Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘estacion’

Deberíamos disfrutar más del otoño

Por Óscar Gómez

Hojas en un estanque (Mariana Martín).

Hojas en un estanque (Mariana Martín).

Pasada la euforia del verano y antes de caer en el hastío del invierno, nos encontramos inmersos en la estación de los colores ocres, las lluvias y las setas. El paisaje invita a la reflexión, las hojas van cayendo a medida que cada rama las va soltando, sin atropellos. El caudal del río va creciendo a razón de las aportaciones de sus barranquillos. La naturaleza lleva un proceso lento y ordenado.

Deberíamos participar en ese proceso, salir al monte a pasear con una pequeña cesta donde recolectar lo justo para esa noche, recorrer diferentes caminos evitando aquellos masificados, no querer adentrar el coche siempre un metro más que el último día, participar en ese orden que ha permitido que todo funcione. Si habéis salido al monte en época de setas, sabréis a que me refiero.

Viajar como ganado en Cercanías de Madrid

Por Eva Retuerce Fernández

Estación de Cercanías Madrid.

Viajeros esperando un tren en la red de cercanías de Madrid. (JORGE PARÍS)

Me hago cargo de los problemas que conlleva su cargo de presidenta de la Comunidad de Madrid, pero hay uno que nos afecta a los miles de madrileños que usamos diariamente el servicio de cercanías, concretamente la línea C-2. Mañana tras mañana tengo que dejar pasar uno o dos trenes, porque es físicamente imposible entrar sin correr el riesgo de morir por aplastamiento y, por si esto no fuera suficiente, empleo entre 30 y 45 minutos en un trayecto que apenas lleva más de 15 minutos. Las visitas turísticas por los túneles de dicha línea resultan demasiado aburridas y tediosas.

Por todo esto no puedo entender cómo se permite el lujo de atacar a Manuela Carmena cuando hay problemas con el tráfico y con la EMT, a la que usted ha dejado sin presupuesto alegremente. Dependo del transporte público para ir a trabajar y no puedo estar llegando tarde día tras día. Le invito a acompañarme una mañana y ver en qué condiciones viajamos. Le recuerdo que no somos ganado.

Orinar no es un lujo, es una necesidad

Por Manuel Nogueras

“Pagar por evacuar”

Pagar por utilizar los aseos de Atocha. Nada más y nada menos que por lavarte las manos, por evacuar si te encuentras mal, etc. ¿Pagar por un servicio público? Imagino, por decir algo, que dentro de poco nos cobrarán por evacuar en los colegios públicos, universidades, hospitales, etc. Mal empezamos, porque de no poder pagar 50 céntimos a 1 euro como se dice por utilizar los servicios, tendremos que utilizar las esquinas, árboles y los setos para desahogarnos.

————————————————————————————————————————————

Por F. Z. P.

“Madrid, ciudad de los orines”

Estación de AtochaLo peor no es que haya que pagar, sino que en Recoletos hayan clausurado los aseos perpetuamente. Además, ante reclamación oficial, el departamento de atención al cliente de Adif te diga que ni el metro, ni en los autobuses los hay, dado que los trayectos no sobrepasan los 20 minutos. Les invito a probar un trayecto Segovia o Guadalajara a Recoletos. Madrid, ciudad de los orines.

————————————————————————————————————————————

Por J. C. P. A.

“Quiero hacer pipí”

No doy crédito, estamos perdiendo el norte. ¿No será mejor procurar que los servicios estén limpios, que se puedan usar y no hacer tus necesidades a distancia, con botas de goma y que el único papel que haya sean tus apuntes?

¿No será mejor que los sillones de los trenes y el suelo estén más limpios; no será mejor que los cristales de las instalaciones no estén negros como el suelo; no será mejor que los pasamanos de las escaleras mecánicas dejen de ser autoadhesivas? Por qué insistimos en exprimir al trabajador, no se dan cuenta que ya no tenemos más, que nosotros no tenemos que pagar los errores de los demás. No sean así, dejénme hacer pipí.

————————————————————————————————————————————

Por Chema

“Es una necesidad más que un lujo”

Me parece que el uso de los urinarios es una necesidad más que un lujo. Hay personas que por enfermedad lo tienen que usar de manera continuada e incluso preventiva. Además puede repercutir en la limpieza del entorno, ya que personas con pocos recursos harán sus necesidades en las calles cercanas a la estación o entre los árboles de Atocha.

————————————————————————————————————————————

Por Jesús Cidón

“Es algo básico”

Me parece mal que se cobre en los baños públicos. Algo tan básico como ir al baño debe ser gestionado públicamente. Pero ya se sabe, hoy en día cuesta ver una fuente pública en la que beber agua y parece que el mismo destino está reservado para los aseos.

————————————————————————————————————————————

ase0001Por Alejandra Brea

“Lo que les queda hoy a los pobres”

Como algunos caseros crueles degradan sus viviendas para expulsar a los inquilinos, derribar la casa y hacer un gran negocio, también en la Estación de Atocha se ha degradado el servicio para justificar el “privatizarlo” y que los ciudadanos debamos volver a pagar por lo nuestro. Mientras, para los que no puedan pagar, les queda literalmente una mierda; y lo grave no es denunciarlo, sino que suceda. Y que sea lo mismo que se está haciendo con la actual política en todas partes, saqueando al límite lo nuestro, perjudicando inhumanamente a los más débiles, desempleados, discapacitados y marginados de todo tipo. De ahí que esa presunta reforma por “limpieza” y “mejora” de los aseos de la principal estación de España apenas sería noticia si no fuera por su carácter tan simbólico y escatológico.

————————————————————————————————————————————

Por Miguel

“¡Pagar y pagar!”

A menudo nos han hecho ver lo combativo y valiente que ha sido el pueblo español contra la tiranía (la resistencia numantina contra Roma o la guerra contra Napoleón por ejemplo). Hoy, en medio de una constante agresión por parte de los poderes fácticos representados por un gobierno títere, este pueblo parece dormir plácidamente la siesta, como esperando que al despertar, el mar de corrupción en que estamos sumidos haya desaparecido por arte de magia. Después de innumerables subidas de impuestos, bajadas de salarios, privatizaciones de las propiedades y servicios públicos y un sin fin de golpes a nuestra economía doméstica y nuestra dignidad, lo último que oigo es que han privatizado los baños de la estación de Atocha y que a partir de ahora habrá que pagar por ir a mear o lo que sea. Y uno se pregunta qué hará este irreductible y combativo pueblo ante tan injusta medida, pues… ¿pagar por mear? Mucho me temo que sí.