Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Entradas etiquetadas como ‘Ron Perlman’

La tragedia ‘shakesperiana’ de Sons of Anarchy

AVISO: Spoilers de toda la serie

Todo el mundo conoce la historia de Romeo y Julieta. Ya sea por haber leído la obra de Shakespeare, haberla presenciado representada en teatro o ballet, o por ver una de sus incontables adaptaciones al cine. De una manera u otra, más de época u optando por el futurismo, la esencia de la tragedia es inalterable. Siempre nos sonará al dramaturgo británico, aun con ligeras modificaciones. E incluso incorporando un tercer personaje determinante cuando se acerca el final y la confusión de Romeo termina por acabar con su vida y la de Julieta. Las modificaciones suelen provocar suspicacias, pero a veces se acierta. Sons3

Eso es lo que ha hecho Kurt Sutter con el final de la sexta temporada de Sons of Anarchy, como él mismo ha admitido: una revisión de una de las obras cumbre del teatro en la que ha cambiado todas las piezas. Y donde la fatalidad ha sido igual o más lacerante y cautivadora con respecto al original. La muerte de Tara (Maggie Siff) a manos de una Gemma (Katey Sagal) ignorante de lo que estaba ocurriendo en realidad, supone uno de los mejores homenajes al teatro isabelino que he visto jamás. Una facilidad para maravillar y destrozar al espectador que solo atesoran en la actualidad la serie de FX y su creador.

Sons6Esta sexta entrega de los moteros de Samcro puede haber sido la mejor de todas. Quizá sí, quizá no. Depende del efecto que haya causado en cada uno cualquiera de las temporadas. Pero simplemente con que nos planteemos que una serie pueda presentar su mejor cara tras seis emitiéndose dice mucho de ella. Ese honor está reservado para las privilegiadas, esas que pasarán a la historia y a la categoría ‘de culto’ por lo que han ofrecido a lo largo de su vida en pantalla. Y ésta es una de ellas.

¿Por qué es tan buena Sons os Anarchy? Las respuestas son miles, pero también puede ser ninguna. La mía la tengo clara: porque te deja sin palabras. Nunca sabes qué va a pasar. Puedes intuir algunas situaciones, claro, como ocurre en todas. Su virtud es que la mayoría de cosas que ofrece no te las esperas por ninguna parte. Como ejemplos tenemos el asesinato de Galen (Timothy V.Murphy). Me entraron escalofríos, y tuve que volver atrás porque no me lo creía. Tampoco se podía prever la manera tan brutal en la que Gemma iba a asesinar a Tara, ahogada y apuñalada en la cabeza con un tenedor de dos dientes. “Quería que fuese algo típico de Gemma, no del estilo del club”, ha dicho Kurt Sutter al respecto en una de las múltiples entrevistas que ha concedido tras este final de temporada tan espeluznante.Sons5

Lo que realmente le faltaba a la serie era un escándalo que trascendiese a la televisión. La matanza en el colegio a manos de un niño que emplea una de las armas con las que Jax Teller (Charlie Hunnam) y los Sons trafican ha supuesto el primer gran dolor de cabeza para Kurt Sutter. Ni toda la violencia explícita acumulada durante estos seis años ha llegado a indignar tanto en EEUU como el final del primer episodio. Con la matanza de Newtown ya alejada en el tiempo, se podía esperar que el asunto pasase más desapercibido. Pero cómo va a ocurrir eso en el país más remilgado del mundo. En lo que no han caído es en el poco abuso que se ha hecho en los guiones sobre el tema. Solo al principio y al final, con la oferta de Jax de entregarse a cambio de la libertad de Tara, se vuelve a abundar más en el tema. Una muestra de respeto, a la vez que de inteligencia para evitar críticas, por parte de Sutter.

Sons2Sobre el que más ha repercutido lo ocurrido en el colegio ha sido Nero (Jimmy Smits). Su evolución ha sido en realidad una regresión. Volverá a meterse en líos por su recién estrenada enemistad con Jax por considerarse engañado. Lo que nos va a dar mucho juego y momentos todavía más trágicos, especialmente si se entera de qué ha pasado con Gemma. La otra transformación ha sido la de Juice (Theo Rossi). Su reacción al final, asesinando a Eli (Rockmond Dunbar) para proteger a Gemma, plantea varios escenarios. Pero si te pones a pensarlo no se te ocurre cómo se desarrollaría cada uno. ¿Huirá, ahora que sabe que Jax le quiere eliminar? ¿O qué hará?

Parece que el capítulo final engulle a los otros 12. Y es que han pasado tantas cosas… A los líos de mafias o bandas habituales se sumó un personaje dantesco como Lee Toric (Donal Logue), que transgredía hasta en una serie como ésta. Su final estaba cantado, pero no por eso fue menos dramático. Al menos se puso fin al sufrimiento de Otto. Sin embargo, lo mejor ha sido el regreso a la televisión de CCH Pounder, como la fiscal Tyne Patterson. Se la echaba de menos desde The Shield.Sons1

Todo lo anterior compone la estructura de una de las mejores series de la historia; quizá la mejor del año. Y es que Sons of Anarchy está a la altura de Breaking Bad. Una equiparación que no va en detrimento de ninguna de ellas, más bien al contrario: refleja lo buenas que son. Solo estas dos me han provocado sensaciones de auténtica impotencia, de las que se meten en tu cabeza y no las concibes por injustas que son. O simplemente porque te dejan helado con todo lo que ocurre al no verlo venir por ningún lado. Como ya apunté tiempo atrás, Breaking Bad tuvo un final perfecto, como The Shield. Y Sons of Anarchy va a seguir esa estela cuando termine en su séptima temporada en 2014.

Sons7Mientras llega el momento del adiós, nos queda esperar. Nada va a ser igual. Ya no está Clay (Ron Perlman), que tanta importancia tenía en las tramas, y cuya muerte resultó inesperada dado que siempre se libraba. Tara también se ha ido. Y Jax se está convirtiendo en lo que más odiaba (según Kurt Sutter, esta es la razón de que se entregue a la policía por la matanza del colegio). Lo mejor de todo es que no sabemos qué va a pasar. Aquí anticipas lo que ocurre dos segundos antes, y solo en el 40% de las ocasiones. El otro 60% es sorpresa e impacto. ¿O es que alguien se esperaba lo de Opie?

Veneración al motero de Sons of Anarchy

¿Existen las series outsider? Es un debate que con la importancia que está adquiriendo el género habría que plantear. Antes de nada, queda claro que estar emitida por una televisión norteamericana con unos datos decentes y en horario de máxima audiencia arrebata toda posibilidad de poder ser calificada como independiente. Pero sí es posible estar alejada de todo el show televisivo americano de una forma aun estando en boga: siendo ignorada por los galardones ‘importantes’. Bajo la etiqueta de apestada de las ceremonias de Armani y Versace sobre alfombra roja. Y todo ello a pesar de tener millones de seguidores en todo el mundo y ser el programa más visto de tu cadena. Eso es Sons of Anarchy.

Sons4

No soy tan hipster como para alegrarme de que a los moteros de Samcro (siglas de Sons of Anarchy Motorcycle Club Redwood Original) no se les concedan premios en los Emmy o los Globos de Oro por el simple hecho de que “así la serie la conoce menos gente y no se vuelve mainstream“. Eso es una tontería. Al revés, creo que a las cosas magníficas, en este caso un producto televisivo, deben ser conocidas por cuanta más gente mejor. Porque todos merecemos conocer que existen series tan redondas para poder verlas. Y es que no hay mayor síntoma de carencia de inquietudes que enfadarse porque algo de lo que solo tú conoces su existencia pasa a dominio público. La falta de eclecticismo en varios sectores es patente. Todo por una querencia por la exclusividad que resulta falsa e inviable.

Era imposible que SOA no trascendiese. Algo tan bueno no iba a correr la mala suerte del ostracismo televisivo. Ya solo con su creador, Kurt Sutter (guionista de The Shieldque también es el pupas de su propia criatura en su rol de Otto), y dos de sus protagonistas, Katey Sagal (Matrimonio con hijos) y Ron Perlman (Hellboy, o casi todas las películas de Guillermo del Toro), la difusión estaba asegurada. Y ya cuando ves el primer capítulo te queda claro que algo así, tan distinto y visceral, es necesario.

Sons2Y es que a mí jamás se me ocurrió la idea de un grupo de moteros que fuesen más allá de la mala fama que se les otorga de por sí. Que sean traficantes de armas y tengan escarceos con el narcotráfico y la prostitución les hace ser mucho más que cualquier club de amantes de las Harley’s. La novedad está en esto: en que están al nivel de bandas violentas de mafiosos italianos, negros, chinos, sudamericanos, nazis… Estereotipos que no sobran, ya que se muestran necesarios para el devenir la serie. Porque sin los enfrentamientos entre crews nada sería lo mismo. Sin pasar por alto su relación con el IRA, que se entremezcla en la historia sin resultar forzada y le añade un punto de mayor drama especialmente en la tercera temporada.

SOA regresó este martes a las pantallas de FX y volvió una vez más a batir récords de audiencia. Estos buenos datos serían una simple consecuencia de su calidad si no fuera por la polémica que ha acompañado a este primer episodio de temporada desde hace un tiempo. Todo por una escena violenta muy en consonancia con algunos sucesos que desafortunadamente se siguen repitiendo especialmente en Estados Unidos. Y hasta aquí diré para no spoilear.

Sons1

¿Qué es SOA? El mejor drama sobre el crimen en un contexto de actualidad que existe. ¿Supera a The Shield? Creo que sí. ¿Es la mejor serie de la actualidad? Para mí, sí. ¿Más que Homeland? Sí, porque creo que esta última, aunque desprende calidad por todas partes, está un poco inflada por la buena prensa que tiene. ¿Es Jax Teller (Charlie Hunnam) uno de los héroe-villano más carismáticos que se han creado nunca? Sin duda. ¿Va a afectar a la ficción que su protagonista vaya a protagonizar 50 sombras de Grey? Puede, al menos en lo referente a atraer espectadores. Aunque gran parte del público de los libros de E.L. James no es el tipo de audiencia que venera a los moteros de Charming.

Haciendo el paralelismo (in)evitable, el sexo es otro activo para muchos personajes de la serie, como Gemma, Tig o Nero. Y si nos ponemos poéticos, la desnudez de muchos personajes a lo largo de los episodios, como el propio Jax, además de Clay, Tara o Chibbs, no ha hecho más que enriquecerla temporada a temporada.

Sons3La parte de acción y de violencia está completamente justificada y atrapa al instante. En cuanto al trasfondo dramático, especialmente el de la vida de Jax, hay veces que resulta cansino. Está muy bien seguir el ejemplo de tu padre y escribir cartas a tus hijos para que las lean en el futuro. Que el protagonista de SOA sea un nihilista que insta a creer solo en uno mismo no está de más, e incluso es aceptable. Que odie y quiera a su madre por momentos también, en ocasiones es hasta normal. Que quiera desahacerse de su padrastro Clay, pues también. Pero como siga aumentando el nivel de trascendencia corre el riesgo de que algunas escenas acaben resultando tan insoportables como las películas de Lars Von Trier.

Sons of Anarchy es tremenda. Parece que nadie está a salvo, y cuando le llega el óbito, puede ocurrir de la forma más inesperada. Está llena de sorpresas, como ocurrió en el final de la tercera temporada o en algunos momentos de la quinta. Te estremece con situaciones en las que no puedes más que llorar por la crudeza con la que son expuestos.

Le quedan solo dos temporadas más (la que se emite actualmente y otra). Alargarla sería un error, ya que sigue mejorando y se marchará por la puerta grande. Y parece complicado lograr retener más a Charlie Hunnam ahora que va a ser el nuevo sueño erótico de miles de personas en todo el mundo cuando se convierta en Christian Grey. Qué coñazo de libros, por cierto. Al menos nos quedará para compensar la brusquedad de Gemma Teller y los prontos violentos de Tara.

DISCLAIMER: Todas estas referencias al hipsterismo, moderneo, eclecticismo, etc., responden a que ayer estuve en el Dcode. Y allí tuve que ver y soportar lo que no hay escrito. El postureo no ha muerto, os lo aseguro. Vaya tela. Y viva Foals.