140 y más 140 y más

"It's the end of the world as we know it (and I feel fine)" Michael Stipe

Archivo de mayo, 2014

La subcomisión de redes sociales pide seis meses más (y se los dan)

Hace solo dos semanas hablaba con Conrado Escobar, portavoz de Interior del Grupo Popular en el Congreso e impulsor de la creación de la subcomisión parlamentaria de estudio sobre las redes sociales, y me dijo que estaban “en la recta final” de sus trabajos.

Lo están, aunque ayer se votó en la Comisión de Interior (de la que depende al primera) continuar durante seis meses (hábiles) más esos trabajos a partir de junio. La petición de prórroga se ha realizado en nombre de todos los miembros de la subcomisión. Estos.

Escobar me explicó que quedaban dos o tres comparecencias por celebrarse. Ayer, en la comisión, detalló que son las del responsable del Ministerio del Interior (¿Fernández Díaz?) y, “por razones de oportunidad”, las de “algún operador de las redes sociales” (¿cuál(es)?). Después, vendrán el informe y las conclusiones.

¿Por qué piden seis meses más? Pues porque se ha generado mucha documentación a partir de las más de 40 comparecencias realizadas y porque coincide “felizmente” (sic) en el Congreso la tramitación de la reforma del Código Penal (¿Acabarán en él algunas de las recomendaciones? ¿irán estas en la línea oficialista de introducir algún tipo no contemplado sobre el fomento del odio? ¿o, por el contrario, se centrarán en la educación y en la prevención? ¿se forzará la legislación? Ay, cuántas preguntas.)

Sobre el tema intervinieron brevemente para fijar postura los portavoces de PNV, CiU, PSOE y PP. Y bueno, Esteban González Pons, presidente de la comisión y electo reciente -al que todos desearon buena suerte en su nueva etapa-, que iba dirigiendo la sesión.

Llamó a la subcomisión de estudio sobre las redes sociales “subcomisión de seguridad en las redes telemáticas” (sic). Unas redes, dijo, que “estrechan lazos”. Como Instagram, en la que últimamente publica como si no hubiera mañana. En su descargo diremos que algún-que-otro excandidato (ya trataré este tema) se ha olvidado de sus cuentas tras el paso por las urnas.

 (En la foto, González Pons junto a María Rosa Ripollés, letrada de la subcomisión de Estudio sobre las Redes Sociales)

Todos los grupos estuvieron de acuerdo -“por asentimiento”- en prorrogar la subcomisión. Utilizaron palabras para este tema como las de asunto “complejo” e “inagotable”. Hablaron de las “zonas de sombra” en esto de expresarse dentro y fuera de las redes, de la “pasión” con la que los diputados han abordado el tema y de que algún grupo ha valorado incluso “volver a llamar” a algunos comparecientes a raíz de los últimos acontecimientos tuiteros que, por cierto, se han desinflado casi tanto como las detenciones gota a gota. Pero no.

La subcomisión ha recibido críticas por celebrarse a puerta cerrada. Todas las subcomisiones lo hacen y sus informes se publican solo cuando terminan sus trabajos. José Ignacio Sánchez Amor, portavoz del grupo socialista dijo, de hecho, que la falta de presión mediática les ha permitido trabajar “con una cierta mayor libertad”.

Tras referirse a las recientes “diatribas públicas sobre el uso de Twitter”, añadió que “el trabajo de la comisión, si estuviese semanalmente escudriñado por la prensa podría ser más envarado, menos fluido” y que de esta forma, van “a ser más útiles a esta comision (de Interior), al parlamento y al país”.

Pues no sé yo si me convence.

Billboard estrena listas de éxitos con Twitter

Twitter Music fracasó y desapareció de la App Store hace un par de meses. Pero, tal y como anunció la red social poco después, a rey muerto, rey puesto.

Billboard ha anunciado ya la puesta en marcha de los Billboard Twitter Real-Time Charts, listas de éxitos musicales (patrocinadas) con las canciones que más se comparten en Twitter en Estados Unidos. Se nutren de tuits con enlaces a plataformas como Spotify, Vevo and iTunes, hashtags como #nowplaying o #np o palabras clave como “music”, “song”, “track”, o “listen”.

Dos de las listas, Trending 140 y Emerging Artists, son en tiempo real. Otras dos, Emerging Artists y Top Tracks, de carácter semanal. En Trending 140 la lista se elabora mediante una fórmula que compara el número de veces que una canción se ha compartido en la última hora con la media de las últimas 24 horas. También tiene una opción para ver qué se ha compartido más en las últimas 24 horas.

En cuanto a Emerging Artists, la lista incluye a artistas con menos de 50.000 followers en Twitter que no hayan resultado destacados en los 50 primeros puestos de la lista Billboard Hot 100. Los rankings semanales se publicarán en la versión impresa de la revista. La publicación asegura que también tiene en cuenta los comentarios negativos, pero que en realidad estos no suelen incluir los hashtags propuestos o enlaces.

La lista te da la posibilidad de escuchar las canciones en varias plataformas musicales (y la lista entera en Spotify), muestra la cuenta de Twitter del artista en cuestión y también una gráfica del comportamiento del tema en Twitter en la última media hora. En 2013, explican en Billboard, se escribieron más de mil millones de tuits relacionados con la música en Estados Unidos.

Billboard

Imagen: pantallazo del Trending 140 de Billboard.

La final de la Champions en Twitter

Esta visualización de Carto DB muestra la intensidad con la que se fue viviendo en Twitter la final de la Champions League, que terminó con la victoria del Real Madrid por 4 goles a 1 frente al Atlético de Madrid. Se incluyen los momentos clave, como las tarjetas, los cambios y los goles. Los tuits se han filtrado por geolocalización y por palabras clave relacionadas con cada uno de los equipos. Queda chula, aunque echo en falta algo más de contexto: ¿quién metió los goles? ¿a quién sustituyeron? ¿cifras de tuits?

 

La Casa del Rey ya tiene Twitter

La Casa del Rey ya tiene cuenta oficial en Twitter. Está verificada y, aunque ha empezado a lanzar mensajes hoy, se creó el pasado 15 de mayo.

De momento, sigue a los perfiles de Moncloa, Congreso y Senado y a otras casas reales. La llevará el equipo de Comunicación de Zarzuela, me explican por teléfono, sin especificar cuántas personas se dedicarán a ello; como ocurre con otros perfiles institucionales, “no conversará” con otros usuarios, confirman, aunque sí hará menciones de otras cuentas en función de lo que tuitee.

La web de la casa real ha publicado unas “normas de uso” de la cuenta en las que explican que su labor será informativa. “Se trata de un perfil institucional, en ningún caso de un perfil personal”, dice el texto. Pregunto si esto excluye totalmente la posibilidad de crear alguna cuenta personal, pero en Zarzuela se remiten a esta como representativa y única de la institución. Entiendo, lógicamente, que no se contempla.

 

 

La cuenta entra dentro del proceso de “digitalización de la casa”, me explican, es un “paso más”. Recuerdan que la primera web de la institución es de 1997 -la actual, según datos de la Casa del Rey, registra 100.000 usuarios mensuales- y que ya tienen un perfil en Youtube, una web infantil, han hecho streamings, apps, etc. Han publicado una nota que explica todo eso.

La Casa del Rey advierte de que si recibe expresiones “ofensivas”, spam, “reiteraciones” o referencias a “contenido violento, sexual, racismo o discriminatorio”, se reserva el derecho a bloquear o denunciar -a Twitter- a usuarios.

En menos de una hora (el primer tuit es de las 11:57 h), la cuenta ha sumado casi 4.000 followers. Aquí podéis, de forma gráfica, ver cómo evolucionan las menciones de la cuenta y la aceptación o difusión (o rechazo, o comentarios de todo tipo, vaya) que está teniendo: Topsy, Social mention, Trendsmap.

Trends Map

Sobre la imagen de cabecera, han puesto una fotografía del Palacio de la Zarzuela (¿soy yo o se ve un poco pixelada?). En cuanto a la imagen de fondo cuando uno pincha en los tuits para verlos de forma individualizada, se ha optado por un azul Twitter normalito. Como avatar, el escudo. Esperemos que jueguen un poco con el nuevo formato de las cuentas de Twitter, porque la cabecera se presta a ello y la actividad de la familia real genera muchas imágenes distintas a lo largo del año.

Una última cosa: el nombre. Me suscita dudas el hecho de que hayan escogido @casareal, ya que es algo muy genérico y no especifica, salvo en la biografía -y porque está escrito en castellano-, que se esté hablando de España. Entiendo, no obstante, que han seguido la línea de otras casas, como la noruega o la holandesa, que han escogido un nombre similar. Lo digo también porque “casa real” no es lo mismo que “Casa del Rey”, que es como se llama la institución. En cualquier caso, la identidad digital queda así unificada -así debe ser- con el resto de perfiles y con la web.

Actualización: veo que la cuenta @Casa_Real_, que no era oficial, que iba informando de las actividades de la familia real y que tenía unos 2.000 tuits, ha sido suspendida.

 

 

Los candidatos a las europeas en Twitter

La agencia de relaciones públicas Burson-Marsteller, en colaboración con Shore.li, ha desarrollado una herramienta, EP2014tweets, que monitoriza los tuits de los candidatos a las elecciones europeas del próximo 25 de mayo.

Se pueden filtrar por país, por tendencias, por los diez candidatos “más influyentes” (también por país), ver con qué otros aspirantes hablan, qué hashtags o palabras claves son más utilizados, etc. Los aspirantes españoles, de hecho, están entre los que generan más actividad, veánse Iglesias, Valenciano y Pons.

Echo en falta, en cualquier caso, algunos detalles, como especificar quién lleva personalmente su cuenta y quién tiene un equipo -si es que es posible saberlo- , si los tuits que, por ejemplo, remiten a Facebook con un enlace tienen la misma importancia para el cómputo que los que incluyen un mensaje o una mención…

Está bien el filtro por tuits con vídeo y con fotos. Hay otro que muestra los tuits en inglés y, claro, no los de los candidatos españoles no se ven.

En el momento en el que he consultado la herramienta (19 horas), el candidato con más tuits hoy (se pueden ver días anteriores, con tope el 5 de mayo) es el italiano Franco Arminio (L’Altra Europa con Tsipras) y, de los españoles, Pilar Barrientos (Primavera Europea).

Ahora, el más influyente (hoy) para la herramienta es Pablo Iglesias (Podemos).

 


 

Galletas de la suerte con emojis

Sus frases tienen todo el sentido… o puede que ninguno. A raíz de un tuit-idea, el programador Luke Karris decidió crear las galletas de la suerte (o de la fortuna) virtuales y con emojis como fuente de sabiduría. La aplicación genera tantas veces como quieras una nueva galleta con un mensaje distinto totalmente interpretable, eso sí. La web permite copiar el contenido o, directamente, compartirlo en Twitter. Hala, a procrastinar.

Emoji Fortun

 

* Imagen: captura de Emojifortun.

Come y paga con una foto en Instagram

Es una acción promocional de la marca de congelados Birds Eye que intenta explorar la vertiente comercial de Instagram.

La empresa ha abierto durante dos días un restaurante pop-up -de carácter temporal- en Londres en el que los clientes han podido pagar la cuenta con el simple gesto de compartir fotografías de sus platos en la red social con el hashtag #BirdsEyeInspirations.

Los próximos serán en Leeds y Manchester.

 

Sitios “pocos recomendables”, como Internet

“Me parece que ha llegado el momento de regular las redes sociales porque no todo vale”. Lo dice Pepe Martínez Olmos. Es diputado del PSOE por Granada en el Congreso. Y ha escrito en su blog un post indignado explicando que ayer asistió con horror a todo tipo de insultos y burradas en redes sociales después de conocerse el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco. Comprensible. Bien. ¿Bien?

Yo estuve ayer trabajando en esa noticia. Haciendo llamadas, siguiendo la última hora. Y, como siempre, siguiendo lo que se decía en redes sociales. Y sí, hubo gente que hizo comentarios desafortunados, gente que dió su pésame, gente que mostró su tristeza, que bromeó, que insultó, que se precipitó, etc. Gente, fue gente, personas concretas. Ellas son responsables de lo que dicen de forma pública, en Twitter, Facebook, en televisión o en la calle.

“Una regulación que incluya desde un observatorio, un código de conducta, hasta los motivos para actuar (¿?) y la manera de hacerlo desde los poderes públicos para castigar aquellas conductas que ya lo están cuando de otros medios se trata”. Una calumnia o una injuria, el enaltecimiento del terrorismo, una amenaza de muerte y otras tantas cosas están contempladas ya en la ley. Están reguladas y son punibles. Me acuerdo de esto que escribí hace un par de años.

“Hay alguna red social” que se ha convertido en un lugar “muy poco recomendable”. Lo dice Alfonso Alonso, el portavoz del Grupo Popular en el Congreso. Insisto. Son personas las responsables de las conductas y las palabras propias. Si alguien considera que se ha cometido un delito o se ha lesionado un derecho puede y debe acudir a la justicia. Que denuncie. Sí, el anonimato es un escudo perfecto para algunos y un obstáculo a la hora de encontrar al supuesto autor, de eso no hay ninguna duda. En la calle también pasa.

Hay gente desagradable, soez, gilipollas. Imprudentes, resabidillos, gente sin pudor, con ganas de llamar la atención o que se creen siempre en posesión de la verdad. Gente con incontinencia verbal. Y hoy tienen más altavoces o, al menos, altavoces distintos. También hay gente que no sabe usar las redes sociales ni mantener una conversación. Pero también hay mucha gente que expresa sus expresiones libremente (¿Son el mal gusto o la falta de sensibilidad perseguibles? ¿Hasta dónde?). Cambie usted de canal. Hago autocrítica, en cualquier caso: ¿damos demasiada publicidad al que no la necesita?

Leo: “Hay que limpiar las redes de indeseables”. Lo dice el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Dice que “al igual que es necesaria la seguridad en campos como la seguridad vial también lo es en Internet”. La Policía ya está investigando algunos tuits supuestamente injuriosos escritos el lunes; si no me equivoco, “cuando la ofensa se dirija contra funcionario público, autoridad o agente de la misma sobre hechos concernientes al ejercicio de sus cargos”, se puede investigar de oficio. Bien. El juez dirá.

Por cierto, que ahí sigue sus trabajos la subcomisión de Estudio sobre las Redes Sociales en el Congreso, un año después. Cito al abogado David Maeztu, que allí compareció: “La guerra es la guerra se declare por telegrama o por Twitter”. Una cosa más: no se sabe quién disparó ni sus razones; no se sabe aún si son una o dos personas las involucradas, si estaba planeado o no, si es un tema pasional o no. No se sabe nada de nada. Pero todos opinaremos, en las redes y en la calle. Políticos incluidos.

 

* Foto de Gtres Online.

Un tuit escrito con pluma y tinta

No es necesario ser un experto (un techie) para creer en la tecnología”. Eso dice Jean-Claude Juncker, candidato del PP europeo a presidir la Comisión, en este curioso spot de campaña de cara a las elecciones del día 25. Lo hace mientras escribe con pluma y tinta… un tuit. Juncker admite, además, que todavía prefiere el tacto del papel -en un periódico- y que, en su opinión, la complejidad europea “no siempre” cabe en 140 caracteres. Todo es parte, sin embargo, de su defensa de lo digital, una de sus prioridades en su programa. ¿Qué opináis?

 

El presidente del Tribunal de Cuentas, Elvis Presley y SoundCloud

Acostumbrados estamos a que políticos de renombre confiesen, como alarde de modernidad, la música que suena en sus casas, coches o dispositivos móviles. Siempre en medios tradicionales, revistas de música, suplementos semanales o blogs tendencieros. Aquí, ni lo uno ni lo otro. Hoy, el nombre del Tribunal de Cuentas ha quedado unido al de Nanosónico, una radio que se hace y vive en las redes. ¿Perdón? Sí, les ha visitado el mismísimo presidente.

Hace un año, Ramón Álvarez de Miranda, exdiputado de UCD, dejó entrar a un equipo de TVE en su despacho; era su primera entrevista en televisión. Ahora… ha participado en su primer podcast como “camello de canciones”. Tal cual. ¿Cómo? Pues acudiendo como invitado sigiloso –amistoso– al programa de Ajo Micropoetisa y proponiendo siete temas para pinchar. Es fan de Elvis, Sabina, Alaska y Violeta Parra. La música la escucha en el móvil, dice. Poca fanfarria.

El programa en cuestión se llama Speed & Bacon y es uno de los doce que alimentan Nanosónico. Es una radio on line, que funciona con SoundCloud para subir sus programas a la Red y usa otras redes sociales –Facebook, Twitter, Instagram– para la difusión de contenidos –vídeos incluidos (YouTube), porque hay actuaciones musicales- y la captación de la audiencia. Os sonarán algunos de sus locutores estrella: Alaska, Diego A. Manrique, Jesús Ordovás, Jota Planetas, Tote King, etc.

Venga, dos titulares (aunque ni la entrevista iba de política ni se pretendía un es-que-tuve-una-época-trascendental, o eso se desprende): “Yo prefiero currar (que ser presidente)” y “De Bárcenas me quedo sin la S, en mi pueblo”. Eso, y que Celia Cruz fue un must en su coche. Aquí el audio.