140 y más 140 y más

"It's the end of the world as we know it (and I feel fine)" Michael Stipe

Entradas etiquetadas como ‘publicidad’

¿El anuncio de la RAE? Yo prefiero ‘Gabriel’

Twitter arde, que se dice últimamente (ay). Con muchas cosas en general, pero con la RAE en particular.

Todos habréis visto el anuncio que la agencia Shackleton ha elaborado para la Academia de la Publicidad, que felicita así a la Real Academia por sus 300 años de existencia. El vídeo en Youtube en el canal de la Academia (la de Publicidad) acumula más de 123.000 visitas, más de 1.000 ‘me gusta’ y unos 150 ‘no me gusta’. Pero ojo, ya tiene 250 comentarios.

Sí, hay debate.

Y el debate tiene mucho que ver con un comunicado conjunto de la Federación de Mujeres Progresistas, la de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas y la Fundación Mujeres que tildan de misógino y sexista el spot (pero no porque aluda a un ama de casa, cosa que, dicen, “no se especifica en ningún momento”) . El tuit original de la RAE -del 26 de septiembre, hace ya- obtuvo 45 retuits (no vi nada en @Fundeu). El vídeo se colgó el día 25 de septiembre.

 

 

Es curioso que la Academia de Publicidad haya colgado también en su canal de YouTube un vídeo de cómo el telediario de Telecinco se hizo eco del anuncio, y que la cadena lo haya bloquedado por infringir el copyright; y también que en el canal de YouTube de la propia RAE no haya rastro del anuncio. Aunque no todo han sido vídeos, también ha habido tuits-mensaje-homenaje.

 

 

Según KeyHole, el hashtag #RAE300Años, con el que se lanzó el vídeo, solo se ha usado en Twitter -no en Facebook ni en Instagram, aunque yo he encontrado al menos cuatro fotos en esta red-. Y la evolución de la etiqueta en los últimos días, en la que han participado 379 usuarios, según la herramienta, habría sido más o menos así:

 

Según Topsy, ha habido 594 tuits con el hashtag, 204 de ellos el día 25 de septiembre. Si buscamos solo por las palabras “RAE” y “anuncio” a la vez, es decir, si nos centramos más en el asunto del spot, nos salen unos 4.300. La etiqueta propuesta por la RAE para su aniversario, por tanto, ha sido utilizada por los usuarios, pero no en el marco de las críticas por el vídeo en cuestión.

Supongo que el anuncio partió del Limpia, fija y da esplendor, lema de la institución. Y que la Academia de Publicidad, asumiendo el juego de palabras, construyó un anuncio de mentira con tintes de otros años como guiño. Creo que si este mismo anuncio hubiera sido emitido en un programa de risas o como parte de un gag en una serie de primetime, nadie habría dicho nada.

Cuando lo vi por primera vez me pareció una pieza hecha desde el humor, recordando los antiguos -y no tanto, ¿eh?- anuncios de detergente que todos hemos visto; exagerado, súperactuado. Pero no solo los anuncios… ¿No es esa la voz de Primitivo Rojas? En efecto. Me acordé también de la madre de Toni Garrido (“Hijo mio, tienes una voz impotente”) y del libro Diga Treinta y tres.

No lo vi machista ni misógino. No lo vi serio ni formal. No lo vi humillante para nadie. No lo vi como esto. Lo vi, casi, como esto. ¿Facilón? Bueno, pues sí. Por eso yo soy más de Martes y Trece y de Gabriel y Julipán.

 

Boca, oreja, hashtag

Creo que los anuncios en televisión han cruzado una línea. Esa en la que pone bien claro y en letras rojas que el medio no es el fin. Es lógico que la publicidad se apoye en las redes sociales y en su viralidad para difundir mensajes y crear expectación, en ocasiones con resultados originales y creativos. O simpáticos. Pero cuando el calzador es más grande que el hueco en el zapato, no hay nada que hacer. Voy a poner un ejemplo.

El último spot de la marca Evax, titulado “Noticia bomba”, nos anima a nosotras, potenciales clientas, a que difundamos las bondades del producto en cuestión. Por supuesto, hemos de hacerlo con un hashtag y con el objetivo de que “se entere todo el mundo”. El anuncio recrea un presunto proceso comunicativo que se origina en un telediario en el que la presentadora es Marta Robles y la reportera es Beatriz Montañez; después, dos blogueras de moda -por cierto, reales- se encargan de propagar el contenido del anunciado estudio científico en las redes sociales usando su influencia. El resultado es que la masa comienza a compartir la buena nueva y entonces… compramos.

Echad un vistazo:

Y yo ya me he perdido. Porque el proceso, aunque yo trabaje en un medio de comunicación, suele producirse al contrario (aunque si se trata de una “noticia bomba”…). Porque no entiendo la mezcla entre lo informativo y lo ficticio; porque no sé si las comunicadoras elegidas -nada contra ellas, ¿eh?- pretenden ser lo que son o lo que no son; porque los blogueros prescriptores no son meros altavoces -algunos sí-; porque no sé qué tiene que ver la moda con las compresas; y porque yo no escribiría un hashtag con tintes escatológicos, lo siento.

¿Normalizar este aspecto de nuestras vidas? Claro, pero tampoco hace falta que el trending topic rija hasta los aspectos más íntimos.

Puedo asumir que yo no formo parte del target del spot, pero como usuaria -y clienta, oiga- no me convence el universo construido en el mismo. Mucho más sutil y sencillo es este anuncio de Hyundai, que recrea cualquiera de los miles y miles de montajes que pueblan YouTube en el que un collage de imágenes con palabras o frases escogidas sirve para conformar la letra de una conocida canción. En este caso, I want to break free, de Queen. Vale, el juego de palabras con brake (frenar) es facilón, pero no cae en lo obsceno y mucho menos en lo pretencioso. Este es el spot:

La marca de cerveza San Miguel, por su parte, también juega con las expresiones “0,0” (de alcohol) y “2,0” (de Internet). El mensaje que ofrece su nuevo anuncio es mucho menos agresivo que en el caso de Evax: compartir actitudes, más que hacer publicidad de un producto concreto. Es menos mandatario, diría yo, y le quita la sensación de frivolidad, aunque medien dos estrellas del baloncesto (que caen bien) y la finalidad sea la misma, vender. La idea que subyace es la de usar las redes sociales para propagar conceptos y acciones que mejoren el entorno, la sociedad, etc. Una canción alegre y adecuada hace el resto. ¿Nos lo creemos más? Yo creo que algo sí.

He mencionado antes la palabra sencillez. En comunicación, publicidad y redes sociales -y en general- es, creo, lo más efectivo. Es más sencillo que alguien hable de ti por si mismo que pedirle expresamente (directamente) que lo haga, solo hay que ofrecer el contenido adecuado. Por eso yo siempre he sido más del estilo Patxi; a saber:

Agregar a tu madre en Facebook

Si alguien creía que rescatar a Enrique y Ana (y su chino filipino) para un anuncio de televisión era lo más -aunque El Intermedio ya se había adelantado con uno de sus famosos montajes con Rajoy– o que el ¿acertado? viral de Loewe había ocupado para siempre el primer puesto en las menciones en redes sociales… es que no confiaba en la creatividad primaveral de algunos.

La empresa Central Lechera Asturiana ha lanzado una campaña especial con motivo del día de la madre -6 de mayo- que lleva unos días dando de qué hablar. Incluye un supuesto vídeo casero y también -imprescindible elemento- una canción bastante pegadiza que apunta maneras al estilo de “Tú me das cremita, yo te doy cremita”.

La marca pone a Facebook por testigo de su estrategia y coloca a un chico en la tesitura de tener que decidir si agrega o no a su madre en esta red social. Una duda que, por otra parte, seguro que han tenido muchos antes y no solo con sus padres, sino con sus jefes, por ejemplo.

El spot se puede compartir y comentar a través del perfil de Twitter y la página en Facebook de Álvaro Garrido, el chaval en cuestión que, en la vida real, trabaja en el sector audiovisual. También podemos encontrar a la madre, claro. Por si no lo habéis visto, el vídeo es este: