Entradas etiquetadas como ‘mantenimiento’

Cómo limpiar los 4 electrodomésticos más importantes de tu casa para que duren más y gasten menos

Un momento, Salvador, porque igual ya de primeras, no estoy entendiendo el titular: ¿gasta más un electrodoméstico si está sucio?

Sorpresa: ¡sí! Y, además, estoy hablando —sobre todo, aunque no solo— del que más gasta de toda tu casa: tu frigorífico.
.

.
Verás, hay dos motivos por los que no mantener a punto un aparato eléctrico te costará más dinero:

1. El primero es a corto plazo: todo aparato que funciona mediante corriente eléctrica tiene el peligro de sobrecalentarse. Para ello, cada fabricante diseña unas vías de refrigeración que ayudarán a expulsar el aire caliente, emplea unos materiales y no otros, buscando siempre el mejor funcionamiento posible.

No en vano, tratar de mantener a raya el calor que se produce es básico porque esos picos elevarán tu factura eléctrica y te harán pagar más el próximo mes, sin ir más lejos.

2. El segundo, a largo plazo, dicta que todo aquel aparato electrodoméstico que no cuidemos, terminará por funcionar peor, estropearse antes, y renovar ese ciclo de vida mediante una reparación o una sustitución te costará más dinero y deberás desembolsarlo más pronto que tarde.

En ese sentido, tu ordenador (al igual que la mayoría de tus electrodomésticos) es mucho más parecido al fórmula 1 de Fernando Alonso que nuestro compañero de blogs en 20Minutos.es tan bien conoce: su ventilación / refrigeración es fundamental para que corra que se las pele, y si no funciona bien o algo la obstruye, terminará por gripar el motor, acabar en boxes antes de tiempo, y costaros a Fernando y a ti un buen disgusto..
.
.Así que ya lo sabes: tener limpios tus equipos domésticos no es solo una cuestión de buen gusto estético y una vía de protección sanitaria (aunque estos dos simples motivos ya te deberían poner las pilas para llevarlo a cabo).
.

Además de socavar tu imagen social como amo de casa y poner en peligro tu salud, la suciedad te cuesta mucho dinero.

.Y, dicho esto, vamos a repasar rápidamente cómo mantener en perfecto estado de revista esos electrodomésticos que más sufren con el polvo y que más peligro sufren de estropearse y hacerte gastar los euros sin necesidad.

En primer lugar…
.

1. Cómo limpiar la lavadora

Salvador, soy yo otra vez… me estás… me estás diciendo que la lavadora, que lava todo aquello que yo me pongo… ¿también hay que lavarla?

Así es. En esta mañana de sorpresas estás descubriendo que ser amo de casa es algo más, ¿verdad? Tu lavadora requiere cuidados y que la conozcas mejor para sacarle todo el partido, conseguir prendas más limpias, consumir menos energía en cada lavado y hacer que tanto ropa como cacharro duren mucho más..

Lo más importante es que limpies el filtro periódicamente, que es el lugar al que van a parar pelusas, pelos, restos textiles y otros objetos no identificados que se desprenden en cada lavado.

Si no lo haces, se puede producir una avería muy seria y darte un disgusto económico tras la reparación que bien podrías haber evitado extrayendo y vaciando el filtro cada mes, por ejemplo.

Otro punto crítico son las juntas, al abrir la puerta: ahí también se acumula suciedad, que se degrada rápido y se convierte en una masa oscura, maloliente y cargada de bacterias.

Pasa un trapo con jabón y agua caliente para retirarlo cada poco tiempo.

¡Ah! Y no olvides dejar la puerta abierta tras cada lavado para que el interior del tambor se seque bien y no se acumulen humedades.
.

 

2. Cómo limpiar tu frigorífico

Ni tele, ni horno, ni leches: el frigorífico es el aparato que más electricidad consume de toda tu vivienda.

Mejor, tenerlo limpio y contento, ¿no crees?

En este post puedes conocer los trucos de nuestros expertos en reparación de frigoríficos para lograr que ahorren electricidad. Esta labor te recompensará tanto si lo haces por dentro como por fuera.
.

.
En su interior, es importante mantener limpias y secas las baldas para evitar que proliferen bacterias que no deseas llevarte a la boca.

Pero también es fundamental que ordenes bien todos los alimentos y permitas que el aire frío fluya si obstáculos para llegar a todos ellos, o de lo contrario el objetivo del frigorífico (mantener fría toda tu comida para que no se estropee) no se cumplirá de forma óptima y tus alimentos se echarán a perder antes de tiempo.
.

En el exterior, lo más importante es que mantengas el serpentín —esa culebrilla metálica en la parte posterior— siempre limpio de polvo y con espacio libre alrededor. Solo así evitarás que se recaliente y consuma mucho, mucho más de lo deseado, prolongando además su vida útil.

Para limpiarlo, solo necesitas pasar un plumero con suavidad cada poco tiempo, tal y como te enseñamos en este vídeo:.


3. Cómo limpiar el horno

Cuando oí por primera vez a Karlos Arguiñano hablar de la pirólisis en los hornos me sonó a cosa de brujería. Después, el arrebato viró hacia mi sensibilidad ecológica: miré a la tele, pensé en toda la electricidad que una autolimpieza a 500 grados centígrados debía consumir, y grité ¡blasfemia!

Aunque debo reconocer que limpiar el horno es una tarea ardua, pesada y poco agradable que a todos nos da pereza.

Pero en este enlace te cuento cómo limpiar tu horno paso a paso y con alternativas ecológicas y sostenibles.

Una pista: si eres lector habitual de este, el blog de tu hogar, sabrás que soy un incondicional del bicarbonato sódico y que te recomiendo que tengas siempre un bote cargado a mano para cosas como esta 😉.

4. Cómo limpiar el lavavajillas

Pero, Salvador… ¿otra vez…?

Sí, sí, ¡y mil veces sí! Que un aparato sirva para limpiar, ¡no significa que se limpie solito!

Hace tiempo escribí este recopilatorio estrella con los 8 mejores trucos lowcost y eco-sostenibles para limpiar tu lavavajillas.

En él te explico un ritual que debes llevar a cabo una vez al mes, juntando vinagre blanco, bicarbonato de sodio y zumo de limón… ¿Tienes curiosidad sobre cómo emplear esa mezcla mágica? No te pierdas el post del enlace:
.

¿Qué te parecen todos estos trucos? ¿Conoces algún otro para limpiar tus electrodomésticos?

¡Cuéntanoslo en los comentarios de aquí debajo, y comparte las ideas de este post con tus familiares y amigos!

7 consejos para preparar tu casa ahora y ahorrar más en invierno

Cada noche que te vas a la cama, piensas lo mismo: hummm… hoy hace un poquito más de rasca que ayer…

Y vas añadiendo capas a la ecuación. Primero, despolvas tu pijama favorito. Después, esa mantita tan gustosa que llevaba meses desterrada en el armario. En estos momentos, te planteas qué momento será el idóneo para invocar al espíritu del edredón nórdico. Y, por supuesto, va llegando el turno de encender la calefacción.

Todos estos pasos dependen de la ubicación geográfica de tu hogar y de tu tolerancia al frío. Pero una cosa está clara: cuanto antes empieces a sumar capas a tu vestimenta, tanto de día como de noche, menos dependencia tendrás hacia nuestra bien amada pero cara y contaminante calefacción.

Este es el principio económico básico para empezar a ahorrar durante esta temporada invernal (por favor, luchemos entre todos para evitar esas imágenes de otro siglo, en las personas pasean por su casa en ropa interior en pleno noviembre mientras la calefacción marca 25ºC o más…).

Además de mentalizarnos de esto, existen otras 7 ideas que puedes integrar desde hoy mismo en tu vida para evitar que la factura de la luz y/o de la calefacción engorden sin medida durante los próximos meses.

 

1. Aísla, aísla, aísla

Comprueba que todas tus puertas y ventanas están bien aisladas y no dejan pasar el frío dentro de casa ni al calor marcharse.

De lo contrario, instala burletes en todas ellas para garantizar un aislamiento térmico perfecto. En tu ferretería o tienda de bricolaje habitual sabrán indicarte qué tipo de burletes existen y qué grosores son los adecuados para tus cerramientos.

.
Además, unos buenos burletes te ayudarán a reducir el ruido que entra desde la calle, mejorando tu bienestar de día y tu descanso de noche.

Del mismo modo, sella cualquier grieta en torno a ventanas y puertas para impedir el paso de corrientes de aire, usando masilla resistente al agua cuando la reparación de la pared se lleve a cabo en la parte exterior de la casa.
.

2. Pon a punto tus medios de calefacción

Sea cual sea tu electrodoméstico o equipamiento que producirá calor durante meses para ti, prepáralo a conciencia.

En el caso de tener estufa de leña o chimenea, por ejemplo, haz que un profesional las limpie y revise para evitar cualquier problema y minimizar tanto su consumo como la posibilidad de atascos e incendios.

¿Quieres aprender cómo poner a punto tu calefacción en menos de 1 minuto?

Presta atención al tutorial de este breve consejo de nuestro gran experto en climatización:
.

.
3. Saca todo el partido a tus radiadores

Para ello necesitas, en primer lugar, tenerlos bien purgados. Algo que deberás hacer, al menos, al principio del otoño y hacia la mitad del invierno, y cuyo sencillo proceso te mostramos en el siguiente vídeo con ayuda de nuestros mejores fontaneros:
.

.
Además, considera mejorarlos añadiendo las últimas novedades tecnológicas que los convertirán en súper radiadores ahorradores de dinero a espuertas.
.

4. Protege las tuberías expuestas al frío

Como las de sótanos, exteriores, etc. Pues, de lo contrario, pueden reventar al congelarse el líquido que circula por ellas en los días más duros del invierno.

Para ello, puedes rodearlas de coquilla o cualquier otro tipo de aislamiento de espuma. Si es un problema especialmente habitual en tu residencia, hazte con cinta de calefacción, un cable eléctrico que se conecta a un termostato para mantener calientes las tuberías.

Nuestro compañero te explica en detalle cómo llevar a cabo estas operaciones:

.
Del mismo modo, saca el agua de las mangueras del jardín para evitar que revienten al congelarse. Un accesorio que insufle aire comprimido desde los extremos te ayudará a conseguirlo fácilmente.
.

5. Si tienes ventiladores de techo en casa, cambia su sentido de giro

Como bien sabes, giran en una dirección en verano y en otra en invierno, para hacer bajar el aire caliente durante estos meses y evitar que se vaya, de forma natural, hacia la parte superior de las estancias.

.
6. Vacía las canaletas para evitar que la nieve o la suciedad acumulada provoquen atascos o roturas

Recientemente te indicábamos en este otro post cómo limpiar tus canalones y evitar problemas mayores.

.
7. Protege tus macizos de flores y otras plantas añadiendo mantillo

Puedes colocarlo a base de cortezas de madera dura, que ayudarán a amortiguar el frío las bajas temperaturas en la superficie terrestre donde se alojen.

Y recuerda que puedes contar con una tranquilidad extra por muy poquito dinero al mes con nuestros packs de protección, 100% compatibles con tu seguro del hogar, porque lo complementan y refuerzan llegando allá donde sus coberturas habituales no lo hacen:

Salvador de la Casa, de HomeServe, te ayuda a ahorrar y crear con tus propias manos con proyectos, ideas y trucos DIY

Trucos para alargar la vida útil de tu secadora y cuidar tu ropa

Las temperaturas veraniegas aún perduran en gran parte del país. Pero en breve dejaremos de disfrutar de este sol y este calor para secar nuestras prendas tan rápido, trayendo el otoño un descenso de las temperaturas y las horas de luz natural.

Por eso es importante que empieces a saber cómo sacarle todo el partido a tu secadora, tu gran aliada de otoño a primavera para tener tu ropa a punto en un periquete.

Con solo algunas tareas sencillas de mantenimiento, puedes mejorar sustancialmente el rendimiento de tu electrodoméstico y garantizar que mantiene su eficiencia energética durante toda su vida útil.

¿Qué debes hacer después de cada ciclo de secado?

1. Retira las pelusas que hayan quedado en la zona de la puerta.

2. Saca el filtro de pelusas y límpialo pasando la mano con cuidado. En caso de que esté muy sucio, puedes usar agua caliente y frotarlo hasta dejarlo como nuevo, secándolo después meticulosamente.

3. Coloca de nuevo el filtro en su posición original.

¿Y si tu lavadora-secadora es de condensación?

En este caso, será necesario que limpies el filtro al menos una vez al mes, durante los meses de secados frecuentes.

Para ello:

1. Espera a que la secadora se haya enfriado, un rato después del último uso, y pasa un paño bajo la trampilla de mantenimiento.

2. Ábrela y gira hacia el centro las palancas de cierre para extraer el condensador.

3. Limpia tanto el condensador como la tapa con agua, retirando pelusas tanto de esta pieza como de las juntas de la secadora.

4. Una vez esté todo seco tras la limpieza, vuelve a colocar todo en su sitio y cierra bien.

¿Cómo limpiar los sensores de humedad de tu secadora?

Como bien sabes, algunas secadoras tienen sensores de acero inoxidable que miden el nivel de humedad existente en la ropa que introduces en ellas.

Debido precisamente a esta humedad, es posible que vayan recogiendo cal con el paso del tiempo. Para eliminarla, solo necesitas pasar un paño o esponja húmedos y frotar delicadamente hasta hacerla desaparecer.

Este es el emplazamiento habitual de los sensores de humedad en la mayoría de las secadoras domésticas.

¿Tienes algún problema con tu lavadora secadora? Confía en nuestros mejores expertos para reparar cualquier avería rápida y económicamente.

Consejos clave para evitar que tu secadora se estropee

  • No seques prendas impregnadas con materiales combustibles (pintura, gasolina, disolvente o ceras de ningún tipo).
  • Comprueba siempre en la etiqueta de cada prenda que, efectivamente, se puede secar en este electrodoméstico.

  • Introduce siempre la ropa del revés.
  • Si vas a planchar, saca la ropa ligeramente húmeda para facilitar tu tarea y mejorar el resultado.

  • Introduce la ropa lo más seca posible (haz un uso óptimo del ciclo de centrifugado de la lavadora antes).
  • No te pases con el tiempo: si la ropa sigue dentro con la secadora en funcionamiento, estando ya seca, se estropearán sus tejidos irremediablemente. Mejor, ve comprobando poco a poco su estado y sácala antes de que sea demasiado tarde.

  • Nunca cargues el tambor de la ropa a más de la mitad de su capacidad: así la ropa quedará mejor, sin arrugas ni apelmazamientos, y ahorrarás energía.
  • No seques en ella prendas con partes de plástico, goma o espuma, pues corres el riesgo de derretir esas piezas y estropear tanto tu máquina como tu ropa.
  • Seca las prendas separando por tipos de tejido: algunos se secan más rápido, mientras que otras, como el algodón de alto gramaje, necesitan más tiempo.

¿Y tú? ¿Tienes algún truco para sacarle el máximo rendimiento a tu secadora que no hayas visto aquí?

¡Compártelo aquí debajo, en los comentarios! 😉

Cómo evitar los típicos problemas de estos 3 electrodomésticos en verano

Los meses centrales de la época estival y el duro invierno son los momentos del año en que más ponemos a prueba algunos de nuestros electrodomésticos estrella.

El calor y el sobreesfuerzo llevan a algunos de ellos a su límite en días como hoy, provocando averías y roturas de equipamientos domésticos que pueden ser evitadas con algunas pautas de uso como las que voy a repasar a continuación:

Tu aire acondicionado, a prueba de olas de calor

Uno de los pasos más importantes para reforzar el estado de tu split es llevar a cabo una limpieza rigurosa de todas sus partes, especialmente de los filtros. Además de ayudar al equipo a funcionar mejor con menos energía, esta práctica protegerá tu salud y la de los tuyos al eliminar bacterias, moho y polvo.

Echa un vistazo a nuestro vídeo con instrucciones sencillas para limpiarlo:

Además de esto, es necesario que compruebes el nivel de gas del aparato, tarea en que te puede ayudar cualquiera de nuestros técnicos profesionales de instalación y mantenimiento de aire acondicionado.

Tu frigorífico, en lucha permanente por mantener frío su interior

¿Te imaginas mantener fresca una caja llena de alimentos mientras alguien la abre una y otra vez en pleno agosto y con más de 30 grados en el exterior?

Empatizar con la función de tu nevera te ayudará a corregir comportamientos poco eficientes como abrir su puerta y mirar al vacío en busca de inspiración.

Decide antes qué quieres tomar, ordena bien su interior para encontrar más rápido cada producto, y cierra enseguida.

Si quieres tomártelo en serio y mejorar la salud de tus alimentos, alargar su fecha de caducidad y reducir el consumo de tu nevera, presta atención a estos consejos.

Y sobre todo, no abuses del termostato interior del frigo en estos meses para refrescar aún más los líquidos porque harás que su gasto energético se dispare exponencialmente.

Si el esfuerzo eléctrico de tu frigorífico hace que empiece a hacer ruidos (parecidos a vibraciones, semejantes a los que hace un grillo) prueba a retocar la altura de sus patas para reforzar su equilibrio, o a separarlo unos centímetros de la pared trasera.

También es normal que el calor descomponga antes tus alimentos, sobre todo en el periodo que pasan fuera del frigorífico mientras cocinas. Para evitar que aumenten los olores en el interior, pon un poco de bicarbonato en un vaso de chupito en un estante de la puerta, y absorberá estos efluvios indeseados.

Tu lavadora, más exigida en verano

Te habrás dado cuenta de que la cesta de la ropa sucia sube mucho más deprisa en verano que en invierno. Y es que, aun teniendo en cuenta que las prendas son más ligeras cuando hace calor, el sudor hace que no las reutilicemos como sería posible en temporadas más frías.

Además de este detalle, nos cuesta menos lavar ropa cuando sabemos que en unas pocas horas estará seca frente a este sol que nos alumbra ahora. Por ello es importante que cuidemos de este otro electrodoméstico cuando más trabaja y en un contexto climático menos agradecido para sus circuitos.

El primero consejo es que no llenes nunca el tambor a tope ni lo dejes tampoco a medias. La ropa debe circular con libertad para limpiarse bien, mientras que se aproveche de forma óptima la carga de agua y su calentamiento durante el proceso.

Los otros dos trucos te invitamos a leerlos en este otro post, con 3 trucos para mantener a punto y sacarle todo el partido a tu lavadora.

Una buena idea es contar con uno de estos packs de protección para tus electrodomésticos, que te proporcionarán asistencia inmediata ante cualquier problema, avería o mal funcionamiento, y te ayudarán a mantenerlos siempre a punto y a reducir tu factura eléctrica.

¿Cómo ahorrar dinero en tu casa de la playa?

Imágenes: Mar Rojo 19, plataformaarquitectura.cl, myhouseidea.com

Antes de seguir te daré la respuesta: llevando a cabo un mantenimiento adecuado a sus condiciones específicas.

Las viviendas situadas junto al mar sufren inclemencias muy diferentes a aquellas del interior, dado que los elementos inciden de otra manera, especialmente la humedad y la sal del aire que las rodean.

La sal, uno de sus peores enemigos

Desde la pintura hasta cualquier componente metálico, pasando por muchas maderas, sufrirán especialmente la corrosión que causa el salitre transportado por la humedad del viento. Para frenar su acción, elige pinturas, acabados y protecciones especialmente eficaces contra este factor.

La humedad, un titán junto a la costa

Te habrás dado cuenta de que no hay humedades como las que se producen cerca del mar, y que causan un olor intenso y desagradable a la mínima que te descuidas.

Una solución a esto es colocar recipientes con vinagre blanco o bicarbonato de sodio en cada habitación, y airear durante el tiempo estrictamente necesario, cerrando después puertas y ventanas a conciencia.

Ten una vigilancia mayor frente a goteras y humedades en paredes, pues cuanto antes las detectes y trates, más barata y efectiva será la intervención. Además, instalar rejillas de humedad y extractores también es una buena idea, y por supuesto, si tenemos vecinos o familiares de confianza cerca, nunca está de más pedirle que puedan ventilar la casa cada semana durante las etapas en las que no estamos. Eso sí, un consejo general: en las casas con las ventanas orientadas hacia el mar es mejor ventilar por la mañana. A partir de entonces es mejor tenerlas cerradas.

La arena y tus suelos se llevan muy mal

Si siempre recomiendo tener cuidado con el calzado que se emplea en casa para no maltratar los suelos —especialmente tarimas y parquets— cerca de la playa esto cobra radical importancia.

Sus arañazos constantes irán eliminando brillo y posteriormente deteriorando mucho la madera, hasta hacerle perder su presencia al mejor de los suelos laminados.

Barre a diario y emplea zapatillas exclusivas para el interior y evita así esta fricción indeseada. También es una buena medida preventiva colocar alfombrillas de tejidos naturales en cada uno de los accesos a la casa que tengamos.

Y si puedes elegir el suelo porque te estás planteando una reforma, opta mejor por superficies cerámicas, más fáciles de limpiar y resistentes frente a la arena y la sal.

A no ser que tu idea en el interior sea tener… algo así 😉

Mantener cada rincón es cuestión de previsión

Como estás viendo, es necesario ampliar ese mantenimiento a varios puntos de la casa a los que quizás no sueles prestar tanta atención. ¿Te has dado cuenta, por ejemplo, de que las griferías en tu casa de la playa suelen verse más apagadas? Esto se debe, de nuevo, al sarro, de ahí que necesites productos especiales para quitarlo, sobre todo si posees superficies cromadas, doradas o de color. Ten en cuenta, además, que ese sarro también afecta a las tuberías, así que el mantenimiento de las mismas debe ser otra de tus prioridades, si no has optado por usar PVC.

La cercanía al mar también debe ser un punto de guía a la hora de elegir ciertos materiales. ¿Eres fan del papel de pared y te gustaría utilizarlo? Perfecto, pero te recomiendo que optes por un papel lavable y resistente al agua, el papel común se deteriora antes en estos climas.

O tal vez te has decidido por incorporar elementos de madera en la decoración, para aportar ese toque más natural a un entorno que se presta a ello. Pues bien, no te olvides de usar a uno de tus mejores amigos en estos casos: el barniz. Conseguirás una mayor resistencia en un ambiente más propicio a que se deterioren tus muebles y objetos decorativos.

Y del mismo modo que nuestros hábitos cambian cuando estamos de vacaciones, existen ciertas rutinas que debes tener en cuenta como desarmar y engrasar los mecanismos de chapas y cerrojos, así como aceitar las bisagras y carretes de ventanas. ¿El porqué? Esa misma arena que disfrutamos en la playa también acecha en cada rincón del hogar. De la misma manera que revisar con más frecuencia los sistemas de aire acondicionado, habituales en estas residencias.

En definitiva, esta previsión también debe guiar cualquier rincón de tu hogar playero, desde estructuras tan cruciales como la impermeabilización del techo, un punto de mantenimiento aún más importante en las zonas costeras, hasta detalles más prosaicos como las capas antioxidantes para rejas, puertas o ventanas con las que empezábamos este repaso.

Y si quieres tener más información para que tu hogar esté siempre protegido, consulta todos nuestros packs de protección y deja de lado los dolores de cabeza que producen las averías que llegan sin avisar a tu vivienda.

Eso sí, una vez revisado todo y con la puesta a punto hecha, no te olvides de lo más importante: disfrutar tu hogar y de las ventajas de ese aire marino.

Así se prepara una piscina para el primer chapuzón del verano

Imágenes: piscinassalgado.comabrisud.eshogaryconstruccion.wordpress.comreparaciondepiscinas.eslacubiertadepiscina.combravi.esmasterfile.comkevinsweeney.info, polarispool.comamazon.com y facilisimo.com.

Los primeros gritos de felicidad de cada verano llegan unos días antes que los de los vencedores de la Champions League. Suelen ser más agudos, casi tan alocados, y provenir de pandillas enteras de niños saltando a la vez sobre la superficie aún fresca de una piscina a estrenar.

Por fin llega ese momento del año en el que destapas tu alberca particular, te calzas el bañador de moda de esta nueva temporada y luces palmito mientras intentas disimular que, ¡mecachis!, ¡todavía está fría!

Y para que todo vaya como en el mejor de tus sueños invernales, vamos a repasar los pasos a seguir para que no se te olvide ni un solo detalle de una apertura impecable de piscina.

Si quieres ser el mejor, apúntate todos los trucos de los profesionales y empieza a practicarlos hoy mismo…

¿Preparado?

¡Al agua, patos!

1. Quita y guarda adecuadamente la cubierta de tu piscina

Lo primero -retirarla- parece obvio a todas luces. Lo segundo -guardarla en condiciones- muchas veces pasa más desapercibido.

Cómo preparar tu piscina para su apertura cada verano, por los especialistas en reparación y mantenimiento del hogar de HomeServe España

Pero es muy importante que te asegures de eliminar cualquier resto de agua de su superficie antes de doblarla cuidadosamente y guardarla en un lugar de almacenaje limpio y seco. De lo contrario, se podrían producir humedades, hongos y un deterioro que llevaría a la cubierta a cuartearse y terminar rajándose, siendo inutilizable cuando el otoño la vuelva a hacer necesaria.

Lo mejor es que pidas la ayuda de otra persona para llevar a cabo esta labor, situándose una a cada lado de la piscina para realizar las dobleces con más facilidad y seguridad.

2. Limpia los exteriores de la piscina

La primera labor de limpieza debe asegurar que no entra más suciedad de la ya existente al agua.

Puedes usar una manguera (mejor aún si se trata de alta presión) para expulsar hojas, tierra y polvo desde el interior hacia el exterior de cada bordillo.

3. Si tu piscina estaba vacía, comprueba posibles fugas y repara daños

Pueden existir fugas en tuberías o desprendimiento de azulejos cerámicos. En el primer caso, cuenta con la ayuda de un fontanero profesional. En el segundo, puedes emplear un epóxido -masilla adhesiva con alta resistencia a la humedad- para devolver su flamante aspecto original a tu piscina.

Mantenimiento de piscinas en verano

Emplea ahora los cepillos adecuados para limpiar los posibles restos de suciedad acumulados a lo largo del invierno en las paredes y el fondo, acompañados de productos ácidos que deberás comprar teniendo en cuenta la composición de cada vaso (ya sea una piscina de obra, poliéster o liner).

Y eso sí: nunca, nunca emplees jabones, ya que reaccionan a su contacto con el cloro y otros productos químicos empleados en este punto de tu hogar, produciendo una gruesa espuma que no desaparecerá por mucho que aclares.

4. Puesta en marcha del motor de limpieza

Vamos ahora a preocuparnos por el estado del agua. Si tenías la piscina cubierta y la hibernación se ha llevado a cabo sin problemas, el nivel de suciedad no será muy alto, pero aun así necesitaremos darle un buen uso inicial a los filtros para poner el agua a punto.

Antes de nada, retira cualquier objeto de la superficie que pudiera haber quedado flotando durante el invierno, desde flotadores hasta los posibles tapones o elementos de hibernación.

Ahora le toca el turno al filtro: recuerda que, para esta función, el nivel del agua debe estar a 1/4 del de los skimmers, y que debes colocar los posibles tapones de purga en bombas y filtros.

Llena el filtro y el prefiltro y coloca sus tapas y después abre las válvulas en posición de filtración y pon en marcha el motor. Durante todo este proceso, debes comprobar si existe alguna fuga.

Si tu filtro es de arena, lávalo y enjuágalo, o sustituye el cartucho por uno limpio en su caso (lo mismo si tu filtro es de diatomeas: le toca recarga de diatomita).

5. Cómo controlar los niveles del agua

Ahora llega esa parte que te hace sentir como un químico en el plató de El Hormiguero: la regulación de niveles acuáticos.

Lo primero es comprobar la alcalinidad (TAC), que debe estar entre 80 y 150 PPM, y el PH, que oscilará entre el 7,0 al 7,6.

Una vez tomados los valores de estos dos niveles, toca regularlos con los productos químicos a este efecto. Recuerda comprobar que la válvula multivía está en posición de filtrado durante este proceso.

Es recomendable llevar a cabo un tratamiento de choque —una super cloración que servirá para matar las cloraminas, y las bacterias existentes— llegado este punto para garantizar una calidad perfecta del agua y evitar riesgos de contaminación durante el baño.

Sigue las instrucciones del fabricante para ello y no permitas que nadie se introduzca en el agua hasta que todos estos pasos estén completos, teniendo en cuenta los tiempos marcados en las instrucciones. Lo mismo si vas a usar productos antialgas, algo necesario para evitar este peligroso foco de hongos y bacterias.

Cómo preparar tu piscina para su apertura cada verano, por los especialistas en reparación y mantenimiento del hogar de HomeServe España

Una vez terminado este paso, estabiliza el tratamiento del agua con electrolizador de sal y reguladores del PH, tal y como lo haces habitualmente durante cada verano.

6. Los últimos retoques antes del primer gran baño del verano…

Ahora toca comprobar el color del agua y cualquier resto de suciedad que quede en el fondo, paredes o superficie.

Si existen restos en el fondo, te recomiendo usar un cepillo de mano o un robot limpiador de fondos para eliminarlos. Pero si la suciedad acumulada todavía es grande, es mejor cambiar la válvula multivía a la posición de desagüe y filtrar el agua que hay durante, al menos, un día completo.

7. Respecto al mantenimiento que llevarás a cabo durante el resto del verano…

Recuerda pasar un recogehojas por la superficie cada día, usar un robot de limpieza de fondos a diario (puedes programarlo para que trabaje durante las horas en que nadie usa la piscina, como la noche), y añadir cloro de forma regular para desinfectar el agua (unos cuatro kilos al mes para una piscina estándar de 100 m³).

¡Y a disfrutar de la piscina durante todo el verano!

Cómo preparar tu piscina para su apertura cada verano, por los especialistas en reparación y mantenimiento del hogar de HomeServe España

Cómo hacer Yoga o Pilates en tu casa, consejos, trucos e ideas para encontrar la relajación y el bienestar, de los profesionales de las reparaciones de averías domésticas de HomeServe

Trucos e ideas para sacarle el máximo partido a tu buhardilla

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

Imágenes de casadiez.micasarevista.com, virlovastyle.com, decorablog.com y leroymerlin.es.

La primera vez que vi a Tony Stark, el díscolo multimillonario bajo la máscara de Iron Man, fue entre el polvo y la penumbra de la buhardilla de mi abuela, en el pueblo.

Su rostro, mucho más serio y menos irónico del que nos venden hoy Marvel y Robert Downey Jr., apareció al abrir una de las muchas cajas de cartón de mis tíos que se esparcía azarosamente por aquella buhardilla sin orden ni concierto.

Si tú también has disfrutado de alguna buhardilla en tu familia, sabrás que es el lugar de una casa en el que vive la magia y donde el tiempo se detiene.

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

En ella se almacenan tesoros familiares de varias generaciones. Objetos casi sagrados, que se comunican entre sí mediante telarañas, a la espera de que tu pequeño explorador interior los encuentre e investigue a fondo.

Y es que muchas buhardillas quedan condenadas a ser almacenes inhabitables mientras la vida real sucede un par de metros bajo sus suelos. Pero esta función de trastero puede evolucionar y convertirse en un espacio activo de la casa para trabajar, disfrutar o descansar, si tienes en cuenta algunas de las siguientes ideas y consejos…

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

Antes de mover un dedo, decide qué uso le darás a tu buhardilla

¿La convertirás en un despacho para trabajar en paz y lograr que nadie perturbe tu inspiración? ¿O prefieres reservarla para el juego de los niños? Quizá veas en ella la biblioteca que nunca tuviste, tu nuevo salón de billar, o una práctica habitación de invitados para tu familia y amigos.

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

Sea cual sea su uso, necesitará diferentes estructuras, diseños y componentes. Calcula los espacios disponibles y los que requiere cada mueble, y decide si necesitas crear separaciones. Puedes dividir zonas mediante mobiliario o biombos, aunque te recomiendo que dejes tu buhardilla diáfana, parecerá más grande y aprovecharás al máximo su espacio y su luz.

Por cierto, ¿conoces los 7 trucos de los profesionales del interiorismo para agrandar espacios pequeños?

Ten en cuenta también si necesitas acondicionar el lugar con una instalación de agua o evacuación de aguas residuales, en caso de que desees instalar un baño, WC, etc.

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

Facilita el acceso instalando una escalera nueva

Una de las partes más emocionantes de cada buhardilla es ese momento en el que accedes a ella mediante su escalera. En ocasiones, se trata de escalones vetustos clavados a la pared. En otras, la buhardilla está tan integrada que se accede mediante una elegante escalera de caracol.

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

Piensa que, cuanto más sencillo sea escalar esos peldaños, menos accidentes se producirán, y más personas podrán hacer uso y disfrute del cielo de nuestros hogares.

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

Si vas a reformar la trampilla de subida, puedes elegir entre prácticos modelos de escaleras escamoteables, que son aquellas que se pliegan con facilidad sobre sí mismas cuando no están en uso. Eso sí, si tu casa y tu presupuesto son holgados, no dudes en optar por una escalera de obra, permanente y dotada con un sólido pasamanos. Tus mayores y los más pequeños lo agradecerán.

Preinstalaciones: el agua, la electricidad y la televisión llegan a lo más alto

Si tu buhardilla ya estaba acondicionada para un uso habitual, o es de obra nueva, será frecuente que encuentres puntos de luz con sus respectivos enchufes, salidas para el cable de la antena de televisión, e incluso subidas y bajantes de aguas.

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

Pero si su uso anterior era de almacén, necesitarás realizar una inversión doméstica importante para llevar ahí arriba todos los suministros.

Climatización: a gusto, todo el año

No es un tema baladí, y menos cuando lleguen enero o agosto con temperaturas. Merece la pena invertir en prolongar el circuito de la calefacción del hogar, instalar radiadores o un emisor eléctrico.

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

Si tienes la posibilidad de colocar una chimenea o estufa, crearás un lugar muy especial. Y en verano, nada mejor que instalar un buen aparato de aire acondicionado para hacer frente a la acumulación de grados centígrados que se producirá bajo ese techo. Y si necesitas que estar protegido, no dudes en conocer nuestro seguro.

Por supuesto, te recomiendo instalar un buen aislamiento térmico tras las paredes para reducir tanto el impacto climático como los ruidos desde el exterior. Colocar una gruesa lana de roca hará este trabajo de maravilla.

Luz natural, tu mejor aliado para rehabilitar la buhardilla

Donde hay luz solar, hay alegría. Si te encaja, abre nuevos vanos en los techos de tu nuevo cuarto favorito en forma de ventanas, esto puede suponer ese cambio radical que andas buscando.

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

Elige un tipo de apertura que aproveche al máximo el espacio y cuya hoja no estorbe (por ejemplo, oscilobatiente, o también abatible hacia el exterior).

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

Ten en cuenta también el grado de aislamiento térmico de tu estancia ya que los rayos solares y el frío inciden con crudeza máxima.

Por ello, deberás elegir cuidadosamente los materiales y optar por aquellos cristales y marcos de la ventana que te garanticen un aislamiento de calidad. Elige un acristalamiento con cámaras de aire y baja emisividad.

Mantener el máximo hermetismo entre el exterior y el interior en estos puntos reducirá hasta en un 50% las pérdidas de calor y frío en cada época del año.

Ojo, eso sí, con la cantidad de luz que dejas entrar por tus ventanas en el techo: un exceso puede hacer el lugar impracticable. Para evitarlo, instala cortinas plisadas, estores o celosías venecianas, o persianas en el exterior que te ayuden a moderar la intensidad del flujo solar. Aquí podrás encontrar trucos para colocar cortinas en tus ventanas y puertas.

Iluminación artificial para complementar el aporte natural

Y para hacer habitable el espacio durante la noche es fundamental poner luces generales y puntuales, que aporten a esos metros cuadrados una visibilidad agradable.

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

Una buena idea es colocar en el techo o en una pared rieles de focos LED orientables individualmente, que te permitirán regular y redireccionar la luz.

Recuerda que puedes usar los puntos de luz para realzar zonas u objetos (como cuadros o librerías), o apuntarlos hacia zonas vacías en el techo para que la luz rebote, más suave y sin molestar a los ojos.

Si quieres conocer todos los trucos de nuestros electricistas profesionales para sacar el máximo partido a una estancia mediante la luz, haciéndola parecer más grande, sigue y comparte este tuit:

Y si necesitas más inspiración, esta obrará milagros: instalar espejos y sus 6 trucos decorativos.

Almacenamiento: librerías de obra frente a estanterías modulares

Por último, centrémonos en cómo almacenarás todos tus enseres. Puedes elegir entre crear espacios útiles y a medida desde la misma obra o reforma con materiales como el yeso o la escayola, que te ayudarán a sacar todo el rendimiento posible a esos huecos raros entre vigas y esquinazos.

Cómo sacar el máximo partido a tu buhardilla, con los profesionales de las reparaciones y el mantenimiento del hogar de HomeServe España.

Y también cuentas con la opción, más moderna y nórdica, de comprar cajoneras modulares de baja altura, desplazables y asociables entre sí mediante mecanismos de enganche. Serán de gran utilidad para aprovechar los puntos de menor altura de la buhardilla.

Por último, cuenta con las nuevas generaciones de muebles plegables, ideados para ahorrarte el máximo espacio con solo unos movimientos.

Desde luego, después de este repaso mental de cómo sería mi buhardilla perfecta, se me han puesto los dientes largos y la nostalgia me ha provocado una decisión inmediata: la próxima escapada, me vuelvo al pueblo materno para darle una vuelta a esa vieja y desaprovechada buhardilla de mis abuelos.

¿Y tú? ¿Tienes buhardilla que rehabilitar? ¿Qué te gustaría hacer con ella?

¡Cuéntanos en los comentarios de aquí debajo! 😉

Cómo hacer Yoga o Pilates en tu casa, consejos, trucos e ideas para encontrar la relajación y el bienestar, de los profesionales de las reparaciones de averías domésticas de HomeServe

Elige aquí el material de tu próxima pérgola y disfruta del verano como nunca

Cómo elegir el material para tu pérgola o toldo de exterior, y proteger tu jardín, terraza o patio del sol en verano, por los profesionales de la instalación y la reparación de HomeServe España.

Imágenes de: es.pinterest.combricomarkt.comtodohabitat.esarchiexpo.es, archiexpo.es.

Mayo es uno de mis meses favoritos de toooodo el año. El mes de las flores y la primavera. Del cambio definitivo de la ropa de invierno por la de verano. De planificar cómo disfrutarás a tope de tus vacaciones… y cómo afrontarás con inteligencia el calor atroz que ya se aproxima.

Es por ello que una de las cosas que más nos piden durante estos días es la reparación, revisión, mantenimiento e instalación de todo tipo de pérgolas y toldos para terrazas, patios, jardines o negocios.

La cantidad de horas de sol y la dureza de sus rayos pueden hacer impracticable una parte importantísima de tu hogar durante el verano. En lugar de eso, puedes convertir tu casa en un hogar inteligente, dotado de dispositivos que conviertan zonas a la intemperie en rincones agradables en los que disfrutar de algo de sombra y frescor en los días más calurosos de julio y agosto.

Para ello, solo tienes que instalar una pérgola a medida, dentro de las múltiples posibilidades de fabricación y costes que existen en el mercado, y cuyas diferencias te cuento a continuación en esta guía de materiales para tu pérgola:
.

Cómo elegir el material para tu pérgola o toldo de exterior, y proteger tu jardín, terraza o patio del sol en verano, por los profesionales de la instalación y la reparación de HomeServe España.

Pérgolas de madera

El material más tradicional… ¡y el más contemporáneo al mismo tiempo!

La madera -mi opción favorita, he de decir desde el principio- aporta a cualquier construcción una nota natural y que conecta con nuestra genética de constructores y pioneros.

Es importante, eso sí, contar siempre con maderas de calidad y cuyo origen esté certificado y sea responsable con un crecimiento sostenible del planeta.

A partir de ahí, descubrirás que la madera tiene muchas ventajas:

  • Se adapta a cualquier estilo, ya sea por su rústica autenticidad o por contraste, junto a elementos más contemporáneos.
  • Es muy duradera, algo que depende de una buena elección del tipo de árbol y del corte.
  • El mantenimiento no es tan complicado como se suele pensar: solo es necesario barnizar y pintar la madera de tu pérgola con materiales de calidad, barnices y pinturas que podrás encontrar en tu ferretería o tienda de bricolaje habitual sin problema. Cuenta con estos consejos adicionales para cuidar la madera de tu pérgola.
  • Existen fabricantes de pérgolas de madera laminada, que resulta mucho más estable y fácil de usar, además de no partirse. Su versatilidad te permite crear pérgolas de cualquier forma y tamaño, posibilidades que traen, como contrapartida, un precio más elevado que el de la madera normal.

Por el contrario, la madera tiene ciertas desventajas que también has de tener en cuenta:

  • La estructura no resultará tan discreta como si empleas otros materiales más compactos, especialmente los metálicos. Así que si deseas una pérgola invisible, mejor baraja opciones posteriores.
  • Su apariencia tiende a cambiar con el paso del tiempo y la exposición al sol y la lluvia, por lo que tendrás que aplicar periódicamente los cuidados que te adelantábamos hace pocas líneas: barniz y pintura.

¿Recomendable para Manitas? Sí.
.

Cómo elegir el material para tu pérgola o toldo de exterior, y proteger tu jardín, terraza o patio del sol en verano, por los profesionales de la instalación y la reparación de HomeServe España.

Pérgolas de hierro forjado

Llega la primera evolución, y el ser humano sustituye la madera por hierro de forja. El periodo en que se produce esta innovación de forma masiva nos traslada, estéticamente, a un estilo clásico o neo-romántico.

Su elegancia y refinamiento está fuera de toda duda. Podrás optar por disfrutar de graciosas volutas en sus columnas, y adornar con redondeces algunas partes de la pérgola, o adaptar la sobriedad y rectitud del momento contemporáneo, y ambas elecciones serán acertadas.

Uno de los puntos destacados al hablar de hierro forjado para tu pérgola es el presupuesto, puesto que se trata de un material tratado de forma artesanal y, por tanto, mucho más caro. Puedes decidirte también por kits de hierro forjado de forma industrial, mucho más baratos que realizados por encargo, pero perderán ese encanto innegable de lo personalizado, además de calidad en los acabados y la posibilidad de que se trate, en realidad, de acero pintado para simular hierro forjado.

Cómo elegir el material para tu pérgola o toldo de exterior, y proteger tu jardín, terraza o patio del sol en verano, por los profesionales de la instalación y la reparación de HomeServe España.

¿Cuál es el mantenimiento que requiere una pérgola de hierro forjado?

  • Lo primero será limpiar el hierro forjado con crema exfoliante (CIF), y emplear agua de amoniaco si la superficie está muy sucia.
  • Si existe óxido, habrá que esmerilarla con un cepillo montado en un taladro, una tarea dura pero muy satisfactoria una vez hayas logrado devolver todo el esplendor a la pieza. si tienes dudas te dejo este vídeo paso a paso que estoy convencido de que te ayudará.
  • También se debe pulir con discos de pulido y darle un último pase con discos de pulido de fieltro.
  • Después, solo necesitas pintar con los barnices adecuados para evitar la oxidación y darle a tu pérgola un aspecto señorial y duradero.

Aunque otra opción bastante frecuente es dejar a la naturaleza hacer su trabajo y permitir que aparezca el óxido. Es cierto que se trata de un color y un aspecto muy atractivos, por la nostalgia que producen, aunque también debemos tener en cuenta que el óxido mancha al tacto y que, de no ser muy maciza, la estabilidad de la estructura y sobre todo de sus soldaduras se puede ver comprometida por este efecto de desgaste natural.

¿Recomendable para Manitas? No.
.

Cómo elegir el material para tu pérgola o toldo de exterior, y proteger tu jardín, terraza o patio del sol en verano, por los profesionales de la instalación y la reparación de HomeServe España.

Pérgolas de acero

Material duradero, económico y versátil, tal vez por excelencia, el acero suele venir en formatos laminados como piezas de tubo, listones rectos, empalmes en forma de T… y aunque no tiene tanto encanto como el hierro forjado, resulta mucho más útil cuando queremos que la pieza pase lo más desapercibida posible por su sencillez de líneas.

La durabilidad de las pérgolas de acero dependerá del grosor empleado y de si está hueco o no, algo que deberás tener en cuenta además a la hora de llevar un mantenimiento adecuado que prevenga a la construcción de la oxidación natural (merced a una pintura anti oxidación específica, aplicada de forma más regular).

Aun así, el acero, más económico que el hierro y el aluminio, sigue siendo más caro que la madera, para que te hagas una idea en el plano presupuestario.

¿Recomendable para Manitas? Sí.
.

Cómo elegir el material para tu pérgola o toldo de exterior, y proteger tu jardín, terraza o patio del sol en verano, por los profesionales de la instalación y la reparación de HomeServe España.

Pérgolas de aluminio

El material más caro de todos es, quizá, también de los más versátiles para construir este tipo de piezas en tus exteriores.

Suele venir preparado en elementos perfilados e industriales, que no se oxidan, aunque requieren una laca protectora que se puede ir degradando con el tiempo, requiriendo de una mano profesional para renovarla de forma periódica.

Su construcción es de las más habituales en los últimos tiempos, aunque debe confiarse a profesionales de alto nivel, pues requieren una maquinaria y una destreza superiores al manejo de otros materiales aquí recogidos.

¿Recomendable para Manitas? No.
.

Cómo elegir el material para tu pérgola o toldo de exterior, y proteger tu jardín, terraza o patio del sol en verano, por los profesionales de la instalación y la reparación de HomeServe España.

Pérgolas de PVC

Este ya famoso conocido en el mundo de la construcción es un habitual de la carpintería exterior. Es un plástico de aspecto muy apañado, resistente a la humedad, aunque sensible a los rayos UV, por lo que una pérgola de PVC se resentirá de la intemperie transcurridos entre 5 y 10 años.

Esta durabilidad menos prometedora hace también que se trate de una opción mucho más barata que las anteriores.

¿Recomendable para Manitas? No.

Cómo elegir el material para tu pérgola o toldo de exterior, y proteger tu jardín, terraza o patio del sol en verano, por los profesionales de la instalación y la reparación de HomeServe España.

¿Qué te parecen todas estas opciones?

Cómo hacer Yoga o Pilates en tu casa, consejos, trucos e ideas para encontrar la relajación y el bienestar, de los profesionales de las reparaciones de averías domésticas de HomeServe

.

Cómo detectar y solucionar problemas eléctricos en casa

Aprende cómo detectar y reparar averías eléctricas con seguridad, con estos consejos de nuestros electricistas profesionales

Lo más importante siempre ante cualquier problema doméstico es garantizar tu seguridad y la de los tuyos. Por eso hoy compartimos contigo algunos consejos de nuestros colegas y compañeros de HomeServe USA, una de las compañías con las que compartimos la marca de nuestra matriz HomeServe, también presente en países como Reino Unido, Francia o Italia.

Hablen inglés, español o cualquier otro idioma del mundo, los electricistas profesionales coinciden en que, ante la duda o el desconocimiento de qué tipo de problema tenemos enfrente, lo mejor es ponerlo en manos de un experto para evitar peligros.

¡Ten en cuenta estas claves para salir siempre ileso de una reparación doméstica!

Aprende cómo detectar y reparar averías eléctricas con seguridad, con estos consejos de nuestros electricistas profesionales

Si no sabes, no toques

Regla de oro. Hablando de electricidad, el riesgo de que algo salga mal y se produzcan daños personales y materiales es muy grande. Por eso es necesaria una ejecución minuciosa y experimentada para dejarlo todo impecable durante mucho tiempo.

Determina si el problema es interno o externo

¿No hay electricidad? De vez en cuando, los cortes de luz vienen del exterior de la casa, y puede hacer que pienses que algo falla solo en la tuya. Primero, comprueba si es así (puedes llamar a tu compañía eléctrica o consultar a tus vecinos).

Si se tratase de un problema externo, nunca trates de resolverlo por ti mismo. Es responsabilidad de la compañía eléctrica llevar a cabo cualquier tipo de reparación en espacios públicos, además de un riesgo potencialmente mucho mayor para ti manipular este tipo de material con más potencia.

Antes de operar, asegúrate de haber desconectado la electricidad de la casa

Ve al cuadro eléctrico (generalmente, en la entrada de la vivienda) y baja el interruptor general. Así te asegurarás de no llevarte un calambrazo al operar ningún cable.

Cuando hayas terminado, recuerda subir el interruptor general de nuevo y comprobar si, al conectar las partes reparadas, no se produce ningún problema ni salta le automático al detectar un fallo.

¿No estás familiarizado con los interruptores de tu cuadro de luz? No te preocupes, te llevará unos momentos conocerlo al dedillo con este vídeo:
.

.
Haz pruebas para comprobar el origen

Si se trata de una bombilla que no funciona, puedes cambiarla a otros casquillos para descubrir si el problema está en ese punto de la instalación o en la propia bombilla.

Lo mismo sucede con cualquier electrodoméstico: prueba de enchufe en enchufe hasta entender qué elemento falla. Esto te puede ahorrar un paseo hasta la ferretería en busca de un repuesto que en realidad no necesitabas.

Resuelve los problemas reincidentes antes de que sean graves

A veces aparecen averías frecuentes en determinados puntos de nuestra casa y, por mucho que las reparamos, se reproducen de la misma forma pasado un tiempo.

Esto indica un problema mayor en la instalación eléctrica. Y si cada vez que sucede, tratamos de poner un parche, con el tiempo nos encontraremos que ese fallo se ha complicado, aumentando las posibilidades de generar un cortocircuito mayor, sobrecargas en la red e incluso incendios.

Aprende cómo detectar y reparar averías eléctricas con seguridad, con estos consejos de nuestros electricistas profesionales

Cuando detectes un problema recurrente, ataca directamente al origen del problema con la ayuda de un profesional. Te ahorrarás quebraderos de cabeza, dinero en sucesiones reparaciones y peligros reales de una instalación con puntos débiles.

¿Cuál ha sido el problema más complicado que has tenido con la instalación eléctrica de tu casa? ¿Cómo lo resolviste?

4 mantras de invierno para tener un hogar perfecto

Seguro que has escuchado en más de una ocasión uno de los mantras más populares, ese que dice “hare krisna, hare krisna, krisná krisná, hare hare...”

Ya sabes, son fórmulas propias de rituales orientales que pueden tener un efecto psicológico o espiritual.

En nuestro caso, la repetición de estos sencillos mantras nos recuerda los puntos clave que debemos tener en cuenta durante esta temporada de frío para mantener un hogar en perfecto estado.

Para ello, vamos a hacer un repaso de un práctico contenido interactivo de nuestros compañeros británicos de HomeServe, compañía hermana de Reparalia en el Reino Unido y en otros países de todo el mundo como EE.UU., Francia o Italia.

Hablamos de la infografía interactiva “Prepara tu hogar para el Invierno” (en inglés, haciendo clic en la imagen):

https://www.homeserve.com/help-advice/seasonalhouse

 

1. Un repaso al exterior para evitar lo peor

Lo disfrutas gran parte del año, eso sin duda, pero si cuentas con patio o jardín en casa, asegúrate bien de estos tres puntos para evitar disgustos inesperados:

– ¿Tienes los grifos exteriores cerrados? Recuerda, si están abiertos o goteando será más probable que puedan congelarse. Medida de seguridad extra: corta el agua para aquellos grifos exteriores que no utilices durante el invierno.

– Las tuberías a la intemperie también son una fuente de riesgo. La congelación, su máximo problema. Por eso, damos un truco para evitar que revienten con el frío: instalar coquilla en tus tuberías exteriores. Es esa espuma gruesa para rodear su perímetro, que podrás encontrar de distintos grosores y espesores. Imprescindible.

– Y si cuentas con ellos, los canalones pueden darte un susto si no has estado precavido en verano y no instalaste un salvahojas.

¿Has llegado tarde y tienes un atasco? Bueno, hazte con unos metros de guía pasacables de electricista, introdúcelo por la salida inferior de la bajante y ve empujando hacia arriba poco a poco. También ayudará meter agua con una manguera mientras tanto.

 

2. Aislar es el primer paso para ahorrar

Este es otro de los mantras que más respetamos y las tres zonas clave de toda vivienda por donde puedes empezar son:

Puertas: ¿Has notado que hace más frío cerca de las puertas?

Exacto, el aire caliente se escapa y el frío entra. Para ello, la mejor solución es instalar burletes o selladores de puertas.

.

Y para las puertas interiores, una solución práctica y decorativa también son los cojines burletes, porque el aislamiento no va reñido con un toque hogareño.

– Ventanas:

Para aislar bien las ventanas cuentas con dos alternativas: o doble acristalamiento con tratamiento térmico… o los burletes de ventanas, que te enseñamos a instalar en este vídeo. Un consejo extra: aísla también el tambor de tu persiana, es uno de los focos de aislamiento que menos consideramos y que más influye.

– Suelos:

Si no quieres afrontar una inversión mayor, una solución más económica en la que puedes pensar es poner una alfombra. Aporta un toque acogedor en cualquier estancia.

.
3. Si no hay agua caliente, da un paso al frente

El pánico se apodera de nosotros cada vez que ocurre. No hay agua caliente es una frase que nadie quiere escuchar, pero que a veces gritamos si nos pilla en plena ducha. Algunos problemas, desde un corte en el suministro de gas, por ejemplo, hasta una avería en la sonda de la temperatura o en la bomba de recirculación, necesitarán o una llamada a tu compañía o un especialista para que revise tu equipo, pero si se trata de una bajada de presión, no te agobies y sigue estos pasos:

– Asegúrate de que la llave de paso está conectada a la caldera y abierta, y que la caldera recibe electricidad.

– Enciende la caldera y comprueba la presión y temperatura. Lo ideal es que la presión se mantenga entre 1,2 y 1,5 bares. Si no está a esos niveles, manipula la llave de llenado de la caldera.

– Mientras lo haces, oirás el siseo habitual del gas entrando en el sistema, y comprobarás que la presión cambia poco a poco en la pantalla.

¿Quieres ver cómo se hace, paso a paso y en vídeo? Echa un vistazo:

.

 .

4. En invierno solo hay un dios, y ese es el radiador

Qué gran sensación la de acercarse al radiador calentito y arrimar esas manos que siempre tienes frías. Por eso, un radiador frío cuando no debería estarlo necesita una rápida checklist:

– Asegúrate de que la llave del agua caliente está abierta.

– Recuerda que las piezas que más se estropean son la llave y el detentor, junto con el purgador. Aquí te enseñamos cómo sustituirlas.

 .

.

– Si tu radiador está frío en la parte superior, pero caliente en la inferior… ¿cuándo fue la última vez que lo purgaste? Esto provoca que el agua caliente no circule bien y reparta mal el calor. Ponte a ello, purgar el radiador es algo más fácil de lo que imaginas.

– Revisa que tu caldera esté a punto y vuelve al punto anterior.

¿Todo correcto hasta aquí?

Si tienes en cuenta todos estos pasos, y algunos consejos más detallados que nos ofrecen nuestros colegas británicos en su artículo de origen, verás que pasar el largo y duro invierno no tiene porqué ser tan largo ni tan duro 😉