El nubarrón de la deflación aumenta

28 agosto 2014

El riesgo de entrar en deflación, que se cierne sobre la economía española desde hace ya unos meses, se ha agravado esta mañana. El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha caído un 0,5% en agosto, en términos interanuales, según ha anunciado el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es la segunda tasa negativa consecutiva tras el -0,3% en julio, y la cuarta vez que nos pasa en los últimos once meses. Las anteriores, en marzo (-0,1%) y en octubre del 2013 (también -0,1%). Esta cuarta caída de hoy es más grave, por más profunda y porque se produce de forma consecutiva a la de julio.
A primera vista, que el conjunto de bienes y servicios cuyos precios mide el INE sean hoy un 0,5% más baratos que hace un año parece una buena noticia económica. Al menos para el consumidor. Pero no es así. Si los precios siguen cayendo y entramos en deflación -que técnicamente se produce cuando la caída se prolonga durante al menos dos semestres-, se desencadena una malvada espiral, un círculo vicioso en la economía. Se produce así, paso a paso:
- Como los precios caen y el consumidor lo ve, aplaza algunas de sus compras esperando hacerlas en el futuro más baratas, sobre todo en bienes duraderos (casas, coches, electrodomésticos, etc)…
- Las ventas de muchos bienes y productos disminuyen…
- Las empresas ven cómo se reducen sus ventas y sus beneficios, y reaccionan bajando aún más los precios y reduciendo producción, inversiones y empleo…
- El paro aumenta…
- y, con menos gente trabajando, el consumo continúa cayendo.
Es una pescadilla que se muerde la cola.
¿Y qué se puede hacer para evitarla? Recortar los tipos de interés, el precio del dinero, para fomentar así el consumo. Dos problemas:
Uno. Las decisiones monetarias -los tipos de interés- ya no se toman en cada país para cada economía nacional, sino que las fija el Banco Central Europeo (BCE) para el conjunto de la zona euro. Y en esta, el IPC interanual estaba en julio en un +0,4% -es decir, no se atisbaba un riesgo de deflación- y en sus dos principales potencias económicas aún más alto: Alemania, en +0,8%; Francia, en +0,6%.
Dos. El BCE ya bajó los tipos de interés hace muy poco. Y mucho, a un mínimo histórico: el 0,15%. No hay mucho margen para nuevas bajadas, ni político ni técnico.
Pero no cunda aún el pánico. Como os adelantaba antes, una economía entra en deflación cuando encadena dos semestres seguidos con bajada generalizada de precios. España sólo lleva dos meses. El nubarrón está ahí, y está creciendo -según hemos sabido esta mañana-, pero, si de verdad la economía se recupera y repunta el consumo, la negra nube acabará disolviéndose.

Muchísimos turistas extranjeros, pero de media gastan menos

27 agosto 2014

La temporada turística va bien, incluso muy bien en algunos aspectos, y parece que va a compensar cierta fatiga que se advierte en nuestro sector exterior en las exportaciones, debido al parón de algunos de nuestros principales países clientes.
La semana pasada supimos que, en los primeros siete meses de este año, España recibió 36,3 millones de turistas extranjeros, que es récord histórico y un 7% más que en el mismo periodo de 2013. Esta mañana, otro dato muy positivo: en esos mismos siete meses, ese aluvión de turistas extranjeros se gastó en España un dineral, 34.497 millones de euros, también un 7% más que en el mismo período de 2013.
La letra pequeña del informe de esta mañana, sin embargo, tiene algún matiz inquietante. Da la impresión de que en algunas zonas se está deteriorando el perfil medio -al menos como consumidor- de parte de los turistas que recibimos. Veamos el detalle los últimos datos, los del mes de julio:
- 104 euros/día de media. Es lo que gastó de media el mes pasado cada turista que nos visitó.
- Es un 1,3% menos que en julio de 2013.
- Empeoran mucho británicos, alemanes, nórdicos… Entre algunas nacionalidades que nos aportan millones de turistas, la caída es incluso mayor: cada británico gastó de media 94 euros al día, un 6,2% menos que en julio de 2013; cada alemán, también 94 euros de media al día, un 4,9% menos. El gasto medio de los franceses cae muy poco, un 0,1%, pero es sólo de 74 euros al día. Cada nórdico gasta mucho: 117 euros al día de media… pero es un 5,5% menos que lo que gastaba hace un año.
- Baleares, donde más cae el gasto. Las caídas del gasto medio no son homogéneas en las distintas zonas turísticas, lo que indica que no estamos solo ante un fenómeno de moderación o de leve caída de los precios generales en España. En Cataluña, por ejemplo, el gasto medio de cada turista al día fue en julio de 108 euros, pero sube el 6% en un año. En la Comunidad de Madrid es muy alto, 165 euros al día, pero cae un 3%. En Baleares, gasto aún alto -118 euros-, pero cae muchísimo: un 8,9% en solo un año. Y en Comunidad Valenciana, muy bajo y aun así continúa cayendo: 73 euros de media… y -4% que hace un año.
- ¿Solo en julio? Esa es la duda. Por lo general, en los meses de verano llega a España el turista más popular, más barato. Pero incluso entre los datos acumulados de los siete meses transcurridos de 2014 se advierten caídas: gasto medio de los franceses, -4,1%; de los nórdicos, -2%; de los británicos, -0,6%…

Tuits políticos del último mes

26 agosto 2014

21 tuits recientes

27 julio 2014

El capital erótico, factor diferencial de Pedro Sánchez

26 julio 2014

Hace apenas cuatro años, en 2010, la socióloga británica Catherine Hakim, profesora de la London School of Economics, levantó una pequeña polémica entre sus colegas con un artículo provocador que luego se convirtió en un libro. Afirmaba en él que, a los capitales tradicionales de que dispone cada persona (el capital económico, el capital cultural -la formación- y el capital social -las relaciones, la agenda-), había que añadir uno nuevo y muy valioso: el capital erótico. Era este, según Hakim, una suma de atractivo físico, don de gentes, vitalidad, saber vestirse bien, encanto, alta capacidad de empatía y… atractivo sexual.
Quien tiene capital erótico, venía a decir la autora de la teoría, tiene más posibilidades de éxito en su vida profesional y personal, y especialmente ante el otro sexo. “El capital erótico debería usarse sin sentimiento de culpa”, afirmaba Hakim, aplicándolo a las mujeres, lo que le costó algunas críticas feministas. Pero no sólo hablaba de mujeres. También de política: “El presidente Barack Obama tiene muchas facultades, y es una persona inteligente, sumamente formada, pero es probable que el hecho de ser guapo y delgado, estar en buena forma física y vestir bien le ayudase a convertirse en el primer hombre de raza negra elegido presidente de Estados Unidos, sobre todo cuando su mujer, Michelle, también cumple todos, absolutamente todos los requisitos”, escribía Hakim.
Al desde hoy nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, lo llaman Pedro el Guapo algunos correligionarios desde hace ya muchos años. Al principio lo decían, por lo general, para despreciarlo. “Mucha fachada y no sabemos si algo en la cabeza”, oí comentar sobre él hace muchísimo, cuando desempeñaba funciones secundarias en el Ayuntamiento de Madrid y en la sede central socialista (y Hakim no había formulado aún su tesis).
Más recientemente, el atractivo físico de Sánchez comenzó a preocupar a sus adversarios políticos internos. En febrero pasado, cuando apenas se hablaba de él en los medios, pero ya se sabía entre algunos iniciados que andaba recorriendo agrupaciones socialistas de toda España en busca de apoyos para presentarse a las primarias, me comentaba una vieja gloria socialista, partidario de otro precandidato: “Sánchez tiene mucho tirón entre las mujeres”. Y lo decía contrariado (y probablemente, sin haber leído a Hakim).
Con “hechuras de galán” -como decía una crónica-, 1,90 de estatura, exjugador de baloncesto, sonrisa fácil y empatía personal… Ignoro cuántos de los 45.000 avales y más de 62.000 votos que consiguió en el reciente proceso interno del PSOE para buscar nuevo secretario general se los debe Sánchez a su capital erótico. Gente cercana a él cree que bastantes, y ahora no lo consideran un activo vergonzante, me consta. Hay incluso quien se ocupa de recordar ahora que ese fue uno de los factores de éxito electoral de otro secretario general que llegó a presidente del Gobierno, al que en algunos mítines de finales de los setenta y comienzos de los ochenta algunas asistentes le tiraban bragas al escenario al grito de “¡Queremos un hijo tuyo, Felipe!”. Era Felipe González.
Sea como fuere, en las próximas primarias del PSOE (si las hay) y en las próximas elecciones generales -si Pedro Sánchez es el candidato socialista- habrá que calibrar las posibilidades de Sánchez a la luz de la tesis de Hakim. Tanto sus rivales internos como Pedro Arriola, el superasesor electoral del PP y de Rajoy, ya deben de estar haciendo cálculos.

Primavera-verano en el campo, en tuitfotos

25 julio 2014

La EPA, al detalle

24 julio 2014

Publicidad institucional: aún pesebre y trabuco

17 julio 2014

Dinero público poco o nada transparente, políticos que con él tejen su imagen pública y sus apoyos mediáticos. Y, en juego, derechos ciudadanos y la credibilidad e independencia de los medios de comunicación y de los periodistas, que con demasiada frecuencia miramos para otro lado cuando se trata de lo nuestro.
‘Publicidad institucional: aún pesebre y trabuco’. Un artículo que he escrito para Cuadernos de Periodistas, la revista de análisis de nuestra profesión de la Asociación de la Prensa de Madrid.

Cuatro líderes de izquierdas, en ’20minutos’

15 julio 2014

La crisis económica y sus muchos efectos directos y laterales están provocando unos profundos movimientos de opinión pública en la sociedad española, especialmente en su actitud y percepción de la política y de los políticos. Estos movimientos, a su vez, han propiciado la aparición de nuevos líderes, especialmente en la izquierda.
En poco más de un mes, los lectores de 20minutos han tenido la oportunidad de preguntar y conocer más de cerca a cuatro de estos líderes emergentes: Alberto Garzón, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Ada Colau.
Alberto Garzón (28 años, logroñés, economista, profesor, escritor, diputado) es la figura emergente en IU, que recientemente le ha comisionado para explorar acuerdos con formaciones políticas afines. Participó en un encuentro digital en 20minutos el pasado 3 de junio.
Pablo Iglesias (35 años, madrileño, profesor, escritor, estrella televisiva) es el líder de Podemos, la formación política que fue la sorpresa de las elecciones europeas del 25 de mayo pasado, al lograr 1,25 millones de votos y 5 escaños. Participó en un encuentro digital en 20minutos el pasado 5 de junio.
Pedro Sánchez (42 años, madrileño, economista, diputado) va a ser el nuevo secretario general del PSOE, tras ganar con holgura el pasado domingo la votación ente los militantes de su partido. Estuvo en un encuentro digital en 20minutos el pasado 7 de julio.
Ada Colau (40 años, barcelonesa, activista social, escritora, fundadora de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca) ha formado la plataforma Guanyem Barcelona, con la que aspira a aglutinar a toda la izquierda de la ciudad en las elecciones municipales de 2015. Su encuentro digital con los lectores de 20minutos fue ayer, 14 de julio.

En el PSOE de Pedro Sánchez, ahora las ideas

13 julio 2014

Con la elección de su líder por sufragio entre sus militantes, el PSOE ha dado un buen paso en la transparencia y la democratización de la política. Ahora le viene algo mucho más difícil: recuperar la confianza del conjunto de la sociedad, especialmente de los más de 11,3 millones de ciudadanos (el 43,9% de los votantes) que apoyaron a esas siglas hace apenas 6 años, en las elecciones generales de 2008.
La falta de respuestas convincentes ante la globalización, la crisis económica o la cesión de soberanía a una UE más preocupada por sus bancos que por sus ciudadanos han llevado estos años a la socialdemocracia europea a una crisis existencial. En España se plasmó del todo ese aturdimiento en mayo de 2010, con los recortes ortodoxos -de la ortodoxia de Bruselas y de Alemania- del socialista Zapatero. El PSOE aún no se ha recuperado de aquel viraje. Difícilmente podía hacerlo teniendo al frente del partido prácticamente a la misma dirección (salvo ZP).
Ahora comienza la renovación, al menos de caras. ¿Vendrá también la de las ideas? Falta les hace a los socialistas, porque en el camino se ha producido un seísmo político en la izquierda, con el crecimiento de IU y la irrupción de Podemos en las recientes elecciones europeas. Para el PSOE de Pedro Sánchez la tarea más urgente es recuperar la confianza de los ciudadanos. Ver si es capaz de mantener su hegemonía en el centro izquierda y la izquierda o si aún sigue buscando su suelo electoral, más abajo del pobre 23% del pasado mayo.