140 y más 140 y más

"It's the end of the world as we know it (and I feel fine)" Michael Stipe

Archivo de octubre, 2014

‘Selfies’ con dinero, ¿sí o no?

Hace unos días, repasando mi timeline, me encontré con este tuit promocionado:

BCE

Resulta que el Banco Central Europeo ha puesto en marcha, hasta el 30 de noviembre, un concurso de selfies con dinero (aquí, las bases). Concretamente, con el nuevo billete de diez euros. Hay 100 premios, 5 ipads mini y 95 billetes de diez euros “sellados en acrílico, con un valor unitario de 20 euros”. La idea es compartir una autofoto en Twitter e Instagram con la etiqueta #mynew10.

No es la primera vez que el BCE lanza una iniciativa de este tipo en su afán divulgativo sobre el euro. El año pasado, por ejemplo, animaba a descubrir los “elementos de seguridad” del nuevo billete. En esta ocasión, sin embargo, ha optado por sumarse a la moda selfie y por abrir la puerta a un sinfín de creatividades móviles (y otras tantas cosas más).

¿La respuesta? En Instagram encuentro medio millar de instantáneas, algunas hechas en España. Como estas.

#mynew10

Una foto publicada por José Javier Pinilla Martínez (@joseja82) el Oct 10, 2014 at 6:40 PDT

#mynew10 Una foto publicada por @rafapetunia el Oct 10, 2014 at 4:49 PDT

Son dos de los ejemplos que más se salen de la aburrida cara-con-billete (la mayoría son así, sin más), presumiblemente el objetivo inicial de la institución.

En Twitter, por contra, veo que la caña ha sido algo mayor. Supongo que hay quien considera que pedir fotos con billetes es poco apropiado, dada la coyuntura económica actual en Europa y también que el propio Mario Draghi anda pidiendo “esfuerzos” para evitar una nueva recesión. Por no hablar de las particularidades púnicas de cada país.

Y claro, esto es lo que pasa

 

He leído también unas cuantas críticas, sin foto, por el hecho de que haya tuits promocionados (pagados), aunque no aprecio un enfado general de los usuarios con la campaña. En Facebook, al quedar fuera de esta acción por parte de los organizadores, apenas hay conversación sobre el billete.

Las fotos son incluidas en un mosaico gigante -de momento no se ha llenado y hay fotos repetidas-, en el que se puede hacer zoom y en el que se puede buscar una imagen concreta a partir de un correo electrónico. Todo esto, en el microsite que el BCE ha creado para el concurso.

¿Os parece una buena/adecuada campaña?

La reina de Inglaterra y su primer tuit

Andan revolucionados en el Reino Unido porque la reina Isabel ha escrito un tuit. El primero de su vida y es posible que el último, aunque nunca se sabe, dada su trayectoria pionera (que bien explica el Daily Express en este artículo).

Ha sido con la cuenta oficial @BritishMonarchy, la que se encarga de divulgar toda la información relativa a las actividades de la institución y de la familia real, en un tableta y con motivo de la inauguración de una enorme muestra en el Science Museum de Londres sobre la historia y la evolución de la comunicación y las tecnologías de la información.

Esta es la foto del momento:

 

 

Y este es el tuit, que lleva ya miles de retuits y favs y que está generando todo tipo de comentarios con el hashtag #thequeentweets.  


El Express cuenta que la reina envió su primer correo electrónico en 1976 desde una base del Ejército –fue la primera monarca en hacerlo, según han recordado durante la inauguración- y que visitó por primera vez el Museo de Ciencias en 1938.

La reina Isabel cuenta desde hace tiempo con una famosa cuenta que parodia su figura en Twitter, @Queen_UK.

Un tablón de anuncios anónimo y para universitarios

El boom de las aplicaciones / redes sociales en las que el anonimato es uno de los puntos fuertes es una realidad desde hace meses. Por lo que veo a mi alrededor, en España es Secret la que ha suscitado cierto interés, basado fundamentalmente en el morbo de lo que allí se cuenta. Pero hay otra que, con sus pros y contras, está encontrando su nicho: es Yik Yak, y se dirige a un público mayor de diecisiete años, los estudiantes universitarios. Actualmente, leo en The Guardian, se usa en unas 1.000 comunidades de este tipo. Se supone que el año que viene van a expandirse más allá de Estados Unidos.

Se supone que esta aplicación pretende ser un lugar en el que compartir, básicamente, bromas y acontecimientos que tienen lugar en lugares determinados y reducidos; como un tablón de anuncios. Nada misterioso ni retorcido, en principio. Hay una limitación espacial, el radio para los contactos e interacciones es de un máximo de 2,4 kilómetros (se utiliza la geolocalización), aunque se puede cotillear lo que se dice en otros lugares. Los usuarios, eso sí, participan sin desvelar sus identidades. Hay también un sistema de votos positivos y negativos para los posts.

No parece demasiado novedoso o interesante, aunque el tema de la comunidad acotada puede ser lo más acertado para el entorno universitario. En la web hay un apartado llamado geofence request. Resulta que no solo a los estudiantes mayores les gusta Yik Yak, sino también a los más jóvenes. Ha habido varios problemas de ciberacoso y algunos episodios desagradables, por lo que los creadores de la aplicación permiten el bloqueo de institutos y colegios para que sus alumnos no puedan acceder. Ya hay decenas de miles de bloqueos activos.

Veo que acaban de introducir los emojis. Llevo leyendo sobre Yik Yak desde hace semanas, aunque no me había puesto a profundizar hasta hoy. Coincido con aquellos que la han analizado en que, pese a su cierta utilidad en un público determinado, desbancar a gigantes como Twitter y Facebook es complicado. Además, parece que no acaban de solucionar el asunto del mal uso; eso es algo que ocurre en todas partes, aunque un entorno tan sensible como el educativo puede verse muy dañado por estas cosas. Aquí podéis ver una radiografía de la aplicación.

 

From Cornell.

A photo posted by Yik Yak (@yikyakapp) on Sep 9, 2014 at 11:33 PDT

Más cárcel para “trolls” en el Reino Unido

El Gobierno británico ha anunciado que va a endurecer las penas de cárcel para aquellos “trolls” que acosen en Internet a otras personas y las sometan a vejaciones o amenazas graves.

El secretario de Estado de Justicia, Chris Grayling, se ha referido en The Mail on Sunday a estas personas como “cobardes” y ha dicho que van a cambiar la ley para que este tipo de conductas, en los casos más extremos, supongan hasta dos años de prisión para quienes las practiquen, cuatro veces más respecto a la pena actual.

El detonante ha sido el caso de la modelo Chloe Madeley -a la futura ley ya la llaman la ley Chloe-, a la que amenazaron con violar en las redes sociales después de unas desafortunadas palabras de su madre sobre el futbolista Ched Evans, condenado por violación.

¿Os acordáis del debate que se originó aquí tras el asesinato de Isabel Carrasco?

Las palabras tuit, tuitear, tuitero y red social ya están en el diccionario

Se anunció hace un par de años y ya es una realidad. Hoy se presenta la nueva edición del “Diccionario de la Lengua Española” (la anterior es de 2001), que incluye las palabras “tuit”, “tuitear”, “tuitero” y “red social”. También hay otras como “precuela” o “dron”. Así lo ha avanzado la RAE en Twitter.

 

 

Por cierto, que leo en Efe que el diccionario, que se puede comprar ya, tiene 93.111 entradas, 4.680 más que el anterior, y cuesta 99 euros.

El Comité Especial del ébola tiene Twitter

(Incluye actualización 14:26 h)

El cambio en la estrategia de comunicación del Gobierno con el tema del ébola es evidente desde el pasado viernes. Ese día, para empezar, Ana Mato fue apartada del mando, se creó un comité de crisis nuevo -otro de científicos- y ahora en las ruedas de prensa las cabezas visibles son técnicos, con gran capacidad de respuesta y de explicación, sobre todo en cuanto a temas médicos se refiere.

En redes sociales no había cuentas oficiales que informaran en exclusiva y con exhaustividad sobre el tema. El reparto ha estado, tanto en Twitter como en Facebook, entre los perfiles del Ministerio de Sanidad (TW y FB), los de Presidencia del Gobierno (TW y FB) y, en menor medida, los de Vicepresidencia (TW y FB). La información quedaba, en algunos casos, algo diluida entre otros asuntos rutinarios. Esto también parece que ha cambiado.

El lunes por la tarde (me enteré por mi compañero Nacho, pero la fuente era Javier Salas) apareció de la nada una cuenta verificada en Twitter del Comité Especial para la gestión del ébola, es decir, del nuevo comité de crisis: @Info_Ebola_Es. En realidad, según Twopcharts, la cuenta se creó el pasado viernes a las 11 hora local (se indica que es de Madrid), es decir, durante la reunión del Consejo de Ministros. Es llamativo que, pasadas las 12.30 horas del martes posterior, no se haya lanzado ningún mensaje.

Por si quedaba alguna duda (no vaya a ser), según me han confirmado desde Twitter, la cuenta es real y oficial.

Esta información no la he obtenido, por tanto, de la parte gubernamental: ayer por la tarde contacté con la dirección general de comunicación, dependiente de la secretaría de estado de comunicación, y aún estoy esperando. Desconozco, además, si esta cuenta llevará aparejado un perfil en Facebook, quién la(s) va a gestionar y qué tipo de información ofrecerá, preguntas que espero poder hacer en breve a alguien. Supongo que se explicarán los motivos del retraso en su arranque, que intuyo logísticos.

En cuanto se corrió la voz el lunes, el número de seguidores empezó a crecer a toda velocidad (hay demanda, es indudable) y ya supera la cifra de 6.000. De momento, la cuenta no sigue a nadie y, según he podido saber, comenzaría a lanzar tuits esta misma mañana. Actualizaré este post cuando así sea.

** ACTUALIZACIÓN (14:26 h): La cuenta ha lanzado un tuit de bienvenida poco antes de las 14.30 horas de este martes.  Lo incrusto aquí abajo. Ha sido justo después de que terminara la rueda de prensa que el comité ha ofrecido hoy; los siguientes tuits resumen esa comparecencia.

 

 

193295-600-338

Foto: Pantallazo de Twitter.

Un beso que dura años: #BrinsonBanksing

Empezaron a hacerlo en marzo de 2010 y desde entonces no hay lugar que se les resista a la hora de inmortalizarse con su apasionado beso.

Los protagonistas de esta historia, leo en My Modern Met, son los fotógrafos Kendrick Brinson y David Walter Banks, de Los Ángeles, que un buen día decidieron que repetirían hasta la saciedad -casi siempre ellos mismos, usando el temporizador de la cámara- la pose con la que un amigo les fotografió y que se convirtió para ellos en un símbolo.

Su idea acapara estos días titulares en varios medios en Internet, aunque hace meses se empezó a hablar de “fenómeno”. Pero es ahora cuando el hashtag #BrinsonBanksing está dando más que frutos.

No solo le sirve a este matrimonio para dar a conocer su trabajo (tienen juntos un negocio de fotografía) en redes sociales como Instagram, Facebook o Tumblr y en su web, sino también para que su retrato romántico se haya convertido en viral y en algo imitado por otros usuarios. Os dejo la evolución del proyecto y las aportaciones de otros a la idea:

 

 

 

 

 

 

El ‘selfie’ ya es “selfi” en español

En la línea que viene siguiendo desde hace tiempo con este tipo de términos, los relacionados con la tecnología y las redes sociales (como tuit o tuitear o wasap y wasapear), la Fundeu (Fundación del Español Urgente) ha lanzado hoy una nueva recomendación sobre una de las palabras utilizadas en el último año. Se trata de selfie.

Supongo que los términos autofoto y autorretrato no acaban de cuajar en las conversaciones y en los medios de comunicación, a pesar de que en diciembre de 2013 la fundación ya recomendó su uso como alternativa a la palabra en cuestión.

Así que, debido al “uso abrumador” de selfie (es una palabra mucho más corta, más atractiva y se usa en todo el mundo, cosa que se pudo comprobar perfectamente con la famosa foto de grupo de los Oscar), la Fundeu cree que lo lógico es adaptarla al español.

La Fundeu recomienda, por tanto, “selfi”, aunque no se decanta de momento por un género concreto y dice que, hasta que no exista un uso mayoritario que determine si se trata masculino o femenino, se pueden seguir usando los artículos el y la indistintamente.

En cualquier caso, hay que recordar que esto es solo una recomendación y que “selfi” no consta en ningún diccionario.

¿Vosotros qué preferís? ¿Selfie o selfi? ¿El selfi o la selfi?

Selfie

Foto: EFE.