20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘pokemon’

Pokémon sigue salvando (y abrillantando) los muebles de Nintendo

Ya lo vimos antes, en los tiempos de Nintendo 64 primero y en los de GameCube después, y parece que la historia volverá a repetirse: cuando una plataforma de sobremesa de Nintendo flaquea (a nivel de ventas), Pikachu y el resto de Pokémon están ahí para mantener fuertes los cimientos económicos de la compañía.

La comparación aún no es del todo justa, ya que aún está por verse cómo funciona Wii U durante esta campaña navideña y los primeros meses de 2014, pero la perspectiva no es demasiado alentadora y temo que las ventas serán más bien discretas.

153_130702111543_2s960x639

Sony ha vendido un millón de PlayStation 4 en las primeras 24 horas de su lanzamiento en Estados Unidos, quizá un presagio de lo que podría suceder también en el resto del mundo y una alentadora señal de cara a diciembre. Además, es muy probable que Xbox One tenga una acogida similar cuando vea la luz el próximo 22 de noviembre, sobre todo en los USA. Mientras, Wii U, con un año de vida ya a sus espaldas, todavía ronda los 4 millones de unidades vendidas.

Con este panorama, Nintendo 3DS sigue poderosa (PS Vita la mira desde la lejanía), una fuerza que desde octubre es desmesurada, ya que cuenta con un arma que durante lustros ha demostrado ser infalible y que responde al nombre de Pokémon.

pokemony_3ds_2

En octubre, Nintendo 3DS recibió Pokémon X y Pokémon Y, las dos últimas versiones de uno de los mayores fenómenos paridos por la industria del videojuego. La nueva aventura, lejos de ser una más que sumar a la colección, supone un verdadero y serio salto hacia adelante para la franquicia.

Game Freaks se ha tomado el desarrollo con calma, pero el resultado ha merecido la pena. El juego finalmente ha dado el salto a los gráficos poligonales y le sientan de maravilla. Pero, más allá del apartado visual, es una fantástica aventura RPG sólida, con una mezcla de viejos y nuevos Pokémon y novedades tales como los combates aéreos, las megaevoluciones y los minijuegos para mejorar la relación entre entrenador y Pokémon.

Pokemon-X-Y-3

Los usuarios respondieron eufóricos, como era de esperar, y Nintendo logró vender más de 4 millones de unidades en sólo 48 horas. Desde entonces y hasta el día de hoy, el ritmo de ventas se ha mantenido muy elevado —ya se han vendido 6,8 millones de unidades—, y seguro experimentará un repunte de cara a Navidad.

En este orden de cosas, está claro qué le resulta rentable a Nintendo y qué no: Nintendo 3DS y Pokémon hacen mucho dinerito y dan buena imagen mientras que Wii U sigue siendo un quebradero de cabeza con difícil solución. Es decir, que no me extrañaría recibir una avalancha de nuevos juegos de Pokémon de aquí a 2015 para seguir manteniendo el tipo.

Y es en este punto donde yo comienzo a preguntarme algo sobre lo que ya cavilaba en los tiempos de Nintendo 64, ¿por qué no un Pokémon RPG ambicioso para una consola de sobremesa? (Colosseum y XD fueron tímidos intentos con una repercusión muy alejada de las de las aventuras portátiles). Las ventas de Wii U aumentarían seguro, porque Pokémon, a diferencia de Wii Fit U o similares, sí que es una franquicia vende-consolas.

Imaginando bailes de franquicias

Ayer, uno de los fundadores de Rocksteady Studios desmentía que su equipo estuviese trabajando en un videojuego de las Tortugas Ninja. Así desaparecía de un plumazo una idea fantástica, un juego de acción y aventuras con la calidad de los últimos títulos de Batman y protagonizado por los carismáticos héroes (a los que no les sentaría mal una manita de buen hacer).

A raíz de la idea de este hipotético videojuego se me ocurrió imaginar cómo quedarían determinadas franquicias en manos de compañías que nunca les han metido mano. Aquí van algunas de las combinaciones más interesantes que se me han ocurrido:

Un Star Wars de Rockstar

Los juegos de la Guerra de las Galaxias necesitan una renovación, una vuelta de tuerca para volver a motivar a las legiones de fans a los que George Lucas deja cada día más fríos. Y no me digáis que un sandbox de Star Wars a lo GTA no sería emocionante. Babeo pensando en las posibilidades. Podríamos encarnar a un Jedi en los tiempos de las Guerras Clon o a un cazarrecompensas durante los años de dominio del Imperio, con las fuerzas rebeldes realizando sus primeras incursiones. Existirían multitud de variables tanto a la hora de hacer el Bien como a la hora de hacer el Mal.

Imaginad ahora el concepto de mundo abierto aplicado al universo de Star Wars. Nuestro campo de acción no sería una ciudad, serían varios planetas: Tatooine, Hoth, Coruscant, Dagobah, Geonosis, Endor… Resultaría sencillísimo darle un sentido argumental al sistema de misiones, los objetivos secundarios se contarían por centenares, habría gran variedad de armas y los vehículos… ¿qué decir de los vehículos? Speeders, X-Wing, AT-ST, TIE Fighters, vainas de carreras o incluso AT-AT Walkers y destructores imperiales, ¿por qué no? Sólo de pensarlo, siento que la Fuerza vuelve a fluir en mí.

Capcom con Dragon Ball

Para mi gusto, Dragon Ball es una de las franquicias más mal explotadas de los últimos años. Está totalmente reventada a base de fotocopiarse a sí misma una y otra vez. Namco Bandai ha encerrado a Goku y compañía en la Sala del Tiempo y el Espacio obligándoles a repetir una y otra vez la misma fórmula. Así llevan más de una década y por eso ya he pedido varias veces un descanso merecido para los Saiyans, un descanso que parece que no llega.

Puesto que parece necesario que sigan saliendo juegos de Dragon Ball, creo que la compañía que más frescura podría darle a la franquicia es Capcom. Los señores que han revitalizado en pleno siglo XXI el noventero género de la lucha uno contra uno en 2D bien podrían hacer maravillas con estos personajes. No tendría por qué ser un juego al estilo de sus clásicos “versus”, a mí se me ocurre que una muy buena combinación sería una mezcla de Marvel vs. Capcom 3 con los DBZ: Super Butouden de Super Nintendo (valoraría incluso retomar el recurso de la pantalla partida). Un estilo gráfico diferente, una mecánica de juego diferente, una banda sonora diferente… En definitiva, un cambio de aires. Eso es lo que le vendría bien a estos personajes.

Canción de Hielo y Fuego para Bethesda

El aclamado estudio de desarrollo que ha dado a luz perlas como Fallout 3 y Skyrim se postula como el candidato idóneo para hacer un juegazo basado en la extraordinaria saga literaria de George R.R. Martin (tomando como referencia los libros mejor que la serie, aunque esta esté bien). La aventura de Juego de Tronos que preparan los franceses Cyanide recuerda un poco al citado Skyrim, pero parece obvio (“alas negras, noticias negras”) que el título no dará la talla. ¿Por qué no darle la licencia a alguien que la vaya a explotar mejor?

Bethesda podría hacer un Canción de Hielo y Fuego o bien una saga: Juego de tronos, Choque de reyes, Tormenta de espadas y así sucesivamente (escribe, Martin, escribe, que no llegamos al séptimo). La ambientación encaja perfectamente con el estilo habitual de los juegos de la compañía: oscuro, violento, adulto… Temas como la homosexualidad, las relaciones sexuales, el incesto, la prostitución o las ejecuciones no pervertirían el espíritu de la obra sino todo lo contrario. Hay material más que de sobra para crear tramas y subtramas geniales y también para ofrecer buenas dosis de acción. También funcionarían perfectamente un sistema de clases y otro de equipamiento.

Pokémon en manos de Square Enix

Cuenta la leyenda que hace mucho, mucho tiempo, dos compañías de videojuegos llamadas Squaresoft y Nintendo eran muy amigas. Tan bien se llevaban que Square decidió hacerle un regalo a Nintendo, así que cogió a un famoso personaje y lo introdujo en una fantástica aventura rebosante de magia y calidad llamada Super Mario RPG. Por desgracia, las dos amigas riñeron, perdieron la relación y el juego ni siquiera llegó a Europa. Pero ahora eso ha cambiado, ¿por qué no volver a hacer algo parecido? En los últimos años, Nintendo y la ahora llamada Square Enix han realizado algunas colaboraciones, pero sería genial que aspirasen a algo más grande. ¿Por qué no un Pokémon de Square?

Siempre me ha parecido que la idea de Pokémon era buena pero que no estaba bien aprovechada. Las aventuras principales han estado relegadas casi siempre a las portátiles y el desarrollo y el argumento de todos los títulos de la franquicia se me antojan bastante flojos.  En Square Enix, aunque no estén en su mejor momento, sigue habiendo maestros de la creación de videojuegos de rol y podrían hacer un buen trabajo: explotar la idea del coleccionismo, dotar de mayor espectacularidad al universo Pokémon, proporcionarle una historia interesante y emotiva con personajes carismáticos, convertirlo en un buen RPG… Ahí les dejo la idea, para que se lo piensen de cara a Wii U.

Treyarch y Terminator

Me encanta Terminator. No sabría decir cuántas veces he visto las dos primeras películas de la saga, pero han sido muchas. Por desgracia, nunca ha habido un título realmente rompedor con el Chuache como T-800 dándolo todo. Me gustaron varios Terminator de las 16 bits (incluso el crossover con Robocop), pero no se puede decir que ninguno pasara a la historia. Para colmo, la última adaptación de la franquicia, el videojuego basado en la película Terminator Salvation, fue bastante mediocre.

Terminator es una marca potente y en manos de gente con talento podría ser la bomba. Cojamos a Treyarch, saquémoslos de la acción bélica de Call of Duty y metámoslos de lleno en una guerra futurista con letales máquinas destruyéndolo todo. Podría haber momentos en los que controlásemos a humanos (John Connor o quien procediese en cada momento) y otros en los que encarnásemos a un Terminator (preferiblemente Arnold Schwarzenegger). También estaría bien una división argumental, con una parte previa a la rebelión de las máquinas y otra posterior de tono postapocalíptico. El sentido de espectáculo cinematográfico que tiene Treyarch le iría como anillo al dedo a una franquicia que procede precisamente de la gran pantalla.

Las pelis de Pixar para Nintendo

Estamos acostumbrados a que Pixar nos regales películas (y digo películas, sin usar la coletilla “de animación”) maravillosas, auténticos clásicos instantáneos del cine (no voy a criticar a Cars, no voy a criticar a Cars, no voy a criticar a Cars…). Sin embargo, ante tales obras maestras, ¿por qué no encontramos videojuegos que den la talla? Los títulos basados en los largometrajes de Pixar suelen pasar sin pena ni gloria por nuestras vidas (si es que pasan). Es algo que le viene pasando a Disney en general desde hace años. ¿Dónde quedaron los tiempos de Aladdín y El Rey León?

Supongo que, como en muchos de los casos ya comentados, las compañías confían en que una marca venda sola y no se molestan en desarrollar productos de calidad destacable. En mi opinión, Nintendo sería la compañía que mejor trabajo podría hacer con estas suculentas franquicias. El perfeccionismo de la compañía nipona complementaría el perfeccionismo de Pixar. Imagino aventuras y juegos de plataformas maravillosos, muy bonitos, de control impecable, casi perfectos. Toy Story, Bichos, Monstruos S.A, Buscando a Nemo, Los Increíbles, Ratatouille, Wall-E, Up… ¡Qué de potencial desaprovechado!

¿Qué otros bailes de franquicias crees que podrían dar como fruto juegos increíbles?

Pokémon en blanco y negro

Vuelven las criaturas más rentables del universo Nintendo (si es que alguna vez se marcharon). Pikachu se encargó de “mantener abierto el chiringuito” en las horas bajas de la empresa, y ahora que Wii y DS han triunfado por todo lo alto, Nintendo no olvida las viejas deudas con el ratoncillo eléctrico.

Para empezar, acaban de ver la luz Pokémon SoulSilver y Pokémon HeartGold, las reediciones para Nintedno DS de los viejos Oro y Plata de Game Boy Color para conmemorar su décimo aniversario. No se puede decir que el título ofrezca muchas novedades respecto a los originales. De hecho, la gran innovación es el PokéWalker, un podómetro que viene incluido con el juego y que permite desbloquear extras y hacer subir a los Pokémon de nivel a base de andar.

Por otro lado, se ha anunciado el lanzamiento de Pokémon Black and White, que verá la luz también para Nintendo DS. Será el próximo otoño cuando vea la luz en las tiendas niponas y, al parecer, ofrecerá un renovado aspecto gráfico. En concreto, por primera vez se mezclarán las 3D con sprites en 2D.

Nintendo también ha asegurado que, en los sucesores de Diamante y Perla, “todos los aspectos del juego van a renacer de manera innovadora”. Eso suena bien, sobre todo si tenemos en cuenta que Pokémon es una saga que ha evolucionado más bien poco a lo largo de los años (de los muchos años).

El podómetro de SoulSilver y HeartGold me parece un detalle que sólo servirá de aliciente para nostálgicos y para muy fans. Por otro lado, viendo las imágenes de Black and White tampoco detecto grandes cambios respecto a los Pokémon de toda la vida, ni siquiera visuales. Confío en que el “renacimiento” sea tal y no meros detallitos minúsculos inapreciables para los menos seguidores de la franquicia.

En cualquier caso, los pequeños disfrutarán de los nuevos Pokémon aunque sean en realidad casi clones de los antiguos (¿por qué no cambiar el estilo gráfico, la perspectiva, la jugabilidad… de la serie principal?). Y es que Nintendo ha hecho muy bien una cosa: renovar las generaciones de fans. De no haber conseguido esto, la franquicia habría naufragado hace muchos años.

Intuyo que tendremos que esperar hasta 2011 para comprobar si la serie sigue un estilo continuista o de veras da un vuelco a la saga. Además me pregunto si Pokémon Blanco y Negro ofrecerá algún extra para Nintendo 3DS.

Los juegos más convencionales de Nintendo DS

El gran reclamo inicial de la Nintendo DS fue su planteamiento de nuevas formas de juego que combinaban viejas ideas de un modo de lo más original: la doble pantalla (una de ellas táctiles), el puntero y el micrófono ofrecían multitud de posibilidades. Durante mucho tiempo, los juegos de la portátil fueron juzgados, sobre todo, en función de lo bien o mal que habían aprovechado las posibilidades jugables de la máquina. Sin embargo, con el timpo se han lanzado muchos títulos con un corte más tradicional y no por ello peores.

New Super Mario Bros.

Nintendo quería volver a los orígenes, quería revisitar la franquicia Super Mario Bros. para encontrar la esencia del personaje, el espíritu que hizo que sus primeras aventuras fueran revolucionarias. El control táctil no hacía falta, la doble pantalla tampoco (su uso es meramente anecdótico), ni el micrófono. Sólo hacían falta Mario, Bowser, la Princesa, los enemigos de siempre, champiñones, muchas plataformas y un control sencillo hasta decir basta. Funcionó, vendió una burrada de copias (actualmente es, con más de 21 millones de unidades, el décimo juego más vendido de la historia) y no hizo falta crear un desarrollo rompedor. A menudo lo más simple es lo que más nos gusta.

Castlevania

Dawn of Sorrow, Portrait of Ruin y Order of Ecclesia son tres capítulos sobresalientes de la conocida saga de Konami inspirada en el mito de Drácula. Aunque en algunos casos se hace uso de la pantalla táctil (para romper bloques o dibujar sellos mágicos, por ejemplo), estos momentos tienen una presencia más bien testimonial. Estos Castlevania recogen los mejores elementos clásicos de la franquicia (armas, captura de almas, mapeados extensos llenos de zonas ocultas…) y los llevan a Nintendo DS de una forma hábil, vistosa, muy acertada pero en absoluto innovadora.

Pokémon Platino

Estas criaturas ideadas por Nintendo ya han acompañado a varias generaciones de jóvenes jugadores… y siempre utilizando la misma fórmula. Los cambios experimentados por el mundo Pokémon desde aquellos lejanos Azul y Rojo hasta el actual Platino han sido mínimos. La mecánica, la perspectiva, la filosofía, las opciones… se han mantenido prácticamente inmutables. Tan sólo un par de ligeras novedades en cada nuevo juego han servido para mantener viva una franquicia que a la compañía nipona le ha reportado cuantiosos beneficios a lo largo de los años. Durante los momentos más flojos de la empresa, Pikachu y compañía se encargaron de mantenerla siempre en un estado más o menos saludable.

La muerte cerebral tiene nombre de logro

Ya lo dije una vez, el componente adictivo de videojuegos tan dispares como Pokémon o World of Warcraft tiene la misma esencia: el coleccionismo compulsivo, los objetivos inabarcables.

¿Cuánto chavales han conseguido todos los Pokémon? Alguno habrá, no lo dudo. ¿Cuántes personas han completado World of Warcraft al 100%? Dudo que eso sea algo concebible. Pero el caso es que miles lo intentan. Conseguirlos a todos, subir al máximo las profesiones, completar todas las instances, obtener un equipo épico inmejorable…

Yo tiendo a obsesionarme con todas esas cosas. En los RPG, por ejemplo, tengo que hablar con todos los personajes del juego, investigar todos los rincones, descubrir todos los objetos y hacer todas las misiones secundarias.

En los juegos que muestran porcentaje completado, no paro hasta que veo un 100% en las pantalla de partida guardada. Recuerdo que el primer Metroid Prime me enganchó hasta límites insospechados. Entre otras cosas, para completarlo había que escanear absolutamente todos los enemigos del juego.

Pues bien, después de que Meta Ridley me matase varias veces, cuando por fin conseguí destruirle, justo en ese intento se me olvidó escanearle. Vamos, que se me jodió el porcentaje sin remedio.

Conseguir los 96 mundos de Super Mario World, descubrir todas las esmeraldas en todos los Sonics (las 14 de la fusión de Sonic 3 y Sonic & Knuckles), matar a todas las armas de Final Fantasy VII, conseguir todas las invocaciones del Final Fantasy VIII, encontrar todas las piezas de corazón de los Zelda, desbloquear todos los extras de Super Smash Bros. Brawl

Con estos antecedentes, imagináos lo que significa para mí el concepto “logros” de la Xbox 360. ¡La perdición! Y ahora “trofeos” en la PlayStation 3 y, lo peor de lo peor, ¡logros en World of Warcraft!

Esta filosofía parece hecha para crear adictos. Por suerte este rollo de los logros me parece tan inalcanzable (sobre todo por la falta de tiempo para jugar) que me está desenganchando.

¿Alguna vez os habéis obsesionado por conseguir algo en un videojuego?, ¿logros, contenidos desbloqueables, niveles secretos, items coleccionables…?

¡Se venden Pikachus de verdad!

El mundillo de los videojuegos tiene a veces desviaciones tan frikis que casi me dan miedo. La última que he descubierto es entre encantadora y cruel, no sabría decidirme.

¿Recordáis la moda aquella de los pollitos de colores?, ¿esos pobres animalitos que la acababan palmando a los pocos días por efecto de la pintura? Pues eso es cosa del pasado, ahora le llega el turno a los Pikachus de verdad.

En la versión japonesa de Yahoo! Auctions se ha anunciado la subasta de 20 Pikachus reales como éste:

El anuncio dice lo siguiente:

Nosotros capturamos cada uno de ellos después de que nos lo encargues, así garantizamos su salud. Hay Pikachus atrapados directamente del bosque Pikachu, así que tienen mucha más calidad que los que puedes conseguir de un criador o en otras regiones.

Geniales para esos que no se llevan muy bien con la familia, para quienes quieren consuelo y viven solos, los que necesitan un hobby, para los que adoran las cosas bonitas y a la última, o quienes buscan un regalo para su novia o para un niño. ¡Edición limitada!, ¡limitada a sólo 20 Pikachus! Los primeros que lleguen serán los primeros en llevárselos. Incluiremos un vídeo de 60 minutos de regalo sobre cómo alimentar a un Pikachu si compras comida de Pokémon para tres meses.

¿El precio? 920 millones de dólares. Vamos, que todo es una broma. Es decir, no es que me crea que nadie tuviese Pikachus “de verdad”, pero sí pensé en un principio que vendían roedores tuneados (seguramente hay alguien que ya lo haga).

Esta pequeña curiosidad me ha servido para descubrir un blog que desconocía, Cosas de Krisish. Le echaré un ojo a partir de ahora.