Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘tratamiento’

Mi madre tenía posibilidades de curarse en el hospital y la dejaron morir

Por Enrique Estévez

Sala de espera de un hospital (Jorge París).

Sala de espera de un hospital (Jorge París).

El 2 de noviembre de 2014 mi madre ingresó en la UVI del hospital Virgen Blanca de Pamplona. Yo estaba en Francia e inmediatamente bajé y me personé en el hospital. Mi madre había tenido una hemorragia y estaba baja de defensas. No tenía voluntades anticipadas, ni ningún documento que rechazara ningún tipo de tratamiento.

El hospital decidió transfundir sangre a mi madre para poder salvar su vida. Le hicieron seis transfusiones de sangre. Mi hermana y mi cuñado, ambos testigos de Jehová, pidieron que no le tratasen con sangre y derivados, a pesar de que mi madre firmó al entrar en urgencias el consentimiento a este tratamiento, y pidieron que la desconectasen de las máquinas y la dejasen morir.

Ante mi negativa rotunda a dejar morir a mi madre y plantear alternativas (albúmina, solución salina, eritropoyetina, máquina de recuperación de sangre, etc..) y después de una fuerte pelea, mi familia a mis espaldas y varios pastores de la iglesia entregaron documentación al hospital como que mi madre era una testigo de Jehová activa, siendo esto algo totalmente falso.

Pocos días antes había hablado con la doctora y me había dicho que íbamos a luchar por mi madre, que había muchas posibilidades de recuperarse. Me marché a Francia a buscar a mi esposa a las 12 horas, y a las 13 horas llegó una documentación falsa y manipulada al hospital por parte de estas personas.

Le retiraron el tratamiento y las máquinas por orden de estas personas, y mi madre murió el día 9 a las 15.30 horas. El lunes 10 llegué por la tarde al hospital a ver a mi madre y me encontré con que había sido incinerada esa misma mañana. ¿Cómo es posible que el hospital actúe con esta negligencia?

¿Cómo es posible que no prevalezca la voluntad de mi madre y sus deseos en esta situación? Las personas que escribieron y firmaron semejantes absurdeces, ¿permitirían que yo actuase de la misma forma con sus familias?

No voy contra ningún grupo religioso. Voy contra unas personas que utilizan la religión para causar daño. Esto está ya denunciado y en manos de abogados. No puede ser que alguien con cuatro papeles absurdos quiten una vida y se queden sin castigo.

¡Quiero dientes… para sonreír y masticar!

Por Paloma Larroca

¡Menuda suerte la mía! Tengo un trabajo con el que puedo pagar el alquiler; los recibos, y me quedan 250 euros para cuatro personas, para desayuno, comida y cena (que hay gente que sólo desayuna, come o cena) para todo el mes. O sea, que hago milagros o más bien multiplico los panes y los peces (no, estos no, que no me llega).

Me faltan dos dientes más de arriba, además de todas las muelas, no puedo ir a un dentista privado, ¿es un asunto tan absurdo el poder exigir que la Seguridad Social te implante por necesidad unos dientes o muelas en vez de tantos senadores, diputaciones provinciales, asesores de asesores? ¡Caray! Esto es un pastón que se puede emplear en salud bucal. No por tener una sonrisa bonita, ¡para poder masticar! No coger cada dos por tres infecciones e ir al dentista de la Seguridad Social y, hala, a quitar otra pieza.

58604-944-550dentista

(ARCHIVO)

Trabajo de cara al público y tengo que taparme la boca, que casi queda peor que sonrías y parezcas ‘El Pozí” (con todo mi respeto).Señor presidente del gobierno; señoras y señores diputados, presidentes de autonomías, alcaldes y demás familia política: ¡no quiero una sonrisa ‘profident’ quiero sonreír y masticar!

 

Un poder médico sin sensibilidad ante la muerte digna

Por Pablo Aceña de Mesa

Acaba de fallecer una amiga, tenía 64 años. Hace dos le diagnosticaron un cáncer grave. Le ofrecieron operarla,sin seguridad de sobrevivir, y unas perspectivas nada halagüeñas de calidad de vida. Decidió afrontar su destino sin operarse; tan sólo con algún tratamiento que hiciera más llevadera su enfermedad, disfrutando intensamente de la vida junto a los suyos, hasta que llegara su momento. Hizo testamento vital manifestando su voluntad de acabar con dignidad cuando la situación ya se hiciera insoportable. Todo acordado con la familia, que la ha arropado durante este tiempo.

(GTRES)

(GTRES)

Llegado el momento crítico, cuando su cuerpo ya estaba consumido y tras una crisis grave, expresó en el hospital su deseo de “marcharse”. Desde alguna instancia médica no se ha respondido adecuadamente a su voluntad y por ello se ha postergado su muerte un tiempo innecesario. He acompañado a la familia. He visto el sufrimiento evitable de ella y de su familia. Todos y todas nos hemos sentido impotentes ante un poder médico carente de la sensibilidad apropiada para ocupar sus funciones.

Algunos de estos profesionales deberían reflexionar y analizar adecuadamente lo que significa muerte digna, algo que resalta la vida que dicen defender, porque eso de mantenerla cuando ya no tiene sentido es una sinrazón. La muerte es algo tan serio que se debe hacer todo lo posible para garantizar la dignidad de quienes van a traspasar ese umbral y además lo han reflexionado y expresado previamente. Por otro lado, sé del gran apoyo encontrado en la familia, a través de DMD (asociación por el Derecho a Morir Dignamente), y en parte del personal sanitario, que han merecido su agradecimiento.

Los familiares de enfermos de fibrosis quística estamos preocupados e indignados

Por Victoria Sevilla

Soy madre de una enferma de fibrosis quística, una enfermedad crónica que requiere muchas revisiones médicas y hospitalizaciones. Desde los 16 años la sigue la Dra. Girón en la unidad de Fibrosis Quística de la Princesa. Desde que la Comunidad de Madrid ha anunciado la reconversión de dicho hospital en un geriátrico estamos todos los familiares y fundamentalmente todos los enfermos que tratan en dicha unidad muy preocupados e indignados.

Para ellos la doctora es el apoyo más importante que tienen y no quieren que sea otra persona en otra unidad quien les trate, no saben qué hacer porque nadie les da opción de manifestar su malestar; esta doctora lleva muchos años estudiando la fibrosis quística, asistiendo a congresos, reuniéndose con ellos, animándoles, motivándoles, muchas veces a costa de su tiempo libre. Todo este bagaje se desperdiciará si como se prevé debe quedarse en el hospital de la Princesa a tratar a enfermos geriátricos. No creo que nadie a la hora de planificar estos cambios haya pensado en los pacientes y en sus repercusiones, la sanidad debiera trabajar siempre en función de ellos pero parece que en estos tiempos no es lo que prima.

Bertín Osborne y el nuevo programa de TVE que aborda la discapacidad

Por Enrique G. Blanco (Ciudadano afectado por gran discapacidad derivada de enfermedad)

El pasado domingo pude ver en La 2 un programa recientemente creado en TVE llamado Un mundo mejor, presentado por el cantante Bertín Osborne y dedicado a aproximar a la sociedad a las personas que padecen una discapacidad u enfermedad rara entre otras cuestiones. Como persona con un alto grado de discapacidad he de decir que no me ha gustado demasiado observar que en las entrevistas el presentador trate de diferente manera a las personas con discapacidad respecto a las demás, dirigiéndose en ocasiones hacia ellas como si se dirigiera a un niño, con bromas etc.., marcando básicamente esa diferencia con el resto de personas (sin discapacidad) a las que entrevista.

En este programa hubo un detalle que me llamó la atención cuando entrevistó a una señorita con parálisis cerebral que es profesora de una universidad y a la vicerrectora (sin discapacidad). El modo de dirigirse el presentador y hacer las preguntas a una y a la otra era diferente, cayendo en el triste tópico de que a las personas con discapacidad haya que hablarlas en algún momento de forma diferente a las demás, haciéndoles el típico chistecillo o bromilla. En esta actitud de bromas y chistecillos llegó incluso a preguntar a la profesora “que si tenía novio o salía con alguien”. Y yo me pregunto: ¿por qué no le preguntaría también eso a la vicerrectora?

Es muy favorable que para este tipo de programas se deje de caer en la típica costumbre del paternalismo, del “vamos a decir que son iguales, pero nos expresamos como si fueran diferentes”. Así mismo, sería bueno que también se opte por presentadores con discapacidad visible. Creo que sería el mejor modo de enfocar un programa así, porque además serviría de auténtico ejemplo educativo a la sociedad. Sería un buen modo de predicar con el ejemplo, porque bueno es que quien habla de integración la demuestre realmente.

Esto es igual de aplicable, dicho sea de paso, a las directivas de las asociaciones de discapacitados (a las que dicho programa también tiene como meta promocionar), puesto que muchas están formadas por personas sin discapacidad o al menos sin discapacidad severa.

Volviendo al programa, imagino que TVE ha de tener en plantilla a periodistas con gran discapacidad que hayan superado sus oposiciones (aunque ahora mismo no conozca a ninguno que presente algo en TVE). Estoy convencido de que el reto de poder llevar un programa así le parecería magnífico desarrollarlo a cualquiera de ellos si se lo propusieran.

No entiendo por qué una mayoría de cadenas caen siempre en el tópico de abordar la discapacidad (las muy pocas veces que lo hacen) sin contar realmente con la participación de personas con discapacidad en la dirección, realización y presentación de esos programas. Si no cambiamos estos detalles es muy difícil que en este país podamos evolucionar y situarnos a la altura de las sociedades más avanzadas.

No obstante, puesto que anteriormente no existía ningún programa de este tipo en TVE, bienvenido sea, porque algo más educará a la sociedad para que deje de vernos como a seres raros y sepa que existimos. En los últimos tiempos, las personas con discapacidad venimos detectando una inminente necesidad de que la sociedad sea educada en este aspecto y, como sabemos, la educación no solo se da en los colegios sino también en la televisión, que es la gran escuela de adultos, aunque en tantas cosas dé tan malos ejemplos y maleduque.