20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘rockstar’

Y GTA V lo engulló todo

Terminaron mis largas vacaciones, muchos días de sol y calor en los que he tenido tiempo de acompañar a Joel y Ellie hasta el final de su viaje, de reflexionar sobre el universo de Columbia y anhelar el retorno a Rapture, de saldar mi deuda pendiente con Limbo y con Bastion, de recorrer al fin los bellos parajes de Pandaria y de disfrutar con amigos, tanto como siempre, con las parties que se monta el bueno de Super Mario.

gtav art

Este lunes volví al trabajo algo desorientado y perdido, sin tener muy claro qué ha pasado en el mundo, ni en el de los videojuegos ni en el otro. Da igual, en seguida me doy cuenta de que sólo una cosa importa, una realidad que se resume en tres letras, G, T y A. Me satisface ver que Grand Theft Auto V adorna la portada de 20minutos y acapara la contraportada. Rockstar ha regresado a lo grande, haciendo honor a su estilo, paralizando el sector, monopolizando la atención de la prensa y tentando a los bolsillos de los jugadores (y sus familiares y amigos), que lo comprarán sí o sí.

Se trata de una apuesta segura, de uno de esos escasos bienes en los que se confía con fe ciega. Es como un ordenador Mac, un cómic de Alan Moore, un libro de George R.R. Martin o una película de Christopher Nolan. Sabes que tendrá una calidad mínima asegurada y que será raro que no te acabe entusiasmando. Las expectativas estaban más que justificadas, y GTA V las ha cumplido con creces.

Se intuía ya desde los primeros vídeos que se mostraron del juego, pero el resultado final no deja de ser impresionante. Rockstar ha conseguido que su nuevo Grand Theft Auto se haya convertido en el gran colofón de una generación de consolas que ya termina, en la evidencia del gran poderío técnico que pueden alcanzar PlayStation3 y Xbox 360 y, al mismo tiempo, en un nuevo argumento para los que pensamos que las nuevas consolas llegan demasiado pronto.

GTA V condensa el espíritu de la franquicia y lo multiplica por un millón. Es divertido, variado, bonito y emocionante, como todos los anteriores, pero en proporciones gigantescas, tan colosales como su mapeado. Largo, rejugable y con una personalidad arrolladora que lo hace único, tanto si lo comparamos con entregas previas como si lo ponemos al lado (o por encima) de la inmensa mayoría de títulos que han visto la luz en los últimos cinco o seis años.

Esta semana es de Grand Theft Auto V, quizá el must have más obvio que hemos visto esta generación. Hay que jugarlo, hay que experimentarlo, hay que vivirlo.

GTA V, rumbo al éxito

Y mientras tanto, Rockstar, en su universo privado alejado del E3, de rumores sobre nuevas consolas y de las pasadas y rancias polémicas sobre el sexo y la violencia, sigue adelante con la promoción de Grand Theft Auto V, a cuentagotas, con la seguridad de que dispara las expectativas de miles de jugadores pero la certeza de que no decepcionará.

gta v trevor 1

Ayer se publicó un nuevo tráiler, tres en realidad, uno dedicado a cada uno de los protagonistas: el agresivo Michael, el joven Franklin y el taradísimo Trevor, tan chalado que da un poco de miedo. Con este vídeo, Rockstar demuestra que sigue perfeccionando la narrativa de sus juegos. Técnicamente también parece rayar a gran nivel y hace soñar con maravillas en los Grand Theft Auto de la próxima y cercana generación de consolas.

Lo único que nos queda por descubrir es precisamente lo más importante, qué nos ofrecerá este GTA V a nivel jugable. Si este punto evoluciona en la misma dirección y con la misma celeridad que el resto, sólo cabe esperar una libertad de acción nunca vista hasta el momento. Lo veremos el 17 de septiembre, aunque seguramente Rockstar nos seguirá regalando pildoritas hasta entonces.

Rockstar y GTA siempre cumplen

Hace ya una semana que Rockstar sacó a la luz el segundo tráiler de Grand Theft Auto V y parece claro que la franquicia estrella de la compañía va a volver a dar la campanada. Rockstar Games no es infalible: decepcionó con L.A. Noire, tiene juegos “menores” como Bully y Manhunt 2, y los fans más exigentes siempre encuentran algún punto criticable en todos sus títulos.

Sin embargo, ya les gustaría a otras compañías que estos fuesen sus más graves  problemas. No nos engañemos, nos guste o no el estilo de Rockstar, es innegable que la media de calidad de sus juegos es de notable alto. The Warriors es una una gran adaptación de la película homónima, Red Dead Redemption puede considerarse uno de los mejores videojuegos ambientados en el Oeste de la historia y Max Payne 3 supone el gran salto “cinematográfico” de la mítica franquicia.

Pero si hay un título que no falla, ese es Grand Theft Auto. Desde las dos primeras entregas —de perspectiva aérea y gráficos simplones,y poco conocidas para los jugadores más jóvenes— hasta GTA IV y sus dos DLCs, Rockstar siempre ha sabido realizar cambios e introducir novedades que sirvan de aliciente para mantener vivo el interés por la saga.

El segundo tráiler de GTA V viene a demostrar lo mucho que puede dar de sí una generación. Las mismas máquinas que vieron nacer GTA IV serán las que alberguen la quinta entrega numérica, aparentemente mucho más grande y compleja y evidentemente muy superior a nivel técnico. Por si alguien tiene dudas, una recreación del tráiler de GTA V hecho con GTA IV deja bien clarita la evolución.

Grand Theft Auto V, que verá la luz en primavera de 2013, se desarrollará en Los Santos, la mítica urbe inspirada en Los Ángeles que se convirtió en el alma de GTA: San Andreas. Una de las pocas novedades que ya se conocen es que el protagonismo estará repartido por primera vez entre tres personajes, Frankie (un joven traficante de droga que quiere pasar a negocios mayores) y Michael y Trevor (dos delincuentes veteranos que quieren formar una nueva banda de atracadores de bancos).

Casas que vuelan por los aires, tiroteos, persecuciones por autopista, motos, accidentes de tren, helicópteros, explosiones… Espectáculo, eso es lo que puede verse en este segundo tráiler que pone la miel en los labios pero deja la amargura de no haber visto aún ni una imagen de la jugabilidad de GTA V. Habrá que seguir esperando.

Imaginando bailes de franquicias

Ayer, uno de los fundadores de Rocksteady Studios desmentía que su equipo estuviese trabajando en un videojuego de las Tortugas Ninja. Así desaparecía de un plumazo una idea fantástica, un juego de acción y aventuras con la calidad de los últimos títulos de Batman y protagonizado por los carismáticos héroes (a los que no les sentaría mal una manita de buen hacer).

A raíz de la idea de este hipotético videojuego se me ocurrió imaginar cómo quedarían determinadas franquicias en manos de compañías que nunca les han metido mano. Aquí van algunas de las combinaciones más interesantes que se me han ocurrido:

Un Star Wars de Rockstar

Los juegos de la Guerra de las Galaxias necesitan una renovación, una vuelta de tuerca para volver a motivar a las legiones de fans a los que George Lucas deja cada día más fríos. Y no me digáis que un sandbox de Star Wars a lo GTA no sería emocionante. Babeo pensando en las posibilidades. Podríamos encarnar a un Jedi en los tiempos de las Guerras Clon o a un cazarrecompensas durante los años de dominio del Imperio, con las fuerzas rebeldes realizando sus primeras incursiones. Existirían multitud de variables tanto a la hora de hacer el Bien como a la hora de hacer el Mal.

Imaginad ahora el concepto de mundo abierto aplicado al universo de Star Wars. Nuestro campo de acción no sería una ciudad, serían varios planetas: Tatooine, Hoth, Coruscant, Dagobah, Geonosis, Endor… Resultaría sencillísimo darle un sentido argumental al sistema de misiones, los objetivos secundarios se contarían por centenares, habría gran variedad de armas y los vehículos… ¿qué decir de los vehículos? Speeders, X-Wing, AT-ST, TIE Fighters, vainas de carreras o incluso AT-AT Walkers y destructores imperiales, ¿por qué no? Sólo de pensarlo, siento que la Fuerza vuelve a fluir en mí.

Capcom con Dragon Ball

Para mi gusto, Dragon Ball es una de las franquicias más mal explotadas de los últimos años. Está totalmente reventada a base de fotocopiarse a sí misma una y otra vez. Namco Bandai ha encerrado a Goku y compañía en la Sala del Tiempo y el Espacio obligándoles a repetir una y otra vez la misma fórmula. Así llevan más de una década y por eso ya he pedido varias veces un descanso merecido para los Saiyans, un descanso que parece que no llega.

Puesto que parece necesario que sigan saliendo juegos de Dragon Ball, creo que la compañía que más frescura podría darle a la franquicia es Capcom. Los señores que han revitalizado en pleno siglo XXI el noventero género de la lucha uno contra uno en 2D bien podrían hacer maravillas con estos personajes. No tendría por qué ser un juego al estilo de sus clásicos “versus”, a mí se me ocurre que una muy buena combinación sería una mezcla de Marvel vs. Capcom 3 con los DBZ: Super Butouden de Super Nintendo (valoraría incluso retomar el recurso de la pantalla partida). Un estilo gráfico diferente, una mecánica de juego diferente, una banda sonora diferente… En definitiva, un cambio de aires. Eso es lo que le vendría bien a estos personajes.

Canción de Hielo y Fuego para Bethesda

El aclamado estudio de desarrollo que ha dado a luz perlas como Fallout 3 y Skyrim se postula como el candidato idóneo para hacer un juegazo basado en la extraordinaria saga literaria de George R.R. Martin (tomando como referencia los libros mejor que la serie, aunque esta esté bien). La aventura de Juego de Tronos que preparan los franceses Cyanide recuerda un poco al citado Skyrim, pero parece obvio (“alas negras, noticias negras”) que el título no dará la talla. ¿Por qué no darle la licencia a alguien que la vaya a explotar mejor?

Bethesda podría hacer un Canción de Hielo y Fuego o bien una saga: Juego de tronos, Choque de reyes, Tormenta de espadas y así sucesivamente (escribe, Martin, escribe, que no llegamos al séptimo). La ambientación encaja perfectamente con el estilo habitual de los juegos de la compañía: oscuro, violento, adulto… Temas como la homosexualidad, las relaciones sexuales, el incesto, la prostitución o las ejecuciones no pervertirían el espíritu de la obra sino todo lo contrario. Hay material más que de sobra para crear tramas y subtramas geniales y también para ofrecer buenas dosis de acción. También funcionarían perfectamente un sistema de clases y otro de equipamiento.

Pokémon en manos de Square Enix

Cuenta la leyenda que hace mucho, mucho tiempo, dos compañías de videojuegos llamadas Squaresoft y Nintendo eran muy amigas. Tan bien se llevaban que Square decidió hacerle un regalo a Nintendo, así que cogió a un famoso personaje y lo introdujo en una fantástica aventura rebosante de magia y calidad llamada Super Mario RPG. Por desgracia, las dos amigas riñeron, perdieron la relación y el juego ni siquiera llegó a Europa. Pero ahora eso ha cambiado, ¿por qué no volver a hacer algo parecido? En los últimos años, Nintendo y la ahora llamada Square Enix han realizado algunas colaboraciones, pero sería genial que aspirasen a algo más grande. ¿Por qué no un Pokémon de Square?

Siempre me ha parecido que la idea de Pokémon era buena pero que no estaba bien aprovechada. Las aventuras principales han estado relegadas casi siempre a las portátiles y el desarrollo y el argumento de todos los títulos de la franquicia se me antojan bastante flojos.  En Square Enix, aunque no estén en su mejor momento, sigue habiendo maestros de la creación de videojuegos de rol y podrían hacer un buen trabajo: explotar la idea del coleccionismo, dotar de mayor espectacularidad al universo Pokémon, proporcionarle una historia interesante y emotiva con personajes carismáticos, convertirlo en un buen RPG… Ahí les dejo la idea, para que se lo piensen de cara a Wii U.

Treyarch y Terminator

Me encanta Terminator. No sabría decir cuántas veces he visto las dos primeras películas de la saga, pero han sido muchas. Por desgracia, nunca ha habido un título realmente rompedor con el Chuache como T-800 dándolo todo. Me gustaron varios Terminator de las 16 bits (incluso el crossover con Robocop), pero no se puede decir que ninguno pasara a la historia. Para colmo, la última adaptación de la franquicia, el videojuego basado en la película Terminator Salvation, fue bastante mediocre.

Terminator es una marca potente y en manos de gente con talento podría ser la bomba. Cojamos a Treyarch, saquémoslos de la acción bélica de Call of Duty y metámoslos de lleno en una guerra futurista con letales máquinas destruyéndolo todo. Podría haber momentos en los que controlásemos a humanos (John Connor o quien procediese en cada momento) y otros en los que encarnásemos a un Terminator (preferiblemente Arnold Schwarzenegger). También estaría bien una división argumental, con una parte previa a la rebelión de las máquinas y otra posterior de tono postapocalíptico. El sentido de espectáculo cinematográfico que tiene Treyarch le iría como anillo al dedo a una franquicia que procede precisamente de la gran pantalla.

Las pelis de Pixar para Nintendo

Estamos acostumbrados a que Pixar nos regales películas (y digo películas, sin usar la coletilla “de animación”) maravillosas, auténticos clásicos instantáneos del cine (no voy a criticar a Cars, no voy a criticar a Cars, no voy a criticar a Cars…). Sin embargo, ante tales obras maestras, ¿por qué no encontramos videojuegos que den la talla? Los títulos basados en los largometrajes de Pixar suelen pasar sin pena ni gloria por nuestras vidas (si es que pasan). Es algo que le viene pasando a Disney en general desde hace años. ¿Dónde quedaron los tiempos de Aladdín y El Rey León?

Supongo que, como en muchos de los casos ya comentados, las compañías confían en que una marca venda sola y no se molestan en desarrollar productos de calidad destacable. En mi opinión, Nintendo sería la compañía que mejor trabajo podría hacer con estas suculentas franquicias. El perfeccionismo de la compañía nipona complementaría el perfeccionismo de Pixar. Imagino aventuras y juegos de plataformas maravillosos, muy bonitos, de control impecable, casi perfectos. Toy Story, Bichos, Monstruos S.A, Buscando a Nemo, Los Increíbles, Ratatouille, Wall-E, Up… ¡Qué de potencial desaprovechado!

¿Qué otros bailes de franquicias crees que podrían dar como fruto juegos increíbles?

Max Payne, héroe de acción… otra vez

Ya había visto muchos vídeos e imágenes de Max Payne 3 y mis expectativas eran bastante elevadas, pero hasta la semana pasada no había tenido la oportunidad de verlo (que no jugarlo) in situ. No me decepcionó, mi impresión fue la que esperaba: acción cinematográfica interactiva de gran nivel.

La aspiración del juego está clara. Se aprecia el intento de mantener el espíritu del mítico Max Payne original y actualizarlo con gráficos y técnicas propias de videojuegos más recientes. De este modo, nos encontramos con un desarrollo que nos obliga a superar tiroteo tras tiroteo disparando mientras nos lanzamos de un lado a otro, usamos el efectista tiempo bala y, como novedad, beneficiándonos de un sistema de cobertura.

A la ecuación hay que añadir el detallismo enfermizo de Rockstar. Si bien se nota la herencia de Remedy Entertainment, los chicos de Bully no pueden ocultar las buenas costumbres de la casa: escenarios cuidados hasta el más mínimo detalle, transiciones perfectas entre escenas pregrabadas y juego real, un trabajo de físicas impresionante… Las colisiones de Max con los objetos, los impactos de bala, las caídas de los enemigos o la destrucción de los escenarios (casi todo es susceptible de acabar hecho trizas) ofrecen un realismo espectacular.

Un par de ejemplos denotan claramente esta obsesión. En primer lugar, las balas poseen físicas diferenciadas. De este modo, en función de su peso, de dónde impacten y de lo cerca o lejos que estemos de los enemigos, los proyectiles producirán efectos diferentes, creando agujeros de salida o no. Las armas añaden otras variables. No es posible llevar un arsenal infinito, tan sólo una cantidad que sea físicamente posible y que además determinará la movilidad de Max.

Un último ejemplo que deja claro el nivel de detalle (y el que más me impresionó con diferencia) se aprecia en la forma en la que el héroe se mueve por el escenario: cuando Max salta por encima de un escritorio, se aprecia claramente si pasa sin rozarlo, si lo toca sólo con las piernas, si cae totalmente sobre él, eetcétera. Más alucinante aún es ver a Max rodando o arrastrándose por el suelo y observar cómo su cuerpo se adapta a cualquier obstáculo, desde objetos cotidianos hasta los cuerpos de los enemigos caídos.

A nivel argumental, la historia nos pondrá en el pellejo del atormentado expolicía tanto en su versión clásica, con pelo y traje disparando a diestro y siniestro por la nevada Nueva York, como con un nuevo look, calvo y con barba, luchando contra los criminales en las calles de Sao Paulo. La trama girará en torno al secuestro de la mujer de un magnate brasileño, pero eso sólo será la punta del iceberg de una violenta guerra de mafias con múltiples personajes implicados.

Estoy convencido de que esta tercera parte volverá a elevar la popularidad de la franquicia a los niveles de la primera entrega, algo que Max Payne 2, sin ser un mal juego, no consiguió.

GTA V, GTA V, GTA V, GTA V…

En Rockstar Games pueden estar contentos, tienen una franquicia que casi se vende sola. Hace un par de días se realizó el anuncio oficial de Grand Theft Auto V. No habían pasado ni dos segundos desde la publicación de la noticia y GTA V lo inundaba todo: GTA V en las páginas web especializadas, GTA V en Facebook, GTA V en Twitter… En esos momentos, todo aquel que tuviese una mínima relación con el sector no podía hablar de otra cosa que no fuese la buena nueva.

El furor llegó a tal punto que los rumores se dispararon en Internet, en ocasiones llegando al disparate y provocando una oleada de bromas sobre cómo podría ser el nuevo GTA. El único dato que se conoce oficialmente es que tendremos más información el próximo 2 de noviembre. Poca cosa para los vampiros de la información “videojueguil”. Hacía falta más.

El rumor más extendido -y al parecer también el más aceptado como probable- es el que dice que GTA V se desarrollará en Los Santos, la ciudad inspirada en Los Ángeles que sirvió de escenario para el fantástico San Andreas. También se ha recogido en múltiples webs internacionales que el título podría tener más de un protagonista sin necesidad de DLC.

Lo que ya me parece el colmo de la obsesión es el intento de deducir la cantidad de personajes y su tipología en base a la lista de actores y las pruebas realizadas por la empresa de casting que se encargó de la selección del reparto de Grand Theft Auto IV. Y ya puestos a avivar el fuego, ¿por qué no  hacerlo a lo loco? Los analistas (¿qué carrera hay que estudiar para ser uno de ellos?) se han lanzado a la piscina asegurando que GTA V venderá 25 millones de copias en todo el mundo. Si aciertan, podrán echarse flores. Si fallan, a nadie le importará.

Tras el anuncio, el siguiente e inteligente paso de Rockstar (porque, como es obvio, en realidad la franquicia no se vende sola) fue crear una cuenta atrás que indica el tiempo que queda para el estreno del primer tráiler de Grand Theft Auto V, la tarde del miércoles 2 de noviembre. Es una herramienta de hypeo puro y duro, pero es efectiva y la compañía ya la ha usado con éxito en otras ocasiones.

No me extraña todo este revuelo. Max Payne 3 tiene muy buena pinta, pero no verá la luz hasta marzo. L.A. Noire no cumplió con las elevadísimas expectativas que había puestas en él. Además, hace nada ha tenido lugar el décimo aniversario de Grand Theft Auto III y la única celebración ha sido un vídeo (bonito y nostálgico, pero un simple vídeo al fin y al cabo), los rumores sobre el desarrollo de un GTA V llevan meses circulando por la Red y… ¡ya han pasado tres años desde Grand Theft Auto IV!

Rockstar Games necesitaba anunciar GTA V. El 2 de noviembre veremos si nos quedamos con la boca abierta de asombro o con gesto fruncido de decepción.

L.A. Noire, el videojuego que se ha colado en un festival de cine

Da igual que hablemos de Grand Theft Auto, de Bully, de Red Dead Redemption o de Max Payne 3, el caso es que Rockstar Games siempre consigue que sus creaciones acaparen la atención mediática mundial. Su próxima maravilla (todo hace presagiar que lo será) se llama L.A. Noire y acaba de conseguir un hito en la historia de los videojuegos: colarse en un importante festival de cine.

El juego es una aventura de acción, conducción e investigación inspirado en el cine negro. Un amigo mío lo define diciendo que “es como Heavy Rain pero además juegas”. Pues bien, esta historia de asesinos y detectives llegará al Tribeca Film Festival (Nueva York) como parte de unas sesiones en las que se proyectarán varios minutos de L.A. Noire para después plantear un debate.

Algunos pensarán que la relación entre el nuevo título de Rockstar y el cine negro no es suficiente para introducir un videojuego en un evento puramente cinematográfico. Lo cierto es que hay un motivo de mayor peso para que L.A. Noire haga acto de presencia en el festival de Tribeca, la tecnología MotionScan, un sistema que casi parece brujería y que es capaz de llevar a los actores a la pantalla con una fidelidad asombrosa.

Con sólo ver un vídeo o dos os daréis cuenta de que no exagero. La compañía ha aprovechado estos avances técnicos para generar el nivel de detalle facial más impresionante jamás visto en un videojuego. Los gestos, los tics, el simple parpadeo… son tan realistas, tan humanamente imperfectos y tan fácilmente perceptibles que Rockstar ha sido capaz de aprovecharlos de manera jugable.

En concreto, durante los interrogatorios, en los que asumimos el papel del detective Cole Phelps, será fundamental interpretar bien la expresión no verbal de nuestros interlocutores para hacer las preguntas adecuadas y obtener la información que necesitamos. Obviamente, L.A. Noire contará con muchas más virtudes, pero sin duda ésta es la más llamativa y la que mejor justifica su presencia en Tribeca.

Esta noticia sirve para corroborar una vez más la convergencia entre artes y disciplinas como el cine, la música, la literatura, los cómics y los videojuegos, una tendencia que en los últimos años hay que relacionar con los también convergentes nuevos soportes y tecnologías: Internet, ordenadores, televisores, móviles, dispositivos portátiles, etcétera.

¿Hay alguien que piense que L.A. Noire no va a ser la leche?

Red Dead Redemption, regreso al salvaje Oeste virtual

Siempre me he preguntado por qué casi no se ha explotado en los videojuegos un género a priori tan atractivo como el western: escenarios espectaculares, excelentes bandas sonoras, situaciones tensas, grandes héroes y villanos, acción a raudales… Vamos, que tiene todos los ingredientes necesarios para originar historias memorables.

El caso es que me he topado con pocos juegos centrados en el salvaje Oeste. Recuerdo Desperados y Desperados 2, un par de títulos tipo Commandos. También jugué al Blood Bros, la secuela de Cabal en la que los soldados y la guerra dejaban paso a un indio, un vaquero y las áridas llanuras americanas. Wild Guns era otro juego del mismo tipo (pantallas estáticas y control simultáneo de personaje y punto de mira) pero con un ambientillo a lo Wild Wild West.

Era mítico el Wild Gunman, en el que teníamos que utilizar la pistola de la NES en desenfadados duelos contra criminales. Como es lógico, los juegos de Lucky Luke que vieron la luz para las 16 bits también se desarrollaban en el Oeste. Lo mismo puede decirse del juego basado en Fievel va al Oeste y del extrañísimo Regreso al Futuro III de la Mega Drive (una especie de aventura dividida en minirretos de diferente género).

Mención aparte y muy destacada merece Sunset Riders, en mi opinión el mejor juego de vaqueros de la historia, una joya arcade de Konami que destacaba en todos sus apartados: música excelente, protagonistas con carisma, animaciones muy curradas a la par que divertidas, variedad de situaciones, una estupenda conversión para Super Nintendo (algo más flojilla en Mega Drive)… y una intro que de niño me dejaba con la boca abierta, ¡¡¡eran dibujos animados!!!

Por ahí andan Lethal Enforcers II: Gunfighters (al que nunca he jugado) y los más recientes Call of Juarez y su secuela. En último lugar quiero destacar los notables Gun y, muy especialmente, Red Dead Revolver. ¿Por qué? Pues porque Rockstar va a lanzar la segunda parte de este último. Se llamará Red Dead Redemption y, aunque se anunció hace tiempo, es ahora cuando se ha mostrado el primer trailer:

No sé que os habrá parecido a vosotros, pero a mí el vídeo me ha dejado muy buen sabor de boca: graficazos y un rollo GTA con indios y vaqueros, todo eso en un entorno que me mola mucho más que la ambientación urbana típica. Como decía al comienzo del artículo, no son muchos los juegos de estética western, pero ahora Rockstar se va a encargar de aumentar un poquito el catálogo con lo que promete ser un peso pesado.

O mucho engaña el vídeo o este Red Dead Redemption va camino de convertirse en un must have. ¿A vosotros qué os parece?