguir así, en la racha, en la cresta de la época que nadie entiende.

Mientras nadie entienda nada de lo que haces todos te seguirán… porque eso es lo que suele ocurrir en las vidas hiperreales: que no se entiende nada.

Para sufrir y penar con un gob de 123 y unos socios que estén siempre dando puyazos y monsergas y llevando la contraria, mejor jugárselo todo (que es nada, Juego de Tronos) a una jugarreta. Entretanto, además, pasa el time que da gloria, con todos colocados, hasta el último cuñado. Y sin tener que gobernar (no se puede), solo algún apaño, doctrina y a vivir.

Lo mejor/peor es que este déjà vu podría repetirse… indefinidamente… buclea que algo queda.

Buclea mientras puedas.

Pronto podremos verificar este delirio.

 

_____

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sánchez suplica de nuevo a Casado, ¡y a Rivera!, que le salven de Iglesias

Sánchez quiere ser investido por la derecha. El PSOE y el PP siempre han sido intercambiables. Ambos han hecho lo mismo, con matices, quizá lo que había que hacer o lo que se podía hacer. Hasta en la corrupción han sido simétricos.

Este paralelismo confluyó en el año 11 cuando ambos firmaron en una tarde el parche a la Constitución que exigían los acreedores. El artículo 135 lo apañaron sin rechistar.

Lo que había que hacer. La DEUDA es la realidad. Lo demás es lírica. En la lírica disienten.

PP/PSOE confluyeron también en la asonada cat del 17, cuando ambos aplicaron el 155. Lo que había que hacer.

También confluyeron en las privatizaciones amiguetiles, y en casi todo lo demás. Se diferencian en verborrea cultural. Eso sí, al no disentir en lo importante (el dinero, la deuda) se han visto obligados a exacerbar la retórica. De ahí la sensación de monserga estéril de estos, por otra parte gloriosos, cuarenta añazos.

Es lógico que Sánchez sufra en días como hoy y pida a Casado que se abstenga… para no tener que pactar con UP. Iglesias ha estado magnífico, claro y contundente: hasta ha hecho reír. Iglesias ganó los debates electorales en las teles. Etc. Pero su modelo decae. Y mira que él se esfuerza por adaptarlo y por ceder. Pero en estos tiempos (ni en ninguno) no se puede mentar a las eléctricas (por ejemplo) y decir que se va a bajar el recibo de la luz. ¡Anatema! ¡Horror! Tampoco se puede decir que se va a subir los impuestos a las grandes empresas. ¡Anatema!

Es lógico que Sánchez/PSOE no quiera pactar con etc y etc. Por eso implora a Casado -¡incluso a Rivera!– para que cumpla su parte del pastelón que han compartido siempre y salve a España de la revolución, de los independentistas, de molestar al Ibex y todo eso bla bla.

Por eso suplica a Casado que asuma su parte del pastel. Y quizá debería hacerlo.

Si el Ibex y las eléctricas y todo ese inframundo tuvieran la influencia que se le presupone le harían ver a Casado que tiene que inmolarse un poquito para salvar a España.

A ver si en estas horas lo consiguen.

 

____________

 

 

 

 

 

 

Sánchez busca la investidura en plenas rebajas

El post open se actualiza por aquí (así no hay que leer lo de abaix).

Al ser investidura de rebajas se podrá devolver.

..

Empìeza el blablacrounch. Sale Sánchez-123. Buenas tardes. Con los pómulos altos, azul marino casi invernal. Allí están todos. Puntualidad bostezante.

Entretanto UP dice que solo les han ofrecido cosas simbólicas, sin presupuesto ni gestión.

Máxima emoción hasta el jueves. Nos gusta la estabilidad, lo previsible… y también el suspense, las agonías… el Tour en cuesta.

Y que se escape alguien.

Ya estamos en la investidura de julio, rebajas al 50% (hasta o más). Sánchez busca ser presi sin dar nada. Algo simbólico.

Sería un exitazo absoluto. (Ver apuestas).

Esa es la gracia de esta semana. Hay cosas peores.

Sigue por arriba (a veces por aquí, ¿quien sabe?)

Narración en modo auto bot, algoritmo estival…