Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Hoy, Utrecht: el móvil es el móvil

Para matar a bulto ya no hace falta motivo. La policía busca el móvil del crimen y solo encuentra el teléfono móvil lleno de selfis y tontadas.El móvil es el móvil, pues no hay nada más. El síndrome de la velocidad inquieta, a un tarado al que le falta una molécula y que puede comprar un arma como si fuera un patinete, ya le da todo para matar.

El motivo no existe, o es un gen torcido que pronto la ciencia detectará y le pondrá un número y al final encontrará un arreglo, un parche bio para restaurar al tarado asesino.

O sea, el móvil viene después y está sujeto a modas y memes: hoy se agarra al terrorismo, mañana al género, pasado a lo que se lleve o se vea en las teles y los móviles, que ya no se distinguen.

El sicópata de Utrecht ha visto en la tele la masacre del tarado de Sydney y ha dicho voy a superarlo. El móvil viene a posteriori. La física ya ha descartado el libre albedrío estilo antiguo. Aunque eso no exime al asesino de su pena eterna.

_____

Pd1

Esta locura de incoherencia y caos es la misma que se apodera del Brexit, en el que toda una nación, acaso la más eminente del globo, ha perdido el oremus por causas desconocidas, quizá algo antropológico, o un virus, algo que desvelará el big data con el tiempo. Cada día es más absurdo todo lo que ocurre con este asunto delirante.

Pd2

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, en una interesante conferencia que ha dado en el Foro Ibercaja-Heraldo en Zaragoza, ha dicho muchas cosas, algunas en respuesta a preguntas del público y del moderador, el director de Heraldo de Aragón, Mikel Iturbe, que repreguntaba sin parar. Una de ellas, mínima pero reveladora, es que el gobierno ha intentado hacer un mapa de las exenciones fiscales a emprendedores o startups en España, y había tantas y tan variopintas que la complejidad era impenetrable. Tantas, “que el empresario no sabe a dónde ir”. Eso explica algunas cosas del país y la exuberancia normativa.

 

 

 

 

2 comentarios

  1. Dice ser fddf

    caso asilado Nª 5745 moro mata europeos

    18 marzo 2019 | 10:28 pm

  2. Dice ser Alvaro

    Cuanta razón llevas, pero me gustaría decirte que, tanto en el blog anterior como en este, confundes Sydney con Christchurch. Australia y Nueva Zelanda. El Mar de Tasmania y 2137 km separan ambas ciudades, más o menos como de Utrecht (Países Bajos) de Tripoli (Libia). Seguro que une esas ciudades el horror y el dolor, pero creo que deberías ser un poco más exacto, desluce la confusión (reiterada).

    19 marzo 2019 | 10:09 am

Los comentarios están cerrados.