BLOGS

Escaparate de las mejores acciones publicitarias del momento y una picota pública de las peores

Archivo de la categoría ‘Gráfica’

La ‘operación bikini’ queda censurada

Mrs. Brief: Iba yo el otro día caminando por la calle camino a la oficina muy contentita hasta que paso por un Starbucks en cuyo escaparate había un muffin gigantesco que parecía que llevaba mi nombre dibujado con las pepitas de chocolate. Miro para otro lado, me tapo los ojos pero, finalmente, caigo en la tentación. Y no sólo eso, sino que además me decanté también por un Frappuccino, siempre light, para compensar un poco. Después de gastarme casi ocho euros en el desayuno salgo por la puerta con la cabeza bien alta hasta que  veo la voz de mi conciencia representada en una gráfica de H&M en la que aparece un mujerón restregándonos su cuerpo de infarto, sus vacaciones paradisiacas y un tono de piel que ni yo he conseguido en mi época de estudiante con cuatro meses de vacaciones.

Mr. Brief: ¿De qué va esto, querida? Todo menos una operación bikini, por favor, que tu sufrirás de hambre pero créeme que el estrés al que me sometes fruto de tu ansiedad es mucho peor. Y te digo otra cosa, esa campaña de H&M a la que parece que alabas ha sido denunciada por la asociación sueca contra el cáncer porque podría incitar a la tanorexia con esas fotos en las que tapando la cara a la modelo parecería el cuerpo de una mujer negra y no, no se trata de una hipérbole. Menos dietas y más ejercicio, sin Photoshop, como la campaña sobresaliente con la que nos deleitó Nike hace unos años criticando el circo mediático que se ha hecho de la cirugía:

Mrs Brief: ¿”Suda el jamón pa’ que te pongas bombón”? Hay quienes saben velar por su negocio de una forma ingeniosa. Aún así, desde mi punto de vista, sobra por lo menos un minuto y medio del video pero, eso sí, es mucho más divertido que campañas anteriores de la marca basadas en enseñar los musculitos de macizos del deporte. Con todo y pese a todo, me quedo sin duda con el anuncio de Campofrío “Alimentando a otro modelo de mujer”, en el que las señoritas como yo nos sentimos más identificadas que con unas bailarinas de élite haciéndole la competencia a Missy Elliot:

Mr. Brief: Aquel 8 de mayo se me cayó el mundo cuando encontré el Marca convertido en una revista con connotaciones femeninas, pero no te voy a negar que la campaña es brillante. Entre “Cómicos” y esta acción me están dando hasta ganas de comerme un paquete entero de pavo. Seguro que así, nuestro colega bloguero Juan Revenga se sentiría muy orgulloso de mí.

Titulares polémicos que pasean por Gran Bretaña

Mrs. Brief: Querido, anonadada me hallo con estos británicos.

Mr. Brief: ¿Qué has visto ahora, querida? La cultura anglosajona siempre ha sido de tus predilectas…

Mrs. Brief: Y precisamente por eso te diré que no hay nada que más me guste que un anuncio consiga no dejar indiferente al público y, para bien o para mal, lo que se ha podido ver estos días en las calles de Londres ha sido de lo más comentado.

Mr. Brief: ¿Polémico al estilo de los famosos anuncios del mítico Oliviero Toscani que encumbraron a la marca Benetton a icono de defensora de los derechos humanos?

Mrs. Brief: En este caso, todo comenzó con un cartel emplazado en 1000 autobuses que así decía: “Algunas personas son homosexuales, ¡acostúmbrate!” y que ha estado recorriendo la City de norte a sur. Imagínate el revuelo que ha causado…

Mr. Brief: Sí, ya sé a qué campaña te refieres. También conozco el desenlace, y es que unos días después, el líder de un grupo cristiano homófobo anunció que se tomaría la revancha. Y así sucedió. Al final, la historia se tornó en un tema político, y hasta el alcalde se vio involucrado, puesto que la asociaciónn cristiana responsable de la publicidad declaró a los medios que la autoridad del transporte de la ciudad (el propio alcalde) había aprobado el contrato del espacio publicitario y, por tanto, el contenido de la publicidad con el lema: “¡No gay! post-gay, ex-gay y orgullo gay, ¡supéralo!”.

Mrs. Brief: Efectivamente querido, por una vez tu interés político ha puesto en común nuestros gustos.  Finalmente la campaña anti gay nunca llegó a ver la luz, a pesar de que la imagen del alcalde ha quedado notablemente dañada de cara a las próximas elecciones a la alcaldía de Londres del 3 de Mayo.

Mr. Brief: ¿Sabes lo más curioso? Que para determinados grupos gay la publicidad debió haber circulado, pues se trata de defender el derecho de la libre expresión de ideas. Además, también señalan que el hecho de prohibir que se diga algo se convierte en un incentivo a la hora de que la campaña tenga mayor impacto.

Oreo,100 años cayendo en la tentación

Mrs. Brief: He de reconocer que siempre he sentido especial predilección por las galletas Oreo. Sin duda, por ellas, y por el mantra de los 3 pasos (primero las abres, después te tomas la crema del medio y a continuación las mojas en leche) me salto mi inconsistente dieta macrobiótica y lo que haga falta.

Mr. Brief: Muy bien querida. Soy consciente de tus pequeñas y dulces escapadas nocturnas a la cocina pero, ¿se puede saber a qué viene esta declaración de amor hacia unas galletas con manual de uso propio?

Mrs. Brief: Aunque no te lo creas, no tiene nada que ver con mi dieta calórica. Se trata de la última campaña de la sonada marca de galletas que, desarrollada por la agencia estadounidense Draftcb y titulada “Celebrate the kid inside”, me ha resultado de lo más entrañable. Resulta que para celebrar su 100 aniversario, Oreo ha presentado una serie de piezas gráficas donde se realiza un original recorrido por diferentes acontecimientos históricos en los que las populares galletitas toman el protagonismo.

Mr.Brief: Centrémonos, ¿no crees que la agencia que ha desarrollado esta acción se ha inspirado en las campañas de LEGO que recrean con las famosas piezas objetos que identifican a la marca? Hace poco hablábamos de su campaña minimalista basada en este mismo concepto, y rebuscando en mis archivos he encontrado este anuncio de hace más de 10 años donde podríamos hacer el ejercicio de las 7 diferencias.

Mrs. Brief: Tienes razón querido, tanto el concepto como el diseño es muy parecido. Sin lugar a dudas, en la publicidad como en la moda todo vuelve y, si no, alguien se encarga de copiarlo para revivirlo.

El minimalismo también cautivó a LEGO

Mrs. Brief: Querido, a pesar de que no se haya convertido en un éxito viral (todavía), la agencia alemana Jung von Matt ha elaborado una mini campaña para LEGO, “Imagine”, que me ha golpeado por su sencillez y potencia. ¡Es una de esas cosas que no puedo dejar de compartir! Y más aún si tenemos a nuestro servicio todos los medios disponibles para hacerlo omnipresente.

Mr. Brief: Efectivamente, querida, se muestra cómo con imaginación, talento y sobretodo paciencia, se puede construir cualquier cosa con LEGO. A primera vista, puede ser una idea arriesgada si no se conocen bien a los personajes. De hecho, al principio he llegado a pensar que trataban de emular unas pilas, pero en poco tiempo he empezado a ver a Los Simpson, Los Pitufos, Pato Donald, South Park… La agencia puede lucir petulante el éxito cosechado, ya les tocaba después de los cuestionables trabajos que marcan su portfolio.

Mrs. Brief: El concepto creativo es bastante simple: aquellos personajes de la infancia que muchos vivieron o viven, se traducen al lenguaje de LEGO. Es el mundo donde todo es posible. Me ha llamado la atención el detalle de que sean tan reconocibles, a pesar de que a ti te haya llevado más de un intento. Querido, creo que estás mayor…

Mr. Brief: Más allá de tu comentario, la idea de “imaginar” funciona muy bien a nivel comercial por apelar a la imaginación del espectador, como propuso Nike con su “just do it”. No esperaba menos de LEGO, nos tienen acostumbrados a ideas muy ingeniosas. Estas son por las que siento devoción:

 

Mad Men, la gráfica de la insurrección

Mrs. Brief: ¿Te acuerdas que hace cosa de un mes hablamos de cómo las pintadas de la campaña “Más por menos” del Metro de Madrid habían inspirado a ciudadanos neoyorkinos que graffitearon el cartel de promoción de la serie de televisión Mad Men?

Mr. Brief: Sí me acuerdo, querido, pero no te olvides de matizar que esa conversación fue fruto de mi labor de investigación y mi lectura de medios impresos y digitales así como de mi puesta al día en los últimos reclamos publicitarios.

Mr. Brief: Menos flores, querida, y vayamos al grano. Como intentaba contarte, esa campaña vuelve a estar en boca de muchos a raíz de que hayan llovido quejas que acusan que el cartel es insensible a las víctimas del 11-S por su gran parecido con la fotografía “Falling man” que Richard Drew tomó el día de los atentados.

Mrs. Brief: Y la pregunta es, ¿por qué ahora? Me refiero a que la campaña lleva vigente más de un mes y no entiendo a qué viene esta controversia cuando hace apenas unas semanas todos estaban tan contentitos haciendo dibujos que recreaban escenarios ficticios en torno al personaje.

Mr. Brief: El póster promocional estuvo presente en estaciones de metro y paradas de autobús un mes y, desde hace unos días, como consecuencia de que la fecha de lanzamiento de la quinta temporada de la serie es inminente, lo han colocado en las fachadas de muchos edificios de gran altura. El nuevo emplazamiento ha generado este escalofriante debate, motivado por un artículo en la revista Esquire y seguido por la opinión ciudadana divulgada a través de blogs y redes sociales.

Mr. Brief: No creo que este revuelo haya sido creado de manera consciente, ¿no? El creador de la serie, Matthew Winner, es fanático de las películas de Hichcook, lo que desde un punto de vista subjetivo podría explicar el parecido del cartel con una película clásica. Además, aquellos que sigamos la serie, por supuesto me incluyo, podemos interpretar que es una parábola sobre lo que vivirá el protagonista en los próximos capítulos.

Mr. Brief: Graffitis, polémicas, rebeldía en las redes sociales, artículos de opinión… Tiene pinta de que alguien va a salir herido. Veamos en que acaba esto…

Mad Men graffiteado

Mrs. Brief: ¿Quién dice que la publicidad no inspira? En algunos casos actúa como una fuerza que despierta los instintos creativos de las personas.

Mr. Brief: ¿Esta filosofada es porque es viernes y tus ideas están de capa caída?

Mrs. Brief: Todo lo contario, querido. Como deberías saber, después de un año y medio, vuelve a las pantallas la serie que ha causado furor en todo el mundo: Mad Men. Para promocionar en Estados Unidos el estreno de la quinta temporada han colocado esta campaña en el metro de Nueva York:

Mr. Brief: Después de ver esto, puedo pensar dos cosas. La primera, que no tenían suficiente dinero para poder permitirse una impresión a todo color y, la segunda, que toda su imaginación se la han gastado en escribir el guión de la serie.

Mrs. Brief: El caso que nos atañe es lo gracioso que resulta cómo muchos viandantes del metro han pintado la campaña como lo que hicieron muchos españoles en el Metro de Madrid. Algunas son toda una obra de arte…

Mr. Brief: Queridos lectores, tras ver esto me gustaría que valoraseis quiénes son más creativos a la hora de graffitear una campaña en el metro, ¿los españoles o los estadounidenses?

Metro de Madrid se rebela ante Autocontrol

Mr. Brief: Indignación social, movimiento en las redes sociales, más de 24.000 firmas recogidas, ¿a qué te sugiere esto, querida?

Mrs. Brief: No lo sabía hasta que has dicho 24.000 firmas, ¡me lo has puesto en bandeja! Me hablas del supuesto “Más por menos” del Metro de Madrid, ¿verdad?

Mr. Brief: Efectivamente, ayer por la tarde se produjo un punto de inflexión cuando Autocontrol, un organismo privado que regula la publicidad, ha dictaminado  que la campaña de Metro de Madrid es “parcialmente engañosa” porque las prestaciones que cubren los billetes de las ciudades que se comparan pueden llevar a la confusión de los usuarios. ¡Y todo por la denuncia de un particular!

Mrs. Brief: Supongo que el hecho de que esta campaña haya generado tanta repercusión  en todos los medios españoles durante más de un mes habrá ayudado y mucho a la voz de esa persona que dices que denunció la artimaña publicitaria del suburbano. Afortunadamente, parece que por fin se está haciendo justicia con esta campaña.

Mr. Brief: Justicia relativa porque, primero, el dictamen no es vinculante ya que Metro de Madrid no ha reconocido la competencia del Jurado de la Publicidad de Autocontrol y, segundo, porque fuentes de la compañía han confirmado que no retirarán la campaña hasta que finalicé el plazo que tenían previsto.

Mrs. Brief: ¿Pero cómo pueden tener tanto morro? Es obvio que el poder adquisitivo de las ciudades con las que se hace la comparación –París, Nueva York, Estocolmo, Berlín, Amsterdam, Oslo y Londres− es infinitamente superior al que tenemos en España.

Mr. Brief: Respecto a la omisión en el anuncio de los salarios mínimos en cada país, que los detractores de la campaña califican de treta publicitaria, Autocontrol asegura que no supone un engaño. Desde Metro de Madrid “respetan” la decisión de este organismo pero defienden que la campaña es informativa aunque, en mi opinión, precisamente lo que hacen es desinformar. A pesar del descontento de la voz ciudadana, podemos estar todos tranquilos ya que en palabras de la consejera de Presidencia, Regina Plañiol, “España es uno de los países más felices del mundo”.

“Más por Menos”, el despropósito de Metro de Madrid

Mrs. Brief: Me resulta curioso que aún no me hayas mencionado nada acerca de “Más por Menos”, el famoso eslogan de la nueva campaña de Metro de Madrid.

Mr. Brief: Quizás es porque he intentado borrar de mi mente lo antes posible semejante error de una marca tan importante como es Metro de Madrid. No entiendo cómo no han sido conscientes del riesgo que corrían al lanzar una campaña de este tipo apelando al buen precio del metro tan sólo unos meses después de subirlo un 50% y encima atreverse a hacer una comparativa con los precios del suburbano en otras ciudades en las que, ni por asomo, viven la situación que atravesamos en España.

Mrs. Brief: Totalmente de acuerdo contigo. Lo que en realidad me ha gustado de la metedura de pata de Metro de Madrid ha sido la respuesta de los ciudadanos en las redes sociales e incluso en los propios soportes publicitarios del metro en contra de este sinsentido y expresando, a golpe de rotulador, verdades como puños. Además de estas protestas, se ha iniciado una auténtica contracampaña que pide la retirada inmediata del famoso “Más por menos” a través de una web.

Mr. Brief: Si te soy sincero, lo que más me fastidia de todo  esto es que la campaña me huele a herramienta política, algo que no favorece para nada a una marca tan fuerte y solida como es esta. Claro que es necesario seguir haciendo publicidad que transmita las bondandes de este medio de transporte en Madrid y nadie puede negar que es uno de los mejores del mundo, por eso me parece un error lamentable que la nueva campaña ponga en el ojo del huracán  el único “pero” que tiene el metro: su reciente subida de precio.

Mrs. Brief: Bueno, eso de que es el único pero del metro…no sé si lo usuarios habituales de este medio de transporte estarán de acuerdo contigo, pero, volviendo al tema, me gustaría  recordarte la campaña “El Madrid de Filipinas”, obra de la agencia McCann Erickson. Eso sí que es  un buen ejemplo  de cómo “vender” Metro de Madrid.

Mr. Brief: Querida, admiro cada día más tu capacidad para recordar las buenas campañas de publicidad, pero permíteme aportar un pequeño apunte y es que últimamente Metro de Madrid acumula polémica tras polémica en cuanto a publicidad se refiere.  Hace unos días anunció el desistimiento del procedimiento de adjudicación de su cuenta de medios para la difusión de sus campañas publicitarias tras detectar “la existencia de errores en el procedimiento de notificaciones en el proceso de adjudicación”, según explicaban desde la compañía.

Mrs. Brief: Despropósito tras despropósito…

Érase una vez un hombre a un sujetador pegado

Mrs. Brief: Acabo de alucinar. Los grandes almacenes holandeses Hema han lanzado una campaña para uno de sus sujetadores utilizando un modelo masculino.

Mr. Brief: ¿En serio? Pero si la imagen tiene que ser horrible…

Mrs. Brief: Así sería si se tratara del típico macho ibérico, pero el protagonista de la marca es un modelo de 20 años llamado Andrej Pejic con apariencia andrógina.

Mr. Brief: Qué curiosa la iniciativa querida, supongo que habrá generado todo tipo de comentarios…

Mrs. Brief: Desde luego, ha conseguido gran repercusión mediática y las imágenes de la campaña han corrido como la pólvora por las redacciones de infinitas partes del mundo. Según  han explicado a los medios los responsables de la campaña, han elegido a un hombre como imagen del sujetador para demostrar el aumento de talla que garantiza esta prenda incluso en pechos  inexistentes.

Mr. Brief: Me dejas de piedra querida. Una idea bastante arriesgada pero he reconocer que muy brillante a la hora de transmitir al público las bondades del sujetador. Lo mismo esto de cambiar el género de los consumidores habituales de un producto en las campañas publicitarias se convierte en tendencia y vemos a Bono de U2 anunciando productos de higiene íntima con aplicador.

Mrs. Brief: Cuando quieres, eres de lo más vulgar. A pesar de ello me molestaré en comentarte que Pejic ya se ha vestido anteriormente con ropa femenina, en concreto lo hizo para los desfiles de Jean Paul Gaultier y Vivienne Westwood.

Mr. Brief: Pues sí que está explotando bien este chico su aspecto andrógino. Casi igual que Rosy de Palma su nariz.