140 y más 140 y más

"It's the end of the world as we know it (and I feel fine)" Michael Stipe

Entradas etiquetadas como ‘Facebook’

Lo que nos gusta un vídeo (o deja de dar la brasa con tu película de Facebook)

¿Os acordáis? Twitter ya hizo esto con Vizify. Un vídeo con los hitos más importantes de la cuenta (tuits, fotos, vines). ¿Qué ocurre? Pues que en Facebook hay mucha más gente y por eso sus Look Back han saturado las redes.

Por eso y porque creo que el trasvase de contenidos de Twitter a Facebook es menor que al contrario, por no contar el enorme papel de los memes en esta red social y, en este caso, de YouTube. Además, Facebook tiene diez años, sus contenidos lucen más -por el espacio y los contenidos en sí- y nuestros muros nos dan la sensación de tener un diario personal, con todo lo que eso conlleva.

Es como si todos hubiéramos muerto en vida, subido al cielo y visto pasar nuestra vida delante de nuestros ojos, solo que Facebook se ha hecho cargo en este punto. Leo, de hecho, que está estudiando hacer algo con el material de personas ya fallecidas

Lo último, no obstante, es que desde hoy mismo la película que podemos elaborar sobre nuestro tiempo en Facebook ya puede editarse. Eso quiere decir que empezaremos a ver ‘versiones del director’ en breve, aparte de las parodias varias que ya circulan. Miedo.

Será (es) como enseñar el vídeo de la boda a tus amigos. El de la luna del miel. El del bautizo, la comunión. Quién sabe, quizá salgan de esto películas tan dirigidas que se conviertan en… sí, estoy pensando en cierta fecha del terror que se acerca -una semana y bajando- y que es perfecta para este tipo de cosas. Algunos ya han ido adelantado el temor.

 

Otros, simplemente, han optado por mostrar hastío. Son aquellos que no han visto su película; o sí, pero no la compartirán. Omitiré las peinetas porque, además, las estrellas han sido Batman y Robin, claro:

 

Los usuarios proactivos, que los hay, han sabido poner el foco directamente en los problemas con los que cualquiera puede llegar a encontrarse a la hora de elaborar su vídeo de la vida. Recojo dos. Uno ha quedado solventado, a mi juicio, con el botón para editar incluido con retraso; el otro, me temo, no puede arreglarlo ni el más fake de los contactos.

 

 

 

Un apunte para aquellos que han hecho los diez años con Facebook o son capaces de postear tanto que el spam ha vuelto a relacionarse en sus cabezas con el jamón, cerrando así un círculo histórico en Internet digno de Wikipedia:

 

 

 

Sé que ha habéis visto cantidad de vídeos, así que selecciono dos para terminar. El primero es el de Walter White (ojo, spoilers) y el segundo es una parodia que incide en el tema de la privacidad y en todo lo que, como un elemento más, ha supuesto en nuestras vidas; en Facebook, pero en todo.

 

 

 

 

 

¿A que ya no te acordabas del ‘Harlem Shake’?: Facebook te resume 2013

“We came, we twerked [por Miley Cyrus], we conquered #YOLO”. Así empieza el resumen del año de Facebook con los mejores momentos de este 2013 en esta red social.

No falta nada en el vídeo de presentación. Hay cosas que ya hemos olvidado, como los Kame Hame Ha y el Harlem Shake; trivialidades como gatitos y memes –que ahora quieren alejar de nuestros timelines-; avatares en apoyo al matrimonio gay; el final de Breaking Bad; el atentado de Boston; bodas y cupcakes; y las muertes de Chavez, Gandolfini, Reed, Paul Walker y Mandela.

.

Respirad.

Después, los consabidos top. El Papa Francisco es el tema sobre el que más se ha hablado este año a nivel mundial; ¿y en España? Pues el Real Madrid. Cinco de los diez temas más comentados en nuestro país son deportivos, incluyendo Madrid 2020. El resto, Sanidad, Educación (los erasmus), la crisis, la Infanta Cristina y Santiago de Compostela tras el accidente de tren.

En el terreno personal ganan por goleada a nivel mundial las relaciones en positivo, a saber, prometerse, casarse o salir con alguien. Los check-in también tienen su lista: Disneyland (EE UU), Plaza de San Marcos (Venecia), Las Ramblas (Barcelona), etc.

Echadle un ojo porque, además, un año más Facebook da la opción de obtener nuestro propio resumen usando nuestro perfil. En general, no me parece que hayan innovado nada respecto al año anterior, aunque igual nos tienen preparado algo más de aquí a que acabe el año.

Facebook

* Imagen de Facebook ‘Sitios Del Mundo Más Visitados’.

Así se ‘ve’ la música de Facebook

¿Cómo pueden verse las ondas generadas por canciones como Scream & Shout de Will.i.am y Britney Spears o Ho Hey de The Lumineers?

Facebook Stories acaba de publicar un curioso vídeo en el que muestra cómo suenan varios de los éxitos actuales plasmando el número de reproducciones de las canciones en distintos lugares de Estados Unidos con líneas de colores que suben y bajan. Los beats por minuto (BPM) y la popularidad diaria cruzada de los temas en cuestión -y su lucha por ganar- son los que le dan esa “textura” particular al gráfico.

Para realizar el vídeo, Facebook se ha aliado con el estudio Stamen, especializado en visualizaciones, que ha denominado el proyecto Beatquake. Tratan de enseñar a lo 3D cómo es la actividad de reproducción y escucha de canciones a través de apps integradas con el Open Graph de Facebook -Spotify, Pandora, Deezer- durante 90 días y siempre teniendo como referencia las tres canciones más populares de cada jornada.

El resultado es una sucesión de ondas de las que puede extraerse cómo fluctúa una canción en distintos lugares, cuándo se escucha más en una ciudad concreta, etc. Por ejemplo, Scream & Shout se puso de moda en Nueva York -siempre en Facebook- el 9 de febrero y solo unos días después alcanzó los estados del sur del país.

Mapping Music on Facebook from Facebook Stories on Vimeo.

 

Facebook mueve ficha con su app

Esto es una carrera. Facebook y Twitter se pegan por ver quién ofrece la mejor aplicación en los móviles, quién permite hacer más fruslerías a sus usuarios y quién retiene a un potencial fiel cliente, además de receptor publicitario, claro. Se ponen zancadillas -bloqueándose mutuamente, por ejemplo-, pero también responden de inmediato ante un movimiento del enemigo.

Twitter lanzó Vine la semana pasada, una aplicación externa desde la que subir vídeos de seis segundos a la red social. Ahora Facebook ha actualizado su aplicación móvil para iPhone y, de golpe, facilita grabar y subir vídeos desde la propia app -sin edición ni nada-, mandar mensajes de voz a otros usuarios y también ha mejorado ligeramente las funciones de geolocalización:

 

Montaje FB

 

Para que entendáis la guerra entre las dos redes sociales más populares del mundo os recordaré un par de datos.

Según el informe La Sociedad de la Información en España, que se presentó hace unos días, el 89% de los españoles que posee un smartphone -hay 18 millones en nuestro país– accede a Internet a través de él diariamente. Además, el 79% de los usuarios de smartphones “ven regularmente vídeos a través de Internet móvil, porcentaje por encima de países como EE. UU. o Japón”.

En nuestro país hay ya 22,2 millones de accesos a banda ancha móvil. ¿Y las redes sociales? El 79% de los usuarios accede a ellas a través de un smartphone, siendo uno de los porcentajes más elevados a nivel mundial. Diariamente acceden a alguna red social el 51% de los usuarios de los teléfonos inteligentes.

Por último, “el número de usuarios activos de aplicaciones en España ha aumentado un 140% en tan sólo unos meses, pasando de 5 millones a principios del año 2012, a 12 millones en septiembre del mismo año”. A nivel global, las aplicaciones acumulan ya un volumen de negocio de 1.900 millones de euros. Nada más que decir, señoría.

Propósitos (por si acaso) 2013: 1 día, 1 red

Me diréis que no se cumplen y que normalmente tienen más de idealistas que de realistas, pero no voy a hablaros de propósitos a largo plazo, sino de algo que podéis (debéis) hacer un día de estos, aprovechando las vacaciones (si es que las tenéis) o al menos un festivo suelto. Al igual que ordenamos los armarios o las librerías de casa, poner orden en las redes sociales viene bien de vez en cuando. Y me refiero a un Facebook, un blog, un Tumblr, un Menéame o un Linkedin, a las más comunes.

Imagen de Magnus D

Ahora que empieza un nuevo año, podemos hacer un repaso a toda nuestra existencia digital. Para los que no tengáis mucha -seguro que más de la que creéis-, a lo mejor en un día lo tenéis solventado. Para los demás, recomiendo empezar por aquello que usamos más. Y aquí permitidme que os cite el correo electrónico, que no es estrictamente una red social, pero que sin duda es lo que más se utiliza: vaciad bandejas, mandan correos pendientes y dejadlo todo a cero.

En cuanto a las redes, y dados los cambios que últimamente han hecho muchas de ellas, creo que algo inteligente es repasar las configuraciones de nuestros perfiles, la privacidad, quién puede ver lo que publicamos y quién no, etc. Una por una. Y, por supuesto, hacer limpia de ‘amigos’, seguidos y demás. Ya, suena un poco cruel, pero es que es muy sencillo engrosar una lista que en un momento dado puede llegar a monstruo. Aquí, la ‘táctica de los jueves’ que os comenté en su día es muy útil.

El consejo es eliminar todo aquello (o a todo aquel) que ha dejado de aportarnos algo. A continuación, algo que no solemos cambiar: la foto del avatar. Podemos buscar una más actualizada o que represente un poco mejor lo que queremos ahora. Yo intento poner la misma en todos mis perfiles (también el nick), aunque esto no lo cumplo a rajatabla con algunas cuentas privadas; sí lo hago con el nick, siempre es el mismo, al menos desde que tengo conciencia digital.

Actualizar ‘bios’ o curriculum puede ser el siguiente paso, si es que tenéis algo que actualizar. Hablo de Linkedin, pero también de los textos breves que ponéis en los perfiles de Facebook o Twitter, por ejemplo. Eso que os define en una palabra o dos, o bien, ese blog que tenéis (¡ponedlo!). También podéis, de forma adicional, tener un about.me o similar. Un lugar en el que, de un plumazo, la gente pueda ver lo que sois en Internet y las redes sociales; los que tenéis web propia podéis mostrarlo ahí.

Hablando de blogs. Si tenéis alguno medio abandonado, cerradlo o retomadlo. Lo mismo con Tumblrs y demás (es mi caso, yo voy a tener que ponerme las pilas bastante). Poned al día vuestros tablones de Pinterest, los álbumes de Flickr y Facebook, etc. Y repasad todas esas cuentas o registros que hicísteis en webs, medios de comunicación, redes sociales que al final no tuvieron éxito u otras que usáis poco. Sopesad si queréis seguir con ellas.

El conjunto debería ser asequible y manejable, aunque esto no suele cumplirse casi nunca.

Por último, siempre es práctico fijarse en los perfiles de amigos y conocidos para saber en qué redes sociales se mueven o cuáles acaban de descubrir. Fijáos en gente que tenga una presencia en Internet solvente, constante y actualizada y a lo mejor podéis sacar ideas para la vuestra. Probad redes nuevas (sin ansiedad, ¿eh?) y, sobre todo, alternativas: de fotografía, profesionales, anónimas, de colaboración y cultura libre, temáticas, sobre hobbies, de storytelling, de vídeo

No os volváis locos, podéis proceder así tanto para organizar como para explorar: un día, una red. Así no se os hará pesado.

* Imagen de Magnus D.

Facebook, ¿qué más quieres que te cuente?

Espero, no sin miedo, a que llegue ese día en el que una de nuestras queridas redes sociales nos interpele de forma espontáneo-premeditada con un correo electrónico o incluso con un pop-up mientras navegamos. “Estoy convencido/a de que te has tomado un café con churros, como sueles hacer los domingos, ¿quieres subir AHORA la foto de tu desayuno?”. Llegará. Veréis.

Ya se sabe. Uno le da la mano a alguien y enseguida el brazo se convierte en el siguiente elemento codiciado. Sobre todo si están en juego una comunidad de usuarios y un monto de dinero sustancioso. La pelea por retener perfiles es evidente; aunque también es normal. Y nosotros nos dejamos querer, o bien, huimos horrorizados hacia otro entorno si es que nos vemos acorralados o no creemos manejar lo que puede ocurrir con nuestro contenido.

¿Qué me pasa? Que Facebook me ha hablado hoy. Y no sé qué más contarle, vaya. La famosa caja en la que escribimos nuestro “estado” ha empezado a alternar diferentes preguntas (mirad, mirad) más allá del ‘qué haces’ o ‘qué piensas’ y claro, el efecto bloqueo ha sido inmediato. ¿Que cómo me siento? No me tires de la lengua. La agresividad sube medio punto. Imaginemos un repertorio mayor de cuestiones concretas: “Veo que tienes una relación complicada, ¿y eso?”. Ay.

 

 

Exagero, aunque con una risa nerviosa de fondo. Como las diferencias entre ricos y pobres, el abismo entre los expuestos y los escondidos crecerá. Unos acabarán midiendo sus palabras hasta en las cartas a Papá Noel (ver política de privacidad); otros explotarán la vía Ed Harris, con seguimientos transmedia de sus 24 horas de vida. No me extraña que la hermana de Mark Zuckerberg se líe. No es fácil optar por el camino medio.

Resulta que colgó una foto en Facebook con su familia que, en principio, solo podían ver sus amigos. Pero etiquetó a su hermana y entonces la instantánea era también visible para los amigos de esta. ¿Qué pasó? Que alguien la tuiteó. Y Randi, la hermana de Mark, se enfadó un poco, aunque luego reconoció que la culpa había sido suya, no sin dejar de mencionar la “decencia y humana” (¿?) (aquí la secuencia completa). En casa del herrero…

 

 
No son Randi ni su hermano, el jefe, de los que hacen marketing con sus cosas. Por estos lares españoles tampoco se da esto en las altísimas instancias. O no como lo hacen Barack Obama y su equipo, con una estrategia global enfocada a enseñar del día a día presidencial, con tuits, vídeos, fotos y demás, como si de la estética se dedujera un fondo kilométrico. Se trata de enseñar sin contar mucho, de empatizar y de demostrar que uno está ahí. Y que mola.

 

 

En Pinterest o en YouTube, tanto da. Desde luego, saben cómo controlar ese aspecto y lo hacen muy bien. Decía que aquí vamos por detrás, pero me parece a mi que cualquier intento por asemejarnos a la inmaculada propaganda estadounidense va a interpretarse mal. La casa real intenta seguir esa línea y estrena canal de vídeo, web y “preguntas frecuentes”. Nos parece poco, porque hay demasiadas cosas que queremos saber y que no encontramos en ninguno de esos sitios (¿en la entrevista? nah). ¿El making of del mensaje de Navidad? Eso ya es un poco más Obama.

(Aprovecho para sugerir que las fotos y vídeos que difundan casa real, Moncloa y similares instituciones tengan una licencia de dominio público o creative commons. Por comentar).

No nos atrevemos demasiado, no acabamos de verle la gracia a colgar una imagen distendida con nuestra familia sin pixelar las caras de nuestros hijos, como hizo ayer mismo el presidente del Gobierno.

 

 

Mariano Rajoy no es muy dado a exhibir su lado personal, sorpresas aparte. Salvo algunas fotos de reuniones o cumbres o visitas a tropas, por ejemplo, cualquier cosa que comparte Moncloa en redes sociales tiene un carácter muy serio, siempre de trabajo. ¿Habría que cambiar eso? ¿Nos reiríamos si de repente Presidencia difundiera una imagen de estas características? (Es de Pete Souza)

 

 
Voy terminando. Creo que hay gente que acaba confundiendo el hecho de mostrar sin enseñar con ‘les doy algo para que estén contentos y así no me dan la brasa’. Que supongo que justifica buena parte de los excesos en redes sociales de algunas caras conocidas. O igual se trata de una simple ingenuidad, fruto de una confianza ciega en el feedback bueno.

Hace no mucho, el futbolista Gerard Piqué compartió en Twitter una imagen de la ecografía de su bebé, el que va a tener con Shakira. Mi opinión personal es que eso es como enseñar unos análisis de sangre o algo que sepamos calificar sin ninguna duda con la palabra “privado”. No soy especialmente remilgada con este tema, pero sí creo que la prudencia es importante. El tema de los padres que monitorizan las existencias de sus hijos en las redes sociales da para una tesis que no pienso escribir, aunque ya hay gente posicionada, muy en contra, al respecto.

Antes era patrimonio de famosos o de padres de estrellas infantiles exponer al vástago al escrutinio social masivo, aunque luego terminaban quejándose igual por el interés suscitado; ahora ya puede hacerlo cualquiera. Internet y las redes sociales son una magnífica herramienta para comunicarnos, aunque yo no le enseñaría una ecografía de mi futuro hijo a la señora del estanco. Pero hay quien sí. Las elecciones son siempre personales.

Como la de compartir con todo el universo las circunstancias de tu cena de Nochebuena, en general -ojo, Nochevieja está cerca-, o las de tu cuñado, en particular. Aunque esto va a ser una necesidad psicológica, me temo. O si no, ¿qué hacíais todos enganchados al móvil?

 

 

2012 según Twitter, Google y Facebook

Los resúmenes del año ya están aquí. Inevitable. Dentro de la maraña de información y contenidos compartidos, las redes sociales andan estos días haciendo balance.

Twitter ha sido de las primeras, con una web especial muy chula en la que, por apartados, nos resume lo mejor y lo más sonado en 140 caracteres. Para empezar, Barack Obama, como no podía ser de otra manera.

El ‘tuit de oro’ del año es el que el presidente del Estados Unidos -o quien fuera de su campaña- escribió tras la reelección y acompañó con una foto en la que abrazaba a su mujer. Four more years sería además una de las frases del año, sin duda. En estos momentos -y sigue subiendo- el tuit acumula más de 800.000 retuits y unos 300.000 favoritos. Justin Bieber, segundo en la pugna, se ha quedado a bastante distancia con otra cuestión bastante sentimental, una dedicatoria a una fan fallecida. Dos tuits deportivos y una declaración de amor a la japonesa completan el ranking.

 

 

 

 

El deporte ha sido el rey este año en Twitter. Los Juegos Olímpicos, la Super Bowl y La Eurocopa han aglutinado la mayor parte de la conversación. Solo el acontecimiento londinense generó 150 millones de tuits. Los premios MTV generaron más de 52 millones de votos en tuits y, por supuesto, no podemos olvidar las elecciones en Estados Unidos, con 31 millones de tuits.

¿Y qué hay de los trendings, los hashtags y demás? El mundo ha puesto durante 2012 su mirada en el conflicto de #syria o en la serie Family guy (Padre de familia). Aunque también es curioso que uno de los hashtags más mencionados tiene ver con el hecho de compartir qué música escuchas mientras tuiteas: #nowplaying. El Curiosity -el espacio tiene mucho tirón-, James Bond, Kony o Ai Weiwei son algunas de las historias singulares que Twitter destaca, al tiempo que da la bienvenida a las nuevas incorporaciones durante el año, como Pelé, el Papa -que acaba de lanzar su primer tuit-, Ben Affleck o, claro, el cantante coreano PSY.

 

 

Pero también hace Twitter un guiño a los usuarios, dando la posibilidad de generar, a partir de nuestra cuenta particular, un gráfico interativo sobre nuestro año en Twitter gracias a Vizify. Nos dice cuáles han sido nuestros tuits más existosos, en qué mes hemos tuiteado más, qué hashtags hemos usado con más frecuencia, etc. Aquí podéis ver un ejemplo con mi perfil.

 

Mi año en Twitter

 

Hay más. ¿Qué ha sido lo más mencionado en Google+ mediante hashtags? Pues, entre otras cosas, la ley #SOPA de Estados Unidos o el huracán #Sandy. El buscador Google nos ofrece además un mapa interactivo sobre los mejores momentos de 2012 y listas mundiales y por países sobre lo más buscado, a saber, Whitney Houston -que ha sido, de lejos, una de las más requeridas en todo el planeta-, el iPad 3 o Kate Middleton. En imágenes gana el grupo One Direction.

 

 

¿Y en España? “Bankia” es líder de búsquedas en Google, aunque me gustaría destacar un par de cosas más.

Los primeros puestos en consultas que comienzan por “Cómo” y “Qué” están dedicadas a redes sociales. “Cómo funciona Twitter” y “Qué es Instagram” son algunas de las cosas que los españoles preguntamos más a Google. ¿Qué app ha sido la más buscada en Google en 2012? Pues la de Twitter. Todo está conectado.

Podéis encontrar todo esto en la web Zeitgeist 2012, merece la pena.

Pero vamos a lo personal: si queréis explorar vuestra propia actividad en Google, incluyendo búsquedas, maps, imágenes, vídeos vistos o noticias leídas, entrad en Web History.

 

Facebook Stories

 

Por último, Facebook, con 1.000 millones de usuarios activos al mes, también permite ya a los usuarios hacer su propio balance del año. Lo muestra, según explica Social Samosa, como un timeline y destaca las fotos, amigos nuevos y acontecimientos más importantes de cada uno en 2012, además de las páginas que nos han gustado, claro. Lo único que tenéis que hacer es poner vuestro usuario en esta url y os saldrá: www.facebook.com/yearinreview/usuario.

Si nos interesa más lo general -nos tenemos muy vistos-, podemos ver qué ha triunfado en España en esta red social durante el último año: el tema más popular ha sido el “trabajo”, seguido de “huelga” y “Rajoy”; la canción más escuchada, Rayos de Sol; y el lugar con más check-in, Las Ramblas.

 

Balance del año en Facebook España

 

Pero también podemos hacer un repaso a muchos más países. Solo tenéis que ir a Facebook Stories y navegar por todo el contenido. Con Estados Unidos se han explayado un poquito más y han incluido en sus listas de tendencias los memes, las películas, la política, la tecnología, etc. Por cierto, que Instagram ha sido en este último apartado lo más popular en Facebook en EE UU; y Barack Obama, en el apartado de figuras públicas.

Nos quedan muchas más tendencias y balances que ver. Habrá que estar atento a Instagram y Pinterest, las redes sociales de fotos más populares durante este año 2012. En YouTube, por si os lo estábais preguntando, no queda lugar para la discusión. El videoclip de Gangnam Style sigue batiendo récords.

 

La viralidad también es elegante

Recurro de nuevo a los chicos de Stamen para enseñaros tres visualizaciones chulísimas sobre el recorrido en Facebook de tres imágenes posteadas en origen por el actor estadounidense George Takei, conocido por su participación en Star Trek.

Durante tres meses, entre julio y septiembre de este año, el estudio de diseño se encargó de contabilizar cuántas personas -por género- y cómo compartieron las imágenes, de ahí las ramas y sub-ramas que surgen de forma continua y que van muriendo o, por el contrario, generando más actividad. Todo para demostrar la viralidad de una red social con mil millones de usuarios en todo el mundo.

La primera de las imágenes es Marvin the martian, fue compartida más de 311.000 veces y acumuló más de 179.000 me gusta; la segunda, titulada Ab Fab London, se compartió más de 90.000 veces y recibió más de 98.000 me gusta; por último, Famous failures fue compartida más de 103.000 veces y recibió más de 145.000 me gusta.

Marvin the Martian from Stamen on Vimeo.

Absolutely Fabulous from Stamen on Vimeo.

Famous Failures from Stamen on Vimeo.

Amigos por todo el mundo

Hace tiempo que quería echarle un vistazo a este mapa. Nos enseña cómo se relacionan los países de todo el mundo entre sí a través de las conexiones establecidas mediante Facebook.

Y resulta que es toda una muestra sociológica e histórica que nos descubre relaciones entre personas de lugares que, a priori, no tienen mucho que ver. Por ejemplo, las existentes entre las Islas Marshall y Estados Unidos, Haití y República Dominicana, Angola y Portugal o Suecia e Irak.

Esta última, por ejemplo, desarrollada por la cantidad de refugiados iraquíes que ha acogido el país nórdico, muchos más que los que han recibido Canadá y EE UU juntos. Solo en la pequeña localidad de Södertälje hay más de 8.000 personas de origen iraquí (el 44% de la población de esa ciudad, de hecho, es de origen extranjero).

La inmigración, las relaciones comerciales (exportaciones, por ejemplo) y las reminiscencias coloniales, que permanecen inalterables gracias a factores culturales o lingüísticos, son los ejes que vertebran las actuales comunicaciones virtuales entre familias, amigos, conocidos, etc.

Si pinchas en un país, el mapa te muestra un ranking de los cinco primeros países con los que tiene más relaciones a través de Facebook. Para eso se tienen en cuenta los amigos existentes entre países y el total de amistades dentro del propio país.

Además, se utilizan colores para diferenciar continentes y, en una segunda opción, para distinguir los idiomas, lo que ofrece una nueva perspectiva a las conclusiones que se obtienen de esta visualización. Por último, los creadores, que han elaborado este proyecto para Facebook Stories, ofrecen algunas claves concretas para cada país.

Pinchemos en España. La lista es: Ecuador, República Dominicana, Rumanía, Colombia y Venezuela. Según datos del Observatorio permanente de la inmigración del pasado mes de junio, la nacionalidad extranjera mayoritaria en España es la rumana con más de 900.000 personas; hablamos de extranjeros con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor, es decir, de datos oficiales. Después están Marruecos, Ecuador, Colombia y Reino Unido.

¿Qué pintan ahí, por ejemplo, República Dominicana o Venezuela? Pues, probablemente, están ahí porque en el primer país tenemos inversiones y porque Venezuela tiene más de 148.000 españoles censados, una de las comunidades más grandes de nacionales en el extranjero. Y porque con ambos países compartimos idioma, no así con Marruecos.

Podéis trastear un poco y averiguar por qué Japón y Corea del Sur, Catar y Nepal o Canadá y Filipinas tienen tanta relación.

Ver el mapa

El turista un millón

Esto es lo que ha sonado en mi cabeza…

 

 

…cuando hoy he visto estas tres cosas en un periódico de tirada nacional, en una entrada en Facebook de otro diario y en una nota de prensa en la web de un partido político:

 


El otro día se preguntaba una amiga: “¿Cuándo dejarán de decir los titulares que alguien ha dicho algo en Twitter?”.  La respuesta, aunque no verbalizada, apuntaba a un simple “cuando ya no esté de moda”. ¿Nos estamos pasando un poco mirando a las herramientas en vez dedicarnos a usarlas?

Me surgen varias dudas con este tema. No sé si acabamos de darnos cuenta de que tenemos lectores y votantes; no sé si tenemos inflado el ego virtual; no sé si nos publicitamos en vez de comunicar; no sé si nos hemos acomodado en Internet o es que llegamos tarde. A veces me da la impresión de que los llamados internautas -terrible palabra- son (somos) considerados todavía como un colectivo especial, desconocido y extraño, al que hay que adular y reconocer, simplemente porque hay que captarlo.

Probablemente todas las manifestaciones que se ven en la imagen no impliquen nada más que un simple agradecimiento, aunque me consta que cada uno de los que las ha expresado -indirectamente, creo que me comprendéis- entiende las redes sociales de una forma muy distinta. Supongo que no basta con premiar al turista un millón, sino que además hay que hacerle caso.