Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘facturas’

Cobros abusivos a las personas mayores

Por Charo Díaz Romero

Mi padre ha fallecido recientemente a los 87 años. Mi madre de 81 años de edad, bajo nivel cultural y escasos conocimientos de lectoescritura, necesita ayuda para enfrentarse a todo el maremágnum de facturas, papeles del banco, etc.

En unos días he tenido conocimiento de su situación:

Un grupo de jubilados (Archivo)

Un grupo de jubilados (Archivo)

En Bankia, donde tenían la cuenta con sus ahorros y domiciliadas sus pensiones, les estaban cobrando anualmente 40€ por una tarjeta Visa que he anulado. Posteriormente le han emitido una con las mismas utilidades y que resulta totalmente gratuita para los pensionistas.
El teléfono lo tenían contratado con Telefónica y pagaban cerca de 50€ al mes y sólo disponían de tarifa plana a números fijos nacionales. Les he gestionado con otra operadora una tarifa por la que abonan 12€ al mes con los mismos servicios.
Asimismo, reembolsaban todos los meses 3€ en concepto de alquiler por el aparato de teléfono, desde hacía más de 20 años. Cuando he preguntado a Telefónica por este aparato me han informado que su coste es de 9.95€. ¡Y ellos han pagado más de 500€ por él!

Y respecto a los suministros de luz y gas, tienen varios contratos firmados, en los que apenas se encuentran rellenas las casillas con los datos, difícilmente legibles por estar en papel autocopiativo, por lo que es imposible deducir qué tienen contratado. Preguntándole a mi madre a este respecto, sólo sabe que se han presentado en varias ocasiones de la compañía y les decían que era necesario que firmaran para actualizar su situación.
Del gas he podido conocer llamando a la compañía que tienen contratado un servicio de mantenimiento de la caldera por el que le cobran 18€ en cada factura, cuando el total de la misma ronda los 37€. Su caldera tiene un valor de aproximadamente 100€ y abonan anualmente 108€ por este servicio de mantenimiento, que también he anulado.

Además, he cancelado un servicio de “cuota fija mensual”, que tenían contratado y por el cual pagaban de gas cada dos meses 60€, aunque su consumo fuera menor (como he indicado, de unos 37€), anualmente les devolvían el resto cobrado y no consumido.
Ahora estoy con el suministro de electricidad, ya que tienen contratada una potencia fija, que creo resulta innecesaria para satisfacer sus necesidades y por el que le cobran otra cantidad desorbitada.

Mi padre era un hombre muy honesto y como tal, creía que lo eran el resto de los mortales; este exceso de confianza en el prójimo y los desmanes que esta sociedad nuestra permite a bancos, operadores de telefónica, compañías eléctricas, y demás, generan en nuestros mayores una auténtica situación de indefensión, de la que muchos se aprovechan.

Todo esto me ha llevado a pensar en lo necesario que es acercarnos a nuestros padres con tacto y con cariño, y ofrecerles nuestra ayuda en todas aquellas cosas que pensamos que “aún controlan” y de las que están siendo objeto de engaño por tantos indeseables, con el beneplácito de la sociedad.

 

El abuso de las eléctricas

Por Gerardo Seisdedos

Torres de alta tensión. (JORGE PARÍS)

Torres de alta tensión. (JORGE PARÍS)

Por si no fuera suficiente todo lo que hemos tenido que pagar a los bancos, y lo que seguimos pagando los sufridos ciudadanos de este país, ahora también tenemos que sufrir las abusivas tarifas eléctricas con el consentimiento del gobierno de turno que hace caso omiso al Mandato Constitucional de velar por el interés general.

Y si uno de estos maltrechos ciudadanos y cliente de una de estos oligopolios sin competencia reclama o protesta porque se siente estafado, educadamente tratan de convencerlo, con unos argumentos cuando menos falaces y engañosos, de que su factura apenas ha sido incrementada respecto al año anterior.

Pero si esto no convence al desvalido ciudadano y cliente, le ofrecen otra tarifa, con la que le prometen ‘congelar’ su factura hasta 2017 y que en la práctica supone pagar la parte no regulada un 83% más cara.

Pero da igual que el maltratado ciudadano y cliente sepa que le están engañando, no puede hacer nada y tiene que contemplar impotente como le desvalijan.

Pero, ¿qué podemos hacer con un gobierno que se pliega a sus intereses en lugar de proteger a sus ciudadanos contra los abusos de estos gigantes económicos y que se supone que tendría que protegernos de semejantes abusos?

 

Indefenso ante la factura del agua

Por Yolanda Jiménez

Imagen del Canal de Isabel II. (EP)

Imagen del Canal de Isabel II. (EP)

Mis padres tuvieron que echar mano de los ahorros de toda su vida para comprarse un piso con ascensor porque mi madre está enferma. Mientras se mudaban, el piso se quedó vacío pero un día llegó una factura de 500 euros de agua.

A mi padre le costó un mundo que le cambiaran el contador, que estaba mal, y mientras esto ocurría, llegó otra factura de 400 euros. Ahora, si no pagan, les cortan el agua y pasan a ser morosos. No pueden hacer nada.

En la Agencia del Consumidor dicen que no pueden ayudarles porque es una “empresa que no se aviene a conciliación”. El seguro no cubre la defensa contra las telefónicas, las eléctricas y el Canal de Isabel II. Los abogados les han dicho que denunciar les va a salir más caro. Y así, el Canal de Isabel II le ha robado a mi padre -un jubilado-, 900 euros de su pensión.

Fútbol: deuda de todos, castigo para algunos

Por Alexandra Santaella Benítez

Son muchas las personas afectadas por esta gran crisis, muchas las casas abandonadas y muchas las deudas no pagadas. Unas deudas que adquieren diferentes significados y diferentes consecuencias dependiendo de su deudor.

Amante, practicante y seguidora del fútbol, escribo desde una visión real, una crítica hacia una cúpula que perdona las deudas millonarias de empresas futbolísticas y condena a pequeñas y medianas empresas que tienen que pagar un 21% de IVA por adelantado de facturas no cobradas. FútbolLa UEFA ya ha condenado a aquellos que gasten más de lo que ingresen sin poder competir la siguiente temporada, como es el caso del Málaga. Constantemente estamos mirando a Europa como ejemplo de una mayor recuperación económica y social. Quizá, sólo quizá, estamos obviando las partes que no nos interesan, dicen que no hay más ciego que el que no quiere ver.

El Consejo Superior de Deportes calcula que la deuda con Hacienda del fútbol español es aproximadamente de 752 millones de euros. Pero no hay porqué preocuparse, esta deuda se saneará igual que ha sido pagada la de Bankia, Novagalicia, Catalunya Caixa y Banco de Valencia. De hecho, los ciudadanos valencianos ya se ocupan de colaborar con los 118 millones de euros a los que la Generalitat Valenciana tiene que hacer frente por avalar al Valencia CF, Elche CFy Hércules CF.

Ahora todos entendemos la causa real de la crisis que algunos políticos han defendido: “La gente se metió en hipotecas que sabía que no podía pagar”.