BLOGS

LOS APUNTES DE ECONOMÍA PRÁCTICA Y FAMILIAR de Joan F. Domene

Sacyr-Repsol, la nueva pareja de baile

Sacyr-Vallehermoso ha decidido seguir los pasos de otras grandes constructoras y acaba de anunciar que ha comprado el 9,236% de Repsol YPF, la otra joya de la corona del sector energético español, por 2.855,6 millones de euros. Y al parecer pretende llegar al 20% en los próximos meses. Se trata de una compra de acciones amistosa de la que ya existían rumores la semana pasada y que llega tras las entradas sucesivas de Acciona en Endesa y de ACS en Iberdrola.

La noticia ha sido bien recibida por el mercado –Repsol ganó al cierre de la Bolsa un 4,55% y Sacyr un 1,65%– y seguramente por los propios directivos de la petrolera, sobre la que pesaba la amenaza de una posible entrada hostil de algún inversor extranjero. La operación, además de confirmar el creciente interés de las gigantes del ladrillo por el mercado energético, ha llevado al Ibex a un nuevo máximo histórico, pero eso ya es menos novedoso.

Recordemos que, a principios de 2005, Sacyr-Vallehermoso ya intentó sin éxito tomar una participación importante del BBVA, pero sus planes se vincularon con un intento de sacar de la presidencia a Francisco González, que accedió a la misma tras la fusión de BBV y Argentaria por su proximidad al entonces gobernante PP.

2 comentarios

  1. Dice ser Juan

    ¿ Y esto no se puede interpretar como un intento de control de Repsol por la pronta pérdida de control del PSOE sobre La Caixa? ,está claro que las elecciones catalanas, exceptuando este año próximo que contaran con más inversión que el resto de los españoles por su “cara bonita” conlleva el control de Caixa y eso le gusta a todos los políticos, sobre todo por sentir el poder en sus manos con Repsol, Gas Natural, Aguas de Barcelona ( Acsa-Agbar-Adeslas) etc…Con las últimas licitaciones en mano se puede comprobar la buena sintonia del gobierno con Sacyr y Accciona, y los favores se pagan 😉

    17 Octubre 2006 | 6:00

  2. Dice ser Jose Luis

    Sigo en la línea del autor al decir que no es caprichosa coincidencia el interés del sector de la construcción en el energético. Una vez más parece que España se cierra en un “no parar” de gigantescas operciones corporativas por liderar mercados sectoriales, cuando no deberían haber descuidado, (aunque de forma deliberada por parte del gobierno), las posibilidades que quedan más allà de los Pirineos.

    23 Octubre 2006 | 12:27

Los comentarios están cerrados.