BLOGS

Vuelta al cole: guía de escritorios infantiles

Imágenes: micasarevista.com

Niños, mayores… da igual lo adultos que nos volvamos con el paso de los años. A todos nos cuesta lo nuestro volver al cole y necesitamos estímulos que nos motiven en el duro proceso de dejar atrás las -tan esperadas y siempre tan cortas- vacaciones.

Para los más pequeños de la casa existe una manera genial de retomar hábitos de estudio con ilusión renovada, y es estrenar espacio de trabajo.

Por eso hoy he recopilado algunas ideas para distintos ambientes que les ayudarán a hacer más llevaderos sus deberes diarios, cuidando además de su salud y estableciendo costumbres como sentarse erguido, emplear una iluminación adecuada, organizar sus materiales de forma práctica, etc.

La comodidad es lo primero

Para que su espalda no sufra desde edades tan tempranas, es fundamental que tengas en cuenta el ángulo de trabajo y lectura del niño.

Para ello existen escritorios infantiles de altura regulable, que crecen a medida que lo hace el infante. Así ahorrarás mucho dinero en cambiar muebles a medida que lo hacen las características físicas de tus hijos, además de reclinarlos según sus necesidades en cada momento (no es lo mismo leer, que escribir o dibujar).

Esta solución ergonómica les librará de malas posturas y protegerá su espalda frente al cansancio y los dolores innecesarios, para que de mayores sean conscientes de lo importante que es este punto en cualquier puesto de trabajo.

Con las sillas sucede lo mismo: no sirve cualquiera. Compra un modelo que recoja bien toda su espalda y le proporcione el apoyo necesario para disfrutar más de sus tareas.

Implícales en la elección

El escritorio será suyo, como la responsabilidad de darle un buen uso de forma cotidiana. Por ello, hazles partícipes y deja que opinen sobre los colores, formas, accesorios…

También es buena idea que ese escritorio y sus complementos encajen bien en la estética general de la habitación donde trabajarán. Alcanzar una armonía visual les ayudará a no distraerse y hará que les guste más su entorno propio.

¿Dónde colocar el escritorio del niño?

Si se dispone de varias habitaciones y una se puede dedicar a las tareas del pequeño -que incluyen no solo sus deberes, sino también sus momentos de juego y recreo-, tienes elección y puedes calibrar qué funcionará mejor en relación a su personalidad y a sus hábitos o preferencias.

Pero lo más común es que el escritorio se integre en el propio dormitorio del pequeño, dejándole aun así espacio y libertad para que no sienta que solo hay una cama y una mesa de trabajo en su espacio propio.

Para ello, combina elementos didácticos y prácticos con otros lúdicos e inspiracionales ajustados a sus gustos.

La iluminación, clave

Si hay una ventana por la que entre luz solar, aprovéchala para darle vida y una ayuda natural a su esfuerzo diario. Aun así, épocas como el invierno y momentos como la última hora de la tarde o la noche requerirán que instales una lámpara de mesa regulable y bien orientada.

Han de tener una cabeza movible y, si pudiera ser, intensidad graduable para cambiar en función de la tarea o el momento concretos.

Trucos para ahorrar espacio

Muchas veces los metros cuadrados escasean. Para ello existen soluciones muy ingeniosas que te ayudarán a exprimirlos al máximo.

Este ejemplo, en el que el propio cabecero de la cama es una extensión del escritorio, es práctico y muy acogedor, ahorrando espacio de forma brillante.

Otra gran idea es dotar a la mesa del escritorio de un ala abatible, que le permita ampliar el espacio de trabajo para colocar libros de referencia o materiales de dibujo, por ejemplo.

Otra manera de ir creciendo en vertical es aprovechar las paredes con creatividad y ayuda de estantes espaciosos y accesibles, que les ayuden a colocar todas sus herramientas de trabajo, como libros y cuadernos, en orden.

Sus tareas, siempre en orden con una pizarra en la pared

Es uno de mis proyectos DIY favoritos para cualquier hogar u oficina: pintar una práctica pizarra en la pared, que además puede ser magnética, para que puedan usar imanes sobre la propia pared.

¿Qué te parecen todas estas ideas? ¿Tienes algunas que compartir con el resto de los lectores en los comentarios? 😉

Y si te decides a adaptar la zona de estudio de tu hijos y necesitas ayuda, recuerda que puedes contar con nuestros carpinteros profesionales que te lo instalarán en un cerrar y abrir de ojos 😉   Y si quieres aumentar el espacio de la habitación de tus hijos, solicítanos presupuesto

3 comentarios

  1. Muy buen artículo, pero hay que remarcar que antes de comprar nada hay que ver muy bien que ofertas tienen los supermercados y tiendas para intentar ahorrar lo máximo posible. Pero siempre mirando la calidad y el bienestar de los peques.

    08 septiembre 2017 | 11:00

  2. Dice ser Las Tres B

    Interesante artículo y útil a la hora de preparar la habitación de los más peques. Destacar una cosa que desgraciadamente pasan muchos padres por alto. Las estanterías de un tamaño y peso considerable siempre deben estar fijadas a la pared con sus respectivas escuadras y tornillos. Hace poco se hizo eco de una estantería de Ikea que tuvieron que retirar tras el fallecimiento de un niño.
    Bonito y barato si, pero con seguridad.

    02 abril 2018 | 14:04

  3. Dice ser AdriánSelma

    Geniales ideas para los más pequeños de la casa. Pura inspiración para ahorrar espacio y hacer de su dormitorio un lugar confortable.

    02 abril 2018 | 14:14

Los comentarios están cerrados.