Archivo de la categoría ‘Alquiler’

9 reformas para revalorizar tu casa en 2018 y vender o alquilar a mayor precio

Cómo revalorizar tu casa en 2018 para venderla a mayor precio

¿Recuerdas cuando hablamos del HomeStaging? A través de especialistas como Constanza Subijana, aprendimos algunas técnicas básicas de preparación de una vivienda para mejorar su apariencia de cara a posibles compradores.
.

Iframe de FB:

Los 5 mandamientos del HomeStaging nos enseñaron cómo hacer más atractivo cada espacio mediante una decoración neutra, moderna y elegante, cómo hacerla parecer más grande, qué errores evitar durante las visitas de los interesados…

 

Reformas que elevan el valor de tu casa

Desde colocar unas flores o reordenar el mobiliario es un ejercicio de HomeStaging. Pero hay una pata del mismo cuyos resultados resultan más notables de cara a reducir tiempos de venta y elevar el precio de tu propiedad, y es llevar a cabo las reformas acertadas.

En la tasación de un inmueble, el estado de conservación es fundamental para garantizar una plusvalía en el momento de la venta.

Llevar a cabo ciertas intervenciones, a veces incluso estructurales, puede incrementar el valor de la vivienda hasta un 20%, además del valor de la propia reforma.

Pero es necesario saber qué tipo de intervenciones lograrán que tu casa brille con más fuerza y resulte irresistible. Toma nota:

 

La primera impresión es básica

Esta ley psicológica se aplica a todo, también en las casas. La primera visita te causa unas emociones que son imborrables y que condicionarán el resto de tu percepción de dicho lugar.

Por eso es importante llevar a cabo tareas de mantenimiento que lo conserven agradable y atractivo, como limpiar y pintar paredes y techos y sustituir la iluminación por una que realce los espacios y dé mayor calidez a las estancias.

Recuerda que hay trucos ópticos propios de los magos más célebres para conseguir que una estancia parezca más grande y para canalizar la luz natural a través de las estancias, en caso de que tu inmueble sea oscuro o con pocas entradas de sol.

 

Además, puedes arreglar los suelos sin una inversión desmedida colocando una tarima flotante, aunque se recomienda trabajar en una buena tarima de madera anterior si se encuentra en un estado recuperable.
.

Crear espacios nuevos

Una de las claves del fútbol de ataque se puede trasladar también a la venta más agresiva de un espacio: tirar tabiques para maximizar el espacio disponible y las posibilidades de cada habitación es siempre una buena idea.

Esta forma de ganar metros sin ampliar puede resultar decisiva. De la misma forma, te puedes deshacer de un pasillo demasiado largo convirtiéndolo en un espacio disfrutable de verdad, añadiéndolo a otra habitación ya existente.

Haciendo reformas de este tipo puedes conseguir, no solo aumentar el valor de tasación, sino sumarle el de la reforma.

Por supuesto, la seguridad es siempre lo primero, y un arquitecto deberá estudiar la distribución de pesos y los materiales empleados en la construcción de tu casa para determinar si se puede llevar a cabo esta operación.
.

Aumentar el espacio de almacenaje

Se trata de otro de los factores que un comprador o arrendador valora desde el primer momento y que puede resultar clave.

Instalar un armario empotrado cómodo, espacioso y útil es básico para hacer de una habitación, una lugar deseable y práctico.

Estudia la distribución y los huecos vacíos para sacarle el máximo partido a cada metro cuadrado, sobre todo en vertical.

Instalar sistemas de domótica

Una vivienda inteligente tiene mayor valor y llama la atención en el mercado. La disponibilidad de termostatos inteligentes para controlar la calefacción desde cualquier lugar

Adaptar tu casa para que tenga el sello de compromiso con el medio ambiente

Una de las medidas más de moda en el mundo inmobiliario para darle ventaja a un inmueble sobre el resto, es presentarlo como un lugar eco-friendly.

Según afirma la especialista en compra venta de inmuebles Violeta Rivilla, de Olé tu casa, cada vez más compradores buscan viviendas comprometidas con el entorno para cuidar tanto el planeta como nuestras conciencias.

Y adaptar los equipamientos de la casa para que reduzcan su huella ecológica no es tan caro como pensamos. Se puede optar por instalar una caldera más eficiente, o detectores de presencia para accionar la iluminación.

Un paso más allá puede ser la inclusión de paneles solares o el aislamiento térmico de muros y ventanas, una de las inversiones más rentables a medio y largo plazo. Y si vas a equipar una casa con electrodomésticos, tanto para tu uso personal como para ofrecerla en alquiler o venta, que sean siempre lo más energéticamente eficientes posible.

Ten en cuenta, además, que muchas comunidades autónomas ofrecen ayudas a la mejora energética muy interesantes para mejorar tus instalaciones en las condiciones más favorables.

Por supuesto, es importantísimo que estés al día con toda la documentación en materia energética sobre tu propiedad, como el Boletín Eléctrico y el Certificado de Eficiencia Energética. Y no, ¡no son lo mismo!

Cambiar las ventanas por otras de aislamiento óptimo

Unas ventanas que nos aíslen de frío, calor y ruido exterior son una auténtica bendición para cualquier aspirante a propietario o inquilino, y un argumento de venta infalible para cualquier vendedor.

Se trata de una de las inversiones más rentables por el ahorro que supondrá en nuestras facturas de calefacción y electricidad.

.
Cerrar los espacios abiertos, una posibilidad rentable

Las cuentas son claras: la superficie cerrada es un 80% más cara que la abierta. Por eso muchos propietarios optan por cerrar terrazas para incorporar sus dimensiones a las de la vivienda.

Un cerramiento de aluminio o PVC bien aislado supone una inversión más que que asumible que puede rondar los 2.000 euros, aunque hay algunos elementos que pueden encarecer la operación, como la demolición de parte de la fachada, la instalación de nuevos puntos de iluminación y electricidad, el enrasado del suelo, y la complicación de la siempre necesaria licencia municipal de obra.

 

Puedes consultar más detalles y posibilidades para llevar a cabo estas y otro tipo de reformas en tu hogar con los mayores especialistas de todos los gremios, así como pedir asesoramiento y presupuesto sin compromiso para la reforma de tu casa aquí.
.


.

Cómo hacer una mudanza: ¡8 puntos para repasar del primer al último momento!

Si estás inmerso en este momento vital tan emocionante como adelgazante, tranquilo: TODO VA A SALIR BIEN.

Cuando estamos cómodamente instalados en nuestra vivienda desde hace un tiempo, todo parece funcionar más o menos bien de forma autónoma.

El agua sale caliente del grifo. Internet parece funcionar, porque Facebook nos muestra la última tendencia doméstica y, sí, las facturas llegan puntualmente a tu buzón (aunque la mayoría de los proveedores domésticos ya te la envían vía e-mail si lo solicitas, ahorrándole el peso a los bosques).

Pero ahora toca reiniciar todo eso. Trasladar tu vida entera a otra dirección. Una tarea apasionante para algunos y tremendamente estresante para casi todos.
.

Así pues, la planificación será clave para evitar disgustos, retrasos y errores de cálculo

Si quieres sacar un 10 en tranquilidad durante esta próxima mudanza, apúntate estas claves y todo irá de maravilla:

 

1. Antes de nada, habla con tus compañías proveedoras de servicios domésticos

Puede que seas capaz de trasladar tus posesiones completas de A a B en solo un fin de semana. Pero tu compañía del agua, del gas, la del teléfono y la eléctrica no funcionan tan rápido.

Llama un mes antes a cada una de ellas para cerciorarte de qué papeleos debes llevar a cabo para cambiar tu dirección de forma correcta y a tiempo. Y una vez hecha esta labor, repítela en forma de comprobación 15 días antes y, de nuevo, 3 días antes de la mudanza física.

¡Lo último que quieres es llegar a tu nueva residencia y no tener agua para ducharte después de cargar con toneladas de libros!

.
Si eres despistado, te recomiendo que te crees un pequeño listado con los contactos de tus proveedores en una nota del móvil, y te programes alarmas en esas fechas para llevar esta tarea a cabo.

De paso, pide que te pasen en bloque las últimas facturas y que desconecten el servicio si es necesario.

 

2. ¿Harás tú tu mudanza o contratarás a expertos para ayudarte?

Según la Federación Española de Empresas de Mudanzas (FEDEM), en cada traslado se transporta una media de entre 40 y 70 cajas. Habitissimo completa este dato con otro muy interesante: el coste medio de una mudanza hecha por profesionales en España es de 321,36 euros.

Eso sí, ten cuidado si decides contratar a una empresa para llevarla a cabo. Lo primero es que debes avisarles con, al menos, dos semanas de margen para que te garanticen su disponibilidad y no tener problemas.

Si optas por una opción legal (sorprendentemente, solo el 60% de las personas lo hacen), dispondrás, para tu sosiego, de un seguro de responsabilidad civil (que se hará cargo de cualquier daño o pérdida que los operarios lleven a cabo en tus electrodomésticos y otras propiedades).

Si, por el contrario, te sumas al 40% de personas que cada año optan por empresas pirata, serás tú el responsable último en caso de accidente durante el traslado.

Créeme, cuando veas a los operarios desmontar, cargar, subir y volver a montar todos tus muebles voluminosos, la televisión y tus cuadros, querrás respirar sereno con un contrato oficial de mudanza y sus correspondientes seguros en el bolsillo.

¡Ahorrarte un poco en el presupuesto puede salirte tremendamente caro!

Si, por el contrario, cuentas con tiempo libre y ayuda —¡necesitarás muchas manos!—, puedes optar por hacer tú mismo tu mudanza. Calcula entonces el coste del alquiler de una furgoneta (puede rondar los 150 € para toda la mudanza).

Otro coste a sumar a tu presupuesto es el de cajas, cinta adhesiva y plástico burbuja. Piensa que este último sale a unos dos euros el metro cuadrado, y tendrás mucho que envolver con él, por lo que el coste de esta sección de papelería puede ascender fácilmente a los 100 €.

Los niños mimados de cada mudanza deben ser, por experiencia, cuadros y marcos de fotos, obras de arte, pantallas, vajillas y plantas. Requieren mucho plástico burbuja y avisos bien visibles de “FRÁGIL” en cada caja que los contenga.

 

3. Documentos importantes

Desde papeles bancarios, escrituras, libros de familia, expedientes médicos, medios de pago, documentación de vehículos, facturas, diplomas y certificados profesionales o domésticos… Haz acopio de todos ellos e introdúcelos en una carpeta que no perderás de vista en ningún momento y no irá con el resto de la mudanza, sino siempre contigo.

̶P̶u̶e̶d̶e̶s̶  debes perder la caja con tu colección de pongos. Pero no te permitas el lujo de perder de vista documentos importantes que te costaría enormemente solicitar de nuevo a entidades públicas y privadas.

 

4. Limpieza general

Tanto del hogar que dejas como aquel al que aterrizas. Generalmente, las casas se entregan siempre limpias. Pero tu criterio de limpieza jamás será el mismo —en un índice de “cariño”— que el del anterior inquilino.

Por eso es recomendable que te encargues tú mismo de poner a punto tu nueva morada antes de que sea invadida por decenas de cajas, muebles y estorbos para la labor.

Ten en cuenta que se trata de una oportunidad única de dejar como nuevos algunos rincones que tardarán eones en volver a ver la luz del sol.

.
.

5. ¿No te dejas nada? ¿SEGURO?

Has repasado todo lo que está a la vista, y mucho de lo que no. Correcto. Ahora, haz memoria y repasa todos tus lugares secretos. Escondrijos en los que guardas dinero, joyas o piezas de valor para que no sean encontradas por eventuales ladrones.

Si llevas muchos años en esta casa, puede que haya varios de estos lugares repartidos entre cajones, estantes y huecos ocultos, y no te acuerdes de ellos. ¡Es el momento de jugar a los espías con tus propias cosas y asegurarte de no dejarte nada importante!

6. Llaves: unas llegan, y otras se van

Asegúrate de recopilar todas las copias de llaves que te dejó el anterior casero para devolvérselas. De la misma manera, recibe las nuevas, haz tantas copias como sean necesarias (al menos una por habitante, otra de seguridad y una más para un amigo que viva cerca o vecino de confianza) y comprueba que todas ellas funcionan.

No te saltes este último paso. No quieres comprobar que la copia está mal hecha esa noche que la que las pierdes y llamas a alguien a altas horas de la madrugada…

 

7. El frigorífico, desconectado un día antes.

Recuerda que debes desconectarlo de la red eléctrica y vaciarlo por completo al menos 24 horas antes de la mudanza física, para poder trasladarlo con garantías y minimizar el riesgo de averiarlo por el camino.

No lleves contigo comida perecedera, consúmela las últimas semanas antes de la mudanza (incluida la del congelador).

.

8. Elegir bien el horario de tu mudanza es FUNDAMENTAL

¿Recuerdas los largos atascos de tráfico que hay en tu ciudad cuando comienza y cuando termina la jornada laboral?

Imagínate verte encerrado en uno de ellos con esa enorme furgoneta con toda tu vida a la espalda. O buscar aparcamiento y lugares donde parar a descargar en medio de ese panorama.

Mejor, huye de las franjas de 8 a 10 de la mañana y de 17:30 a 19:30 de la tarde para mover vehículos.

 

Si aún tienes dudas sobre qué más necesitas para que tu mudanza sea ideal y no una pesadilla, revisa estas otras 6 leyes de una mudanza perfecta, que se complementan con las que acabamos de ver.

¡Y comenta aquí debajo cualquier duda o idea que quieras compartir con nosotros! 😉

 

9 preguntas sobre el Certificado de Eficiencia Energética y por qué debes tenerlo

¿Sabes cuánto consume tu casa y por qué? ¿Tienes claras las características de tu sistema eléctrico?

Es una información que muy a menudo se nos escapa… y no debería. Principalmente, porque una parte importante de nuestros sueldos se va en pagar facturas como la de la luz. Y desconocer la potencia que tenemos contratada o las limitaciones de nuestra instalación no nos ayudarán en absoluto a reducirla.

El tema del que te quiero hablar hoy es, para muchos, poco apetecible… Habla de certificados oficiales (boring), de organismos públicos que los registran (more boring), de qué información técnica se refleja en dichos documentos (definitely bored).

Pero si te digo que te ayudará a ahorrar dinero en la búsqueda de tu nueva casa, que saberlo te ayudará a reducir tu impacto en el medio ambiente y presionará a los constructores para emplear técnicas y materiales más ecológicos, y posibilitará la solicitud de subvenciones y ayudas públicas… ¿verdad que ya no te parece tan aburrido?

1) ¿Qué es el certificado energético?

Este documento empezó a ser obligatorio desde 2007-2008 para edificios de nueva construcción. Y desde el 1 de junio de 2013, también es obligatorio disponer de certificado energético para dar publicidad para la venta o alquiler de edificios y de partes de edificios existentes (RD 235/2013).

Especifica la nota de la eficiencia energética y el consumo de un edificio o de una parte concreta del mismo, ya sea un local, una vivienda, etc., así como documentación de los procedimientos, una descripción de las diferentes características energéticas y, además, recomendaciones de mejora viables para cada caso concreto.

La calificación se debe registrar en un organismo oficial de la comunidad autónoma correspondiente para que tenga el carácter de certificado.

2) ¿Estás obligado a tenerlo?

Es responsabilidad del propietario o promotor que quiera vender o alquilar su vivienda contar con este certificado energético. Ambas figuras son, asimismo, responsables de presentarlo en el organismo correspondiente para su registro.

Si vas a comprar o alquilar una vivienda, has de saber que el propietario tiene la obligación de mostrarte dicho certificado para que estés al tanto de la calificación energética de tu próximo hogar.

 

3) ¿Qué organismo controla los certificados energéticos?

El real decreto 235/2013, de 5 de abril, en su artículo 5, concede la competencia a las respectivas comunidades autónomas, así que cada una de ellas gestiona y concede estos certificados con sus propios criterios y organismos.

Por tanto, te recomiendo que te informes en el portal online de vivienda de tu comunidad autónoma (te dejo a continuación los enlaces, si vives en Madrid, Catalunya, Euskadi, Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunitat Valenciana, Galicia, Extremadura, Baleares, Asturias, Cantabria, La Rioja, Murcia o Navarra)

 

4) ¿Qué vigencia tienen los certificados energéticos?

Su validez se extiende hasta los 10 años, siendo el propietario responsable de su renovación o actualización, tal y como especifique cada comunidad autónoma a través de su organismo competente.

5) ¿Qué consecuencias tiene no disponer del certificado a la hora de vender o alquilar?

El real decreto determina un régimen sancionador por incumplimiento de este requisito obligatorio en toda compraventa o alquiler de un inmueble. Hay tres tipos de sanciones, una leve, otra grave y otra muy grave y las cuantías de las sanciones van desde los 300 euros hasta los 6.000 euros.

Infracción muy grave será cuando se falsee la información en la expedición o registro de los certificados, actuar como técnico certificador o publicitar un certificado que no esté registrado.

Infracción grave será incumplir la metodología de cálculo del procedimiento básico para la certificación, no presentar el certificado ante la CC.AA. para su registro, exhibir una etiqueta que no se corresponda con el certificado real, y vender o alquilar un inmueble sin que el vendedor entregue el certificado en vigor al comprador o arrendatario.

Constituirán infracciones leves publicitar la venta o alquiler de viviendas que deban disponer de certificado sin hacer mención a su calificación, no exhibir la etiqueta de eficiencia cuando es obligatorio —o exhibir una sin el formato y contenido mínimos—, expedir certificados sin la información mínima, incumplir las obligaciones de renovación o actualización de los certificados, no incorporar el certificado en el Libro del Edificio y publicitar la calificación del proyecto cuando ya existe la del edificio terminado.

 

6) ¿Puede un particular denunciar al propietario por no disponer del certificado?

Cualquier consumidor puede denunciar a aquel propietario que quiera venderle o alquilarle una vivienda sin el certificado energético.

Puede darse el caso de que el propietario cuente con el certificado pero aún no lo haya podido registrar porque la CC.AA. pertinente todavía no tenga habilitado el registro. En estas situaciones, el propietario puede estar tranquilo.

7) ¿Quién puede ser certificador energético?

Cada propietario puede solicitarlo a un técnico competente con total libertad de elección.

Eso sí, ha de tratarse de un arquitecto, arquitecto técnico o ingeniero. Los colegios de arquitectos cuentan con un listado público al que acudir para elegir un arquitecto competente en la materia.

 

8) ¿Qué edificios están exentos de disponer con un certificado energético?

Los edificios y monumentos protegidos oficialmente, los lugares exclusivos de culto o actividades religiosas, las construcciones provisionales (para uso previsto igual o menor a dos años), las partes no residenciales de edificios industriales, de la defensa y agrícolas, los edificios o partes de edificios aislados con menos de 50 m² útiles y aquellos edificios con un uso menor de 4 meses al año (como, por ejemplo, algunas casas en la playa o en la montaña).

9) ¿Cuál es su objetivo?

La finalidad es que las viviendas en España sean lo más eficientes posible, aunque el resultado de la calificación energética de una vivienda no conlleva ningún tipo de consecuencia (es un documento informativo y no vinculante).

El objetivo del gobierno y de Europa es lograr que aquellas viviendas con peor calificación energética sean sometidas a reformas para mejorar su eficiencia energética.

Y el macro objetivo es que todas las viviendas que se construyan a partir del 31 de diciembre de 2020 tengan un consumo de energía casi nulo, tal y como está establecido en la disposición adicional del real decreto 235/2013, de 5 de abril.

Según la inmobiliaria Don Piso, transcurridos cinco años desde que fuera obligatorio disponer de un certificado energético en cada hogar, solo el 1% de las viviendas en España presenta la máxima calificación A en su certificado energético, mientras que solo el 16% obtiene una calificación entre A y D (recordemos que existen siete niveles entre la A y la G).

La misma agencia ha advertido en un comunicado que hasta el 42% de las casas de nueva construcción presenta un certificado de la categoría E o inferior.

Tengamos en cuenta que el correcto acondicionamiento de una vivienda con un certificado de eficiencia energética de categoría A producirá un ahorro de hasta el 90% de la energía consumida respecto a una catalogada con el nivel G, mientras que una de clase B gastará un 75% y una de clase C un 35% menos.

Uno de los problemas es que, según el mismo estudio de Don Piso, uno de cada dos españoles desconoce absolutamente la existencia de esta certificación y su significado.

Para que cada vez sea mayor el impacto de esta medida en la mejora y el ahorro eléctrico de todos los hogares, comparte esta información y exígela siempre a la hora de buscar casa.

Por cierto, ¿sabes qué es el boletín eléctrico o Certificado de Instalación Eléctrica y por qué lo necesitas?

¡Mucha gente lo confunde con la certificación energética y no se trata en absoluto del mismo documento!

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY

Si compartes piso, estás tardando en seguir estos 4 consejos

A veces es una experiencia idílica de risas y compadreos ilimitados, cercana al hermanamiento que tanto admirábamos en Friends. Otras, un castigo permanente en forma de incumplimientos de obligaciones -¡Ay, la limpieza! ¡Ay, los robos frigoríficos con nocturnidad y alevosía…!

Para la mayoría de nosotros, compartir piso resulta una mezcla de ambas, donde debemos aprender a cooperar en tareas y entornos íntimos.

La convivencia es lo suficientemente difícil, como para añadir otros factores estresantes como los gastos económicos, los contratiempos y las averías. Y, por eso, hoy quiero compartir contigo consejos que te ayuden a minimizar estos otros quebraderos de cabeza ya que existen soluciones muy prácticas que os ayudarán a acercar posturas, ahorrar tiempo y dinero (y que podréis invertir en estrechar lazos con una pizza).

.
Antes de entrar a vivir… seguid este check list

Tu futuro compañero puede ser un incordio por las noches o demostrar manías psicopáticas agudas y difíciles de detectar a primera vista. Eso es algo que no sabrás hasta que empieces a convivir con él. Pero tu futura casa debería pasar, antes de serlo, el siguiente listado de comprobaciones para asegurarte de que no te den gato por piso. ¡Esto sí lo puedes evitar!

Humedades, cuentas pendientes de anteriores inquilinos, aislamientos acústicos y térmicos deficientes… nuestros expertos en mantenimiento y reparación del hogar han previsto todos los posibles fallos de una casa en esta lista que te recomiendo que imprimas y lleves a cada visita:

.
Aprovechad vuestros móviles para el mantenimiento de vuestro hogar

Si ya cuesta decidirte por cómo pintar un determinado espacio de tu casa cuando estás solo, a veces es necesario firmar auténticas Conferencias de Yalta para llegar a un acuerdo con tus compañeros de piso.

Para facilitar estos juicios y sus posteriores tareas, he recopilado las 8 aplicaciones de smartphone que no pueden faltaros en el bolsillo.

¿Lo más rápido para involucrar a tus compis de piso en esta misión de paz? Etiquetarlos aquí debajo:

Ahorrad espacio, empezando por los muebles

Que no te engañen: donde caben dos, no siempre caben tres. Por eso es fundamental que uséis el coco a la hora de amueblar una casa donde los metros cuadrados son oro puro. Espcialmente si compartes piso, donde el territorio está tan dividido, y si además, vuestro presupuesto es limitado.

A ello ayudan las firmas más revolucionarias de decoración y sus diseños versátiles multitarea, como los que encontrarás en el post 6 muebles ‘transformer’ que hacen palidecer a Optimus Prime.

Otra solución muy práctica es reutilizar muebles, tanto los vuestros como los que podáis encontrar en la calle, dándoles un nuevo uso creativo y original.

¿Un ejemplo? Las clásicas persianas de madera de toda la vida:


Lo importante cuando compartes piso es desarrollar el músculo de la imaginación, que te permitirá sacarle el máximo partido a cada cosa que pase por tus manos.

Y en eso, el maestro es nuestro amigo Javi ‘Yonolotiraría’, al que entrevistamos en uno de nuestros workshops creativos y cuya inspiración te recomiendo en este vídeo:

.
Anticipaos a roturas y averías y ahorrad dinero con un microseguro

Todo son risas hasta que la caldera se rompe en mitad de una ducha o el radiador revienta y convierte tu salón en una piscina. Entonces empiezan los problemas con el: ¡Yo no he sido! ¿Quién debe pagar esta derrama?

Tras las acusaciones y los intentos de salirse de ‘rositas’, comienza un frenético baile de llamadas para encontrar al profesional adecuado, económico, disponible y con garantías que acuda a resolver la papeleta lo antes posible.

Para evitarte este estrés de antemano, ahorrar tiempo y garantizarte al mejor reparador posible para tu problema, a un precio óptimo y en un periquete, contrata un buen pack de protección que cubra las partes más sensibles de tu hogar.

 

En HomeServe tenemos paquetes muy pequeños en precio, pero muy grandes en servicios y resultados cuando más lo necesitas.

Podrás asegurar frente a problemas inesperados desde toda la tecnología de tu hogar -ordenadores, móviles, televisores…- hasta la electricidad, la fontanería, el gas, o contar con un manitas para todo que te monte muebles o te instale lámparas.

 

Si compartir piso es un bonito reto, con todas estas ideas lo puedes convertir en una aventura enriquecedora y asegurada frente a muchos de los inconvenientes que todos hemos sufrido más de una vez… ¡solos o en compañía!

 

 

 

10 secretos de los profesionales del Home Staging que te ayudarán a vender tu casa

Los 10 trucos del home staging para vender o alquilar antes tu casa, de la mano de los profesionales de la reparación del hogar de HomeServe España
Imágenes de casaydiseno.com, cutypaste.com, lagarbatella.com, micasarevista.com, rd.com,  redrosegym.com, domino.com, homesfeed.com, verabug.com

Como ya te he comentado alguna vez, existe un arte en el negocio de vender o alquilar casas llamado Home Staging, que consiste en un conjunto de técnicas que permiten realzar una vivienda y darle un aspecto más atractivo para los posibles compradores.

Home Staging significa literalmente puesta en escena de la casa. Y para conseguir que tu casa se venda o alquile mucho antes y por un precio mayor, sus profesionales —los home stagers— ponen en marcha trucos de todo tipo que elevan su valor percibido.

Si tienes un inmueble a la venta o quieres alquilarlo, toma nota de 12 de sus mejores golpes de efecto para agilizar el proceso:

Los 10 trucos del home staging para vender o alquilar antes tu casa, de la mano de los profesionales de la reparación del hogar de HomeServe España

1. Haz que tus armarios luzcan de verdad

Si tienes ropa en ellos, lejos de convertirse en un caos que espante a tus visitantes por su desorden, puedes ordenarla para que juegue a tu favor.

Para ello, ordénala por colores, creando una armonía visual muy agradable que hará parecer el armario más grande y con muchas más posibilidades.

Este truco visual funciona igual de bien en estantes con libros, por ejemplo.

Los 10 trucos del home staging para vender o alquilar antes tu casa, de la mano de los profesionales de la reparación del hogar de HomeServe España

2. Renueva tus muebles de forma práctica y económica

No hace falta que cambies tu mobiliario por completo. Solo necesitas cambiar sus tiradores y asas cada cierto tiempo por otros nuevos que puedes encontrar en cualquier ferretería o mercadillo de diseño.

Una inversión mínima de unos pocos euros que dará nuevo esplendor a tus armarios, cómodas y estanterías.

Los 10 trucos del home staging para vender o alquilar antes tu casa, de la mano de los profesionales de la reparación del hogar de HomeServe España

3. Coloca toallas blancas en el baño

Los expertos en Home Staging aseguran que esta idea tan sencilla ofrece un aspecto de lujo y relajación como el de los mejores hoteles, una idea que penetra enseguida en la mente de tus visitantes y eleva la categoría del baño que adornan.

Además, te ayudará a usar otros colores en muebles o detalles decorativos como notas destacadas.

Los 10 trucos del home staging para vender o alquilar antes tu casa, de la mano de los profesionales de la reparación del hogar de HomeServe España

4. Decora tu mesa principal como en un restaurante

Una mesa vacía y perfectamente limpia es un aprobado para cualquier visita. Pero una mesa preparada para una cena espectacular es una proposición de disfrute que no pasará desapercibida para ningún posible comprador o arrendador.

Móntala con platos bonitos y bien conjuntados con flores o centros vegetales, y tu salón experimentará un subidón de categoría instantáneo.

Los 10 trucos del home staging para vender o alquilar antes tu casa, de la mano de los profesionales de la reparación del hogar de HomeServe España

5. Flores, flores y más flores

Las plantas, especialmente aquellas coloridas, son la manera más rápida, natural y económica de animar un espacio. Es ese toque alegre y distinguido que siempre apreciamos en una tienda o en casa de amigos amantes de la naturaleza y sus regalos.

Además, es la forma perfecta de dar la bienvenida a tu casa siempre.

Los 10 trucos del home staging para vender o alquilar antes tu casa, de la mano de los profesionales de la reparación del hogar de HomeServe España

6. Cuelga láminas y obras de arte… y no demasiado altas

Imprimir y enmarcar tus creaciones artísticas favoritas es muy económico y resultón, y dará una clase superior a las paredes de cualquier estancia.

Eso sí, no las cuelgues demasiado altas, o harás que tu casa y sus techos parezcan más bajos. Un consejo para realzar la altura de tus paredes es colgarlas, como mucho, un par de palmos más arriba de la altura de las mesas o cómodas de cada espacio.

Los 10 trucos del home staging para vender o alquilar antes tu casa, de la mano de los profesionales de la reparación del hogar de HomeServe España

7. Tres es el número mágico para decorar

A veces queremos presumir de objetos especiales —léase máscaras exóticas de tu último viaje, candelabros de mercadillo de antigüedades, o botellas de cristal antiguo— y nos pasamos de la raya, generando un efecto óptico de abarrotamiento.

Otras, nos vamos al extremo opuesto y dejamos demasiado desnudas algunas mesas o estantes de la casa por miedo a ese horror vacui.

Los expertos en la preparación de hogares para su promoción aseguran que tres es el número perfecto para no equivocarse nunca. ¡La elección de los mismos ya depende de ti!

Los 10 trucos del home staging para vender o alquilar antes tu casa, de la mano de los profesionales de la reparación del hogar de HomeServe España

8. Cuida la apariencia de tus textiles

Como ya he comentado muchas veces, los textiles son una forma genial de renovar la estética de tu hogar con mucho estilo y poco presupuesto.

Pero deben presentar siempre un perfecto estado de revista: limpios, sin arrugas y bien colocados sobre sofás, sillas y otros muebles.

Si los tienes doblados, mejor enróllalos para que den apariencia de spa, sobre todo en el baño. Una cesta de mimbre para almacenarlos le dará el toque maestro.

Los 10 trucos del home staging para vender o alquilar antes tu casa, de la mano de los profesionales de la reparación del hogar de HomeServe España

9. Cuida la iluminación

Cambiar tus bombillas por otras vintage, por ejemplo, es un recurso baratísimo (puedes encontrarlas desde los 10€ en cualquier tienda de iluminación) y le dará a tu hogar un aspecto muy refinado y disfrutable.

No acumules muchos puntos de luz juntos ni demasiado pocos, y genera espacios con ella para que tu casa parezca más grande.

Los 10 trucos del home staging para vender o alquilar antes tu casa, de la mano de los profesionales de la reparación del hogar de HomeServe España

10. Dale siempre a cada habitación un punto de protagonismo

También llamado punto focal, es esa zona a la cual se nos va la vista cuando entramos en una estancia. Puede ser una chimenea, un rincón decorado con mucho arte, un espejo espectacular… o una obra de arte de gran dimensión.

No dejes que rivalicen varios objetos o se perderá esta magia.

 

Y si todavía quieres saber más sobre el Home Staging y sus secretos…

Los 10 trucos del home staging para vender o alquilar antes tu casa, de la mano de los profesionales de la reparación del hogar de HomeServe España

… te recomiendo que leas este otro post con una entrevista a Constanza Subijana, una de las home stagers más prestigiosas de nuestro país.

10 pasos imprescindibles para compartir casa sin problemas durante las vacaciones

9 trucos, ideas y consejos para compartir tu hogar con amigos, visitantes o clientes de Airbnb de forma impecable y ahorrando todo tipo de problemas

Imágenes: elmundo.es, maluviajes.comeuroresidentes.comapexlockandkey.com

Hay una fórmula estupenda para ahorrar dinero (e incluso ganarlo) en épocas vacacionales, y es compartir tu hogar con otras personas.

Ya lo hagas en formato de intercambio con amigos o desconocidos, o a través de plataformas como Airbnb, poner tu casa a disposición de los demás te puede reportar oportunidades muy interesantes.

Eso sí, para hacerlo bien y no defraudar a tus invitados, te recomiendo seguir una serie de normas básicas antes de ceder tus llaves a otros.

¡Toma nota y conviértete en el perfecto anfitrión!

9 trucos, ideas y consejos para compartir tu hogar con amigos, visitantes o clientes de Airbnb de forma impecable y ahorrando todo tipo de problemas

1. La limpieza es lo primero

Puede que tengas gustos excéntricos, una manera muy especial de combinar colores o una colección extravagante que deje descolocados a tus amigos. Vale. Pero hay algo que, bajo ningún concepto, se puede aceptar cuando le prestas o alquilar tu vivienda a otra persona, y es entregársela sucia.

Piensa que siempre es una magnífica ocasión para poner a punto todas tus habitaciones, guardar o tirar cosas que no necesites, y comprobar que todo funciona correctamente y tiene una apariencia deseable.

Y si no tienes tiempo para llevar a cabo una limpieza general, contrata a alguien para que lo haga por ti.

9 trucos, ideas y consejos para compartir tu hogar con amigos, visitantes o clientes de Airbnb de forma impecable y ahorrando todo tipo de problemas

2. Instrucciones para disfrutar de tu casa

Desde la tele al microondas, la gran mayoría de cosas que hay en tu hogar son de uso y entendimiento universal, sí. Pero también hay aparatos y configuraciones de equipos que no son tan fácilmente comprensibles, y para estas, nunca está de más dejar unas instrucciones claras, visuales y concisas de empleo.

Lo primero por lo que te preguntarán es la conexión a internet. Deja sobre la mesa un papel con el nombre de tu red privada y su contraseña para ayudar a tus inquilinos a conectarse nada más llegar. Te lo agradecerán enormemente, especialmente si son extranjeros.

9 trucos, ideas y consejos para compartir tu hogar con amigos, visitantes o clientes de Airbnb de forma impecable y ahorrando todo tipo de problemas

Por cierto, si elaboras estas instrucciones con fotos ganarás un punto de karma; si lo haces en español e inglés (o más idiomas), otro más; y si además las envías de forma digital (en PDF) para ahorrar papel y que puedan tenerlas encima durante todo el viaje en sus móviles o tabletas, recibirás el punto definitivo.

No olvides comentarles detalles del funcionamiento del barrio como dónde y cuándo depositar las basuras de cada tipo (puntos de reciclaje incluidos), lugares de interés (supermercados de confianza, farmacias, tiendas 24 horas, etc.).

9 trucos, ideas y consejos para compartir tu hogar con amigos, visitantes o clientes de Airbnb de forma impecable y ahorrando todo tipo de problemas

3. Comida y bebida

Los mejores anfitriones dejan siempre un detalle para sus visitantes en forma de agua embotellada, quizá una botella de vino o cervezas, y algún snack dulce o salado para reponer fuerzas en el momento de la llegada (una cesta con fruta sería digna de aplauso).

También es importante que dejes el interior de tu frigorífico limpio y ordenado, sin comida que pueda caducar en los próximos días ni olores molestos.

Deja espacio tanto en nevera y congelador como en la despensa o los armarios de la cocina para la persona o personas que habiten tu casa puedan comprar y almacenar su propia comida, y déjales vajilla y utensilios culinarios limpios y a mano para que puedan preparar sus almuerzos domésticos sin problemas.

Por cierto, ¿aún no sabes cómo colocar los alimentos en tu frigorífico para que duren más tiempo y en mejor estado? ¡Ponte manos a la obra!
.

9 trucos, ideas y consejos para compartir tu hogar con amigos, visitantes o clientes de Airbnb de forma impecable y ahorrando todo tipo de problemas

4. Copias de llaves

Es buena idea cerciorarte de cuántas personas pernoctarán en tu vivienda en esas fechas para proporcionarles más de una copia de llaves en caso de que fuera necesario.

Si tu residencia es grande y cabe más de una familia, por ejemplo, te agradecerán sobremanera esa facilidad para moverse con más independencia entre ellos.

9 trucos, ideas y consejos para compartir tu hogar con amigos, visitantes o clientes de Airbnb de forma impecable y ahorrando todo tipo de problemas

5. Plantas y mascotas que requieran atención durante tu ausencia

No es poco habitual pedir a tus visitantes que se hagan cargo del riego de tus plantas durante esos días. Eso sí, comunícalo de antemano para asegurarte de que tus inquilinos temporales no tienen problemas con esa tarea y especifica con concreción qué plantas necesitan ser regadas y con qué frecuencia deseas que lo hagan.

Lo mismo si tienes alguna mascota que vayas a dejar en casa, como peces de un acuario.

6. Deja espacio para sus cosas

Uno de los conflictos más habituales en los hogares compartidos es la falta de espacio para las cosas del turista.

Para evitarlo, asegúrate de dejarle un espacio en tu armario (al menos algunas perchas y sitio en la barra y un cajón suficientemente grande para que coloque su ropa durante su estancia).

9 trucos, ideas y consejos para compartir tu hogar con amigos, visitantes o clientes de Airbnb de forma impecable y ahorrando todo tipo de problemas

7. Sábanas y toallas limpias

Este será uno de los puntos que marque tu calidad como anfitrión: deja, perfectamente limpios, aromatizados y doblados, un kit de descanso y aseo por cada persona que recibirás.

Añade a esto papel de WC suficiente y detalles extra como toallitas húmedas, bastoncillos de oídos, secador de pelo, etc. para que tu nota sea de excelente para arriba.

8. Su descanso es primordial

Si sabes que en tu barrio hay algo de ruido en determinados momentos, como el producido por bares o discotecas en fin de semana, deja también un kit de sueño sobre la cama o en la mesita de noche, compuesto de tapones de espuma para oídos (puedes hacerte con estuches individuales en farmacias) e incluso antifaces.

9. Asegúrate de que todo funciona a la perfección en casa

Tanto si sueles alquilar o compartir tu casa como si no, es una excelente costumbre hacer que, periódicamente, sus equipamientos y sistemas sean revisados por profesionales para comprobar que la red eléctrica funciona bien, que no existen fugas de agua en tuberías ni grifos, que tanto aire acondicionado como calefacción operan correctamente y sus gastos en la factura de la luz están optimizados…

Cuenta con nuestros profesionales del hogar y packs de protección de todos los gremios para llevar a cabo estas revisiones, para prever y localizar a tiempo averías, reducir los consumos eléctricos y riesgos de tus electrodomésticos y ofrecer a tus inquilinos y a ti mismo las mejores condiciones de habitabilidad y seguridad en tus instalaciones privadas.

9 trucos, ideas y consejos para compartir tu hogar con amigos, visitantes o clientes de Airbnb de forma impecable y ahorrando todo tipo de problemas

10. Y, por último, conviértelos en vecinos compartiendo tu conocimiento

¿Verdad que los sitios para guiris no tienen encanto alguno? No hay nada cuando llegas a una nueva ciudad como ir a los sitios que de verdad conocen y disfrutan los oriundos.

Por eso sería un detalle perfecto dejar una serie de recomendaciones —más allá de las que te comentábamos más arriba sobre el funcionamiento básico de tu barrio— con ideas para salir, bares y restaurantes que te gusten especialmente, puntos de ocio y experiencias recomendables… que ayuden a tus visitantes a vivir tu población como los propios residentes.

¿Crees que me dejo alguna otra pista importante? ¿Cuáles son tus propias recomendaciones para alquilar o compartir casa?

Cómo saber si tu casa necesita una reforma en 3 pasos

Imágenes: tres-studio-blog.comdikaestudio.comhola.com.

¿Cuántas veces te ha pasado tener la sensación de que algo no termina de funcionar con tu hogar y no saber qué? ¿O visitar una vivienda para alquilar o comprar y no tener claros sus pros y sus contras?

¿Se romperá pronto algún sistema, desde cañerías a instalación eléctrica?

¿Estará desperdiciado el espacio?

Es más normal de lo que parece. Los arquitectos, los profesionales del interiorismo o aquellos de los gremios que construyen y mantienen una casa saben identificar enseguida los puntos de mejora, zonas conflictivas y situaciones potencialmente peligrosas.

Por eso muchas veces me piden consejo sobre qué hacer para sacarle más partido a un espacio, evitar averías en un futuro y, en definitiva, localizar y decidirse por proyectos de obra que mejoren la habitabilidad y el disfrute de cada residencia.

Y hoy quiero compartir con vosotros algunos puntos clave en los que hemos de fijarnos para dar con la tecla y acertar en la próxima inversión doméstica.

1. Antes de nada, ten en cuenta la antigüedad de la casa…

… Y las reformas que se han llevado a cabo desde entonces. Si tu casa tiene más de 30 o 40 años no habrá sido construida teniendo en cuenta los estándares de calidad y materiales que existen en la actualidad.

Y si tú mismo o el anterior propietario no ha actualizado dichas soluciones, es muy probable que tus ventanas no aíslen correctamente del mal tiempo o el calor, que las paredes no cuenten con aislamiento térmico —principal causa de las humedades y sus olores— o que las tuberías puedan darte un disgusto en cualquier momento.

Traza un mapa mental de las actualizaciones de cada punto de tu casa y valora con un especialista la conveniencia de poner a punto cada uno para ahorrar dinero en averías, calefacción o manos de pintura a causa de goteras.

2. Calidad es ser y parecer

Esta frase tan cierta en la vida se aplica al 100% en casa, donde cada faceta —desde acabados en pinturas o techos, a materiales en armarios o apliques eléctricos— debe proporcionarte garantías de duración y seguridad… pero también resultar armoniosa y sumar en tu satisfacción global con tu hogar.

Pero hay problemas y circunstancias mucho más fáciles y económicas de mejorar que otras. Un profesional de los suelos te podrá recomendar un tipo de tarima o parquet que resulte resistente y aislante, con una apariencia estética imponente y un precio razonable. Solo es cuestión de calibrar bien cada inversión optimizando las decisiones que tomas.

 

Casi nunca nos parecen suficientes los metros cuadrados con que contamos. Y casi siempre nos fastidia una pared que tiraríamos abajo, una columna en todo el medio, etc.

Pero el miedo a derribarlas y disfrutar de más espacio no está siempre justificado. Puedes consultar con un arquitecto si estas reformas alterarían la estructura de cargas.

3. ¿Cuáles son tus necesidades?

Tenlo claro y apunta a solucionarlas. Si lo que necesitas es un despacho para trabajar en casa, valora qué habitación se adapta mejor a esta tarea y si se puede mejorar modificando su estructura, su iluminación, abriendo puntos de luz, por ejemplo, o su suministro eléctrico.

Si necesitas más intimidad o silencio en los dormitorios porque sufres muchos ruidos, no desesperes y plantéate insonorizarlos y ganar así en calidad de sueño… y de vida.

En definitiva, considera que siempre hay una solución para casi todos los problemas de una casa. Y que un buen profesional de confianza te ayudará sin compromiso a dar con opciones que ni siquiera te habías planteado si compartes con él tus dudas.

¿Tienes algún proyecto en mente con el que aún no te decides? ¡Compártelo con nosotros en los comentarios!

Las 6 leyes de una mudanza simplemente perfecta

¿Cuántas veces has cambiado de casa en tu vida adulta?

Si ya eres un Master and Commander de los traslados domésticos, sabrás bien que sí, efectivamente, estrenar casa y cambiar de aires mola. Pero no lo neguemos: una mudanza nos pone más nerviosos que un vendaval al peluquero de Donald Trump.

Esas semanas previas y posteriores a nuestro cambio postal se convierten a menudo en una experiencia cercana al trauma, durante la cual experimentamos malestar general, miedo, intriga y dolor de barriga.

Pero, ¡eh!, para eso estamos aquí. Nadie sabe más de casas que nosotros. Y el arte y la ciencia detrás de moverse de unas a otras tampoco se nos escapan.

Así pues, con la intención de ayudarte a disfrutar como deberías de tu próxima migración, aquí tienes 6 leyes inmutables para evitar quebraderos de cabeza:

 

1. Haz limpieza, tira, vende y regala antes de empaquetar

¿Cómo que “pereza”? ¡Pero si es el momento perfecto para hacer inventario de tus posesiones y librarte de la mitad de ellas!

Los profesionales del hogar de Reparalia te traen 6 consejos, trucos e ideas para una mudanza perfecta

Además, la acumulación de trastos es uno de los mayores ladrones energéticos de nuestra sociedad moderna. Echa un vistazo a nuestro post si tu casa y tu vida son un caos, aplica los métodos ‘Dan-sha-ri’ y ‘Kondo’ para ser feliz.

Después de una buena limpia, tendrás más espacio para ti, para nuevas experiencias y para ordenar tu mente en tu nuevo hogar.
.

2. Crea una lista de cajas, bolsas y demás materiales

Y hazlo antes de que salgan de casa, para poder llevar un recuento de objetos, por secciones (cocina, dormitorio, baño, salón…) y tenerlo todo controlado.

Por supuesto, lleva este listado siempre contigo, ¡no lo metas en ninguna caja de la mudanza!
.

3. Guarda las cosas blandas en bolsas de basura

No es el último truco para evitar que te roben. Y, de hecho, corres el peligro de que sean confundidas con basura de verdad y arrojadas a un vertedero.

Pero, por lo demás, son todo ventajas: mucho más grandes y resistentes, estas bolsas te servirán para transportar ropa, mantas, edredones, toallas…

Además, podrás usarlas para acolchar durante el transporte en el camión o furgoneta de la mudanza: colócalas de manera estratégica rodeando muebles y objetos delicados, serán tu mejor aliado contra golpes, frenazos y malos movimientos.

Para prepararlas, hazte con cinta aislante para cerrarlas bien y etiquetas grandes y rotulador para marcar el contenido de cada una.
.

4. No vacíes los cajones de ropa

¿Para qué? En su lugar, transporta los muebles roperos enteros, con su contenido dentro, y ahorrarás dos pasos innecesarios: vaciar y rellenar de nuevo.

Eso sí, este truco solo es válido si se trata de ropa. Nada de meter libros ni otros objetos pesados, o convertirás esa cómoda MALM en lo más parecido a un piano de cola, provocando situaciones que no quieres protagonizar…

Si el armario fuese demasiado pesado aún así, transporta los cajones por separado. Puedes cerrarlos envolviéndolos con su contenido en plástico y asegurando con cinta aislante.
.

5. Aprovecha que tu casa nueva está aún vacía para pintarla

Si te vas de alquiler, lo más normal es que tu nuevo casero te pinte la vivienda entera para que la estrenes en condiciones. Pero tanto si no es así, como si se trata de tu nueva casa en propiedad, pinta ahora que no hay muebles, antes de que la marabunta de objetos lo dificulte mucho más.

De paso, déjanos recordarte los distintos tipos de brochas, pinceles y rodillos, y sus funciones (y trucos de profesional para pintar mejor y más rápido).


.

Lo mismo con tareas similares, como acuchillar parquet, cambiar interruptores eléctricos y enchufes, sustituir rodapiés, etc.
.

6. Haz de las plantas una prioridad

Nunca nos pondremos lo suficientemente pesados contigo respecto a las plantas: son vida. Dan vida. Mejoran y alegran tu vida. ¡Llena tu casa de ellas!

Además, para ponerte fácil la elección, aquí tienes el Top 6 de mejores plantas para tu salud y la de los tuyos: aquellas que más y mejor purifican el aire de polvo, moho, toxinas y kilos y kilos de dióxido de carbono.

Si en tu casa hay alérgico o asmáticos, lo notarán especialmente, así que convierte su adquisición en un must:

.
Por cierto, si acabas de pintar, hazte sí o sí con un par de palmas de bambú: son especialistas en procesar el formaldehído y el benceno presentes en muchas pinturas y disolventes, altamente perjudiciales para nuestra salud.

Y finalmente, si algo sale mal…

… Recuerda:

 

‘Tu casa crece contigo’ #4: cómo independizarte sin problemas

¡Ah, la libertad! ¡No tener que rendir cuentas a nadie, llevar tus propios horarios, traer a casa a quién y cuándo tú quieras, montar fiestas y hacer, básicamente, lo que te de la gana!

Pero, un momento… ¿Qué hay de pagar las facturas? ¿Y de poner lavadoras, tender, fregar, cocinar, recoger, amueblar, reciclar, proveer, administrar, sufrir y reparar averías, y todas esas cosas que vienen con el mismo pack?

El salto a la etapa plenamente adulta que llega con la independencia doméstica es, quizá, el más grande y significativo de nuestras vidas, solo superado por la llegada de un hijo.

Y desde luego, el primero servirá como aprendizaje y banco de pruebas para el segundo, puesto que antes de proponerte cuidar de una persona totalmente indefensa y dependiente de ti, deberás aprender a cuidarte y valerte por ti mismo frente a las azarosas responsabilidades de gestionar tu propio hogar.

Nuestro hogar es un reflejo de nuestros procesos vitales. Con ‘Tu casa crece contigo’, te acompañamos con consejos en los momentos más importantes como la llegada de un bebé a casacuando hay niños o adolescentes.
.

Un vistazo al panorama de la independencia juvenil en España

El portal gestiónpyme.com recoge los siguientes datos, que sitúan a nuestro país en el vagón de cola europeo respecto a la celeridad de los jóvenes en emanciparse:

Hoy en día, tan solo el 22,1% de los jóvenes españoles entre 16 de 30 años viven fuera de casa de sus padres:

  • Entre 16 y 24 años: Tan sólo el 7,2% vive independizado.
  • Entre 25 y 29 años: Más del 40% de los jóvenes en esta edad viven fuera de casa.
  • Entre 30 y 34 años: La cifra alcanza el 72,9%.

De media, en España nos independizamos hoy a los 28,9, mientras que en el conjunto de los estados miembros de la UE, es a los 26,1 años, según un informe publicado en abril de 2015 por la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

¿Qué necesitas para irte a vivir por tu cuenta?

Te proponemos una serie de pasos, trucos y consejos que harán que tu gran paso hacia la independencia vital se produzca sin contratiempos, remordimientos ni obstáculos.

> Por cierto, ¿has leído ya nuestro post 5 fórmulas para ahorrar al emanciparte y evitar imprevistos en el hogar?

 

Meditación sobre tus deseos y tu situación personal

Antes de nada debes tener claro qué quieres y por qué. Analiza las circunstancias que te rodean: ¿lo haces por necesidad?, ¿por presión?, ¿te sientes preparado?, ¿cuentas con los recursos propios o los apoyos externos suficientes?

Independizarse es una puerta hacia una vida nueva. Serás el dueño y absoluto decisor de tu tiempo, tus decisiones, tu espacio, con todas las ventajas e inconvenientes que eso tiene.

Por eso debes estar seguro y sentirte motivado y capacitado para evolucionar en ese sentido antes de lanzarte ¿Lo estás? ¡Vamos a ello!

Consigue tus propios ingresos para ser realmente independiente

Esta parte es fundamental. Algunos jóvenes obtienen el apoyo de sus padres al principio, en forma de préstamos y otras ayudas materiales. Pero también hay una gran mayoría de jóvenes que no tienen tanta suerte, y necesitan desde el principio hacer frente a los gastos que supone el alquiler o la compra de una vivienda, su alimentación, vestimenta…

Por eso es muy buena idea empezar a trabajar y ahorrar meses antes de lanzarte a la aventura de la independencia, para tener un primer colchón que te evite sobresaltos innecesarios cuando se te presenten gastos inesperados de todo tipo (¡y lo harán!).

Una buena cantidad equivale a 3 o 4 meses de alquiler + gastos (luz, agua, gas, internet y móvil…), que te servirán para enfrentarte a imprevistos como un posible despido en el trabajo, o cualquier otro problema que te pueda descuadrar tu balance económico en un pispás (los dentistas son un peaje tan doloroso como imprevisible, por ejemplo).
.

¿Cómo de pesada es tu mochila?

Ha llegado el momento de decidir qué deseas llevar contigo, qué prefieres dejar en casa de tus padres (siempre y cuando ellos estén de acuerdo).

Ten en cuenta que tu nuevo hogar no tendrá, muy probablemente, las docenas de estancias públicas y secretas de la mansión Wayne. Así que piensa bien con cuánto equipaje saldrás de casa para no volver. En el ejército lo denominan “impedimenta” por un motivo.

Nuestro consejo: aprovecha la gran cantidad de aplicaciones que existen hoy en día para deshacerte de lo que ya no necesitas, a cambio de un preciado plus para tu cuenta corriente… ¡claro que sí, guapi!
.

Búsqueda de piso: bienvenido al campo de batalla…

No queremos desesperanzarte, pero sí ponerte sobreaviso para mentalizarte sobre la ardua tarea que te espera por delante: encontrar el piso perfecto es un trabajo en sí mismo.

Requerirá que explores cada día varios portales online de alquiler de vivienda desarrollando tu propio ojo clínico para discernir entre pisos prometedores y fotos y descripciones trampa.

Primero, decide en qué zona quieres vivir, valorando la cercanía a tu trabajo o lugar de estudios, los medios de transporte disponibles alrededor, otros servicios sociales (ambulatorios y hospitales, para disfrutar de los cuales puede que necesites pedir un traslado clínico y plantearte el empadronamiento), etc.

Visita siempre las casas que te llamen la atención y no dudes en coser a preguntas al propietario o responsable de enseñártelas: es importantísimo que queden claras las condiciones de alquiler y disfrute del lugar.

Llévate escrita una interminable lista de preguntas: ¿quién paga los gastos de comunidad y derivados?, ¿cuánto suponen al mes?, ¿has comprobado si existe algún pago pendiente de un anterior inquilino?, ¿te pintarán y adecentarán paredes, techos y apliques eléctricos antes de entrar a vivir?, ¿qué muebles quedarán en la vivienda?

Cuando visites la casa, prueba todos los grifos y radiadores, así como enchufes, ventanas y persianas, puertas, cajones y armarios… debes hacer una revisión completa de todos los elementos visibles y también de los menos accesibles, como llaves de paso, cuadro eléctrico, etc.

¿Es ruidosa la calle? ¿tienen doble acristalamiento las ventanas (esto te ayudará a reducir ruidos y evitar fugas de frío y calor)? ¿tiene luz el piso? ¿Por dónde entra?, ¿cómo son los vecinos? No te cortes en llamar a algunos timbres y preguntarles por cómo es la vida en la planta y en el portal: puedes descubrir cosas que prefieres saber ahora.
.

¿Vas a compartir piso? Entrevístate con tus posibles compañeros

Esto es muy importante para evitar sorpresas y desavenencias con ellos: queda en la propia casa o en un bar y pasa un buen rato con ellos, preguntándoles por su personalidad, hábitos, formas de ver la vida y aquellas cosas que no soportan y que no soportas tú mismo.

Necesitas estar seguro de que su presencia será algo positivo en tu vida o, al menos, no supondrá un dolor de muelas cada vez que te cruces con ellos.

Estableced mecánicas de convivencia, como horarios y normas para usar las zonas comunes (ojo especialmente a la cocina y el baño), y delimitad cosas como fiestas y reuniones, música, compras y gastos comunes y cosas del estilo.
.

La documentación es sagrada

Contratos de alquiler, pólizas de seguros, facturas y justificantes de pago, formularios de ayuda pública, tus propios documentos personales (DNI, copia del libro de familia, información bancaria y/o de avales)… guárdalo todo como si fuese el mapa del tesoro, porque cada uno de estos papeles serán tu salvaguardia en caso de problemas con el casero, dudas sobre responsabilidades y muchos otros conflictos.

Lleva un presupuesto con tus ingresos y gastos (un Excel es una buena idea, pero si lo prefieres, existen multitud de aplicaciones gratuitas para ayudarte a vigilar lo que entra y sale de tu cuenta corriente).
.

Equípate bien

Haz una lista de cosas necesarias y otra de cosas deseables, y cotéjala con tu presupuesto.

Ejem… hemos dicho “necesarias”…

En ahorrahoy.com te proponen un listado de cosas que realmente querrás tener en tu vida para no vivir como Tom Hanks en Náufrago:

En tu cocina:

  • Nevera
  • Encimera
  • Microondas
  • Vasos y platos
  • Cubiertos
  • Para cocinar: sartenes, ollas, cazos…
  • Accesorios de cocina: tabla para picar, escurridor, abrelatas…
  • Batidora
  • Cubo de basura
  • Bombona de gas (si no hay gas natural)

En tu salón:

  • Sofá
  • Mesa de comedor con sillas
  • Armarios y estanterías o muebles de salón
  • Pufs, cojines o sillas plegables (por si la visita es en grupo)
  • Televisión (las hay de segunda mano)
  • Mesita de servicio
  • Cortinas

En tu dormitorio:

  • Colchón de buena calidad (los outlet suele tener buenos precios)
  • Colchón hinchable como medida provisional
  • Almohadas
  • Dos juegos completos de cama (para rotarlos mientras uno se lava)
  • Cortinas
  • Perchas para la ropa
  • Espejo

Recuerda que si necesitas ayuda en tus primeros pasos, siempre puedes contar con nuestros manitas.

En el baño:

  • Cortina para el baño (si no hay mampara)
  • Papel higiénico
  • Productos de higiene y aseo personal (champú, jabón, crema del cuerpo, pasta dental, cepillo dental…)
  • Organizadores para el schampú, el jabón, etc.
  • Un par de juegos de toallas (para rotarlas mientras unas se lavan)
  • Escobilla del váter
  • Botiquín de primeros auxilios

Para limpiar:

  • Lavadora
  • Productos de lavado: detergente y suavizante
  • Pinzas para ropa
  • Cubo
  • Mocho
  • Escoba
  • Recogedor
  • Cepillo para lavar el baño
  • Trapos de cocina
  • Trapos de limpieza
  • Productos de limpieza: limpiasuelos, amoniaco, lejía…
    .

Por último, pero más importante aún, debes estar preparado para hacer frente a cualquier emergencia, avería, rotura y susto doméstico.

Para ello, te hemos preparado este enlace al rinconcito MacGyver: un kit de emergencias del hogar con los 9 magníficos que te ayudarán a sobrevivir a cualquier problema 😉

Deco Truco: cómo colocar estores y cortinas sin hacer agujeros

Los profesionales del hogar de Reparalia te traen consejos de bricolaje para hacer más fácil tus reformas domésticas.

¡El buen tiempo ya está aquí! Llegamos a los meses en los que es momento de ventilar, abrir ventanas, dejar que entre la luz a las habitaciones… pero también donde las miradas indiscretas y la privacidad de nuestros hogares es más importante que nunca. Por eso, hoy hablaremos de un gran invento del bricolaje para facilitar pequeñas reformas e instalaciones en casa, evitando coger el taladro: ¡los cuelga fácil para colocar estores y cortinas sin hacer agujeros!

Estos accesorios son tremendamente útiles y prácticos, sobre todo, para aquellos que estén de alquiler y no puedan taladrar y agujerear las paredes de la casa. O quizás ¿por qué no? para tu casa de verano donde muchas veces no dispones de las herramientas necesarias (o de las ganas suficientes) para hacer agujeros en tus paredes mientras estás de vacaciones 😉

¡OJO! Eso sí, este consejo te será de utilidad si vas a colocar accesorios de poco peso, pero si se trata de cortinas pesadas, la opción más segura es… efectivamente: taladrar :/

Los profesionales del hogar de Reparalia te traen consejos de bricolaje para hacer más fácil tus reformas domésticas

Cuando se trata de colgar visillos…

Existe una versión de cuelga fácil específica para visillos: los portavisillos, barras pequeñas, generalmente extensibles, que se instalan fácilmente con soportes adhesivos.

Hay varios tipos de portavisillos: los convencionales tienen un agujero en los extremos, para fijarlo a los soportes adhesivos. Una variante, son los portavisillos a presión, que se encastran presionando en los laterales.

Antes de instalar los visillos, recuerda ponerlos sobre la pared, a modo de guía, para tener claro el lugar donde van a ir colocados y haz unas pequeñas marcas con lápiz. Así, cuando los quites y te pongas a trabajar, te asegurarás de que queden rectos.

Una vez que los tengas puestos en la pared, te recomendamos que dejes pasar unos pocos minutos antes de colocar los visillos o estores, así le darás tiempo a los cuelga fácil para asegurar su agarre a la pared, al techo o a la caja de la persiana y ¡voilá! tus visillos quedarán colocados de manera rápida y sencilla y sin ensuciar tu casa.

¿Y cuando se trata de estores?

Los estores enrollables también se pueden sujetar con piezas que traen una tira de pegamento incorporado.

Los modelos para colgar telas de puertas o ventanas abatibles no son adhesivas, sino que se ajustan al marco y quedan seguras.

estores_4

Cuando se trata de estores plegables y de las venecianas, encontrarás en el accesorio dos huecos donde encajar la pieza que debería ir taladrada a la pared. Igual que con los estores enrrollables, los hay adhesivos y para colocar en puertas y ventanas.

Recuerda que en los casos en los que la pieza vaya con adhesivo, deberás ejercer una presión suficiente para asegurarte de que se queda bien pegado y así, no tener que preocuparte de posibles caídas en un futuro ¡Pero estate atento! Hazlo con cuidado para no quebrar el cuelga fácil o la superficie donde lo estés colocando.

Y para rematar…
¡Te proponemos un proyecto DIY Ecofriendly para crear tus propias persianas!

¿Quieres ideas para manualidades sencillas y económicas? Echa un vistazo a este post para crear tu propia barra de cortina con una rama de árbol.

 

Los profesionales del hogar de Reparalia te traen consejos de bricolaje para hacer más fácil tus reformas domésticas