BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

“¡Mamá, hay gusanos en mi caca!”

Orinal de IKEA

Orinal de IKEA

“¡Mamá, hay gusanos en mi caca!”. La pobre Julia vino hace pocos días hasta el salón con cara de susto diciendo tal cosa. Obviamente fuimos corriendo al baño y, efectivamente, ahí estaban las lombrices, oxiuros o como queramos llamarlos. Unos hilitos blancos de la longitud y grosor de un alfiler que se movían.

A  la pobre le duró el susto un rato, aunque por suerte esos parásitos son de lo más sencillo de erradicar y apenas causan otra cosa que picor en el culete y despertares nocturnos. Lo solucionamos con una visita al pediatra, un jarabe para los niños y unas pastillas para los adultos que hay que volver a tomar en dos semanas y lavando a conciencia sábanas y toallas.

Es algo muy frecuente, que tienen muchos niños pequeños, aunque ni mi santo ni yo recordamos haberlos tenido jamás de niños, que no tiene que ver con la higiene, con la convivencia con mascotas ni con comer dulces, una falsa creencia muy extendida. Lo prefiero mil veces antes que los piojos (aún no nos han tocado, esperemos seguir así) o que una gripe o una gastroenteritis.

Si vuestros peques se quejan de que les pica el culito, estad atentos que puede tratarse de oxiuros. Os dejo con un artículo de Eroski  Consumer que lo explica la már de bien por si queréis ampliar información.

 Conocidos de manera coloquial como lombrices, los oxiuros son unos pequeños gusanos que infectan al niño y le provocan picor e irritación en su región anal. La oxiuriasis o enterobiasis es un problema que afecta a entre el 40 y el 50% de los pequeños, pero que se cura con rapidez y facilidad. En el presente artículo se describe qué son y cómo actúan las llamadas lombrices infantiles, cómo detectar su presencia en el niño y las claves para curar y prevenir la enfermedad.

 

 

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Arlene

    Yo sobrepaso la treintena y me acuerdo bastante bien de haberlas sufrido en numerosas ocasiones en mi infancia. No imaginas el picorrrrrrrrr, es horrible! Esos gusanitos blancos eran mi peor pesadilla (y de mi hermano). Cierto es que se cura muy rapido, pero se pasan unos dias muy malos, y ademas no me dejaban rascarme, con la consiguiente frustracion. Si algun dia tengo hijos, espero que no los sufran. 🙂

    23 diciembre 2013 | 10:27

  2. Dice ser Inés

    A diferencia de los piojos, sí tiene que ver con la higiene, aunque es muy dificil de controlar con niños pequeños.

    La infestación se produce por contagio mano-boca, es decir, un niño se toca el culo infectado y esa mano va a la boca de otro; tocando un juguete que otro a su vez toca, por ejemplo.

    La única forma de prevenir es lavarse las manos frecuentemente.

    23 diciembre 2013 | 10:40

  3. Dice ser Ali

    Inés, supongo que cuando Mamá Reciente se refiere a higiene, se refiere a que las lombrices las puede coger un niño el cual se ducha a diario y está limpio y aseado, pero obviamente un niño juega con otros niños, en el patio del cole juega con arena y se puede llevar las manos a la boca, pero yo eso no lo considero falta de higiene.

    Yo no recuerdo haber tenido lombrices, pero mi hermana si que tuvo y tanto mis padres como yo tuvimos que tomar un medicamento para no contagiarnos.

    Y Mamá reciente, eso que dices que mejor lombrices que piojos… pues no se que decirte… solo de pensar en gusanillos me da repelús y mi hijo cuando tenía año y medio cogió piojos dos veces y no fue para tanto, solo un poco molesta la limpieza.

    23 diciembre 2013 | 12:09

  4. Dice ser Umm

    Ah! Que recuerdos de pequeña! Las dichosas lombrices! Creo que tuve varias veces, ponían un barreño de agua caliente, sal y mi culito, así salían.
    Mi peque de momento no ha tenido, pero piojos sí y, aunque el bichillo en sí no es para tanto, el zafarrancho de limpieza fue de aupa, además de la lendrera a diario y repetición de tratamiento, spray repelente … entre el recibo del agua por tanta lavadora y los productos un dineral!

    23 diciembre 2013 | 12:31

  5. Dice ser Sicoloco del casting de Foolyou

    Que asco me da este tema,uno solo deberia tener gusanos cuando muere.

    23 diciembre 2013 | 12:32

  6. Dice ser Cari

    Yo creo que hoy por hoy, estos bichejos de diversa índole, se han hecho mucho más resistentes, llámese piojos, lombrices, pulgas e incluso moscas, cada vez es más complicado deshacerse de ellos, ayer mismo en pleno mes de diciembre en Burgos, una mosca volando en la oficina; en cuanto a pulgas hasta hace tres semanas y todo el zafarrancho del mundo, he tendio en casa; piojos también me han tocado esta vez, menos lombrices de todo.
    Paciencia.

    23 diciembre 2013 | 12:51

  7. Dice ser mariaelena

    oye, que sí tiene que ver con perros y animales y con higiene, o crees tú que nacen por generación espontánea? Los parásitos se adquieren por contaminación. Por meterse la mano en la boca, por comer con las manos sucias…o qué te piensas, de verdad qué ignorancia!

    23 diciembre 2013 | 19:23

  8. Dice ser Carolina

    Si según tu, no tienen que ver con la higiene ni con nada, ¿por qué te crees que salen, así porque sí, porque te ha tocado?, claro que tienen que ver con la higiene, es más, es por la higiene, como muy bien dice mariaelena. Manoseo de comida, comer con las manos, animales, tienen sus causas, evidentemene, antes de decir nada, infórmate y no restes importancia a las cosas, no es una gracia tener lombrices. Y, a preferir, no prefiero nada, pero mejor piojos, no deja de ser algo externo, lo otro es intestinal y es peor.

    26 diciembre 2013 | 09:09

  9. Dice ser amor

    Para prevenir los piojos: aceite de árbol de té. Huele muy fuerte, pero unas gotitas detrás de las orejas cuando se les lava el pelo y listo. Supongo que por eso… por el olor fuerte que tienen por lo que no se acercan los piojos. 🙂

    De las lombrices, las tuve de pequeña y cierto… el picor es espantoso pero de momento mi nena no las pilló.

    09 enero 2014 | 17:06

  10. Dice ser Yolanda

    Para que os enteréis todos, las lombrices intestinales NO TIENEN QUE VER CON LA HIGIENE sino con el equilibrio interno del organismo. Todo el mundo tiene parásitos intestinales, porque para tenerlos solo hace falta respirar, comer, o beber agua corriente.

    Los parásitos intestinales son los seres mas antiguos del planeta y están perfectamente adaptados a sobrevivir sin ser detectados. El problema viene cuando se rompe el equilibrio del organismo, por bajada de defensas crónica, porque el hígado trabaja menos y reduce la producción de bilis, por pérdida de flora intestinal, por acumulación excesiva de tóxicos y acidificación del medio interno debida a la alimentación moderna.

    Y los medicamentos antiparasitarios que unos años atrás funcionaban bien ya están dejando de hacerlo, porque los parásitos evolucionan y se adaptan, y la medicina parasitológica se ha quedado atascada en el tiempo.

    04 abril 2016 | 18:47

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.