Escaparate de las mejores acciones publicitarias del momento y una picota pública de las peores

Entradas etiquetadas como ‘post-gay and proud’

Titulares polémicos que pasean por Gran Bretaña

Mrs. Brief: Querido, anonadada me hallo con estos británicos.

Mr. Brief: ¿Qué has visto ahora, querida? La cultura anglosajona siempre ha sido de tus predilectas…

Mrs. Brief: Y precisamente por eso te diré que no hay nada que más me guste que un anuncio consiga no dejar indiferente al público y, para bien o para mal, lo que se ha podido ver estos días en las calles de Londres ha sido de lo más comentado.

Mr. Brief: ¿Polémico al estilo de los famosos anuncios del mítico Oliviero Toscani que encumbraron a la marca Benetton a icono de defensora de los derechos humanos?

Mrs. Brief: En este caso, todo comenzó con un cartel emplazado en 1000 autobuses que así decía: “Algunas personas son homosexuales, ¡acostúmbrate!” y que ha estado recorriendo la City de norte a sur. Imagínate el revuelo que ha causado…

Mr. Brief: Sí, ya sé a qué campaña te refieres. También conozco el desenlace, y es que unos días después, el líder de un grupo cristiano homófobo anunció que se tomaría la revancha. Y así sucedió. Al final, la historia se tornó en un tema político, y hasta el alcalde se vio involucrado, puesto que la asociaciónn cristiana responsable de la publicidad declaró a los medios que la autoridad del transporte de la ciudad (el propio alcalde) había aprobado el contrato del espacio publicitario y, por tanto, el contenido de la publicidad con el lema: “¡No gay! post-gay, ex-gay y orgullo gay, ¡supéralo!”.

Mrs. Brief: Efectivamente querido, por una vez tu interés político ha puesto en común nuestros gustos.  Finalmente la campaña anti gay nunca llegó a ver la luz, a pesar de que la imagen del alcalde ha quedado notablemente dañada de cara a las próximas elecciones a la alcaldía de Londres del 3 de Mayo.

Mr. Brief: ¿Sabes lo más curioso? Que para determinados grupos gay la publicidad debió haber circulado, pues se trata de defender el derecho de la libre expresión de ideas. Además, también señalan que el hecho de prohibir que se diga algo se convierte en un incentivo a la hora de que la campaña tenga mayor impacto.