BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

La adicción inexplicable a True Blood

Que el regreso de tus series favoritas te provoque una alegría comparable a la de otros hechos más importantes para tu vida diaria ya ha dejado de ser algo raro. No hay que sentirse extraño por estar feliz con una nueva temporada de una ficción que te apasiona, sea del tipo que sea. Aunque te de vergüenza porque sea uno de tus placeres culpables, y no tenga nada que ver con otras master piece a las que fuiste asiduo. Eso es lo que me pasa a mí con True Blood: me encanta.

Aunque sea trivial y predecible. A pesar de las pobres interpretaciones de algunos de sus protagonistas. Pasando por alto que muchas veces salgan del paso con una escena de sexo que no tiene justificación previa. Sin olvidar que es la serie con el argumento más pobre y frívolo que existe en la actualidad. Y con todo esto, la adoro.

TB1

Lo diré de otra manera: cuando yo conocía el hielo (The Wire, Los Soprano, e incluso The West Wing), apareció True Blood en mi vida, y ahí se quedó. Y desde el principio, de una forma inexplicable, logró estar en mi lista de imprescindibles, a pesar de sus dislates continuos. Alan Ball tiene ese don de atrapar a la gente con sus argumentos retorcidos, como ya hizo en Six Feet Under.

Ya me sé toda la cantinela de que es mala, que sus tramas no tienen ni pies ni cabeza, o que incluso es un insulto para la HBO. Y es que el problema es eso: tomársela en serio, e incluso cabrearse con cualquier otra serie como si fuese algo esencial en nuestra vida. Hay que tener mucho tiempo libre para mosquearse por cómo es o deja de ser un producto televisivo de este tipo. O te gusta o no. Punto. Y no hace falta ser chabacano para criticar, ni andarse con remilgos. Eso es lo que hago yo: no me tomo a la tremenda True Blood. Sé lo que hay desde el principio. Y así es como la disfruto.

Los vampiros de Bon Temps y Sookie Stackhouse regresaron este domingo a las pantallas de la HBO, tras lograr el verano pasado uno de los cliffhangers (o crear intriga, hablando en plata) más espectaculares del mundo televisivo en los últimos minutos de su quinta temporada. Algo  que ocurrió una vez más, ya que lo han hecho en todas sus entregas, especialmente al final de la cuarta.

¿Cómo han regresado Eric, Jessica, Tara, Pam, y el resto de personajes? Flojos. El primer capítulo de esta temporada es un despropósito. Vamos, que es penoso y malísimo, como ya es costumbre en cada estreno. Pero luego mejorarán con absurdeces sin medida, y nos encontraremos enfrascados de nuevo en la historia. ¿O no hay interés por saber qué va a pasar con Bill Compton ahora?

tb2

No quiero entrar en detalles para no fastidiar a nadie, pero se avecinan nuevas tramas tan facilonas como adictivas, a lo que pueden contribuir los nuevos personajes, como el gobernador de Louisiana. Sin olvidar la incorporación definitiva a la serie de Nora y del nuevo vampiro que tanto odian Sookie y Jason…

Que unos guionistas tengan los bemoles de ofrecernos una historia tan deducible y pobre, como la falsa integración de los vampiros en la comunidad ciudadana, algo que ellos (oh, sorpresa) aprovechan para atacar a los humanos, y que encima tenga éxito, da para hacer estudios sobre por qué nos conformamos con tan poco. Pero si todo lo simple es como True Blood, prefiero ser del club de los conformistas. Todo porque siga existiendo una serie como ésta.

Cuando finalice la temporada, True Blood volverá a tener espacio aquí. Aún quedan nueve capítulos de vampiros, sexo y sangre para este verano. Si no lo habéis visto, como desahogo para el verano no hay nada mejor que zamparse sus anteriores cinco temporadas, y pillar la sexta y reciente entrega en cuanto se pueda. Teniendo un poco de sentido del humor y el mero interés de estar entretenido durante un rato, la serie os embaucará rápidamente. Porque un poco de frivolidad nunca está de más.

18 comentarios

  1. Dice ser Mary Popins

    Coincido contigo…me siento culpable por que me guste “True Blood”. Y más culpable aún cuando soy fan de los libros originales que no tienen absolutamente nada que ver con la serie salvo en las primeras temporadas y de refilón. Es como los helados de chocolate, sabes que no deberías, pero arramblas con ellos con mucho cargo de conciencia. Aun así, ya tenemos nuestra secuencia HBO cada año : Game of Thrones – True Blood – Boardwalk Empire. Un extraño “sandwich” 😀

    18 junio 2013 | 09:47

  2. Dice ser Lico

    A mi me la recomendaron y vi las 2 primeras temporadas y es entretenida eso si me acabo cansando y la deje de ver. No es una serie que me llame la verdad.

    18 junio 2013 | 10:24

  3. Dice ser Maria

    Esta no la veo, pero tengo una curiosidad ¿se parece a la de Buffy Cazavampiros, o nada que ver? La de Buffy no me la perdía, si es igual de graciosa me apunto a ver True Blood

    18 junio 2013 | 10:43

  4. Dice ser Minotauro996

    Este año la temporada es de 10 cap.. ¡Pena!

    18 junio 2013 | 11:38

  5. Dice ser Laura

    Siiii me encanta True Blood, también es verdad que me engancho a la mayoría de series que veo, pero sin duda veré la sexta temporada, aunque igual me pongo algo de la quinta primero, que tanta serie, algún personaje se me despista!

    18 junio 2013 | 11:38

  6. Dice ser iorgu

    A mi me pasa igual, me encanta aunque sea una mierda. Igual que Aguila Roja, otra serie aún peor, que lo que más divierte es buscar los anacronismos interminables. Hay momentos para series o pelis buenas y otros para pasar el rato entretenido y dejar descansar al cerebro, no?

    18 junio 2013 | 11:42

  7. Dice ser azpower

    Yo esta serie la aguanté 5 capítulos, no más. Para mi es una auténtica porquería. Si realmente os entretiene: adelante. Yo no pude.

    18 junio 2013 | 11:52

  8. solo-un-capitulo-mas-series

    Cierto, Minotauro996. Gracias por el aviso 🙂

    Y María, no tiene nada que ver con Buffy, pero es igual de absurda en algunos momentos. No te la pierdas 😛

    18 junio 2013 | 11:52

  9. Dice ser Lector

    Yo he de reconocer que mi única adicción es ésta: http://xurl.es/1kf3v Me encanta y no puedo evitarlo.

    18 junio 2013 | 11:52

  10. Dice ser Ignigo

    Oye pues a mi las tres primeras temporadas no me parecieron para nada malas. Después de acuerdo se ha convertido en una porqueria, pero a mi el argumento me pareció justamente una buena metáfora de la integración en la primera temporada, del extremismo/ fanatismo en la segunda. Para mi algunas escenas son sublimes: como la de la segunda temporada del archienemigo interrumpiendo el telediario arrancadole la espina dorsal al presentador, dando un discurso de exterminio de la humanidad para después tan tranquilamente dar paso al tiempo jaja!!
    Enfín que no nos dejemos nublar por estas dos últimas temporadas pasables o peor para olvidar algunos méritos que tenía la serie al principio pese a sus defectos (creo que el más gordo se llama Ana Paquin/ Sookie Stackhouse, yo hace tiempo que la hubiese eliminado jaja!!).
    De todas formas reconozco que verla ahora me siento un poco culpable como decías jaja

    18 junio 2013 | 12:03

  11. Dice ser Cristina

    Coincido con Ignigo..las primeras temporadas me encantaron y estaba super enganchada, y la escena que menciona es tremenda¡¡¡¡. Pero mi relacion con True Blood mas o menos finalizo ahi, vi la cuarta y me parecio tal estupidez…que rompimos 😛

    18 junio 2013 | 12:13

  12. Dice ser rcondes

    No me jodas!!! No se acaba con la quinta? Tengo el mismo problema que tu, bueno, tenemos. Mi novia también tiene el mono. En fin, a ver si se acaba ya y pasamos a otra serie.

    18 junio 2013 | 12:16

  13. Dice ser alberto

    Me parece el artículo más pedante que he leído en mucho tiempo….viva la sangre y el sexo!

    18 junio 2013 | 13:23

  14. Dice ser yomisma

    yo me pape las cutro primeras en dos semanas de vacaciones (muuuuucho cafe), pero luego no se…me he atascado y no kiero mas. Tanto lio de unos y otros, tanta teta suelta…no se como me podria emocionar una temporada mas…

    18 junio 2013 | 13:58

  15. Dice ser Carlos

    Esta serie ha llegado a ser penosa. De la sencillez y la “gracia” del vampiro que llega a una población del sur de EEUU ha pasado a ser igualita que Smallville, Buffy la Cazamierdas, Embrujadas, etc. Acabé de ver la última temporada y no quiero ver más. Es insoportable lo mala que se ha vuelto…

    18 junio 2013 | 14:34

  16. Dice ser Unnu

    Pues Carlos, poco se parece Embrujada y Buffy a True Blood. Mientras las dos primeras tratan de los protagonistas luchando contra demonios de toda las clases, en True Blood la historia no se asemeja en absoluto. True Blood es sobre unos vampiros que viven en un mundo que conoce su existencia. Hay relaciones entre humanos y vampiros, entre cambia formas y hombres lobo… Pero estos no luchan contra demonios y otros seres ficticios como en Buffy y Embrujada, donde esta lucha es la base de la serie y de cada capítulo. Pero vamos, que si no te gusta, siempre puedes dejar de verla. Saludos.

    18 junio 2013 | 15:52

  17. Dice ser GC

    Es de lo peor que he visto. No recuerdo si terminé de ver la primera temporada. La verdad es que me pareció de lo más raro que vi. Nada más empezar tenemos a una humana que lee la mente y se enamora de un vampiro. Vale. Cada dos por tres sexo a saco, un guión que a saber de donde sacaban la inspiración, le falta ritmo, las actuaciones, bueno, aparte, va por gustos. Pero de verdad que no sé que le ve la gente a la serie.

    También es cierto que ultimamente hay muy pocas series de ciencia ficción con temática de hombres lobo, vampiros y demás que valgan la pena, por no decir ninguna. Todo acaba siendo me lio con uno, lo dejamos ahora otro, se muere. Vuelvo con el primero, sigo con…. en fin Vampiros 2010, sensación de morir……

    18 junio 2013 | 15:52

  18. Dice ser Javi

    Joder, toda la razón del mundo. Yo llevo años preguntándome como cojones puede gustarme y engancharme tanto esta serie, si objetivamente es malísima. Pero lo hace, no sé como, pero lo hace.
    Eso sí, quiero romper una lanza en favor de la serie, la 1ª temporada era fantástica. Me parece que es la única “objetivamente” buena, incluso muy buena.

    Yo esta serie la tengo asociada al verano, hasta que no escucho “I wanna do bad things with you”, para mí no empieza el verano oficialmente. Que por cierto, su intro es una de las mejores de la historia.

    19 junio 2013 | 00:43

Los comentarios están cerrados.