Entradas etiquetadas como ‘stop motion’

Una animación que te devuelve al poder imaginativo de la infancia

Las animaciones del artista Guldies tienen la plástica de un juego infantil. Evocan la imaginación que convierte a los objetos inanimados en secuencias de acción; juega con los auténticos materiales nobles, como la plastilina, la tela o la cartulina, en el momento en que cobran vida al chasquear los dedos. Y todo gracias a la técnica del stop motion, como en este vídeo que se titula Going Fishing.

Lee el resto de la entrada »

‘Woody’, el muñeco sin dedos que suspira por ser pianista

El maniquí articulado había sido siempre una simple herramienta del artista, hasta que en el siglo XX las vanguardias lo elevaron a obra de arte en sí mismo. El surrealismo le otorgó el estátus de personaje, Giorgio de Chirico lo escogió como símbolo, Man Ray lo fotografió como a un ser humano. Aunque inexpresivo, la frialdad del modelo se adentraba en el subconsciente del espectador, que tenía vía libre para decidir cómo quería interpretar la presencia del muñeco.

“Sus sueños son grandes… Pero están casi fuera del alcance de sus manos”, así se podría traducir la frase con que los autores de Woody resumen la historia del protagonista del mismo nombre: un muñeco articulado de dibujo que desde pequeño desea, más que nada en el mundo, ser pianista.

Lee el resto de la entrada »

‘Apetitosos’ balones y guantes de boxeo: la charcutería de mentira de PES

La 'charcutería' de 'Submarine Sandwich'

La ‘charcutería’ de ‘Submarine Sandwich’

En la charcutería añeja y encantadora las vitrinas guardan los productos listos para venderse al peso, con carteles pinchados, en lonchas o en generosos trozos. Aunque la gama de colores rojizos abre el apetito, cuando se muestra de cerca la mano del tendero deslizándose en el interior de los estantes, surge la confusión: lo que parecían salchichones y carnes curadas resultan ser guantes de boxeo, pelotas de fútbol americano y otros objetos incoherentes.

Al convertirlos en lonchas se produce la magia: de la cortadora surgen tapetes rosas de papel, parches de tela… En el caso de un ajado guante de béisbol, salen pequeños y estilizados guantes de cuero.

En Submarine Sandwich (Sandwich submarino) el director de cortometrajes y animador PES —que sigue sin revelar su nombre real— vuelve a conseguir que salivemos con lo que no se puede comer, jugando con la percepción y descontextualizando objetos de un modo deliciosamente infantil.

El autor (al que ya me había referido antes en este blog) continúa así ampliando las posibilidades de un universo culinario de mentira iniciado con Western Spaghetti (Espaguetis del Oeste) —un plato de gomas elásticas de colores con un sofrito de cubo de Rubik, un billete de un dólar y algunos dados— y Fresh Guacamole (Guacamole Fresco), que ostenta el título de ser el cortometraje de menor duración que ha sido nominado a los Oscar.

PES consiguió la financiación para este último proyecto de animación stop motion en noviembre, con una campaña de Kickstarter en la que recaudó casi 49.000 dólares (aproximadamente 41.500 euros). Esta vez para abrir el apetito de los donantes, ha grabado también un cómo se hizo en el que habla de Submarine Sandwich como de su proyecto más ambicioso, el primero para el que ha tenido que construir un escenario completo.

“Lo que realmente me gusta de la animación stop motion es que todo lo que hay ante la cámara es real, no hay trucos digitales, todo es 100% creíble porque se trata de objetos y de un medio fotográfico”, cuenta en la grabación, que desvela cómo él y un ayudante juegan con cada elemento para “domarlo” y hacer que se comporte como ellos desean.

Helena Celdrán

920 lápices de colores bailando

La canción es del último disco de Hudson, el nombre artístico del primerizo músico australiano Travis Aulsebrook. Se llama Against The Grain (algo así como Contra la corriente) y urge al cambio ante el peligro de quedarse estancado en un estado de crisis existencial. Pero, espero que el artista me perdone, no es de la cancioncilla de lo que quiero hablar.

A veces la idea más sencilla es la más efectiva. 920 lápices de colores y 5125 fotos. Eso es todo lo que ha hecho falta para desarrollar un sencillo videoclip en stop motion (la vieja técnica de animación foto a foto) que salió hace cosa de una semana y no para de ganar fans en Internet.

El autor es Jonathan Chong (alias Dropbear), que se dedicó pacientemente a alinear, desnivelar, sacar punta, amontonar y cruzar lápices con borrador incorporado y pinturas sin estrenar. Para cambiar de paso de baile utiliza sacapuntas, borradores y papeles que se entrometen en la trayectoria de los lápices-flecha. La vertiginosa  coreografía alude en ocasiones a la letra de la canción y otras veces se limita a imitar los punteos de la guitarra o las líneas del bajo.

Para quien quiera curiosear más, aquí hay un vídeo del cómo se hizo.

Helena Celdrán