BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Keith Richards… y yo

Anoche en el patio del CCCB en una sesión de “Gandules”, que es cine de verano diferente; con tumbonas y películas fuera de circuito. Anoche en el patio del CCCB, ‘Gimme Shelter’: un magnífico documental de 1970 sobre la gira de los Rolling Stones por EEUU el año anterior, que terminó con un multitudinario concierto gratuito en Altamont (San Francisco), donde además actuaron los Flying Burrito Brothers y Jefferson Airplane (reverencia: los Jefferson Airplane).

Los Rolling en directo (¡qué guapo era Mick Jagger!) y los Rolling (muy stoned) en el estudio de montaje de las imágenes del concierto en Altamont, para el que utilizaron a los Angeles del Infierno como personal de seguridad y donde uno de los espectadores murió apuñalado. A manos de uno de esos Ángeles. Angelitos…

Hell’s Angel: They told me, if I could sit on the stage so nobody climbed over me, I could drink beer till the show was over.

Dos escenas memorables del concierto final:

– un Ángel del Infierno golpea accidentalmente al cantante de los Jefferson Airplane, y lo deja inconsciente sobre el escenario

– los Rolling comienzan a tocar ‘Simpathy for the devil’ y tienen que parar porque los espectadores de las primeras filas han empezado a pelearse a muerte – literalmente. Mick Jagger increpa al público y le pide que se calme, mientras Keith Richards, que no se ha enterado de nada, sigue a lo suyo, tocando. Mick Jagger sigue hablando con el público y se gira para pedirle a Richards que pare. Richards sigue tocando. Mick grita a los asistentes Who’s fighting and what for? y a Richards: ‘STOP, KEITH, STOP!‘ ¡Qué grande, Keith!

Keith Richards y yo

Yo tuve un jefe cuya hermana trabajaba como abogada en un importantísimo bufete español, uno de cuyos clientes eran los Rolling Stones cuando viajaban a España. En una de las últimas visitas de los Stones a nuestro país, la hermana de mi exjefe tuvo que encargarse del caso Rolling, que consistía, exactamente, en personarse en el aeropuerto de Torrejón, hacerse cargo de “la maleta de las medicinas” de los Stones y sacarla de allí sin trámites aduaneros.

Supongo que lo que la hermana de mi exjefe llevó en la mano, lo llevó puesto Keith Richards después.

Grados: 3º

8 comentarios

  1. Dice ser hulla hop

    Aiiiiiiisssss cuanta droga, cuanta lujuria y cuanto rock’n’roll hemos sembrado por el camino… nino nino.sorry, es la edad;)

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Herr R.

    ¿Reiner Werner Fassbinder?

    25 Agosto 2006 | 14:05

  3. Dice ser carlos

    ¡MAGNÍFICO ARTÍCULO! ¡Maravillosos vídeos! ¡Muchas gracias, Bob!

    25 Agosto 2006 | 14:06

  4. Dice ser Herr R.

    Es Rainer, no Reiner. Sorry…

    25 Agosto 2006 | 14:12

  5. El martes de la semana pasada subía las escaleras del Prado hartíta del montaje Picassiano que han montado en’deshonor’del malagueño (lo del Reina es aún más triste, mucho bombo y nada nuevo). Para despejar mi cabeza empecé a caturrear ‘I can`t get now…’ Y voilá, allí estaba Keith dirección Las meninas rodeado de chicas con ojeras y sin sujetador. ¡Qué viejo estás hijo!

    25 Agosto 2006 | 20:36

  6. Dice ser carlos

    Es curioso como Mick ha pasado de ser un icono sexual a ser el tipo más feo del rock and roll (hablo desde el punto de vista generalístico, del común de los mortales) ¿será que nos recuerda al cómico ese de aquí, ese tal Calatrava?

    25 Agosto 2006 | 21:00

  7. Dice ser Una observadora

    ¡Qué bien,Bob, pero qué bien lo haces!Un placer leerte.

    26 Agosto 2006 | 13:39

  8. Dice ser C.

    Es igualito que Judit Masco

    28 Agosto 2006 | 22:33

Los comentarios están cerrados.