BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

¿Qué hacer si te encuentras a un animal abandonado?

Es algo que me preguntan con relativa frecuencia, y siempre digo que hay una respuesta corta y una larga. La corta es sencillamente “complicarte la vida”.

Sí, si te encuentras un animal abandonado lo que hay que hacer, si se quiere obrar de un modo ético, es complicarse la existencia. Aparcar planes, dedicar tiempo, tal vez dinero, para sacar a ese animal de esa situación. Implica comerte tú ‘el marrón’ en mayor o menor medida de que algún desaprensivo obró de forma mezquina o directamente malvada. Pero es que la otra opción es mirar a otro lado, hacer como que no has visto, seguir con tus planes intentando convencerte de que ya llegará otro que sabrá ayudarle mejor, que no estará abandonado sino que tiene un dueño que le deja andar libre por ahí, que en realidad no estás seguro de lo que has visto. Y esa alternativa antepone la comodidad a la humanidad, el egoísmo a la bondad.

Uno es lo que uno hace, no lo que uno dice o cree de sí mismo. Si se quiere seguir el camino correcto no se debe dejar un animal en la calle.

Y ahora viene la respuesta larga…


Lo que hacer cuando vemos un animal abandonado va a depender mucho de nuestras circunstancias, así que no hay una respuesta fácil. No es lo mismo encontrar a ese animal en la puerta de nuestra casa, cerca del veterinario del barrio al que conocemos bien, que en Ibiza mientras estamos de vacaciones. No es lo mismo si somos voluntarios, socios o colaboradores de alguna protectora cercana que si desconocemos por completo la red de protección animal existente. No es lo mismo tener en nuestra ciudad una perrera municipal bien gestionada que un campo de los horrores (algo que todos deberíamos saber, ¿lo sabéis?), no es igual tener capacidad para albergar a ese animal temporalmente en nuestra casa o en la de algún familiar o amigo que encontrarnos con que es algo imposible. No es igual encontrar un animal en buen estado de salud que uno que necesita atención veterinaria inmediata. No es lo mismo que ese animal sea dócil y se acerque a nosotros a que no se deje coger y huya.

Teniendo en cuenta que las distintas circunstancias pueden hacer que tengamos que obrar de manera muy diferente, hay unas líneas generales a tener en cuenta.
Si la perrera municipal es un sitio decente una buena opción es ponerse en contacto con ella y llevárselo. Si hay una protectora que se pueda hacer cargo, igual. No obstante, las protectoras suelen estar saturadas y es probable que no sea posible que lo admitan. Si cogieran todos los animales para los que las llaman sería imposible tenerlos en buenas condiciones. Es más probable que digan que sí sí nos ofrecemos a tener a ese animal con nosotros y a que lo pongan en lista de espera para entrar cuando haya un hueco.

Y cuando ese animal que hemos encontrado entra en una perrera o en una protectora, eso no tiene porque significar que nos desentendamos de ese animal, se le puede apadrinar, ayudar a buscar un hogar difundiéndolo.

También podemos llevárnoslo a casa y, una vez comprobemos en el veterinario que no tiene chip y por tanto no hay unos dueños que estén buscando a su animal perdido, atenderlo y buscarle un hogar en nuestro entorno. Las protectoras ahí también pueden orientarnos para que ese animal no acabe de nuevo en malas manos.

Avisar al 112 o a la Policia municipal o llevarlo a un veterinario para que compruebe el chip y nos oriente (sin exigencias a ese profesional) pueden ser buenas ideas en según qué casos.

No, la respuesta larga a la pregunta “¿qué hacer si te encuentras un animal abandonado?” no es sencilla, clara ni, probablemente, satisfactoria. La respuesta larga conduce de nuevo a la corta. Hay que complicarse la vida, en mayor o menor medida, porque es la única opción ética.

Por eso conviene mentalizarnos de animar a la adopción, a la esterilización, a desanimar a aquellos que quier tener camadas a lo loco o para hacer negocios caseros, a desanimar a tener perro o gato a aquellos de nuestro entorno a los que no veamos preparados, a procurar a que sí están empeñados en comprar lo hagan directamente a un criador al que visiten y comprueben que cría teniendo a los padres en buenas condiciones.

Doña Concha y Doña Vicenta son dos abuelitas encantadoras, compañeras de batallas, siempre juntas. Son muy tranquilas, cariñosas, y buscan juntas un buen hogar. Conviven con otros animales sin problemas.

Están en Asturias, su adopción la gestiona la asociación Amigos del Perro.

Formulario para adoptar.

17 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Ignotis parentibus

    Llamar a los municipales y que ellos se encarguren de llamar a la perrera. Al dueño le cobrarán x dinero si quiere llevarse al chucho y todo arreglado.

    20 abril 2017 | 10:47

  2. Dice ser Lico

    Estoy de acuerdo en mucho de lo que dices pero en lo que no estoy de acuerdo es en el intento de responsabilizar y culpabilizar a la gente que no quiere comerse ese marrón. No has pensado que hay gente que no tiene perro por que no le gusta, por que es consciente de que no tiene tiempo ni ganas para un compromiso a largo plazo y por eso no tiene mascota, etc. Y tu les intentas hacer que se hagan responsables de la irresponsabilidad de otra persona? El animal no tiene la culpa pero yo tampoco y no veo por que he de asumir esa responsabilidad si por ejemplo no me gustan los perros, estoy a punto de salir de vacaciones, o un largo etcétera. Yo soy consciente de que no puedo o no quiero tener un perro y tú a base de manipular mis sentimientos de culpabilidad me obligas a responsabilizarme de uno.
    No me gusta ese desgraciado que abandona pero tampoco me gusta alguien que si no comulga con su modo de pensar se ha de sentir una escoria por no hacer lo que tu crees que es lo correcto. Lo correcto es que las autoridades se hagan responsables y que se busque activamente al desaprensivo que ha abandonado al animal pero responsabilizar a cualquiera que pase me parece una mala opción.
    Y sí yo sería de los que mira a otro lado y para ti sería escoria y no contaría para nada el hecho de que colabore económicamente con ong o que done cuando habéis pedido dinero para ayudar. Yo doy dinero por que como tú bien dices si no miras hacia otro lado puede ser una odisea. No me gusta que me digan que hacer o que pensar y eso es lo que has hecho hoy con tu artículo.

    20 abril 2017 | 12:45

  3. Melisa Tuya

    Hola Lico. En ningún momento uso el término escoria ni ninguno parecido. Tampoco que haya que meter al perro o al gato encontrado en tu casa o recogerlo tú mismo. De hecho una de las posibles opciones de las que hablo es simplemente avisar al 112 o a la Policía municipal. Eso ya no es mirar hacia otro lado y sí hacer algo que no sea ignorar a un ser vivo que necesita ayuda. Soy la primera que digo que hay muchísimas circunstancias que pueden hacer que lo que está en nuestra mano hacer difiera mucho.

    ¿Tiene alguna responsabilidad el que viendo a un animal necesitado de ayuda, tal vez incluso herido, recién atropellado, decide seguir su camino sin ayudar? Yo creo que sí. La denegación de auxilio, la responsabilidad (incluso contemplada como delito en algunos casos) de ayudar en lo que esté a tu alcance si encuentras a un ser humano necesitado aunque tú no seas el causante, ex extensible a otros seres vivos. Al menos en un plano ético.

    20 abril 2017 | 12:55

  4. Dice ser lector

    2. Dice ser Lico

    Se puede decir mas alto pero no mas claro. Mucho taliban suelto….

    20 abril 2017 | 12:55

  5. Dice ser Noe

    Para Lector. Mucha falta de comprensión lectora y mucha mala conciencia es lo que hay.

    20 abril 2017 | 12:57

  6. Dice ser Ignotis Lerding

    Menos mal que te gustan los animales, para ti un animal es “complicarte la vida”, “comerte el marron”, y en definitiva una desgracia?

    20 abril 2017 | 13:04

  7. Dice ser sparks

    Pues al veterinario no habrá que complicarle la vida ni exigirle.

    Pero por qué no a la policía?????!!!
    Pero que están para eso, que es su trabajo y los pagamos todos!!
    Entonces a qué se tienen que dedicar los municipales-locales??

    Están ahí para hacer el paripé?
    O para, poner multas aparcando?

    20 abril 2017 | 13:29

  8. Dice ser frayluca

    Melisa,
    Alguna vez ya te he dicho que eres una junta letras, lo confirmas una y otra vez cada vez que tratas de manipular, los junta letras como tu no admiten que les lleven la contraria y si rebaten una opinión vuelvenl a intentar manipular, es decir vuelven a juntar letras como tu haces. Lo tuyo es para hacérselo mirar, patetico.

    20 abril 2017 | 16:08

  9. Dice ser Sergio

    Soy dueño de tres perros a los que quiero como hijos. Intento cuidarlos lo mejor que puedo y creo que lo hago bastante bien. El que otra persona no haga lo mismo no me responsabiliza de un perro que otro abandonó y menos cuando no sabes como va a reaccionar un perro que no CONOCES ni te CONOCE. Me he visto en situaciones de querer socorrer a un perro y que ni la policía local ni la perrera quiera hacerse cargo de él. ¿Me lo tengo que llevar a casa y comerme el marrón de meter a un perro extraño que huye de mí y que incomode a mis perros? Lo siento pero no. Da mucha pena, es cierto, pero se debería concienciar a la sociedad de que los perros no son JUGUETES ni un regalo de navidad o cumpleaños, son una responsabilidad DEL DUEÑO.

    20 abril 2017 | 16:51

  10. Dice ser Husky

    El viernes pasado (semana santa) me encontré un husky por mi barrio. Era dócil y se dejó coger. Ya en mi casa me puse a llamar a veterinarios pero todos estaban de guardia al ser festivo y me cobraban mínimo 70€ por ir a la clínica a por el lector de chips.

    Llamé a la policía local, me ofrecí a pasar yo por allí para que no tuvieran que enviar a nadie (porque estaban muy liados) y me dijeron “mira, no voy a perder el tiempo con un perro, así que no se te ocurra pasarte”. Tal cual.

    Un saludo a la Policía Local de Cuenca, aún no se me ha pasado el cabreo. No valéis para nada, podíais dar los lectores de microchips a alguien que los vaya a utilizar.

    20 abril 2017 | 16:52

  11. Dice ser María

    Me ha pasado de encontrarme y verme envuelta en ” los marrones” de los que recogen perro extraviado. Cómo amiga, he intentado ayudar con llamadas telefónicas, gestiones de mails, durante días buscando una protectora que lo acoja o una casa de acogida, y todas las protectoras te dicen rellena un formulario y espérate en casa con el animal, los gastos veterinario los desembolsas tú y un largo etc. Al final cuando parece que las cosas se arreglan porque el perro tiene chip entonces no aparece el propietario en todo el territorio nacional y ya pasó un mes….El perro sigue en la casa de la “amiga samaritana” del problemon y las lágrimas que estaba desesperada porque no sabía que hacer con el perro hallado: pues se lo queda tan pancha. Total ya le mareé la vida a los demás, ” y como el perro resulta que es de raza pues igual, mira y le saco alguna camada”. Verídico como la vida misma.

    Próximo animal hallado, llamada al 112. Para eso se les paga. No es indiferencia. Yo no abandono, no maltrato y no compro animales. Luego tampoco me puedo responsabilizar y sufrír perjuicio derivado de los actos de otros.

    Gracias

    20 abril 2017 | 17:17

  12. Dice ser Antonio Manuel Estévez Prieto

    Un artículo muy brillante, coherente, fundamentado, sensato, razonable y bondadoso. Por favor no hagas caso a todos los desperdicios que te dicen, son sólo desperdicios y, por eso, no sirven para nada más que para arruinar tu tesón y apagar tu fe, no lo hagas, no por ti, sino por los que luchas; los que lo intentan, machacarte, albergan un oscuro deseo de destrucción, no de creación, son otra especie de homínido, tú eres una nueva especie más evolucionada que está empezando a despertar en el planeta, si lo hacen así es porque notan la diferencia contigo y, como decía Víctor Hugo en “Los Miserables”: “Los miserables siempre buscan a otros más miserables para sentirse mejor, compadécete de ellos tanto como de los animales apaleadaos, bueno, no tanto.

    Para terminar, una de las mejores me la dijo no hace mucho un entrañable amigo, apúntala: “No hay nada peor que una buena conciencia”. J. F. Kennedy. Un abrazo.

    Antonio M. Estévez Prieto

    Director del Centro para la Reproducción de Especies Amenazadas, C.R.E.A. Félix R. de la Fuente

    20 abril 2017 | 18:09

  13. Dice ser Lola

    Antonio Manuel tu comentario era necesario después de leer lo anterior…

    Intentar ayudar a un animal que se encuentra en situación de abandono es una gran responsabilidad, no es justo que nos responsabilicemos de los actos de los demás, esas personas que abandonan y crían animales para después abandonarlos. En la conciencia de cada uno queda si quiere mirar para otro lado, si queremos que la sociedad española cambie cada uno tiene que aportar su granito de arena ayudando y concienciando a las personas que desconocen el gran trabajo que hacen las protectoras que desgraciadamente se encuentran desbordadas debido a la irresponsabilidad y el lastre cultural en lo que respecta al tema hay en España.

    Respecto con lo de llamar al 112 o policia, me parece lógico en caso que el animal se encuentre en un sitio donde socorrerlo sea muy dificultoso (por ejemplo autovía) pero sé de ciudades que incluso si llevas a la comisaria a que le lean el chip ya no te dejan llevartelo de allí y el destino que le depara al animal es la perrera, que desgraciadamente la que le correponde a esa ciudad es un campo de horrores, donde los animales si llegan enfermos ningún veterinario los socorre y los cachorros cogen enfermedades que los llevan a morir sí o sí. ¿ Es justo que con nuestros impuestos paguemos campos de horrores? ¿Por qué no se les ceden las perreras municipales a protectoras y personas implicadas con los animales que realmente quieren salvarlos?

    No siempre podemos socorrer a los animales que nos encontramos como nos gustaría pero si que podemos hacer algo SI REALMENTE QUIERES para cambiar esta situación, ¿qué podemos hacer?
    – Preocuparnos por quién lleva el servicio de recogida de animales de nuestra ciudad y si después de saber de una manera documentada que esas personas no son las adecuadas, hacer lo que tenga en mi mano para poder cambiarlo. Antes de llamar a la perrera para que recojan a un perro visita esa perrera porque te puedes sorprender…
    -Ayudar a protectoras donando dinero, cosas para que puedan hacer mercadillos, mantas, toallas, productos de limpieza.
    -Puedes hacerte voluntario para difundir casos por redes sociales, puedes ir al refugio de alguna protectora a limpiar, pasear los animales y por supuesto darles cariño.
    -Ser casa de acogida, transporte solidario.
    -Puedes concienciar a las personas desinformadas sobre el tema, inculcarle a los niños unos buenos valores…

    Las protectoras NO pueden con todo, no vale con llamarles por teléfono y si te dicen que no pueden desentenderte y echar pestes de ellos, puedes buscar a alguien cercano para acogerlo o difundirlo por redes sociales, en cada ciudad suele existir una página de facebook donde puedes subir un post donde la gente puede ofrecerte ayuda con ese animal. En fin, hay mil maneras de ayudar.
    Ninguna de las protectoras que conozco de manera cercana, están subvencionadas por ningún organismo público, son personas que se desviven por salvar vidas que otros irresponsablemente han abandonado.

    Como ya he dicho siempre hay algo que se puede hacer SI REALMENTE QUIERES HACERLO, este artículo no obliga a nadie a hacer nada pero te muestra la CRUDA REALIDAD muchas veces es peor llamar a las autoridades que le corresponde porque van directamente a un campo de horrores. Los animales que huyen lo hacen por miedo debido a que otras personas los han maltratado, con cariño y paciencia esos animales verán con el tiempo que tu no eres el tipo de persona que en el pasado le hizo daño. Lo sé por experiencia, realmente los perros de acogida que he tenido me han devuelto con su cariño todo lo que he hecho por ellos, y animo a todo el que este dudando ser casa de acogida lo sea, porque toda la dedicación y el esfuerzo merece la pena cuando esos animales encuentran un hogar.

    Si ayudas y perteneces de alguna manera a una red de personas que ayuda, tendrás más facilidades para ayudar.

    20 abril 2017 | 20:04

  14. Dice ser hebe

    Pues el día 20 de marzo me encontré una perrita sin collar a de la que pensé que estaba dejada en el parque muy docil, muy buena y como festivo ningún veterinario abierto por mi barrio, uno de 24 horas no nos contestó demasiado bien al tl. y no quise llamar al 112 por si se la llevaban a la perrera, por lo que esperé al día siguiente y la lleve al veterinario al que llevo a mi perra, rápidamente localizaron a su dueña y en seguida vino a buscarla. Después me informó mi veterinario que si podía haber llamado al 112 que si tu te haces cargo del animal hasta que aparece el dueño te lo dejan, lo siento por su dueña y lo mal que lo pasó por mi desconfianza, pero tenia miedo que se la llevaran a la perra . después de mi disculpa a ella le di dos besazos a la perrita y solamente le pedí que alguna vez me llevase a Luci para verla. gran alegría por encontrada la dueña pero desde luego se habría quedado en mi casa si no la hubiese tenido soy incapaz de llevar a un animal a un sitio de esos

    20 abril 2017 | 21:06

  15. Dice ser Jose maria fdez alamo

    Gracias por algunas ideas que dais en este articulo, verdaderamente es un sock tan grande encontrarse con un animal perdido (sobre todo para el, que pasara por su cabeza) a los que los avandonan deverian dejarlos en medio del desierto, aun asi no se puede comparar, porque alli no hay trafico asesino y autopistas balladas, sin salida. Al paredon al avandonador.

    21 abril 2017 | 6:44

  16. Dice ser desmiticador

    Y digo yo, a los periodistas cuando terminan la carrera que les dicen? Las chicas hareis articulos sobre sexualidad, animalitos y moda, y los chicos sobre futbol y noticias.?

    21 abril 2017 | 7:31

  17. Dice ser Blaky

    Interesante publicación .
    . Soy una afectada de esas situacion.
    .. Desde hace unos meses tengo un perro raza grande que apareció en una casita que tenemos en el campo .. Como se ha dicho aquí , nadie se ha querido hacer cargo de el ( Las llamadas protectoras de animales ) … A la perrera no lo voy a llevar ( sé que duraría unos días y más siendo de raza grande ) .. En definitiva , como dice (dice ser Sergio ) he estado con un perro desconocido , de raza grade , al que le tenía más miedo que cariño . Ahora después de estos meses , le seguimos buscando un hogar , ya se le van pasando los nervios del abandono y parece más tranquilo .pero está siendo muy difícil la adaptación .
    Es un amor , a veces me digo que el me ha elegido a mí , mi casa mi familia .. pero para nosotros es un marrón , ya tenemos otros perros y he de controlar mis gastos , que hay que reconocer que son bastante altos y más , cuando son varios perros .
    La buena conciencia no la debemos tener los que NO abandonamos , .. Que conciencia tienen los que abandonan ?… Ninguna .

    Desgraciadamente hay una moda , muchos son los que quieren tener perro , pero pocos los responsables verdaderos de ellos , por qué luego está , no solo ponerle vacunas y chip , es recoger sus caquitas , no molestar a vecinos con ladridos repetidos y mil cosas más …En definitiva , como ya se ha dicho … un perro no es un juguete ni un capricho pasajero …

    Si alguno de vosotros quiere de verdad un perro grande , tengo uno de acogida de una protectora y este mestizo del que os hablo que buscan un hogar definitivo …
    Un saludo .

    21 abril 2017 | 16:37

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.