BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Cómo lograr que tu perro camine a tu lado sin tirar de la correa

Lo veo con cierta frecuencia, personas que más que pasear a sus perros son arrastrados por ellos, con los riesgos que entraña, desde una luxación de hombro a que el animal se libere y quede suelto en un sitio o situación peligrosa.

También hay pequeños perritos tirando como desesperados con la lengua fuera y jadeando angustiosamente. Ahí la persona no corre peligro, pero para el perro no es muy saludable. Y en cualquier caso no es precisamente agradable pasear de semejante manera, sea el perro grande o pequeño.

Es uno de los problemas más frecuentes a los que se enfrentan los dueños de cualquier tipo de perro, pese a que las razas que han sido utilizadas tradicionalmente para tiro son más proclives a comportarse así.

Hay collares que pueden suponer una ayuda: para los perros más pequeños pueden estar bien los arneses, no porque así no vayan a tirar, pero sí pueden ayudar a evitar que se hagan daño. Para los perros más grandes, capaces de llevar a remolque a sus amos si se lo proponen, a mí me gusta un tipo de collar que se coloca en la cabeza, al modo de las cabezadas de los caballos, que se llama halti.

Puede que al principio el perro proteste, pero su uso no les va a hacer daño y nos va a ayudar a controlar la fuerza que ejerce sobre la correa, que con la cabeza va a ser mucho menor que con el cuello o el cuerpo. Se puede combinar, como en la imagen que muestro, con el collar convencional para enseñarle mejor, haciendo uso del halti solo cuando es preciso. Y una vez comprendido cómo se debe pasear, se puede prescindir de él.

En cualquier caso, con lo que hay que combinarlo siempre con enseñarle a pasear sin tirar a base de constancia y paciencia. También con cariño y firmeza, que no son conceptos incompatibles. Es decir, lo que siempre hay que hacer aunque no busquemos el apoyo del halti o de otros collares creados con el mismo propósito, es tomarse muy en serio el adiestramiento para que aprenda a no tirar de la correa.

¿Cómo hacerlo? Es sencillo: hay que premiar con caricias, buenas palabras, juguetes o incluso comida si camina junto a nosotros sin tirar. Y cada vez que tire hay que pararse. Hay expertos que recomiendan hacerle sentarse y esperar hasta que se tranquilice. Cuando ya esté tranquilo, incluso aburrido, y sin ánimo de tirar, seguiremos avanzando. Otros dan media vuelta, como veréis en el primer vídeo. Algunos se detienen y dice “no“. Los cambios de rumbo también pueden funcionar. Si vuelve a tirar a los dos pasos, toca volver a detenerse. Si avanza sin tirar hay que felicitarle. Que esté pendiente de nosotros es preferible a que esté buscando estímulos en su entorno. Independientemente del método elegido la idea es que interiorice que tirando no va a llegar al sitio que desea, y que el aprendizaje sea en positivo, sin hacerle sentirse mal.

Los primeros paseos en los que lo pongamos en práctica pueden eternizarse, pero si no nos rendimos, antes de lo que parece el perro se acostumbrará a caminar al lado como es debido. Y para que sea efectivo cuanto antes lo ideal es que siempre se obre así, o siempre que se pueda. Por parte además de todas las personas que lo pasean.

Más allá de pasear aplicando el método, también podemos establecer jornadas concretas para trabajarlo. Buscamos un lugar tranquilo, en el que no haya mucho estímulo que pueda despistarnos, y nos ponemos a premiar su buen comportamiento y hacerle ver cuando no está paseando bien.

Yo siempre he obrado así con mis perros. No obstante, hay más métodos y más matices en ellos. Lo que es común a todos los recomendables es que opten por enseñarles en positivo (insisto porque es importante), reconociéndoles su buen comportamiento, más que obligarles o tirar de refuerzo negativo. También tienen todos en común la paciencia y la constancia (sé que me repito de nuevo, pero es que es lo que toca).

Os dejo algunos vídeos:

En este se parte de que al perro ya le hayamos enseñado a estar sentado y atento a nuestro lado previamente:

Sinceramente creo que hay tres cosas que todo perro debería saber: sentarse cuando se lo piden, caminar junto sin tirarnos de la correa y responder a la llamada.

De todas formas, incluso el perro mejor educado puede encontrar puntualmente un estímulo que le haga querer acercarse y producir ese tirón con tracción a las cuatro patas. Nunca debería llevar la correa alguien que no tenga la suficiente fuerza como para poder afrontar ese tiron sorpresa.

Si permitimos que un niño, nuestro hijo o hijo ajeno, pasee a nuestro perro, que es algo que a los niños les suele gustar y piden con frecuencia, y nuestro perro les sobrepasa en fuerza, hay que estar muy pendientes de ellos, bien cerca en todo momento. También conviene explicarles que si notan un tirón, suelten la correa. Mejor eso que verse de cara en el suelo.

A mi sobrina le paso siendo muy pequeña. Llevaba a Troya cuando yo aparecí, de improviso, doblando la esquina. Troya vino con entusiasmo a saludarme haciéndola caer. Ahora, con ocho años, continúa feliz paseándola pero sabe bien que hay que soltar si tira.

Romano es un perro que llegó a la Asociación ddevida hace varios años y ya es un veterano en la protectora. Aún no ha encontrado un hogar.

Todos quiénes conocemos a Romano no entendemos cómo aún no ha llegado la suerte a él puesto que es un perro estupendo con un carácter inmejorable siempre alegre atento y divertido. Se lleva bien con otros perros, machos y hembras; le encanta jugar a la pelota y la compañía humana, con los niños lo pasa bomba. La vida sedentaria que lleva en el chenil en que vive hace años le ha hecho coger algunos kilos de más, pero es un perro al que le encanta pasear y vivir en familia le dará la actividad que necesita y que no puede tener ahora. Romano es de enero de 2012 y puede convivir con cualquier familia responsable que quiera brindarle una oportunidad.

Se encuentra en Utrera (Sevilla).

Contacto: adopciones@ddevida.org

26 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Collar de pinchos

    Magnífico artículo y muy útil.
    Aunque me sorprende que no aluda a un artilugio sensacional para evitar los tirones se trata de un collar que lleva pinchos por la parte interior mientras el perro está tranquilo no se hace daño pero claro si pega un tirón se clava los pinchos en el cuello y le duele y así aprende que no hay que tirar sin necesidad

    09 septiembre 2018 | 9:10

  2. Dice ser Flipante

    Como aprender a collejas o pellizcos, el dolor nunca fue un buen maestro.

    09 septiembre 2018 | 9:32

  3. Dice ser Irene

    Hola, sé de lo que habla este artículo porque a consecuencia de un tirón paseando a mi perrete he padecido una tendinitis en un hombro.La desesperación de no poder pasearlo me hizo pagar porque estuviera fuera mientras me recuperaba, probar muchos tipos de collares y leer un montón.Recomiendo el arnés tipo East Walk, este tipos es el que tienen el enganche de la correa en la parte pectoral.El resto de los collares, o se acostumbran con el tiempo y dejan de ser efectivos o les pueden provocar problemas de tráquea o cervicales.

    09 septiembre 2018 | 11:02

  4. Dice ser Patetico

    Que pena de blog…

    09 septiembre 2018 | 11:04

  5. Dice ser Xavier Flipante

    Cómo que el dolor no fue nunca un método adecuado de aprendizaje?
    Fíjate en el entrenamiento que reciben los perros y demás animales en los circos luego los vemos en la pista haciendo monerías y nos reímos mucho pero la forma en la que aprenden esos comportamientos que son antinaturales es con dolor físico.
    Y no solo en los circos la inmensa mayoría de las mascotas tienen comportamientos con sus dueños que son absolutamente contrarios a su naturaleza como darles besitos en la boca etcétera etcétera eso se consigue mediante no el dolor físico pero cons traumas psíquicos
    Sin duda alguien diga que exagero vamos a tomar un ejemplo los caballos que son una de las mascotas más valorada si más bonitas… el caballo obedece al jinete porque le duele el freno en la boca le duele al tirar de las riendas y le duelen los fustazos y las espuelas

    09 septiembre 2018 | 11:16

  6. Dice ser Cris

    De ninguna manera hay que educar a los animales maltratandoles. Yo tengo perro y he tenido toda la vida. Perros muy bien educados con cariño, amor y paciencia. Respecto de los animales maltratados en circos es lo mas horrendo que existe junto con la tauromaquia. Defendamos a quienes ni tienen voz y nos dan tanto a cambio de nada.

    09 septiembre 2018 | 11:29

  7. Dice ser Solomillo

    # Dice ser Collar de pinchos
    Lo hace desde el minuto 1: nada de refuerzos negativos, que tengan que ver con dolor o castigo. Estos collares se llaman “collares de castigo”

    09 septiembre 2018 | 11:37

  8. Dice ser Miguel

    El Easy walk es igual de eficaz que el halti y molesta mucho menos al perro, que además, puede agachar la cabeza para olisquear rastros, que es lo que más les gusta cuando salen a pasear.

    09 septiembre 2018 | 11:56

  9. Dice ser Beatriz

    El halty hace daño a las cervicales del perro y algunos llegan a la clínica con heridas en el hocico. Me parece muy mal que lo pongan en éste artículo como algo bueno para controlar al perro, no sé quién ha escrito el artículo, pero se ha lucido… Los perros se educan con refuerzo positivo, siempre premios y muy importante que pueda soltar energía acumulada,a un animal que no hace el suficiente ejercicio no se le puede exigir que pasee tranquilo y correctamente.
    El easywalk que sugiere Miguel es el mejor collar antitirones que existe en el mercado y facilita mucho el trabajo de educar al perro en el paseo.
    Sobre lo del collar de pinchos SIN COMENTARIOS…

    09 septiembre 2018 | 12:06

  10. Dice ser Perrito

    A lo mejor la correa tendría que ponérsela el familiar del perrhijo. El perrhijo tiene más derechos.

    09 septiembre 2018 | 12:42

  11. Dice ser Cris si que tienen

    Cómo que no tienen voz nuestros pequeños Animalitos?
    Serán los tuyos porque los míos tienen y ladran y maullan y el loro hasta dice tacos

    09 septiembre 2018 | 13:15

  12. Dice ser Collar de castigo o de premio

    El nombre de collar de castigo es altamente tendencioso e intolerante.
    Es una manifestación evidente de collar fobia.
    El collar puede ser de castigo o de premio según como se mire. Es cierto que cuando el perro lo lleva puesto y tira cuando no debe y se clavan los pinchos se fastidia bastante y no le gusta. Pero cuando luego se lo quitas el animal se queda de lo más feliz entonces lo consideraríamos como un collar premio.
    A nuestros pequeños amiguitos a veces hay que enseñarles a comportarse a base de palos porque sino no aprenden. O no aprenden lo suficientemente deprisa que algunos son bastante tontos. Pero los palos todos los entienden.
    Pregúntale a cualquier pastor.

    09 septiembre 2018 | 13:18

  13. Dice ser iñaki

    Aquí como en todo tenemos que lidiar con la desinformación y los prejuicios.

    Los haltis son efectivos con algunos perros pero no con todos. Su problema es que molestan en exceso como lo haría un bozal y limitan sus movimientos hasta el punto de impedirles que olisqueen su entorno (cada vez que agachan la cabeza les cerramos la boca). Tampoco podemos utilizar una correa extensible que le dé más libertad. Si son mal utilizados y le volteamos bruscamente la cabeza le podemos ocasionar una lesión grave en las cervicales. Fijaros cuando veáis un perro con un halti cómo apenas huele el suelo. Una faena.

    Los easy walk o arnés antitirones que están ahora muy de moda como herramienta “amable”, limitan el movimiento natural del perro y se ha demostrado que pueden provocar lesiones muy graves en los miembros anteriores, sobre todo en perros que corren o hacen ejercicio.

    Los collares de “castigo” como los “estraguladores”, los collares y correas de lazo o los mal llamados collares de pinchos (son de punta romo y es imposible que se claven a no ser que seamos unos bestias y se lo pongamos muy apretado, como podría pasar con un simple collar antiparasitario que también se clavan si están muy apretados) , tienen muy mala imagen pero ni por asomo perjudican tanto como se ha difundido. Muchos perros no lo necesitan pero para otros que tienen más fuerza y son menos dúctiles, son la herramienta ideal para que puedan ser controlados. Son collares que se utilizan para corregir de manera puntual en una zona de su cuerpo adaptada a soportar mordiscos, no se usan para castigarles de forma permanente, y paradójicamente, a pesar de todo lo que dicen, ocasionan menos lesiones que los arneses antitirones y no limitan tanto su libertad ni resultan tan molestos como los haltis.

    09 septiembre 2018 | 15:04

  14. Dice ser iñaki

    Para Dice ser Beatriz..

    No estás actualizada. Los arneses antitirones pueden provocar lesiones muy graves. Se han realizado estudios muy serios que demuestran que su uso puede llegar a ser muy perjudicial.

    Si trabajas en positivo deberías ser consecuente con tu doctrina y no utilizar esta herramienta.

    09 septiembre 2018 | 15:10

  15. Dice ser Hala! Iñaki me apoya

    Los collares de pinchos son buenísimos que lo ha dicho Iñaki así que hala Solístos fastidiar os.

    09 septiembre 2018 | 15:16

  16. Dice ser Dog free

    Estoy en el Parque de Atracciones de Madrid un lugar maravilloso dónde está rigurosamente prohibida la entrada a los perros eso significa que te puedes tumbar en el césped sin temor a confraternizar con los pises y las cacas de nuestros queridos amigos.
    Ojalá cunda el ejemplo

    09 septiembre 2018 | 15:17

  17. Dice ser Atados a la fragoneta

    Bien atados al parachoques trasero con un cordel y así hacen ejercicio y no se escapan

    09 septiembre 2018 | 15:36

  18. Dice ser iñaki

    Para Dice ser Irene

    Hay mucha desinformación al respecto y la mayoría provienen de fuentes muy poco fiables. Los perros lazarillo de raza labrador que son perros muy sensibles para facilitar su adiestramiento, se han adiestrado toda la vida con collares “estranguladores” y no sufren ningún problema de tráquea.

    Las protectoras caninas utilizan correas de ahogo para rescatar perros e impedir que se escapen por miedo. Que yo sepa no conozco ningún perro rescatado que tenga problemas de tráquea.

    Para tu información los collares de cuero o de tela comunes y corrientes, pueden producir los mismos problemas a pesar de que no ahogan. La explicación es bien sencilla. Cuando se oprime la tráquea de manera continuada la sangre no irriga los tejidos y se pueden necrosar. No tiene nada que ver con el ahogo sino con la presión que ejerce el collar por su mala utilización, siendo esto algo muy excepcional.

    Con respecto a los collares de “pinchos”, lo primero de todo, NO SON PINTXOS, son de punta romo y vienen protegidos con gomitas, es imposible que por un tirón por muy fuerte que sea se clave las puntas del collar. Se puede comprobar cuando dos perros se pelean que se muerden a matar y luego vemos su cuello y no tienen nada. Para los que comparan el cuello del perro con el nuestro, que prueben a ser mordidos por un perro en el cuello y luego comparen.
    Un collar de “pintxos” sólo se clava cuando se lo ponemos muy apretado, y lo mismo ocurre con cualquier collar, bozal, halti o arnés si se lo ponemos muy apretado durante un tiempo, y ocurre porque se necrosan los tejidos epiteliales y musculares por falta de riego sanguíneo.

    Al final, la desinformación y el prejuicio resultante de humanizar a nuestros perros, sea cual sea la herramienta que utilicemos, les acaban perjudicando y maltratando.

    Un saludo

    09 septiembre 2018 | 15:39

  19. Muy buenos trucos! Aunque también puede ayudar a domestica a un perro una jaula para perros y más cuando son muy pequeños.

    09 septiembre 2018 | 15:50

  20. Dice ser iñaki

    Para Dice ser Hala! Iñaki me apoya…

    No es que lo diga yo, es que mucha gente que quiere a sus perros con locura, los utiliza y no les ocasiona ningún problema.

    Otra cosa es que tengas un galgo o un podenco, pues evidentemente son perros de piel muy fina, muy sensible, y sería muy poco ético ponerles un collar de PUNTAS.

    Ahora, igual que pones a caldo a los collares de PUNTAS y te consideras animalista (yo también lo soy, por cierto), podrías hacer lo mismo por los Easy Walk y los Haltis que está demostrado no son inocuos y pueden causar lesiones muy graves.

    Si aplicamos el sentido común, al final llegamos a la conclusión que cualquier cosa que le pongamos mal al perro, al no estar su naturaleza adaptada para usar estas herramientas, le puede perjudicar de manera más o menos grave. Por ejemplo, un perro con predisposición a patologías en las articulaciones le puede resultar nefasto un Easy-Walk y sin embargo un collar de PUNTAS ser algo inocuo.

    Creo que cerrarse en banda y guiarse por el prejuicio no les hace ningún favor.

    Un saludo

    pd: repito, yo también soy animalista y soy incapaz de pisar una hormiga.

    09 septiembre 2018 | 15:51

  21. Dice ser Con clavos afilados

    Un collar de castigo que se precie debe llevar clavos afilados y oxidados

    09 septiembre 2018 | 17:55

  22. Dice ser AZULMARINOCASINEGRO

    Desearía denunciar el facismo y sectarismo de este 20min. Solo dejan opinar los comentarios afines a sus ideas y omiten/censuran los que no coinciden con los que ellos/as desean. Censura progre-feminista-fascista

    09 septiembre 2018 | 18:32

  23. Dice ser Azul etcétera...

    Diríjase que el nivel de psicopatia de un blog animalista es difícil de superar. Pero tu comentario demuestra hasta qué punto siempre es posible superarse.
    No te ha faltado más que tildar al blog de anarcofascista.
    Bueno lo dicho al fondo hay sitio en esta jaula de locos que es el animalismo.
    Aunque un poquito de razón sí que llevas no hay que olvidar que las primeras leyes en contra de la viviseccion las aprobaron los nazis efectivamente los nazis fueron los primeros animalistas.

    09 septiembre 2018 | 22:52

  24. Dice ser Con petardos

    He observado que la inmensa mayoría de los perros tienen un miedo atroz a todo lo que sean explosiones ya se trate de truenos ya de petardos de feria.
    No importa que la explosión sea de muy baja intensidad les produce un pánico espantoso.
    Un buen método de aprendizaje por lo tanto es llevar en el bolsillo esos pequeños petardos que llaman bombillas que estallan al tirarse contra el suelo.
    Cada vez que el perro haga lo que no debe le castigaremos asustando le con uno de estos petardos.

    09 septiembre 2018 | 22:55

  25. Dice ser Los cazadores

    Conseguimos que nuestros perros nos obedezcan sacándoles los ojos y arrancándoles la piel a tiras.
    Todo el mundo lo sabe somos unas bestias sedientas de sangre.
    Odiamos la naturaleza y deseamos exterminar hasta el último ser vivo con nuestros disparos

    09 septiembre 2018 | 23:16

  26. Dice ser Una animalista violenta

    http://www.deia.eus/2018/09/10/sociedad/euskadi/golpea-a-un-agente-al-ser-requerida-por-llevar-suelto-un-perro-peligroso

    Así son en realidad la mayoría de los animalistas gentuza muy dada a la violencia aunque ellos siempre alardeen de lo contrario

    10 septiembre 2018 | 15:51

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.