Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘mobiliario’

Las exhibiciones de los grafiteros

 Por Ángel Villegas Bravo

¿Qué derecho tiene nadie a llenar de grafitis ( sean estos artísticos o simples chafarrinones) bancos, farolas y juegos de niños de los parques? O las paredes de cualquier casa, o los cierres de un comercio, o cualquier clase de mobiliario público.

Conozco a algún pequeño comerciante que ha renunciado a limpiarlos, porque lo han hecho varias veces y se los han vuelto a ensuciar, y ya no pueden gastar más limpiándolos. Hay casas de vecinos cuyas fachadas están emporcadas de la misma manera y les ocurre lo mismo; saben que limpian hoy, y mañana están, otra vez, pintarrajeadas.post

Y, si se trata de mobiliario público, somos todos los ciudadanos los que pagamos con nuestros impuestos; además, el dinero que se dedique a esta limpieza, faltará para algo como, por ejemplo, bibliotecas o cualquier otra cosa más necesaria que remediar los actos inciviles de algunos irrespetuosos ciudadanos.

Estos que así proceden, además de costarnos el dinero a todos, desprestigian a los grafiteros artistas, que los hay, y demuestran una falta de civismo y de respeto a todos sus conciudadanos que les define. Por favor, ¿sería demasiado pedir que nos ahorraran sus “exhibiciones”?

Una estatua decapitada en Madrid

Por Carlos Osorio

Este martes, la estatua que decora la entrada a la escuela de Artes y Oficios, en la calle de La Palma, ha aparecido arrancada y decapitada. La estatua, titulada Paseante, es obra de Roberto Manzano, del año 1999. No es la primera vez que sufre daños. En otra ocasión le arrancaron el brazo, y casi todas las semanas la llenan de pintadas.

Foto: ACIBU Asociación de Vecinos

Foto: ACIBU Asociación de Vecinos

La estatua de Julia de Antonio Santín, en la calle del Pez, sufrió la misma suerte el año pasado. La restauración duró varios meses y costó bastante dinero. Los actos vandálicos son frecuentes en el centro histórico de Madrid. A menudo los contenedores y papeleras y el resto del mobiliario urbano son dañados por los gamberros. Las actitudes incívicas como dejar basuras en cualquier parte, orinar en la calle, pintarrajear con firmas y garabatos las fachadas de los edificios, son habituales en las calles de Madrid.

Los vándalos actúan con toda tranquilidad porque saben que, hagan lo que hagan, les va a salir gratis. La apatía del Ayuntamiento ante estos problemas que estropean nuestra hermosa ciudad es preocupante. Ejercer la autoridad no es autoritarismo, es responsabilidad de unos gobernantes democráticamente elegidos por la sociedad para garantizar la convivencia y el funcionamiento de los servicios públicos.