Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘artur mas’

Somos más y somos mejores

Por Carlos Osorio García de Oteyza

193032-944-629

Marcha en la plaza de Cataluña en Barcelona. (ACN)

Somos más los que queremos una buena relación y un entendimiento entre Cataluña y el conjunto de España que los que quieren enfrentamiento y ruptura. Somos más los que defendemos las leyes que los que quieren saltárselas. Somos más quienes creemos en un proyecto solidario que vertebre el Estado español y que asegure una justa distribución de la riqueza que quienes no quieren compartir.

Porque el proyecto estatal español es un proyecto solidario, y el proyecto independentista de algunos catalanes es un proyecto esencialmente egoísta. Nos necesitamos mutuamente.

Queremos que todos los catalanes se sientan a gusto en el proyecto español, queremos que participen en la dirección de este proyecto, algo que saben hacer muy bien. No queremos que un grupo de políticos aventureros que defienden sus propios intereses se salga fuera de la legalidad y propicie la ruptura y el enfrentamiento. Esto no se puede ni se debe permitir.

Independencia, independencia… ¿Y la Constitución y el derecho vigente?

Por Arturo Lobo

Respecto a si las personas de Cataluña seguirían teniendo la nacionalidad española, tengo que decir las cosas que no se atreven los políticos a decir.
En última instancia serán los españoles los que decidan quién es español, porque la Constitución y las leyes que se asientan en el pueblo español, han sido creadas por él y él las puede cambiar al parecer de lo que los españoles digan.

El derecho vigente avala aparentemente que los catalanes seguirían siendo españoles, pero también ampara los derechos individuales de los catalanes que no quieren dejar de permanecer bajo el paraguas de España. Y es bastante obvio que estos ‘catalanes de segunda’ o ‘españoles residentes en Cataluña’ serán relegados, sino expulsados cómo lo fueron los judíos de España, incluso los reconvertidos. Al tiempo.

Foto de Artur Mas. (ATLAS)

Foto de Artur Mas. (ATLAS)

La Constitución española es la que es y esta refrendada por todos. Afirma que España es una y todos los españoles tienen derechos individuales, inalienables por la voluntad de unos pocos, a que así sea. Tienen derecho por no decir la obligación, que sí se dice parcialmente, a que sea una. Con sus ventajas e inconvenientes, pero cada español ha decidido que esos son sus derechos individuales. Y sólo al conjunto de todos ellos les corresponde modificarlo.

Bien, supongamos que finalmente Cataluña se independiza unilateralmente por pensar que es su derecho, que se puede ‘ir de casa’ cuando quiera. ¿Concederá el señor Mas la independencia a Gerona u Hospitalet, por ejemplo, si deciden en referéndum que así lo quieren y quieren volver a España? ¿Conservarán la nacionalidad catalana? Un hijo que se va de casa cuando las cosas están mal porque cree que le irá mejor en solitario. ¿No tienen los padres y la familia el derecho a decir: ¡Vete con Dios y no vuelvas a mi casa!? Y en todo esto digo Mas, que no más, porque en este caso sería menos. Que ganas de restar cuando puedes sumar.

Rajoy, cuando le conocí no era así

Por Jorge Castaño Castillo*

Cuando nos conocimos, no era así. Aunque mi pareja nunca ha ejercido la violencia física, hace tiempo que me ha destrozado la vida. Un día volví de una entrevista de trabajo y cuando le comuniqué que no me habían dado la plaza, me gritó “¡qué te jodan!”; parece que disfruta si me ve en la miseria mientras goza de un tren de vida desmesurado. Antes en los ratos de ocio, nuestra relación era lo más importante; ahora ocupa ese tiempo en jugar al Candy Crush o en irse de clubs con una tarjeta de crédito que me ha ocultado durante años. Aun así decido continuar la relación, pero ¡no paso ni una más!

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (EFE)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)

No me permite ocuparme de la economía doméstica: me dijo que nuestro contable nos había robado parte de nuestros ahorros y que después de una denuncia este “chorizo” había acabado en prisión; las últimas noticias que me llegan cuentan que este delincuente está esquiando en los Pirineos. Sospecho que mi pareja me mintió en este asunto, revisé sus mensajes del móvil y vi que aún mantienen la comunicación. Aun así decido continuar nuestra relación, pero ¡no paso ni una más!

Envió a mi hijo mayor al extranjero prometiéndole una bonita experiencia; sospecho que le molestaba en casa porque él siempre me defendía. Por suerte tengo al benjamín en casa, el pequeño Jordi. Hace tiempo que la relación entre Jordi y mi pareja es complicada. Mi pareja ridiculiza a mi hijo en público continuamente y el 9 de noviembre del año pasado nuestro pequeño nos comunicó su intención de alejarse de nosotros. Mi pareja actuó tarde y mal. Aun así decido continuar la relación, pero ¡no paso ni una más! Esta vez es la última.

Mi pareja ha accedido a mis cuentas y me ha robado la prestación por desempleo. Parece ser que cortando mi libertad económica puede ejercer más influencia sobre mí. Aun así decido continuar la relación, pero ¡no paso ni una más! Esta vez no.

Como no le gusta que trabaje, me ocupo de las tareas del hogar y de cuidar de mi padre político. Lo hago altruistamente, siempre me ha gustado ayudar a los demás. Un día mientras cuidaba de mi suegro, contraje una de las enfermedades contagiosas más letales. Cuando la muerte se acercaba, me culpó a mí de esa situación. Con suerte pude sobreponerme, pero tuve la mala fortuna que en una de las transfusiones que se me proporcionó contraje la hepatitis C.

Como se supone que nos queremos en la salud y en la enfermedad, en la pobreza y en la riqueza, le pedí a mi pareja ayuda económica para pagar el caro medicamento y me la denegó. Prefirió usar ese dinero para dárselo a uno de sus amigos, concretamente a un amigo banquero que le ha prometido devolvérselo, pero quizás cuando lo haga, si es que lo hace, sea demasiado tarde para mí. Para colmo me cuentan que ese miserable no es de fiar: estafa abuelitos, echa a la gente de sus casas y usa el dinero prestado para pagar lencería cara a sus amantes, comer en restaurantes caros y emborracharse con champagne francés.

¡No paso ni una más! He abierto los ojos. ¿Cómo no me daba cuenta de su manipulación? Quizás a medida que perdonaba cada uno de sus maltratos, relativizaba sus nuevas torturas. Pero ahora todo ha cambiado. Ha aparecido alguien más joven, más preparado, más atractivo, más honrado y más comprometido con mis problemas. Este chico me ha devuelto la ilusión. Nos casamos en diciembre y estáis todos invitados.

* Zamorano exiliado en Poitiers (Francia).

Reflexiones tras los resultados del 9-N

 Por Carlos García Muñoz

La ilusión marca la diferencia

La ilusión mueve montañas dicen, o en el caso del pasado domingo, a más de dos millones de ciudadanos catalanes y catalanas.

Partidarios de la independencia de Cataluña (ALBERTO ESTÉVEZ/EFE)

Partidarios de la independencia de Cataluña (ALBERTO ESTÉVEZ/EFE)

Y es que hay votos y votos, y los del 9-N son en su mayoría votos con y por la ilusión. Votaron, sí, pero no con miedo, no por obligación, ni por enfado, ni con desanimo, ni resignados, no; votaron con una ilusión y una esperanza que jamás se ha sentido anteriormente en unas votaciones generales para el gobierno o políticas de cualquier tipo.

Una ilusión que reside en el corazón del votante más joven, pero también en el corazón del anciano que más penurias y experiencias ha vivido.

Habrá quien quiera hacer oídos sordos, quien querrá hacerlos callar o desanimar, pero por mucho que intenten restarle importancia, una ilusión que ha movido tal gigantesca montaña de votantes no flaqueará jamás.

————————————————————————————————–

Por María Monrabal Pacheco

No más utopías

Una vez más los españoles estamos siendo engañados por las promesas de nuestros dirigentes y como ciudadana quiero hablar y expresar mi opinión.

Esta vez los frutos del engaño se reflejan en el 9-N. Un día que para algunos de nuestros vecinos catalanes significa libertad y poder de decisión sobre su futuro. Mientras que realmente se trata otra artimaña de nuestros políticos para poder conseguir votos y apoyo al margen del bienestar de los territorios españoles.

Curiosamente, varios de los que han estado prometiendo un futuro mejor para la “Cataluña independiente” han sido los mismos que han estado estafándoles dinero.

Curiosamente, los que apoyan que Cataluña se separe de España son los mismos que saben que esta región, en caso de separarse, quedaría fuera de la Unión Europea, sin posibilidad de acceder a ningún tipo de ayuda económica exterior y sin posibilidad de disfrutar del libre comercio que el pertenecer a la UE nos brinda.

Curiosamente, los mismos que apoyan este movimiento saben mejor que nadie que bancos y grandes empresas con sede en Cataluña estarían dispuestos a trasladarse en caso de que Cataluña se separase.

Qué curioso, ¿verdad?, que aquí los “buenos” sean los dirigentes que apoyan el independentismo catalán, a pesar de que esto suponga la ruina para esta región. Mientras que los “malos” sean aquellos españoles que tratan hacerles entrar en razón y que vean las verdaderas consecuencias que tendría llevar esto a cabo.

Al margen de cualquier ideología política que tengan las personas que puedan estar leyendo esto, me gustaría que la gente se diese cuenta que un país que trabaja unido siempre será más fuerte que uno que lucha por separarse pensando que esto será una solución. Dejemos de escuchar las falsas promesas de los partidos de izquierdas o de derechas, que solo proponen utopías pero nunca llegan a realizar acciones concretas que mejoren la situación.

————————————————————————————————–
Por Teresa Marco Carreño

A propósito de cumplir la ley y otros raseros

Dos mujeres enseñan sus papeletas del proceso participativo del 9-N en Cataluña. (EFE)

Dos mujeres enseñan sus papeletas del proceso participativo del 9-N en Cataluña. (EFE)

Debido a la agitación política que últimamente sufrimos entre “Consultas, Púnicas e Impunes” estamos escuchando mucho la frase “cumplir la ley”. El señor Artur Mas, por ejemplo, no ha parado de asegurar ante los ciudadanos catalanes, que la mediática consulta del 9-N es una consulta que “cumple con la ley”.

Desde el ejecutivo sin embargo, le han instado y presionado para que “cumpla la ley” y no celebre una consulta ilegal. El mismo Gobierno que ha animado a la Fiscalía a que investigue si la cesión de colegios para la consulta podía constituir un “incumplimiento de la ley”.

Una Fiscalía del Estado mucho menos preocupada por el delito contra la Hacienda pública presuntamente cometido por la infanta Cristina en el caso Nóos, ya que, según supimos el viernes, ni la Fiscalía ni la Agencia Tributaria tienen previsto presentar una acusación. ¿No deberían estos dos organismos “cumplir la ley” y velar por los intereses de los españoles?

Por lo visto, según quién sea el agraviado o el agraviante nos encontraremos con un empeño u otro completamente diferente a la hora de “cumplir la ley”.


————————————————————————————————–

Por Jesús Bernárdez Nogales

No siento odio, sino pena

Soy madrileño, mis padres son sevillanos, mi mujer catalana, la abuela de mi padre era extremeña, la familia de mi mujer cántabra y mi mejor amigo vasco.

No siento odio por los independentistas, sino pena.

Creo que nos iría mejor todos juntos, pero juntos de verdad, dejando de lado a todos aquellos que solo miran por su beneficio e interés.

He estado varias veces he estado en Barcelona y me han tratado fenomenal, no hagáis que el fútbol sea lo que os nuble la vista y los sentimientos.

 

 

Lo que nos deja Pujol

Por Juan José Fuente

Como era de temer, tras el estallido del escándalo, surgen las reivindicaciones del “lado bueno” de Pujol, por parte de sus cómplices o de inocentes útiles. Pero no se trata aquí de un mal paso al final de una carrera honorable.

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. (ROGER SEGURA/ACN)

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. (ROGER SEGURA/ACN)

Desde el principio, siguiendo el ejemplo de su padre y transmitiendo sus manejos a sus hijos, el banquero Pujol se dedicó a actividades fraudulentas en gran escala, utilizando incluso el Palacio de la Generalitat, convirtiendo desde la cumbre a Cataluña en una de las regiones más corruptas de Europa, según denunció la misma UE aún antes del 25J. Y, encima, llevándose este “amante de Cataluña”, -para robarla, claro-, el dinero a Andorra, Suiza, Latinoamérica, etc.

Sí, y es con mucho, mucho más grave que lo de la “pela”: antológico fariseo para desgracia de todos, utilizó la política y fomentó el peor nacionalismo, -tapándose con la senyera, hoy profanada con un trapo estrellado- para ocultar sus robos.

Nacionalismo muy racista, peor incluso que el de su mujer, que supo ocultar mejor. Aunque ya en 1950 escribió que “el inmigrante es generalmente un hombre poco hecho” que, si llegara a predominar por su número “destruiría Cataluña”; fiel discípulo, pues, de Sabino Arana.

Nadie quiere separarse si no se considera superior. Desde el en principio Pujol inculcó a los suyos el: “Hoy, paciencia; mañana, independencia”.

Durante su mandato, la fue preparando para garantizar su impunidad. Con mentiras, educó a muchos jóvenes, ahora al mando, en el odio a España dividiendo a la misma a la sociedad catalana, hoy al borde del precipicio por su fiel continuador Mas, también defraudador confeso y penado, quien, como otros, espera con la independencia escapar de rendir cuentas ante la Justicia de su comportamiento público.

¿Y Mas no sabía nada?

Por Juan Sánchez Manrubia

Artur Mas anuncia que Pujol renuncia a sus privilegios. (Andreu Dalmau / EFE)

Artur Mas anuncia que Pujol renuncia a sus privilegios. (Andreu Dalmau / EFE)

Van saliendo a la luz los trapos sucios del ‘pujolismo’ y surge una pregunta: ¿Mas no sabía nada? Fue durante décadas la mano derecha de Jordi Pujol, su preferido y elegido a dedo, de lo cual se presume confianza.

Además Artur Mas entró en la Generalitat precisamente como conseller de Obras Públicas, es decir, encargado de la gestión y contratación de las obras de la Generalitat.

¿Nunca supo nada del famoso 3% que pagaban las empresas constructoras? Y más adelante pasó a hacerse cargo de las finanzas como conseller de Economía. ¿Tampoco vio nada extraño en el dinero que salía del gobierno catalán en la época dorada de los Pujol?

O bien tenemos como presidente de la Generalitat a alguien muy despistado o bien sabe más de lo que cuenta. Tanto en un caso como en el otro, debería dejar el cargo.

Sobre Jordi Pujol

Por Luisa Martín Belmonte

Pacto de no agresión

Un “pacto de no agresión” ha habido siempre entre los diversos gobiernos españoles y Jordi Pujol, a cambio de que “frenara el separatismo”.

¡Tan tontos han sido nuestros gobernantes! ¿Quién era el ingenuo que iba a creer que se frenaba el separatismo, cuando en las escuelas de Cataluña se estaban sentando las bases para que los ciudadanos sólo utilizaran el catalán, estudiaran una historia tergiversada y que encerraba odio a todo lo español, en donde se les ha inculcado que España es la base de todos los males de Cataluña, justamente lo que ha dado fruto durante estos últimos 35 años, con una generaciones surgidas al albur goebbeliano, generaciones de pan y zanahoria que ha dicho siempre “sí”, sin pensar los pros y los contras a todo lo que ha dicho el capo Pujol?

Todos los gobernantes han tenido conocimiento de los negocios de la familia Pujol y, como capo mafioso, ha ido cerrando bocas, y todos han callado y han otorgado, con lo que son tan culpables como él de la situación a que se ha llegado y de los millones que estos individuos han robado a todos los españoles.

—————————————————————————————————————————————————–

Por M. Llopis Piferrer

Pena por un ladrón

Contra lo que supone Mas, yo también siento pena por Jordi Pujol, como por cualquier otro delincuente. Pero me parece fatal que haya declarado en público que siente por Pujol “pena, compasión y un dolor muy grande sin añadir de inmediato –por justicia y como Presidente-que le duele mucho más aun lo que le nos ha ocurrido a los muchos millones de víctimas de sus enormes delitos económicos, sociales y morales, no pocos de ellos ya en los tribunales.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el expresidente Jordi Pujol. (Alberto Estévez / EFE)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el expresidente Jordi Pujol. (Alberto Estévez / EFE)

Mas nos menosprecia, calificando esos actos de meras “debilidades, como cualquier otra persona”, como Pujol los hubiera podido cometer siendo un mero particular, y ensalza en cambio “sus grandes activos”; es decir, intenta engañarnos de nuevo, como si todo se redujera a un “un asunto privado”, y no el reventón de la tapadera de una incontenible cloaca, como muestra la reacción de los ciudadanos y de las instituciones, e incluso de su mismo partido.

Mas no es tonto, pero no puede decir otra cosa para intentar defenderse y separar su caso del de su “padre político“, que le nombró para Presidente, y del que fue durante muchos años Consejero de Hacienda, involucrado, e incluso su padre, en los “estupendos negocios” privados… de todo decoro que emprendí, abusando de su poder político, el clan Pujol.

———————————————————————————————————————————————————-

Por José Antonio Pozo

Víctimas y victimarios

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha dicho que siente –entre otras cosas- compasión por quien fuera su padre político Jordi Pujol (me imagino que Artur Mas quería decir su padre en política, porque en castellano el padre político es el suegro).

Pues bien, que yo sepa, se siente compasión de la víctima, no del victimario; esto es, se siente compasión de quien le han infligido un daño, no de quien lo perpetra.

¿Y ahora qué?

Por Fernando Guerrero

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE).

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)

El señor Rajoy ha declarado en Barcelona que no habrá consulta ni independencia en Cataluña mientras él sea Presidente. Así de tajante se ha mostrado sobre el proyecto soberanista impulsado por Artur Mas y ERC aludiendo al artículo 2 de la Constitución sobre la indisolubridad de la nación.

Y yo le pregunto al señor Más, ¿y ahora qué? ¿Va a seguir en su negativa de cumplir con lo que establece la Constitución, y seguir sin explicar a los ciudadanos la verdad sobre una posible independencia, como el pago de pensiones, la deuda pública, la salida de la UE, etc?

Después de casi tres años de Gobierno perdidos por sus ansias de poder, que no de solucionar los problemas de Cataluña, ya es hora, señor Mas, de dejar de gastar más dinero en la consulta y la independencia. Abandone este proyecto que no le lleva a ninguna parte, y evite otro descalabro electoral de su partido, dedíquese a crear empleo, a adelgazar la administración pública e imponer la austeridad en su Gobierno. ¡Que no seamos solo los ciudadanos los que paguemos la crisis y sus proyectos sin futuro!

Si quiere realizar la consulta proponga un referéndum donde voten todos los españoles y así podrán saber en Cataluña quién está a favor o en contra de la independencia. Es la única forma legal para hacer una consulta. Deje de crear falsas expectativas independentistas a los ciudadanos de una vez, que este tema ya empieza a hacerse insoportable para los que queremos ser catalanes y españoles.

Los verdaderos partidarios de CiU no somos separatistas

Por Pedro García

Artur Mas. (JORDI BEDMAR)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas. (JORDI BEDMAR)

De celebrarse hoy elecciones en Cataluña, el partido de Oriol Junqueras sería el que más crecería y rozaría el empate técnico con CiU según las encuestas recientes que se han realizado después de darse a conocer la pregunta y la fecha de la consulta separatista, lo que confirma que las decisiones de Artur Mas aceleran el suicidio político de su formación y entregan el liderazgo del nacionalismo a los radicales de ERC. En cualquier otro partido o país del mundo, tal conducta sería “recompensada” con la expulsión fulminante de su autor. Autor que primero lanzó un órdago y lo perdió, ahora lanza otro y… puede ser el suicidio de su formación política.

Muchos que durante años hemos votado a CiU nos estamos planteando dejar su anterior centrismo. Y es que muy pocos de los verdaderos seguidores de CiU (más los de U), de entrada, no somos separatistas.

Felicidades, Rubalcaba

Por Pablo D. Escolar

Creo que es la primera vez que observo en el jefe de la oposición un gesto de cordura y sensatez. Pero la verdad es que me alegra y para él es un éxito mayor del que le puedan dar los gallineros que montan en el Congreso o sus pasillos a diario para desacreditar todo lo que hace el gobierno: lo bueno, lo malo y lo regular. Tenga usted por seguro, sr. Rubalcaba, que su decisión de estar junto al gobierno en materia de defensa de la legalidad y contra la aventura y el desatino de los políticos catalanes le dará muchos más votos que sus dislates contra los muchos aciertos de nuestro gobierno.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en una reunión con el presidente catalán, Artur Mas, y el líder del PSC, Pere Navarro. (EFE / ARCHIVO)

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en una reunión con el presidente catalán, Artur Mas, y el líder del PSC, Pere Navarro. (EFE / ARCHIVO)

Pero la situación a la que han llegado los políticos independentistas no es algo que se les haya ocurrido ahora: lo venían gestando desde hace muchos años, desde que Tarradellas se retiró de la política, y preparando con la manipulación educativa desde entonces, y que les conducía irremediablemente a esto; el control de la información (recordemos el cierre de algunos medios), la imposición del catalán en todas las situaciones, etc. Todo esto fue consentido por los gobiernos centrales, para no complicarse la vida, sabiendo a donde les iba a llevar; desde Felipe González, José M. Aznar y luego muy acentuado su apoyo por Zapatero, todos por acción u omisión han colaborado en el desatino independentista, del que Artur Mas (Arturo Mas hasta el año 2000), el pelele de Junqueras, no sabe ni cómo salir.