140 y más 140 y más

"It's the end of the world as we know it (and I feel fine)" Michael Stipe

Archivo de abril, 2014

Así “amanece” en Twitter en todo el mundo

Cómo nos gusta contar en redes sociales que amanece, que atardece, que llueve, que hay nubes en el cielo como las de The Simpsons, que las hojas caen o que el mar tiene olas. Este mapa interactivo realizado con CartoDBque he visto aquí– muestra los tuits geolocalizados durante el pasado 6 de abril en todo el mundo mencionando la palabra “sunrise” (amanecer) en diferentes idiomas.

 

El Mundial de Brasil, un filón para Twitter

El Mundial de Fútbol de Brasil se acerca y Twitter calienta motores.

Según una infografía que ha elaborado con GlobalWebIndex a partir de una encuesta a 500 usuarios activos en España, el 85% verá los partidos desde casa y el 60% desde un bar; además, el 85% verá los partidos en directo. Por supuesto, el uso de Twitter durante el campeonato promete ser importante.

Será, en cualquier caso, un pico para los últimos datos de la empresa, que no son precisamente para dar palmas: Twitter ha superado durante el primer trimestre de este año los 255 millones de usuarios activos, aunque las vistas del timeline han caido un 10% respecto al mismo periodo del año anterior.

El calentamiento futbolero de la red social también incluye unos cuantos consejos de previsión para las marcas y sus estrategias promocionales durante el campeonato. Os dejo aquí la infografía (bastante básica) sobre Twitter y el mundial.

Twitter y el Mundial

En camello por Doha a por la comida

El cómico qatarí Hamad Al-Amari ha decidido poner a prueba la viralidad de Internet con una acción entre singular y paródica.

Encima de un camello (Jim) con el que mantenía una charla y cantando I’m so humgry con la melodía de I will always love you, se presentó en una conocida hamburguesería de Doha para hacer un pedido de comida en la zona drive thru -para los coches-. Dice que lleva dos años con la idea de hacerlo.

Por el momento, le queda un poquito para acercarse a las más de seis millones de visualizaciones de Xuso Jones y su canción.

 

 

Los ‘shelfies’, naturalezas muertas con estilo

Resulta que hay algo más molón que hacer un selfie y compartirlo: hacer un shelfie

Eso intenta desgranar The Wall Street Journal en un artículo que acaba de caer en mis manos. Y las conclusiones son tres: que en el mundo de las redes sociales las modas duran lo mismo que el gesto de apretar el botón para sacar una foto, que no somos nada sin los nombres absurdos y que la palabra postureo debería ser admitida en el diccionario  Oxford.

Un shelfie es una composición de elementos que, fortuita o intencionada, nos sirve para demostrar que tenemos cierto gusto o estilo. Es decir, que si yo coloco en una balda, una mesa o el mismo suelo un jarrón, un cojín y unas flores, todo muy conjuntado en cuanto a colores y formas, podría valer. Lo mismo ocurre si me encuentro algo parecido en una casa ajena u otro lugar común y veo con mis ojos lumix que el resultado es, de alguna manera, estéticamente resultón. Eso es un shelfie.

Supongo que es lo que llevan haciendo toda la vida, por un lado, los decoradores de interiores y, por otro, numerosos artistas. Son los bodegones modernos y sus practicantes ven en ello una forma de expresión. Quién no ha recolocado un libro fuera de sitio o una botella mal puesta para que el tiro de cámara resultara mejor. Quién no ha mostrado al mundo, con un plano cenital, la tostada y la fruta cortada del desayuno, ambas rezumando rojo fresa. Porque, si no ha quedado claro, esto se hace en Instagram.

Explorar esta red social se está convirtiendo en un entretenido pasatiempo para cazadores de tendencias. Y, desde luego, el universo shelfie tiene sus joyas. Aquí la muestra.

 

P.D.: Os acordaréis (y aquello en muchos casos sí que eran, estrictamente, shelfies) de las fotos que el tumblr Watched by Steve fue publicando durante un tiempo. El libro de memorias de Steve Jobs formando parte de todo tipo de naturalezas muertas. Repasadlo…

¿Demasiada informalidad o buen humor?

La pregunta del título viene por una respuesta ofrecida por la cuenta oficial de Renfe a un usuario esta misma semana. Juzgad vosotros mismos.

 

 

 

Un gesto de Google con Carmen y su abuela

La foto es de noviembre de 2008 y está tomada en una calle de Almería. Hoy está de nuevo on line.

La abuela de Carmen Pacheco@carmen_pacheco, escritora, bloguera- vuelve a tener un hueco en el Street View de Google después de que la compañía haya decidido rescatar el archivo de imágenes tomadas por todo el mundo para que los usuarios puedan navegar por él. Para cada sitio, una línea de tiempo.

“Nos dimos cuenta de que salía en Google después de que muriera. “Yo había guardado pantallazos y por eso pude hacer el montaje de la calle con ella y sin ella”, me explica Carmen por mail. Un buen día, la imagen tomada en esa calle de Almería cambió, se actualizó, y su abuela ya no estaba allí.

Ella lo explicó el pasado 7 de marzo en un tuit al aire -con más de 1.600 retuits y otros tantos favs más- y hoy Google ha tenido un detalle con ella. La cuenta oficial en Twitter de Google Local Madrid le ha notificado que su abuela ha vuelto. “Sabemos que añorabas ver a tu abuela en #StreetView Aquí está de nuevo”. Voilà.

“Me ha parecido un detalle muy bonito, se han molestado en buscar la dirección, me ha alegrado el día“, dice Carmen. Asegura que en ningún momento se puso en contacto con ellos, solo lanzó un suspiro que ha sido recogido en un gesto muy oportuno e inteligente, aprovechando el lanzamiento del archivo de fotos.

La imagen, claro, se puede ver con dos perspectivas, de frente y de espaldas.

Conozco a unos cuantos que han reconocido a familiares cercanos -normalmente no se les ve la cara o no se les identifica del todo- buscando en ratos muertos la casa de sus padres, el colegio, esa calle del pueblo por la que danzaban de pequeños, etc. Se ha generado, sin querer, un extraño archivo familiar, pero particular e individualizado.

Es como un secreto a la vista de todos, masivo, pero solo interpretable por aquellos que saben, que tienen la información. Un guiño emocional inesperado que, además, tiene con casos como el de Carmen un componente de nostalgia.

Si queréis saber cómo se hace Street View, Google lo explica aquí. Y aquí os dejo un vídeo sobre cómo usarlo:

Por cierto. Me he dado una (otra) vuelta por El Retrovisor de 20minutos y resulta que, al final, es una suerte de Street View, pero hecho por los lectores: hay calles, paseos, parques y plazas, entre otras cosas.

El archivo British Pathé ya está en YouTube

El archivo fílmico de British Pathé ya está en YouTube. Son 3.500 horas de película, 85.000 piezas grabadas entre 1896 y 1976 que ya habían sido digitalizadas, pero que ahora pueden encontrarse también en la plataforma de vídeos en alta resolución gracias al trabajo de la empresa Mediakraft.

El catálogo de la compañía cinematográfica, que nació en París en 1896 y que fue responsable, por ejemplo, de las Pathé News, incluye vídeos grabados en todo el mundo, cortos sobre viajes, moda, cultura, acontecimientos, entrevistas con personalidades, etc.

Se pueden encontrar imágenes relacionadas con el Titánic, la actividad de la casa real británica, información sobre la primera y la segunda guerras mundiales y de la vida cotidiana de los británicos, entre otras cosas.

El canal de YouTube, que tiene más de 130.000 suscriptores, no se quedará así, ya que se seguirá subiendo material nuevo, explican en la web de British Pathé.

Algunos ejemplos de lo que podéis encontrar:

¿Cuál es el trabajo más difícil del mundo?

Si aún no se os ha ocurrido una respuesta, podéis ver este vídeo que lleva más de seis millones de reproducciones en YouTube en solo dos días.

Muestra una serie de supuestas entrevistas de trabajo por videoconferencia para un puesto peculiar: director de operaciones a tiempo (demasiado) completo.

En redes sociales, la etiqueta con la que se está compartiendo es #WorldsToughestJob, pero antes de echar un vistazo a los comentarios, hay que ver el vídeo.

El SPOILER

El vídeo es un anuncio de la empresa Cardstore, que hace tarjetas de felicitación. El segundo fin de semana de mayo -en España es el primero- es el Día de la Madre en Estados Unidos.

El sacerdote que quiso ser Leonard Cohen

Leah y Chris se casaron el pasado fin de semana en Meath (Irlanda). Las fotos de su boda, de hecho, se pueden ver en la página de Facebook del fotógrafo que trabajó ese día.

El párroco de Oldcastle, el padre Ray Kelly, se marcó durante la ceremonia una versión del Hallelujah de Leonard Cohen -“We join together here today, to help two people on their way”- que va por las 3,6 millones de visitas en YouTube. Los contrayentes no tenían ni idea.

Él ha dicho en The Irish Times que está sorprendido por la acogida y que la gente de su parroquia sabe que canta en las bodas, pero que esta pareja no era de allí. Canta desde hace tiempo y ha hecho actuaciones hasta en Estados Unidos.

Está trabajando, dice, en su tercer disco, que le servirá de nuevo para recaudar dinero para diversas causas sociales en su comunidad. La web de la diócesis de Meath también se ha hecho eco del éxito del cura en Internet.

Os dejo el vídeo en cuestión y otro más abajo en el que el sacerdote se anima en otra boda.

 

 

 

El nuevo perfil de Twitter o el zoom Lazarov

Me he tenido que alejar de la pantalla. En serio. Es peor que la sensación que me causó el nuevo Facebook. Quizá sea cuestión de acostumbrarse, pero el zoom Lazarov apabulla desde el primer momento.

Twitter está implementando desde hoy cambios en los perfiles y llevando el storytelling al paroxismo total. ¿Qué quiero decir? Letras grandes, fotos grandes, más opciones (fuera simplicidad), colorines, tuits que hacen de titulares, tuits como pegatinas, scroll dificultoso, etc. Mashable ya lo adelantó y hoy da algunas pistas sobre las tripas del invento.

En resumen: Ver -> Iconos grandes.

@channingtatum

Tres son las novedades que iremos viendo, poco a poco, en nuestros perfiles de Twitter:

La primera afecta a la estética. La imagen de cabecera y el avatar son mucho, muchísimo más grandes. Tanto que parecen anunciar un disco -perfecto para @weezer o @gilbertogil– o un especial de los chulos del NYT.

La biografía cobra mayor importancia. No porque le faltara texto, sino porque ahora queda mejor planteado el quién, el dónde, el qué y el cuándo. Veo también -yo aún no he podido probarlo- que se puede cambiar el color de parte del texto.

Y que cada tuit, a lo Facebook o Google Plus, se muestra en una caja de texto individual que, sorpresa, incluye un cambio en la imagen del fondo de pantalla al pinchar en ella para ampliarla. Los following y los followers (ay, los huevos) también se muestran en cajas grandes, como grandes pegatinas o tarjetas de visita, como ¿Pinterest?

@flotus

La segunda afecta a la estructura. Los perfiles tienen ahora tres columnas; las dos laterales, hay que decirlo, bastante limpias. La izquierda se queda con la bío, con la muestra de las fotos y vídeos del perfil y con el antes “Followed by” -que iba bajo la cabecera-, ahora llamado ‘n followers you know’; la derecha adopta el ‘Who to follow’ y las tendencias.

El menú de opciones es más complejo. Ahora las opciones en la barra que está debajo de la cabecera son más y tienen submenús. A saber: Tweets (Tweets / Tweets and replies); Photos/Vídeos; Following; Followers (All Followers / Followers you Know); Favorites; Lists. Si alguno no cabe, aparece la pestaña More.

El botón para seguir a alguien, a mi juicio, queda demasiado marginado tan a la derecha. Casi no se ve.

La tercera afecta al contenido destacado. Se pueden fijar tuits en la parte superior del timeline. Como si fueran un tuit promocionado -a las empresas les servirá mucho-.

Veo en los perfiles que ha escogido Twitter para enseñar los cambios -entre ellos están también los de @flotus y @ZacEfron– que hay tuits con un cuerpo de letra mucho más grande que el resto. Asumo que el tamaño se podrá cambiar a placer, aunque no sé si en cualquier mensaje.

@ZacEfron

No sé. ¿Querer destacarlo todo no es, en definitiva, no destacar nada? Además, ¿no creeis que es mucho más difícil buscar algo en estos timelines?

Agrandar la letra, las fotos y las cajas de los tuits al mismo tiempo, creo, rompe la visión global de un posible relato, ralentiza el scroll, interrumpe la narración. Todo es mucho más estático: Twitter le ha puesto a sus perfiles un botón virtual de parar escaleras mecánicas.

Teniendo en cuenta que estos cambios se acercan más a Facebook, puede que no tardemos en ver una linea de tiempo paralela, por años y meses, similar al archivo de tuits que podemos descargarnos en cualquier momento, pero on line y al ladito del timeline. Porque lo del etiquetado en las fotos ya se puso en marcha hace bien poco.

Esto es solo una primera impresión, que conste.