BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

De espías rusos, falsas Carries y psychos grandiosos

Aunque no suelo juzgar las series sin haber concluido, al menos, la primera temporada, os voy a hacer un pequeño resumen de los estrenos a los que estoy hincando el diente. Si ya me conocéis un poco, sabréis que me gusta alternar algún entretenimiento vacíacocos con una serie de mayor calidad con la que poder fardar y hacerme la entendida (jeje). Sin embargo, últimamente arrastro un gran cansancio derivado de la crianza (cuando le contéis a vuestros hijos mil veces seguidas el mismo cuento y respondáis durante todo el día a preguntas como «mami, qué es el cristal» o «mami, qué comen los hipopótamos» podréis comprenderme. No me juzguéis duramente esta vez. A partir de las ocho de la noche soy un zombi y quiero que me entretengan. Dicho esto, pasemos a ver qué nos ha deparado la nueva temporada televisiva:

‘The Americans’
Cuando le dices a la gente que es una serie sobre espías rusos en EE UU, alguno puede torcer el morro. Pero no. ‘The Americans’ no es ni mucho menos una serie de espías complicada, con una densa historia política detrás. Es mucho más ‘light’. De hecho, los guionistas se nutren de escenas estilo: «mientras la familia desayuna en la cocina tortitas con sirope, en el garaje hay un tío metido en el maletero.» O sea: costumbrismo yanqui (escenas de cocina, niños, centros comerciales, colegio) y algunas pinceladas (pocas) de espías: misiones, peleas y rollo entrenamiento de los agentes de la KGB. Lo mejor: ver a una Felicity madura que mola más de lo que pensaba, el toque ochentero y la música. Lo peor: las cutrepelucas del coprotagonista Matthew Rhys cuando se disfraza para una misión y ver lo insecto palo que está Keri Russell. Pechetes es mucho para designar lo que esconde bajo el innecesario sujetador. Más cualidades que defectos. Compro.

‘The Following’
Tuvo un piloto que, aun siendo entretenido, nos recordaba demasiado a tantas y tantas películas que hemos visto mil veces, sobre todo ‘El silencio de los corderos’ y ‘Seven’. Kevin Bacon (cuánto tiempo ha pasado desde que acribillara gusanos gigantes) no está nada mal. Un antihéroe alcoholizado que atrapa a un maligno psicópata. El antagonista, James Purefoy, aparte de su rollo un poco pasado de rosca de la muerte es hermosa (parafraseando al pobre Edgar Allan Poe), era bastante interesante. Pensé: «No me da muy buena espina, pero le daremos otra oportunidad.» Se la di. El siguiente episodio repitió los tópicos del piloto, pero sin sus cualidades. Vamos mal. Mucha pereza. Pero, por el momento, la sigo viendo.

‘Utopia’
Oh, yes. Esto es otra cosa, señores. Vistos cuatro episodios de seis puedo recomendarla de todas, todas. Entretenimiento de primera. Los ingleses saben cómo hacer las cosas. Una fotografía espléndida de colores eléctricos, personajes desagradablemente interesantes y un guión un tanto bizarro (conspiraciones a gran escala, un cómic maldito capaz de desvelar enigmas y mucha sangre) sirven de pretexto para una ‘road movie’ alocada que, aún no sé cómo, mantiene nuestro interés. Echadle un ojo. Me lo agradeceréis. El psycho de turno es grandioso y da mucho, mucho miedo. ¿En qué acabarán las aventuras de Jessica Hyde y sus companions? Ni idea, pero lo veré.


‘Zero Hour’
Sólo he visto un episodio y, aunque es más mala que pegarle a padre con la escobilla del váter, me la quedo por el momento. ¿Por qué? Porque me entretuvo a pesar de todo, como en su día sucedió con los primeros episodios de ‘666’. Si aparecen algunos demonios de ojos blancuzcos y un enigma sobrenatural, a mí casi ya me tiene ganada. ¿La historia? La mujer del redactor de una revista de sucesos extraños (algo así como el hermano erudito y snob de Iker Jiménez) es raptada por una organización malvada. ¿Motivo? Un reloj que contiene información valiosa. Dato extraño: el protagonista es el hombre burbuja de ‘Doctor en Alaska’, pero con veinte años más. Ya sé que la premisa es horrible, pero como entretenimiento estúpidamente divertido tiene un pase (por el momento). Lo peor: que salgan nazis. Lo mejor: mi permisividad debida al cansancio extremo.

Sarah Jessica de jovenzuela

‘The Carrie Diaries’
Esta serie es una tontería. Que quede dicho. Pese a eso, me la estoy tragando. La rubita de turno que interpreta a la Bradshaw de adolescente no se parece a ella ni de coña. Aunque, en defensa de nuestra querida caracaballo, hay que decir que era bastante mona de jovencita, cuando salía en pelis como ‘Footloose’. Así que, aparte del nombre de la protagonista y que, de vez en cuando, garabatea gilipolleces en un papel, ‘The Carrie Diaries’ no se parece a ‘Sex and the City’ ni en el blanco de los ojos. Sin embargo, tiene ingredientes que me atraen de manera enfermiza: look de los ochenta (mucho menos realista que el ‘The Americans’, eso sí), una BSO con temazos de la época (no de los artistas originales, claro) y las típicas historias de chica-conoce-chico-algo-sale-mal que siempre funcionan a poco que estén bien hechas. Lo peor: la hermana gótica de Carrie. Un horror. Lo mejor: que vacía tu mente hasta niveles que ni el mismo Dalai Lama sueña. Veremos cuánto aguanto.

‘House of Cards’
La sorpresa de la temporada. Muy buena, sí señor. No la he visto toda, pero sí más de la mitad, y puedo decir que me interesa, me entretiene y que Kevin Spacey está sobresaliente como político amoral y motherfucker. Tenía muchas dudas respecto a esta serie debido, sobre todo, a la gran calidad de la original británica, que me entusiasmó. Pero David Fincher le ha sabido dar a este remake un toque contemporáneo y una atmósfera de cuchillo que le sienta muy bien. Es más ligera y comercial que su antecesora. Y eso no es malo. Es hasta muy bueno. No exige estar atento para comprenderla (como en el caso de ‘Boss’, más densa y oscura), y el combo Spacey-Robin Wright funciona a la perfección. Estoy totalmente enganchada. Os la recomiendo.

P.D. Tengo muchas ganas de que estrenen ‘Bates Motel’, la historia de Norman, el perchado protagonista de ‘Psicosis’. El próximo 18 de marzo veremos qué tal.

P.D.2 Para definir la nueva temporada de ‘Smash’ sólo puedo decir: horror y pavor.

6 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Lledó AP

    Gran post!!!

    12 febrero 2013 | 12:09

  2. Dice ser Cecilia García

    Gracias robonica!

    12 febrero 2013 | 13:12

  3. Dice ser Ana Vargas

    De las mencionadas sólo sigo The Carrie Diaries y Smash aunque estos días estoy bastante “out”. Opino lo mismo que tú! jajaja Muy buen post, tocaya! 🙂

    13 febrero 2013 | 13:05

  4. Dice ser Cecilia García

    Gracias tocaya!! Quería darle una segunda oportunidad a Smash. Lo mismo veo el S02E02, pero me da miedo… Mucho… jajaja

    13 febrero 2013 | 13:23

  5. Dice ser Baahwo

    Bastante de acuerdo con todo lo que comentas. Lo mejor Utopia que sin duda es LA GRAN REVELACIÓN y House of Cards lo que llevo pinta muy muy bien. The Following va perdiendo fuelle a pasos agigantados y Zero Hour el piloto flojo y la trama interesante pero me huele a chamusquina (estoy muy reticente ya con este tipo de series tras tantas decepciones). The Carrie Diaries no opino porque no la he visto, pero en principio no me llama nada. Ya nos contarás si merece la pena, aunque sea como “vaciacocos” como dices tú. Enhorabuena por el post!

    13 febrero 2013 | 16:08

  6. Dice ser Cecilia García

    Gracias Baahwo! Desde luego si me tengo que quedar con alguna de las series es con Utopia, sobre todo por su gran originalidad y dinamismo. Sin embargo, creo que House of Cards es una serie de mayor calidad, que ha conseguido diferenciarse de la original británica para ofrecernos un producto muy interesante. Zero Hour SEGURO que nos decepciona, pero en el camino espero echarme unas buenas risas! Y sí, ya te contaré las aventuras adolescentes de la caracaballo. El último episodio que he visto fue flojo, flojo… Un abrazo y gracias por comentar!!

    13 febrero 2013 | 18:44

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.