Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘banco’

Cobros abusivos a las personas mayores

Por Charo Díaz Romero

Mi padre ha fallecido recientemente a los 87 años. Mi madre de 81 años de edad, bajo nivel cultural y escasos conocimientos de lectoescritura, necesita ayuda para enfrentarse a todo el maremágnum de facturas, papeles del banco, etc.

En unos días he tenido conocimiento de su situación:

Un grupo de jubilados (Archivo)

Un grupo de jubilados (Archivo)

En Bankia, donde tenían la cuenta con sus ahorros y domiciliadas sus pensiones, les estaban cobrando anualmente 40€ por una tarjeta Visa que he anulado. Posteriormente le han emitido una con las mismas utilidades y que resulta totalmente gratuita para los pensionistas.
El teléfono lo tenían contratado con Telefónica y pagaban cerca de 50€ al mes y sólo disponían de tarifa plana a números fijos nacionales. Les he gestionado con otra operadora una tarifa por la que abonan 12€ al mes con los mismos servicios.
Asimismo, reembolsaban todos los meses 3€ en concepto de alquiler por el aparato de teléfono, desde hacía más de 20 años. Cuando he preguntado a Telefónica por este aparato me han informado que su coste es de 9.95€. ¡Y ellos han pagado más de 500€ por él!

Y respecto a los suministros de luz y gas, tienen varios contratos firmados, en los que apenas se encuentran rellenas las casillas con los datos, difícilmente legibles por estar en papel autocopiativo, por lo que es imposible deducir qué tienen contratado. Preguntándole a mi madre a este respecto, sólo sabe que se han presentado en varias ocasiones de la compañía y les decían que era necesario que firmaran para actualizar su situación.
Del gas he podido conocer llamando a la compañía que tienen contratado un servicio de mantenimiento de la caldera por el que le cobran 18€ en cada factura, cuando el total de la misma ronda los 37€. Su caldera tiene un valor de aproximadamente 100€ y abonan anualmente 108€ por este servicio de mantenimiento, que también he anulado.

Además, he cancelado un servicio de “cuota fija mensual”, que tenían contratado y por el cual pagaban de gas cada dos meses 60€, aunque su consumo fuera menor (como he indicado, de unos 37€), anualmente les devolvían el resto cobrado y no consumido.
Ahora estoy con el suministro de electricidad, ya que tienen contratada una potencia fija, que creo resulta innecesaria para satisfacer sus necesidades y por el que le cobran otra cantidad desorbitada.

Mi padre era un hombre muy honesto y como tal, creía que lo eran el resto de los mortales; este exceso de confianza en el prójimo y los desmanes que esta sociedad nuestra permite a bancos, operadores de telefónica, compañías eléctricas, y demás, generan en nuestros mayores una auténtica situación de indefensión, de la que muchos se aprovechan.

Todo esto me ha llevado a pensar en lo necesario que es acercarnos a nuestros padres con tacto y con cariño, y ofrecerles nuestra ayuda en todas aquellas cosas que pensamos que “aún controlan” y de las que están siendo objeto de engaño por tantos indeseables, con el beneplácito de la sociedad.

 

La banca siempre gana

Por Jesús Muñoz Ramírez

Ahora es la época de la especulación financiera a la baja. Cualquier comprador de un piso podría pensar ilusoriamente que ha hecho el negocio de su vida comprando una vivienda por un precio con una bajada de un 25 %. Sin embargo, si la compra la financia a través de un préstamo hipotecario, gran parte de la rebaja, o más bien toda, se verá absorbida por un incremento de un par de puntos en el diferencial que los bancos están aplicando en los préstamos hipotecarios, de manera que la cantidad a pagar mensualmente es equivalente. Hipotecas

Pongamos un ejemplo sencillo. Si usted pidió hace cinco años un préstamo de 300.000 euros a 30 años al euríbor + 0,5 de diferencial, la cantidad a pagar mensualmente es la misma que si pidiera hoy un préstamo de 225.000 euros al euríbor + 2,5 de diferencial. Conclusión: la bajada de 75.000 euros se la lleva el banco simplemente subiendo dos puntos porcentuales su diferencial. Y ello con el agravante de que si usted calcula la cantidad a pagar mensualmente con el euríbor actual (que anda por los suelos) se puede llevar la sorpresa de que dentro de unos años si este indicador sube un par de puntos le llegue a ahogar.

Curiosamente, si usted acude a cualquier banco podrá comprobar que el diferencial aplicado se mueve en unos márgenes muy similares. Habría que plantearse si con esta coincidencia en el precio del dinero se estaría vulnerando lo dispuesto en el artículo primero y siguientes de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, disposición en la que se prohíben expresamente las conductas colusorias en la fijación de los precios.

Sin respuesta del banco

Por Antonio Hurtado Poyatos

¿Alguien ha oído hablar de participaciones preferentes? Es un producto bancario que… en fin, no tengo espacio para explicar. Mi madre, ya fallecida, era una anciana inválida, financieramente analfabeta y vivía a 150 km. de la oficina del BBVA gestora de sus cuentas. Le colocaron (vaya usted a saber de qué manera y dudo mucho que la orden esté firmada, pero me niegan información) una pequeña cantidad de dinero en participaciones preferentes.

En enero de 2012, acudí a una ofi70076cina del banco en cuestión y me informé sobre qué pensaban hacer con ese producto, dado el escándalo social originado. Me dijeron que la entidad había arbitrado soluciones de conversión de ése en otros productos y que el plazo había terminado justo el 31 de diciembre de 2011, pocos días atrás. En una carta correctísima, más adelante solicité en Atención al Cliente del banco que, de oficio, convirtieran ese producto de mi madre en la solución ideada por ellos. Expliqué que, si habían avisado exhaustivamente a la clientela de ese cambio, las presuntas cartas o llamadas no podían ser atendidas en un piso abandonado desde hacía siete años y en una ciudad a 800 kilómetros de mi residencia.

Al cabo de dos meses, me pidieron los testamentos. Los envié. No me han contestado. Ha pasado un año. En Atención ya no ‘atienden’ por teléfono y las cartas no las contestan. Ése es el grado de sensibilidad de este banco en su servicio de Atención al Cliente para un problema tan lancinante. Podrían habérmelo negado, pero no es de recibo este pasotismo, este silencio insultante y prepotente.

Se comen a los pobres

Por Diego Mas

El Fondo Monetario Internacional –sostenido con nuestros impuestos- dice tener como misión ayudar a los países con problemas económicos; ahora también a España, con más de doce millones de pobres, como denuncia Caritas. Pero, en plena crisis, el FMI, teóricamente una especie de Caritas Internacional, acaba de gastarse medio millón de euros –ellos dicen que “solo” algo más de un cuarto- en una enorme comilona de Navidad para sus empleados.

Más que pollos y pavos, la víctima principal de esos auténticos antropófagos han sido los pobres. Su directora, Lagarde, alabó hace dos meses las medidas “duras, pero valiente y necesarias” de Rajoy, aunque –añadió- produzcan desempleo y hagan que las familias no lleguen a fin de mes. Sigue la tradición de sus anteriores directores, como el millonario predador económico y sexual francés Strauss-Khan, y el político español Rato, que acaba de empobrecer con Bankia a millones y de arruinar el crédito de España. Y todavía hay quienes denuncian como extremistas a los que rechazan ese funesto FMI.

El Banco Central Europeo y los despidos en la banca

Por Miguel Angel Sánchez Alvarez

Resulta que leo asombrado que Bruselas aprobará los planes de saneamiento a  las cuatro entidades nacionalizadas españolas a cambio de despedir a 8.000 empleados . Y yo, y muchos españoles, nos preguntamos: ¿qué culpa tienen los trabajadores de la banca de este desaguisado emprendido por sus consejeros delegados inmunes a toda crisis? El resultado es que el BCE (capitalista al 100% ) expresa sin ninguna vergüenza ajena (y propia) que dará ayudas a la banca a cambio de más despidos en España. La consecuencia es que a la Unión Europea no le preocupa lo más mínimo el paro creciente y sin freno en nuestro país, lo único que les preocupa es que le paguemos la deuda que los mismos capitalistas han creado. ¡Nada
más! No leo ninguna crítica al respecto de ninguna corriente periodística en ningún periódico de éste país,  me parece simplemente vergonzoso que la UE nos imponga más despidos, aparte de los que el Gobierno de turno nos tiene acostumbrados a la clase trabajadora. ¡Ya está bien!